Está en la página 1de 3

Programa de atención farmacéutica integrada

Los programas de atención farmacéutica integrada permiten la mejora de la


calidad asistencial al paciente, no obstante es necesaria la utilización de registros
electrónicos que faciliten la comunicación entre niveles asistenciales, la creciente
complejidad en el tratamiento farmacológico de los pacientes han provocado un
cambio en el paradigma de la actividad del farmacéutico, aquellas actividades
englobadas dentro del concepto de atención farmacéutica, en sus siglas AF, le
han posicionado como un agente activo y corresponsable de los resultados en
salud, el farmacéutico constituye un elemento fundamental en el equipo de
asistencia sanitaria de los usuarios, especialmente en aquellos que se encuentran
afectados por enfermedades crónicas.

Los acontecimientos adversos causados por errores de automedicación, las dosis


suboptimas, las prescripciones inapropiadas o la baja adherencia a los distintos
tratamientos, pueden ser los causales de las elevadas tasas de morbilidad y
mortalidad por medicamentos y los altos costos para la adquisición en la sociedad.

Numerosos estudios en diferentes ámbitos han evaluado la efectividad de la


atención farmacéutica en los pacientes, pero los resultados son muy diversos,
debido fundamentalmente a los tipos de pacientes sobre el que han actuado, en
el número de pacientes evaluados, al tiempo de seguimiento de los pacientes y a
la propia naturaleza de la intervención.

Objetivo de la Atención Farmacéutica

El objetivo principal de los sistemas sanitarios de la actualidad consiste en


proporcionar una asistencia integral a los pacientes con la excelencia posible,
donde se brinde el mejor servicio en coordinación de todos aquellos profesionales
implicados, el farmacéutico comunitario es uno de ellos, donde debe estar en el
marco global de la asistencia sanitaria, especialmente la asistencia primaria de los
usuarios. Según el artículo 63 de la ley General de sanidad, ley 14/1986, del 25 de
abril, se manifiesta de manera clara y concisa la necesidad y la obligación de
todos los centros de salud desarrollar de manera integrada actividades
encaminadas en la prevención, curación y rehabilitación de la salud, tanto de
manera individual como colectiva.

Dentro de la ley 16/1997 de regulación de servicios de las farmacias, se establece


la competencia profesional de los farmacéuticos comunitarios, en el seguimiento
de los distintos tratamientos farmacológicos a los pacientes, garantizar la
efectividad de los tratamientos prescritos, así la atención farmacéutica es uno de
los procesos emergentes de la asistencia sanitaria.

Problemas relacionados con los medicamentos

El seguimiento por parte del farmacéutico con el objetivo de prevenir, detectar,


informar y resolver un problema de salud vinculado con la farmacoterapia, como
especialista del medicamento, este exige la participación activa y la intervención
directa del mismo, lo que suponemos aplicar nuestros criterios asistenciales de la
metodología en la atención farmacéutica, con sus aspectos fundamentales, para
obtener el máximo beneficio de un tratamiento, es esencial el cumplimiento por
parte del paciente en el debido suministro del fármaco formulado por el médico
tratante.

Aplicación e implementación de la atención farmacéutica

La aplicación y la implementación de la atención farmacéutica, depende del grado


de integración de la misma en la sistemática de la asistencia primaria, en un
proceso global en el que participan médicos, farmacéuticos, enfermería, asistentes
y demás personal sanitario, en el que el paciente es el principal objetivo
compartido de los resultados referentes a la salud y a la calidad de vida.

Así los objetivos básicos de la atención farmacéutica centran toda su atención en


la calidad de vida del paciente, de este modo se entiende la intervención de los
farmacéuticos comunitarios en la detección de los problemas relacionados con los
medicamentos, casos no tratados, duplicidad terapéutica, en el incumplimiento por
defecto o por exceso, intradosificaciones, la falta de compresión de los
tratamientos, las distintas reacciones adversas que se presentan bajo un
tratamiento.

Finalmente se logra comprobar gradualmente el ejercicio profesional farmacéutico


que define la atención farmacéutica, en el seguimiento de la farmacoterapia en
todos los pacientes, que va dirigido hacia la integración de la farmacia comunitaria,
centro de salud, en la participación activa del farmacéutico en el proceso clínico
como parte de un sistema de garantía de calidad asistencial, como de manera
global.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Armando, P., Semeria, N., Tenllado, M., & Sola, N. (2005). Seguimiento
farmacoterapéutico de pacientes en farmacias comunitarias. Atención
primaria, 36(3), 129-134. Recuperado
de:http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0212656705704467

Carranza, J. H. (2002). Objetivos de la atención farmacéutica. Atención


primaria, 30(3), 183-187. Recuperado
de:http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S021265670279001X

También podría gustarte