Está en la página 1de 16

Parasitología

Paso 3: Estudiar los temas de la unidad 2 y dar respuesta a las preguntas.

Presentado por:

Alejandro Petro Barragán

Grupo_14

Tutor:

Diana Paola Hernández

Zootecnia

Universidad Nacional Abierta y a Distancia

Escuela de Ciencias Agrícolas, Pecuarias y del Medio Ambiente

Abril de 2020
Introducción

Los endoparásitos o parásitos internos, son pequeños organismos (principalmente gusanos


y protozoos) que se alojan en el interior del cuerpo del animal, especialmente en el
intestino, el corazón y los pulmones, entre otros órganos. En algunos casos se transmiten al
ser humano al cual le ocasionan graves enfermedades.
A nivel mundial las infestaciones parasitarias revisten gran importancia por cuanto son
desencadenantes de enfermedades que ocasionan graves daños en la salud de los animales y
el mismo hombre y a escala productiva generan retraso en la producción sumado a esto el
alto costo de los tratamientos antihelmínticos.
Temáticas por desarrollar:
Unidad 2. Endoparásitos o parásitos internos
Helmintos Protozoarios Parásitos Genitales Hemoparásitos
Platelmintos Tripanosoma Tricomonas Babesia
Cestodos Trematodos Intestinales Rickettsia
Nematelmintos Coccidias Anaplasma
Nematodos Cryptosporidium
Acantocéfalos

Fase intermedia. Unidad 2, Endoparásitos o Parásitos internos. Paso 3, trabajo


colaborativo 2.
Actividades por desarrollar
Estudiar uno de los temas de la unidad
Contestar las siguientes preguntas; justifique su respuesta
1. ¿De los grupos parasitarios revisados cual considera usted con mayor potencial
biótico; explique por qué?
El potencial biótico es definido como la máxima capacidad de reproducción que una
población en condiciones óptimas esto significa que resulta de la manifestación del
aumento poblacional como consecuencia de los nacimientos que se producirían si
todos los organismos o todas las hembras, según sea el caso se reprodujeran, sin que
hubiera procesos como muertes o desplazamientos ni carencias ni presiones que
pudieran alterar la natalidad de la población, es decir cuando el medio provee agua,
alimentos, clima adecuado y ausencia de poblaciones con efectos negativos.
En este sentido considero que el grupo de los helmintos es el que posee un mayor
potencial biótico, debido a las características fisiológicas adaptativas, como el
hermafroditismo, el cual se da en Platelmintos, el emparejamiento permanente, en el
caso de los Nematodos y también su capacidad reproductiva por vía asexual; todas
estas estrategias les permiten aumentar su capacidad de producir descendencia.
Un ejemplo es la Ascaris lumbricoides necesita obligatoriamente de su hospedero
“hombre” quien posee un increíble potencial biótico, tiene de 200 a 500 huevos por
proglotis, y presenta 5000 proglótides 5000 X 500= 2.500.000 huevos. Es el caso de
mayor tasa de reproducción conocida en el Reino Animal.
2. ¿En los grupos parasitarios revisados, cual tiene mayor probabilidad de
realizar hipobiosis, mencione donde la hacen?
Hipobiosis: suspensión temporal y facultativa del desarrollo larvario para superar
fases con condiciones adversas, que pueden consistir en un estado inmune del
hospedador o en estímulos independientes de este, como las condiciones
ambientales externas. Las larvas inhibidas no se desplazan ni se alimentan; su
metabolismo celular esta reducido, pero no se detiene por completo.
En este caso considero que son los nematodos, el grupo parasitario que puede
realizar hipobiosis, esto sucede en el hospedador y sucede cuando estos parásitos se
encuentran en los estados larvarios L3 y L4, debido a condiciones ambientales,
nutrición y estado de salud del hospedero.
Los factores que desencadenan de la hipobiosis son:
a) Influencias climática estacional, va desde la primavera hasta diciembre.
b) Respuesta inmunológica del hospedador, que inhibe el desarrollo normal de la
fase parasitaria del ciclo biológico.
c) Presencia de un gran número de parásitos adultos, provocan hacinamiento y
estimulan la inhibición de las larvas.

