Está en la página 1de 12

AÑO XII

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 134

ARÉVALO—JULIO DE 2020
http://lallanura.es

Dos propuestas culturales Como hemos apuntado en otras


ocasiones, la inscripción en el Regis-
tro de la Propiedad de Arévalo es muy
“Busca algo que te guste, y hagas lo partir del mes de agosto y los sábados, clara con respecto a esto. “Dentro de
que hagas, ámalo; como amabas la cumpliendo, por supuesto, con todas su perímetro existe el anejo del ayun-
cabina del Cinema Paradiso cuando las garantías de seguridad que sean tamiento de esta ciudad denomina-
eras niño”. precisas. do “El Lugarejo”, que da nombre a
Alfredo (Philippe Noiret). la finca y en el que se levantan las
La segunda propuesta está relacio- edificaciones urbanas descritas que
Cinema Paradiso.
nada con nuestro Patrimonio Monu- forman parte de la finca total que se
Considerando que el proceso de mental. reseña y que ocupa una superficie en
nueva normalidad conlleva ir realizan- total de dos mil doscientos sesenta y
do actividades en el ámbito cultural, En este caso, creemos que viene a
ocho metros cuadrados, noventa y
desde nuestra asociación, además de cuento ya que hemos conocido la sen-
siete decímetros cuadrados.”
otras que quedaron pendientes y poco tencia de la Audiencia Provincial de
a poco vamos a intentar ir realizando, Ávila respecto del litigio que se lleva Esto no deja lugar a dudas de que
proponemos dos que consideramos de a cabo para dirimir la propiedad de la la plaza, y por extensión el acceso que
importancia. ermita de Santa María de Gómez y hay a la misma, son propiedad de los
Román, “La Lugareja”. arevalenses y nos deben ser restitui-
En primer lugar planteamos, en co- dos. Al respecto, insistimos, la norma
laboración con la Concejalía de Cultu- Sin entrar en valoraciones, consi- legal es muy clara. El Reglamento de
ra del Excmo. Ayuntamiento de Aré- deramos llegado el momento de que el Bienes de las Entidades Locales, Real
valo y con varios vecinos de nuestra alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Decreto 1372/1986, de 13 de junio, en
localidad cuyos conocimientos sobre Arévalo tome la iniciativa de recuperar su artículo 56, dice taxativamente que,
el séptimo arte están más que contras- el camino de acceso y la plaza pública aquellas, tienen la “facultad de pro-
tados, la promoción de un cinefórum que, en este caso sí, son propiedad del mover y ejecutar el deslinde entre los
que permita a los aficionados al cine común de todos los arevalenses y que bienes de su pertenencia y los de los
disfrutar, todas la semanas, de una pe- hace algunos años, mediante la cons- particulares, cuyos límites aparecie-
lícula. La idea inicial propuesta es que trucción de una valla perimetral que ren imprecisos o sobre los que exis-
sea la Casa del Concejo la que acoja sirve de cerramiento, fueron ocupadas tieren indicios de usurpación”.
esta actividad y será, seguramente, a por los propietarios de la finca.

https://hips.hearstapps.com/
pág. 2 la llanura número 134 - julio de 2020

Actualidad cultural textos breves de Mario Pérez Antolín.