3. ¿En los grupos parasitarios revisados mencionados y profundizados por usted


cual considera más patógeno y por qué?
Los grupos parasitarios que considero más patógeno, son los Nematodos en especial
la Ostertagia sp, la cual se aloja en la mucosa del abomaso y provoca grandes
pérdidas de peso y casos clínicos graves, en especial en animales jóvenes que
tengan baja respuesta inmunológica, además en estado de hipobiosis los
tratamientos antihelmínticos no tienen la respuesta deseada, obligando a utilizar
formulaciones y dosificación diferente.
Mi pregunta de investigación ¿Cuál es el impacto que producen los nematodos
gastrointestinales en la salud de los bovinos en Colombia?
HELMINTOS
PLATELMINTOS
Descripción morfológica del grupo
Los platelmintos o gusanos planos se caracterizan por ser acelomados, aplanados
dorsoventralmente, con simetría bilateral y mayormente hermafroditas. Tienen
representantes de vida libre (como las planarias) y parásitos, pertenecientes a 3 grupos:
Trematoda, Monogenoidea y Cestoda. Su tamaño varía entre unos micrones (muchos
tremátodos y monogéneos) hasta casi 30 m (algunas especies de céstodos). Los tremátodos
presentan, generalmente, un cuerpo foliáceo provisto de una ventosa anterior que rodea a la
boca y de una ventosa ventral (acetábulo). En los monogéneos el cuerpo es alargado con el
extremo posterior ensanchado por la presencia de un órgano de fijación (haptor), armado
con ganchos, pinzas o ventosas. Finalmente, el cuerpo típico de un céstodo está dividido en
3 regiones: 1) escólex, provisto de las estructuras de fijación (ventosas, botrios, botridios,
etc.); 2) cuello, que origina la cadena de segmentos que constituyen la última parte y 3)
estróbilo, formado por segmentos con distinto grado de maduración (Roberts y Janovy,
2005).
El cuerpo de los platelmintos está cubierto por tegumento sincitial, cuyas funciones básicas
son la absorción de nutrientes, agua y protección. A continuación, se encuentra el
parénquima, tejido de sostén para los órganos y almacenamiento de alimento o eliminación
de productos de deshecho. El sistema nervioso consiste en 1-2 ganglios unidos por una
comisura, situados en el extremo anterior y de un plexo nervioso por debajo del tegumento.
El aparato digestivo es, en la mayoría de los casos, incompleto por carecer de ano o bien,
puede estar ausente como en el caso de los céstodos. El sistema excretor es protonefridial y
principalmente con función osmoreguladora. De manera general los platelmintos son
hermafroditas. El aparato reproductor masculino está compuesto por uno a numerosos
testículos, un conducto deferente y un órgano copulador llamado cirro, contenido por una
bolsa. El aparato reproductor femenino consta de un ovario, cuyo oviducto desemboca en la
cámara de formación de los huevos u ootipo, al igual que la vagina (en monogéneos y
céstodos) y el viteloducto; del ootipo parte el canal de Laurer (en tremátodos) y el útero que
desemboca en el atrio genital antes mencionado. Una buena parte de las especies
hermafroditas pueden fertilizar sus propios ovocitos, sin embargo, la fecundación cruzada
es la práctica común.
Los estadios larvales de los platelmintos parásitos pueden encontrarse en cualquier parte del
cuerpo de sus hospederos intermediarios (vertebrados e invertebrados), mientras que los
adultos, frecuentemente parasitan el tubo digestivo y órganos anexos. Sin embargo, los
monogéneos son principalmente ectoparásitos de las branquias y superficie corporal de
peces; algunos pueden vivir en el uréter de peces o en la vejiga urinaria de tortugas y ranas;
una sola especie es conocida parasitando los ojos de los hipopótamos.
El ciclo de vida de las 3 clases es muy variable; puede ser directo (huevo-hospedero
definitivo), o bien indirecto, por participar 1 o varios hospederos intermediarios. Los
monogéneos tienen un ciclo directo, en el cual la larva ciliada u oncomiracidio emerge del
huevo, nada e infecta al hospedero definitivo. En los tremátodos, la larva ciliada o
miracidio nada y penetra o es ingerida por el primer hospedero intermediario (un molusco),
donde se transforma en esporocisto que por reproducción asexual, origina una serie de
estadios larvales: esporocistos, redias y cercarias; estas últimas, pueden penetrar
activamente en el hospedador definitivo o bien, nadar y enquistarse en el medio o en un
segundo hospedero intermediario, para convertirse en metacercaria, que es infectiva para el
hospedero definitivo. La larva de los céstodos puede estar contenida en el huevo
(oncósfera) o ser libre nadadora (coracidio) y requiere encontrar al hospedero intermediario
(vertebrado o invertebrado), donde se desarrollan los diversos tipos de metacéstodos
(cisticercoide, plerocercoide, etc.), que constituyen el estadio infectivo para el hospedero
definitivo vertebrado.
CLASE TURBELARIOS: En su mayoría son animales de vida libre, adaptados a la
reptación en fondos marinos o de agua dulce, o en lugares terrestres muy húmedos. Cuerpo
aplanado, blando y cubierto de una epidermis ciliada. La boca se encuentra generalmente
en la superficie ventral. Sin cavidad del cuerpo excepto la laguna intercelular en el
parénquima. La mayoría son hermafroditas. Algunos se reproducen asexualmente.
• Dugesia sp.: La cabeza tiene forma triangular, y las "orejas" laterales se denominan
aurículas. En ellas hay numerosas células sensoriales de función táctil y olfativa.
Presentan un par de ojos u ocelos que son copas pigmentadas fotosensibles. El tubo
digestivo es una cavidad gastrovascular cuyas ramificaciones ocupan la mayor parte
del cuerpo. No poseen ano y las partículas no digeridas son expulsadas por la boca,
que se abre en la mitad ventral del cuerpo del animal, caso único entre todos los
animales. La faringe está envuelta por una vaina faríngea, aunque su extremo libre
puede ser evaginado a través de la boca (ventral). La faringe se continúa por un
intestino dividido en tres ciegos: un ciego anterior y dos ciegos posteriores, uno a
cada lado de la faringe. Cada ciego presenta una serie de ramificaciones o
divertículos que aumentan su capacidad y superficie digestiva. Dado el gran tamaño
del tracto digestivo, la mayor parte de los órganos genitales no se pueden observar
claramente. De la misma manera, el sistema excretor (protonefridial) y el nervioso
no pueden diferenciarse en los ejemplares teñidos.

CLASE TREMATODOS: Los Trematodos (duelas) son metazoos triblásticos,


acelomados, protóstomos y con simetría bilateral. Son endoparásitos cuyos hospedadores
intermediarios son casi siempre invertebrados (sobre todo Moluscos) y cuyos huéspedes
definitivos son Vertebrados.
Caracteres generales
1) Cuerpo sin segmentar con forma de hoja.
2) Órganos de fijación en forma de ventosa (oral y ventral).
3) Tubo digestivo poco desarrollado, con una cavidad bucal rodeada por la ventosa
oral, una faringe, un corto esófago y dos ciegos intestinales, más o menos largos,
ramificados o no.
4) Sin aparato circulatorio ni respiratorio.
5) Sistema excretor protonefridial.
6) La mayoría hermafroditas, pero con fecundación cruzada; la autofecundación es
rara. Los miembros del género Schistosoma (esquistosomas) tienen sexos
separados.

• Clonorchis sinensis: (Cobbold, 1875) Looss, 1907


C. sinensis se encuentra exclusivamente en el continente asiático e islas próximas.
Los adultos viven en el conducto biliar de mamíferos domésticos y salvajes,
incluido el hombre (hospedadores definitivos). Los huevos del parásito salen con las
heces del hospedador; son operculados y están ya embrionados (contienen un
miracidio). El huevo tiene que ser ingerido por un caracol de agua dulce (1e
hospedador intermediario), donde se desarrollan los estados larvarios de esporocisto
y redia; del caracol salen cercarias que se enquistan como metacercarias en un pez
de agua dulce (2º hospedador intermediario). El hombre y otros mamíferos se
infectan al consumir peces crudos infectados.

• Dicrocoelium dendriticum (Rudolphi, 1819).