Como hemos recordado en otras oca-
siones, sus libros de aforismos “Pro-
para que pudiera recibir la visita de los
fanación del poder”, “La más cruel de
fieles y cumplir con las normas sani-
las certezas”, “Oscura lucidez” y “Cru-
tarias obligatorias. Fue trasladada en
deza”, han recibido elogios de escri-
furgoneta a su ermita, situada en un pa-
tores tan eminentes como Eugenio
raje próximo a Arévalo y en un entorno
Trías, Victoria Camps, Joan Subirats,
muy agradable para acercarse dando
Vicente Verdú o Juan Carlos Maestre.
un paseo desde la ciudad, donde puede
Mario, además de reunir a los mejores
ser visitada, al tiempo que se disfruta
aforistas españoles contemporáneos
de una panorámica excepcional de la
en “Concisos”, es autor de cuatro poe-
ciudad de los Cinco Linajes.
marios: “Semántica secreta”, “Yo eres
Madrigal para una dama. La revis- tú”, “De nadie” y “Esta ínfima parte de
ta literaria “En sentido figurado” ha
Julio López Alonso infinito”.
incluido el poema “Madrigal para una Jaime Siles, en su reseña, dice que
dama” de nuestro compañero de redac- “Contrariedades”  es un libro que se
ción Javier S. Sánchez en su publica- deja leer, que se debe leer, que se dis-
ción de Mayo-Junio del año 2020. fruta leyéndolo porque su autor es un
La revista publica poemas y relatos de hombre culto, pero no pedante, com-
autores de todos los rincones del mun- prometido con las luces y sombras de
do, así como las entrevistas al argenti- su tiempo, que expone sus perplejida-
no Alberto Adrián Arias y a la leonesa des tanto como sus certidumbres y que
María Evelia San Juan. sabe que “cada libro sólo se deja leer
Impactante es la Galería de Poesía Vi- por un único lector”.
sual de Toni Prat que cierra este núme-
Sumario:
ro.
“En sentido figurado” está editada en 1. Editorial: Dos propuestas cultura-
Alemania, Andorra, Argentina, Espa- les.
ña, EEUU, Francia, México, Puerto Vandalismo. Es una cuestión de edu- 2 y 3. Noticias de Cultura y Patrimo-
Rico y Uruguay. La revista es accesi- cación y de apego hacia lo nuestro, que nio.
ble en el sitio: www.ensentidofigura- es lo de todos. 4. De libro. Ecos del desasosiego de
do.com. Sigue habiendo, desgraciadamente, Antonio Mata Huete.
personas que disfrutan destruyendo
La Llanura 5. De cine. “Los Goonies”. Juan C.
lo que nos pertenece a todos, también López.
a ellos mismos. Y por supuesto a los
que, seguramente, les acompañan y les 6 y 7. Amigos. Sol Gómez Arteaga.
ríen la gracia de la gamberrada. Hay 7. En el año de Miguel Delibes.
que recordarles que haciendo esto tiran Fragmentos.
piedras a su propio tejado. 8. Divagaciones del tonto del pueblo.
En este caso se trata de las pasarelas Segundo Bragado. El asno de Buri-
que forman parte del nuevo trayecto dán. Juan C. López.
del paseo fluvial. 9. Cuatro gatos y un millón de cerdos.
Luis J. Martín García-Sancho.
10. Nuestros poetas: María Teresa
León, Julio Collado, Juan Ramón Jimé-
nez y Javier S. Sánchez.

Festividad de “La Caminanta”. El 11. Candeal. Javier S. Sánchez.


pasado domingo 21 de junio debería 12. Clásicos arevalenses: Historia del
haberse celebrado la tradicional ro- emperador Carlos V. Fray Prudencio
mería en honor de Nuestra Señora del de Sandoval.
Camino, “La Caminanta”. Debido a
LA LLANURA de Arévalo.
las excepcionales circunstancias que
Publicación editada por:
estamos viviendo, dicha celebración “La Alhóndiga” de Arévalo,
se ha visto alterada. Este año solo se Asociación de Cultura y Patrimonio.
han celebrado las misas del domingo, Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
con motivo de su fiesta, y la del lunes lallanuradearevalo@gmail.com
pbs.twimg.com
siguiente, en recuerdo de los hermanos Número 134 - Julio de 2020
cofrades fallecidos. “Contrariedades de Mario Pérez Depósito legal: AV-85-09
También ha cambiado la iglesia de San Antolín. La editorial “La Isla de Silto- Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
Juan por la de Santo Domingo, donde lá” publica “Contrariedades”. Se trata Asociación de Cultura y Patrimonio.
ha permanecido hasta el viernes 26, del nuevo libro de aforismos y otros Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 134 - julio de 2020 pág. 3