D. dendriticum es la “pequeña duela hepática”, mide 5-10 mm y vive en los
conductos biliares del ganado vacuno y ovino de todas las regiones del mundo. El
adulto puede vivir hasta 6 años. En algunos casos se ha encontrado en el hombre. El
ciclo vital es peculiar y en él intervienen un caracol terrestre (1er hospedador
intermediario) y una hormiga (2º segundo hospedador intermediario). Los huevos,
pequeños y operculados (40x25 µm) salen con las heces del hospedador ya
embrionados y deben ser ingeridos por el caracol para que eclosionen. Las cercarias
son expulsadas al cabo de 2-3 meses por el pneumostoma, englobadas en bolas de
moco. Estas bolas de moco con cercarias son ingeridas por hormigas, en cuyo
hemocele se enquistan como metacercarias. Normalmente una de las metacercarias
afecta a los ganglios cerebroideos, lo que modifica las pautas de comportamiento de
la hormiga parasitada que en lugar de regresar a su hormiguero una vez llegada la
noche, se fija fuertemente con sus mandíbulas al ápice de una hierba, lo que facilita
su ingestión por el hospedador definitivo a la mañana siguiente. Las metacercarias
quedan libres en el duodeno del hospedador definitivo y llegan por el conducto
colédoco a los conductos biliares donde se hacen adultos
• Fasciola hepática Linnaeus, 1758.
F. hepática es conocida vulgarmente como la duela del hígado de las ovejas. Se trata
de un trematodo cosmopolita, aunque es más frecuente en regiones frías y con cierta
altitud El adulto vive generalmente en los conductos biliares del ganado ovino y
bovino, que son sus hospedadores definitivos específicos habituales; el hombre
puede ser también hospedador. El ciclo se inicia con la salida de los huevos
operculados (que no están embrionados) con las heces del hospedador definitivo. En
el agua se produce la incubación, surgiendo un miracidio, que entra en un caracol
dulceacuícola del género Lymnaea (1er hospedador intermediario). En el caracol se
suceden los estadios de esporocisto y redia, en la que se desarrollan las cercarias,
que abandonan el caracol y se enquistan en la vegetación como metacercarias. El
hospedador definitivo se infecta al ingerir las metacercarias fijadas a las plantas; el
hombre se infecta al consumir berros crudos con metacercarias.

CESTODOS
CLASIFICACION TAXONOMICA
Orden Familia Genero Especie
Pseudophyllidea Diphyllobothriidae Diphyllobothrium D. latum
Cyclophyllidea Taeniidae Taenia T. solium
T. multiceps

Cyclophyllidea Taeniarhynchus T. saginatus


Cyclophyllidea Echinococcus E. granulosus
E. multilocularis

Cyclophyllidea Hymenolepididae Hymenolepis H. nana


H. diminuta
Cyclophyllidea Dipylididae Dipylidium D. caninum

Los Cestodos constituyen una de las tres grandes clases del tronco Platelmintos
(Turbelarios, Trematodos, Cestodos). Además de las características del tronco al que
pertenecen, poseen otras propias: son helmintos alargados y acintados, simétricos
bilateralmente, aplastados dorsoventralmente, carecen de sistema circulatorio, de aparato
respiratorio y de tracto digestivo. Todos los Cestodos son parásitos y en estado adulto viven
en el intestino de vertebrados, utilizando uno o más hospedadores intermediarios que son,
según los casos, vertebrados o invertebrados. El cuerpo de la mayoría de los cestodos está
formado por varios anillos, denominados proglótides, existiendo una región anterior, con
elementos de fijación, llamada escólex. La clase Cestodos contiene dos subclases: la
subclase Cestodarios está formada por cestodos simples, que parasitan a peces primitivos y
a tortugas; la subclase Eucestodos contiene las llamadas tenías verdaderas, teniendo gran
importancia económica y sanitaria las incluidas en los órdenes Pseudofilídeos y
Ciclofilídeos. Los Eucestodos son, salvo excepción, hermafroditas y tienen uno o más
juegos de aparatos reproductores en cada proglótide. Las formas adultas parasitan el tracto
o anejos de vertebrados y utilizan durante su ciclo vital uno o más hospedadores
intermediarios, en cada uno de los cuales las tenías experimentan una determinada fase del
desarrollo. El ciclo vital es en ocasiones muy complejo, presentando diferentes estados
larvarios (los estados larvarios son, también, llamados metacestodos), el primero de los
cuales recibe el nombre de oncosfera o larva hexacanta que posee seis ganchos y es
característica de este grupo.

CESTODOS PSEUDOFILÍDEOS: Los Cestodos Pseudofilídeos (orden Pseudophyllidea)


viven cuando son adultos en el intestino de diversos vertebrados, generalmente piscívoros.
Se caracterizan por tener un escólex con dos botrios (dorsal y ventral), glándulas
vitelógenas foliculares y poro uterino. Los huevos son operculados. En el ciclo vital existen
dos hospedadores Intermediarios; el 1er hospedador intermediario es un crustáceo
(generalmente copépodo) y el 2° hospedador intermediario un vertebrado (generalmente un
pez). El orden contiene unas 10 familias, de distribución mundial; sus representantes
parasitan generalmente a vertebrados silvestres y carecen de importancia socioeconómica o
sanitaria. De todas las familias, la más interesante es la familia Difilobótridos
(Diphyllobothriidae) que contiene cerca de un centenar de especies que parasitan a
cetáceos, mamíferos terrestres piscívoros y aves piscívoras; varias especies, pertenecientes
a los géneros Diphyllobothrium, Spirometra y Ligula tienen interés sanitario.