https://pbs.twimg.com/ Diego irrumpe en la vida de Candela En recuerdo a Ennio Morricone. En


buscando un pasado que mueve anti- el número anterior de nuestra Llanura
guos demonios y que es la clave para dedicábamos nuestra sección de cine
su futuro y el de los suyos. a recordar el largometraje “El bueno,
La autora presentará en breve su nove- el feo y el malo”. Como todos sabéis,
la en Arévalo. la banda sonora fue escrita por Ennio
Morricone. Nuestro querido compo-
https://ciudad.arevalo.es/ sitor falleció el pasado día 6 de julio.
Queremos dedicar a su recuerdo estas
breves líneas y en nuestro próximo nú-
El café de las seis. Primera novela de mero vamos a procurar incluir un ar-
Lorena Rodríguez Herrero (San Loren- tículo dedicado a su excepcional obra
zo del Escorial, 1976) afincada en La musical.
Moraña. De la mano de la Asociación
de Novelistas Abulenses La Sombra
del Ciprés, en el año 2019 publicó el
relato “Os seguiré observando”, den-
tro del libro colaborativo “Ávila tene-
brosa”. En este año 2020, otro de sus Apertura del Centro de Actividades
relatos, “Regaliz” será incluido en el del Mudéjar y de los museos de Aré-
libro colaborativo “Ávila amorosa”. valo. Recordábamos en nuestro núme-
“El café de las seis” es su primera no- ro anterior que la Biblioteca Pública de
vela, donde la protagonista Candela Arévalo había abierto sus puertas con Juan C. López
inicia un camino que llevaba mucho las condiciones impuestas para este
tiempo deseando recorrer: tipo de actividades en la fase que se Los paramentos del Arco de la Cár-
«No creo en el amor para toda la vida; conoce como “desescalada”. cel. Consideramos necesario reseñar
cuando estoy a gusto con alguien, Otros espacios y museos se van incor- la conveniencia de revisar algunos de
lo disfruto, y cuando me canso, digo porando a la oferta turística y cultural los paramentos que conforman el Arco
adiós. No soy una mujer necesitada de nuestra Ciudad. de la Cárcel o del Alcocer. Venimos
de un hombre en el que apoyarse. Me El Centro de Actividades del Mudéjar observando que los llagueados están
conozco, me valoro y me cuido, no ne- o Centro de Mudéjar ya es visitable cada vez más deteriorados mostrando
cesito que nadie lo haga por mí. No con el siguiente horario: las junturas entre los ladrillos excesi-
voy a decirte que no haya estado ena- —Martes a viernes de 12:00 a 14:00 y vamente descarnadas e incluso, en al-
morada, ni que no haya tenido alguna de 17:00 a 18:00. gunas zonas, los mismos ladrillos pre-
relación que otra que haya durado una —Sábado de 11:00 a 14:00 y de 17:00 sentando un alto grado de desperfecto.
temporada, pero son las menos. Tien- a 19:00. Consideramos necesario, con el fin de
do a aburrirme, necesito que sea una —Domingo de 11:00 a 14:00. proteger de forma conveniente este
aventura, me mata la rutina y ensegui- La entrada es libre hasta 20 minutos monumento, además de que el mismo
da busco una salida». antes del cierre y para su visita es obli- es paso obligado para la mayor parte
Candela tiene una vida plena en su gatorio el uso de mascarilla así como del turismo de nuestra ciudad, tenerlo
pequeña república independiente de el mantenimiento de las distancias exi- en el mejor estado posible a fin de que
Madrid, donde pasa los días con sus gidas por la normativa vigente. no ofrezca esa imagen de menoscabo y
chicas, las de «El café de las seis». Gracias al desvelo del responsable del abandono, algo que no es propio de las
Mujeres reales y comprometidas, que Centro, David de Soto Pascual, este es- ciudades que quieren ofrecer una apa-
luchan por vivir conforme a sus con- pacio se verá muy pronto enriquecido riencia monumental de calidad.
vicciones, aun a contracorriente. Una con nuevos paneles relacionados con De igual forma, debería requerirse al
llamada pondrá en su camino dos ojos la obra literaria de Nicasio Hernández obispado de Ávila para que sean revi-
negros que llegan para romper canda- Luquero, cuya primera sala está dedi- sadas zonas muy deterioradas en algu-
dos. cada al ínclito poeta arevalense. nas de las iglesias de su propiedad.
pág. 4 la llanura número 134 - julio de 2020