CESTODOS CICLOFILÍDEOS: En el orden Ciclofilídeos (orden Cyclophyllidea) se


encuentra la mayoría de los cestodos que parasitan a aves y mamíferos y los más
importantes desde el punto de vista sanitario y socioeconómico. Se caracterizan por poseer
un escólex que porta 4 ventosas y, a veces, ganchos, uno o dos juegos genitales (con
aberturas genitales a los lados) útero ciego y glándulas vitelógenas formando una única
masa situada detrás del ovario. Los huevos carecen de opérculo y salen al exterior ya
embrionados En el ciclo vital sólo existe un hospedador Intermediario que es, según los
casos, un vertebrado o un Invertebrado. El orden Ciclofilídeos contiene unas 14 familias
con varios centenares de especies, siendo las más importantes las familias Taeniidae (con
los géneros Taenia, Taeniarhynchus y Echinococcus), Hymenolepididae (con el género
Hymenolepis) y Dipylididae (con el género Dipylidium).
• Taenia solium: El gusano adulto puede llegar a medir 2-8 metros y es de color
blanco-marfil. Su escólex está provisto de cuatro ventosas y un rostelo con doble
corona de ganchos (forma de uña de gato). Las proglótides maduras son
cuadrangulares y presentan poros genitales unilaterales que se alternan de forma
regular, los testículos confluyen por detrás de la glándula vitelógena, presenta un
ovario con dos lóbulos más grandes y un tercer lóbulo accesorio al lado del poro
genital (ovario trilobulado), la bolsa del cirro alcanza el nivel del poro excretor y no
existe esfínter vaginal. Las proglótides grávidas son más largas que anchas,
presentan un útero grande con una rama central a lo largo del anillo con 7 a 13
ramificaciones laterales principales y están repletas de huevos, entre 30.000 y
50.000 huevos por anillo.
Los huevos son esféricos, pequeños (31-43 µm de diámetro), de color amarillo-
pardo marronáceo, con una cubierta radiada y estriada que suelen perder, y
contienen un embrión hexacanto en su interior. El estudio microscópico del huevo
no permite el diagnóstico de especie. Para que un huevo tenga capacidad infestante
es necesario que previamente haya pasado por el estómago, ya que los jugos
gástricos permitirán la liberación de la oncosfera. La forma larvaria es el Cisticercus
cellulosae, que presenta un escólex invaginado provisto de rostelo y ganchos.
• Taenia saginata saginata: El gusano adulto es más largo que T. solium y suele
medir entre 4 y 12 metros, pudiendo llegar a tener hasta 2.000 anillos. Su escólex es
inerme, piriforme y con cuatro ventosas, pero sin rostelo ni ganchos. Las
proglótides maduras poseen poros genitales unilaterales que se alternan de forma
muy irregular, mayor número de testículos que T. solium pero no confluentes por
detrás de la glándula vitelógena, bolsa del cirro más corta y ovario bilobulado.
Además, en la vagina existe un refuerzo muscular (esfínter vaginal). Las proglótides
grávidas son más largas que anchas (más grandes que T. solium) y poseen un útero
con rama central a lo largo del anillo con ramificaciones laterales principales en
número mayor a 13, lo que sirve para la diferenciación de especie con T. solium.
Pueden existir hasta 100.000 huevos por anillo. Los huevos son morfológicamente
indistinguibles de los de T. solium. Su forma larvaria es un cisticerco llamado
Cisticercus bovis, que presenta un escólex sin rostelo ni ganchos.