De libro: “Ecos del desasosiego” briel Celaya, con quien realiza diversas
etapas, estaciones y encuentros de ma-
nera explícita en cinco poemas de este
«... ¿Qué hicisteis cuando los pobres pleno de una poesía vibrante, limpia y, libro de ahora, e implícitamente en tan-
/ sufrían, y se quemaba en ellos, / sobre todo, nostálgica. Una nostalgia tos otros. No invoca por invocar, ni cita
gravemente, la ternura y la vida? / suave y cálida que nos esponja el co- por citar, sino por conciencia asumida
Intelectuales apolíticos / de mi dulce razón y nos lleva al tiempo y el lugar de la significación de la obra de todos
país,/ no podréis responder nada. /
Os devorará un buitre de silencio / donde fuimos un día jóvenes y hermo- los poetas citados. Pero a Celaya lo trae
las entrañas...». sos: “Ahora que te recuerdo, / Chiquillo a vivir con él, para que esté en su casa».
perdido, / Entre las flores bordadas de En una última dedicatoria, aun en
Poesía comprometida. Versos de los almendros...”». la primera página, el poeta dedica el
referencia de un poeta olvidado, des- Por su parte, en el blog del prolífico libro a un gran amigo cuya inconmen-
conocido, –Otto René Castillo (Gua- y gran poeta y crítico de poesía Manuel surable pérdida ha estado presente en
temala 1936-1967) poeta, activista y López Azorín –director entre otras mu- todo el proceso de creación del mismo,
combatiente guerrillero en las FAR– chas instituciones del Centro de Estu- el cantautor y poeta Patxi Andión, que
que definen esa poesía, la del com- dios de la Poesía de la Universidad Po- perdió la vida mientras se gestaba y
promiso, tan necesaria «...como el pan pular José Hierro–, podemos encontrar que hubiera estado, y está, de una for-
de cada día...», que dijera el maestro que «Este libro de Antonio Mata tiene ma u otra, presente en el libro y en el
Celaya. medida y ritmo, musicalidad y emoción corazón del autor.
Dice, también, Félix Maraña, –es- en una poesía que vibra en su descarna- Cerramos esta larga reseña de Ecos
critor y periodista contemporáneo, Pre- da, a veces, confesión de lo vivido en un del desasosiego recurriendo de nuevo
mio de Periodismo Miguel de Unamu- tiempo de oscuridad y silencio impuesto, a la voz del excelente prólogo de Félix
no– en el prólogo de Ecos del desaso- y vibra en su devoción admirativa a los Maraña –todo un alegato en defensa de
siego que «Los poetas deben tomar par- poetas». la poesía–. «No hay poesía sin tropos,
tido: o se inclinan por la gramática del Los poetas olvidados aunque ahora se haya puesto de moda
tiempo, o no declinan la vida«». Si no llamar poesía a todo lo que se mueve.
declinamos la vida ¿tiene sentido alguno Ecos del desasosiego es, también, un El tropo y la idea es el ADN del poeta.
la propia poesía? Y, para declinarla, hay homenaje a lo que el propio autor llama Y Mata convoca la metáfora sin tram-
que comprometerse con ella, y en ella, ‘sus poetas olvidados’. En un homenaje, pa en múltiples ocasiones. Porque la
hay que enfangarse para que se amarre también reivindicación, por las páginas poesía es tiempo y vida a la vez. In-
a la conciencia, al menos a alguna, y sea del libro desfilan los que define como cluso, en el límite de todo desasosiego,
voz de los que no la tienen porque, de sus maestros, grandes poetas del pasa- cuan- do éste deviene en angustia exis-
una forma u otra, se la han robado. El do siglo que en la actualidad, y pese a la tencial. La poesía es vida, incluso en
propio autor en el poema que cierra el grandeza de su poesía –incluso tan nece- la derrota. La vida es siempre mañana.
libro en su contraportada declara su saria en una época negra de nuestra His- Hoy, ya ha sido».
compromiso con la propia poesía: «... toria reciente–, están poco menos que en
Redacción
Si el verso no es un arma que apun- el olvido y apenas se les reconoce y lee
te contra el miedo / ¡Decidme en qué (con honrosas excepciones). Editorial: Los libros del Mississippi.
Colección: Poesía
Parnaso escondo mis vergüenzas!». Las voces de Machado, don Antonio, Prólogo de Félix Maraña
Los versos de Ecos del desasosie- Blas de Otero, León Felipe, Miguel Her- Fecha de publicación: 16 de abril 2020
go son versos comprometidos escritos nández, Rafael Alberti, César Vallejo, I.S.B.N.:978-84-120741-8-5
Ángel González, Luis Cernuda, Antonin Dimensiones:13,5 cm x 21 cm. 96
con el fin de provocar sensaciones en páginas
el lector y, por encima de todo, hacerle Artaud, Paul Verlaine u Octavio Paz, re-
ciben su merecido homenaje en forma P.V.P.: 13 euros
pensar, involucrarle en la llamada poesía
social, tan necesaria en estos tiempos y de versos en la voz del propio poeta.
se identifica con la voz silenciosa de los No falta la desconocida voz de la poe-
que más necesitan ser escuchados. tisa portuguesa Florbela Espanca, pura
sensualidad hecha poesía, y la del poeta
Ritmo, cadencia y música jienense, actual, Rocío Biedma, a la que
Pero no renuncia el autor a los princi- el autor define como la poeta de la sen-
pios inquebrantables de la poesía, ritmo, sibilidad del alma. Por otro lado, como
cadencia, música... a la lírica, en suma, ya se habrá adivinado, tanto por el título
algo consustancial con el verso para que como por la imagen de portada, el poe-
sea considerado como tal. mario en sí es un homenaje al maestro
de la saudade, el gran poeta y escritor
En distintas reseñas encontradas portugués Fernando Pessoa, que tam-
sobre esta obra en los medios o redes bién tiene su hueco entre las páginas del
sociales se destaca, además del ya cita- libro. Y, como nos avanza el prologuista,
do compromiso con la poesía social, el Félix Maraña, el lugar preferente en el
lirismo de sus versos. Escribe el poeta poemario sólo podía ocuparlo el que,
Rodolfo Serrano, en el prestigioso blog para el autor, es el gran poeta social por
Todo Literatura, que «El libro de Anto- excelencia y el espejo en el que tantas
nio Mata me gusta no sólo por esa medi- veces se mira. En palabras de Maraña
da y ritmo que envidio, sino porque está «...acude en repetidas ocasiones a Ga-
la llanura número 134 - julio de 2020 pág. 5