• Taenia saginata asiática: Presenta las mismas características morfológicas que T.


saginata saginata, pero su escólex tiene rostelo sin ganchos, aunque a veces puede
ser completamente inerme. Su forma larvaria es el Cisticercus viscerotropica, que
presenta ganchos muy pequeños

NEMATODOS
Clase Orden Superfamilia Familia
Secernentea Rhabditida Strongiloididae
(Phasmidia)

Estrongylida Strongyloidea Strongylidae


Chabertidae
Syngamidae
Stephanuridae
Ancylostomatoidea Ancylostomatidae
Trichostrongyloidea Trichostrongylidae
Dictyocaulidae
Metastrongyloidea Metastrongylidae
Protostrongylidae
Ascaridida Ascaridoidea Ascarididae
Anisakidae
Heterakoidea Ascaridiidae
Heterakidae

PROTOZOARIOS
Los protozoos son células eucariotas simples (organismos cuyas células tienen membrana
nuclear) con características del reino animal, ya que son móviles y heterótrofos. El nombre,
que proviene del griego proto: primero y zoo: animal, avala la hipótesis de que son los seres
vivos más antiguos, que fueron las primeras células que existieron. Debido a su tamaño
pequeño y a la producción de quistes que les permiten resistir a las condiciones
medioambientales adversas, muchas especies son cosmopolitas (Cairns y Ruthven, 1972),
mientras que otras son de distribución limitada.

CRYPTOSPORIDIUM
Cryptosporidium es un protozoario parásito perteneciente al Phylum Apicomplexa,
intracelular obligado, monoxeno, con fases de reproducción sexual y asexual que ha sido
ampliamente estudiado en la escala de vertebrados, incluida la especie humana. Se ha
establecido que sus ooquistes son los más pequeños de los coccidios y se describen dos
tipos: uno de pared gruesa que sale al exterior con las heces, resistente y transmisible por
vía oral y el otro de pared delgada que posee una unidad de membrana simple, responsable
de la infección endógena o autoinfección.
Epidemiología: Cryptosporidium spp. puede iniciar la infección en una amplia variedad de
especies de mamíferos. Terneros, corderos y cochinillos lactantes parecen ser los
hospedadores reservorios más comunes.
El periodo de prepatencia (tiempo entre la infección y la eliminación de ooquistes), varía de
2 a 14 días, en la mayoría de los animales domésticos, mientras que el periodo de patencia
(duración de la excreción de ooquistes), es variable dentro de las diferentes especies de
hospedadores, desde varios días a varios meses. En humanos inmunocompetentes,
estimando la fecha de infección accidental, se ha calculado un periodo de prepatencia entre
5 y 28 días, con una media de 7,2 días y un periodo de patencia que puede oscilar entre 8 y
31 días, aunque pudiera prolongarse de forma intermitente. En los pacientes con SIDA la
eliminación de ooquistes puede ser indefinida
La dosis infectiva 50 de Cryptosporidium spp. en humanos, es aproximadamente de 132
ooquistes, aunque un voluntario fue infectado con tan solo 30. Parece que tanto el hombre
como los animales tienen distintos grados de susceptibilidad a este parásito y el inóculo
probablemente puede variar de un individuo a otro.
La mayoría de los parásitos que viven en el lumen intestinal y son patógenos para el
humano, infectan el aparato gastrointestinal y ocasionan diarrea como, Entamoeba
histolytica, Balantidium coli, Dientamoeba fragilis, Giardia intestinalis, Cryptosporidirum
spp., Isospora belli, Ciclospora cayetanensis y microsporidias.

TRYPANOSOMA
La tripanosomiasis es una enfermedad parasitaria ocasionada por un protozoo flagelado que
infecta la sangre y algunos tejidos de la mayoría de animales vertebrados de sangre caliente
y fría. El ciclo de vida implica un hospedero intermediario, por lo general un insecto
(Hoare, 1972; Kudo, 1985). Las especies más patógenas de Trypanosoma han sido
ampliamente estudiadas según su ubicación geográfica (Guhl et al., 2007)
Trypanosoma Vivax: Este hemoparásito es un protozoo extracelular que no afecta al
hombre ni a otras especies domésticas como a cerdos, perros y gatos, pero sí a los
rumiantes (bovinos, búfalos, cabras, ovejas) De forma fina y alargada, mide de 21 a 25 µm
de largo y posee una membrana ondulante que acompaña casi toda su estructura,
terminando en un flagelo libre. Esto le otorga una motilidad característica entre las células
de la sangre, que posibilita reconocerlo en frotis frescos de sangre cuando alcanza
parasitemias elevadas.
T. vivax se multiplica por división binaria en el sitio de la picadura y luego desde allí viaja
por capilares linfáticos a los nódulos linfáticos y al torrente sanguíneo donde continúa su
ciclo de multiplicación, produciendo anemia y afectando órganos como el bazo, hígado,
pulmón, cerebro, corazón e intestino. Los daños que causa se deben a la utilización de
nutrientes del hospedador y a la producción se sustancias tóxicas liberadas por el parásito.

PARASITOS GENITALES
TRICOMONAS
La tricomonosis es una infección humana producida por unos protozoos flagelados
pertenecientes al género Trichomonas, que se localizan en la cavidad bucal (Trichomonas
tenax, Dobel 1939), en el intestino (Trichomonas hominis, Leuckart 1879) y en el aparato
urogenital (Trichomonas vaginalis, Donné 1837). De estas tres especies sólo la última es
patógena y produce una enfermedad concreta.
Una característica específica del género Trichomonas es que ni Trichomonas tenax, ni
Trichomonas hominis, ni Trichomonas vaginalis forman quistes. Son los trofozoítos los que
penetran en la cavidad bucal (en el caso de Trichomonas tenax y Trichomonas hominis) y
pasan al intestino. Tiene carácter exclusivamente venéreo Trichomonas vaginalis, cuya
patogenia se conoce con absoluta certeza en la especie humana.
Etiología: El agente etiológico es el protozoo Trichomonas vaginalis, transmitido casi
siempre por contacto sexual.
Trichomonas vaginalis es un parásito de distribución cosmopolita que se localiza
habitualmente en la vagina de la mujer y en las glándulas prostáticas del varón. En
centrifugados de orina se encuentran con mucha frecuencia, ya que es una parasitosis muy
extendida en las mujeres1.
Trichomonas vaginalis presenta como forma infectante los trofozoítos que muestran una
forma muy similar a los de Trichomonas tenax, si bien los primeros tienen un tamaño
superior que oscila de los 10 a los 30 µm de longitud. El trofozoíto de Trichomas vaginalis
se caracteriza por presentar en su parte superior un penacho formado por cuatro flagelos
que le confieren una gran movilidad. Estas dos características permiten observar los
trofozoítos en frotis normales con suero fisiológico.
Epidemiología: La tricomonosis es la infección de transmisión sexual que afecta a un
mayor porcentaje de adultos. La vaginitis producida por Trichomonas tiene su incidencia
máxima entre los 162,3 y los 35 años, por ser éste el período de máxima actividad sexual,
lo que apoya la teoría de que esta parasitosis se contagia fundamentalmente por vía
venérea.

HEMOPARASITOS
Los hemoparásitos son organismos que pueden ser transmitidos a los animales domésticos
por vectores mecánicos y biológicos. Su presencia en los animales domésticos produce
cuadros hemáticos que afectan la salud animal.
• Anaplasma Marginale: El género Anaplasma (Rickettsiales: Anaplasmataceae)
incluye especies importancia médica y veterinaria. Anaplasma marginale es la
especie más importante que causa anaplasmosis bovina en América del Sur. Esta
bacteria se transmite biológicamente por varias especies de garrapatas
(principalmente de los géneros Rhipicephalus, Dermacentor e Ixodes) y
mecánicamente por moscas o fómites contaminados con sangre.
El ganado bovino desarrolla infecciones persistentes con esta bacteria, por lo tanto,
pueden servir como reservorio de la infección. La gravedad de la enfermedad
aumenta con la edad del animal, ya que los terneros son mucho más resistentes al
desarrollo de anaplasmosis clínica. En los bovinos de más de dos años de edad, A.
marginale provoca una enfermedad leve o grave que se caracteriza por fiebre
persistente, letargo, ictericia, pérdida de peso, aborto, disminución del rendimiento
de la leche y muerte en más del 50 % de los animales no tratados.
Los bovinos jóvenes se consideran más resistentes a los efectos de una infección por
A. marginale. Con relación a las razas, todas las razas de bovinos son susceptibles,
pero Bos indicus sufre en forma más leve la infección que Bos Taurus

• Babesia caballi: Es un parásito protozoario del género Chromalveolata, familia


Babesiidae, causante de la piroplasmosis equina (EP), o babesiosis, en caballos,
aunque también se han registrado casos puntuales de infección en burros, mulas y
cebras. La enfermedad se considera endémica en África, América Central y del Sur,
Asia, Oriente Medio, el Caribe y el Mediterráneo. EE.UU. no se ha considerado una
región endémica. La infección puede ocurrir simultáneamente junto con Theileria
equi (anteriormente denominado Babesia equi), un microorganismo que también es
responsable de la piroplasmosis equina (EP).
El ciclo biológico de este microorganismo implica un hospedador intermediario
donde madura, generalmente garrapatas y otros insectos que pican, que transmitirían
la infección durante su alimentación. Sin embargo, la enfermedad puede
transmitirse a través de agujas compartidas, material quirúrgico y contaminación
sanguínea. Babesia caballi se desarrolla en el interior de los hematíes del
hospedador.
Por lo general, los signos clínicos se manifiestan entre 5 y 30 días después de que el
animal ha sido infectado con el parásito. Sin embargo, también puede permanecer
inactiva y no provocar ningún signo aparente. En los caballos, la transmisión de
Babesia caballi provoca una enfermedad que puede causar anemia hemolítica grave
y vasculitis que requiere la eutanasia de los animales. Los caballos afectados
muestran signos inespecíficos que pueden parecer similares a otras enfermedades
tales como fiebre, depresión, anorexia, palidez de las membranas mucosas, ictericia,
ataxia y edema de las extremidades o a lo largo del abdomen. Además, puede
observarse la orina de color marrón rojizo o descolorido. Las anomalías de
laboratorio generalmente incluyen anemia y trombocitopenia. Los animales
infectados por Babesia, son portadores de por vida.
Bibliografías

• García-Prieto, L., Mendoza-Garfias, B., & de León, G. P. P. (2014). Biodiversidad


de Platyhelminthes parásitos en México. Revista mexicana de biodiversidad, 85,
164-170. Disponible en: https://doi.org/10.7550/rmb.31756.

• Rodríguez Diego, J.G, Olivares, J.L, Arece, J, & Roque, E. (2009). EVOLUCIÓN
DE LOS PARÁSITOS: CONSIDERACIONES GENERALES. Revista de Salud
Animal, 31(1), 13-17. Recuperado en 01 de abril de 2020, de
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0253-
570X2009000100003&lng=es&tlng=es.

• de la Parte-Pérez, María Antonia, Bruzual, Elizabeth, Brito, Ana, & Hurtado, María
del Pilar. (2005). Cryptosporidium spp. y Criptosporidiosis. Revista de la Sociedad
Venezolana de Microbiología, 25(1), 06-14. Recuperado de:
http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1315-
25562005000100003&lng=es&tlng=es.

• Gastroenteritis parasitaria bovina: actualización técnica, DIRECCIÓN DE


PROGRAMACIÓN SANITARIA DIRECCIÓN NACIONAL DE SANIDAD
ANIMAL. Disponible en: http://www.senasa.gob.ar/sites/default/files/gastro.pdf

• Más, I. G., Araújo, B. M., Inchaurbe, A. A., Roldán, I. P., Moreno, A. G., &
Román, P. R. (2009). Manual de laboratorio de Parasitología. 9.
Cestodos. REDUCA (Biología), 2(5). Disponible en:
http://revistareduca.es/index.php/biologia/article/view/805/819

• Muñoz-Guarniz, Tito Ramiro, Ayora-Fernández, Patricia, Luzuriaga-Neira, Agusto,


Corona-González, Belkis, & Martínez-Marrero, Siomara. (2017). Prevalencia de
Anaplasma marginale en bovinos de la provincia Zamora Chinchipe, Ecuador.
Revista de Salud Animal, 39(1), 68-74. Recuperado de:
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0253-
570X2017000100009&lng=es&tlng=es.

• Mira, N. O., Serrano, M. D. R. G., Sáenz, J. L. P., & Cardona, C. G.


DIAGNÓSTICO DE LAS TENIASIS INTESTINALES. Disponible en:
https://seimc.org/contenidos/ccs/revisionestematicas/parasitologia/Cestintes.pdf
• Díaz-Sánchez, Adrian Alberto, Fonseca-Rodríguez, Osvaldo, Castillo-Domínguez,
Sergio Luis del, Alfonso-Dorta, Yanet, Lobo-Rivero, Evelyn, Corona-González,
Belkis, & Vega-Cañizares, Ernesto. (2018). Alteraciones hematológicas encontradas
en caballos (Equus caballus) infectados con Babesia caballi y Theileria
equiHematological alterations found in horses (Equus caballus) infected with
Babesia caballi and Theileria equi. Revista de Salud Animal, 40(1), 00. Recuperado
de: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0253-
570X2018000100005&lng=es&tlng=es.

• Tema 3, etapas de la vida parasitaria. Disponible en:


https://www.unioviedo.es/bos/Asignaturas/Parasit/TodoTema3.htm