De cine elperiodico.com

Los Goonies
Hablamos en esta ocasión de una
película estadounidense del género de
aventuras que fue estrenada con nota-
ble éxito en el año 1985.
Fue dirigida por Richard Donner,
producida por Steven Spielberg y
protagonizada por Sean Astin, Josh
Brolin, Jeff Cohen, Jonathan Ke Quan,
Corey Feldman, Kerri Green y Martha
Plimpton.
La banda sonora estuvo a cargo de
Dave Grusing y John Williams. El
tema principal, “The Goonies ‘r’ Good
Enough”, fue interpretado por la can- telli y la persecución policial a la fa- que, ¡oh, sorpresa! se encuentra el bar-
tante Cyndi Laupert y se convirtió rá- milia de delincuentes, recorriendo las co del pirata “Willy el Tuerto”.
pidamente en un éxito de público tanto calles de la ciudad.
Y ya en el barco da comienzo el
en las emisoras de radio como en las Más tarde, ya en la casa de Mikey desenlace final, del que solo podréis
discotecas. y Brand, dos de nuestros protagonis- saber si veis la película.
El largometraje se filmó en Astoria, tas, “Los Goonies” suben a jugar al
Diversos enlaces de Internet nos
en el estado de Oregón (USA). desván. El padre de aquellos trabaja
dan cumplida reseña de algunas cu-
en el museo local y, revolviendo en-
En España, el estreno de “Los Go- riosidades. Hay varias referencias a
tre los objetos antiguos allí apilados,
onies” tuvo lugar en julio de 1985. otras cintas. Con “Data” y sus inven-
descubren, dentro de un desvencijado
tos, Spielberg le hace un guiño a James
Se la considera una película de las cuadro, un viejo mapa que muestra el
Bond, “007”; cuando los Fratelli en-
llamadas “de culto” de la década de los lugar en que se encuentra el tesoro del
cierran a Gordi en los sótanos del hotel
80 del pasado siglo XX. famoso pirata “Willy el tuerto”.
abandonado, Sloth, el simpático gigan-
El argumento se basa en las aven- Y a partir de aquí empieza la verda- te deforme, está viendo en televisión
turas que tiene un grupo de amigos, dera aventura. A través de una intrin- “El Halcón del Mar”, de Errol Flynn;
que se hacen llamar “Goonies”. Todos cada red de túneles que parten desde el el mismo barco del pirata “Willy” es
ellos viven en los muelles de “Goon”. sótano de un hostal abandonado, nues- una copia de aquel y en él se puede
De forma despectiva “Goon” viene a tros chicos deben ir encontrando pis- apreciar la figura de R2D2, en referen-
significar bobo, imbécil, pavo... tas, desentrañando secretos y sortean- cia a “La guerra de las galaxias”. En
do trampas que “Willy” fue colocando las escenas finales, Sloth lleva puesta
La pandilla está condenada a de- a lo largo del camino, intentando evitar una camiseta con el logo de Supermán.
saparecer debido a que un promotor que su tesoro sea descubierto.
inmobiliario pretende desalojar a los El film se rodó de forma totalmente
vecinos del barrio y construir una nue- Al tiempo, los Fratelli, al mando de secuencial, algo que no es muy habi-
va urbanización en la que incluirían la Mamma, descubren, interrogando a tual en el cine.
campos de golf y todas esas cosas que “Gordi”, la existencia del barco pirata Por último, decir que la compañía
hacen ellos. Ya sabéis. y persiguen a los “Goonies” a través de Datasoft produjo un videojuego basa-
los túneles. do en el filme para plataformas “ZX
La presentación de títulos viene
acompañada de la divertida fuga, de la Después de múltiples aventuras, Spectrum” y “Commodore 64”.
cárcel del condado, de uno de los Fra- llegan a una grandiosa cueva, en la Juan C. López
pág. 6 la llanura número 134 - julio de 2020

Amigos con los nervios sólo ha bebido un vaso


de leche y tiene hambre. Mira para to-
no conocer día de descanso y el poco
sueldo que se ganaba, ser pastor era
dos los lados buscando a Arsenio y le lo que más le gustaba en el mundo,
parece que le ve, sentado en un banco también lo único que sabía hacer, que
Andrés apenas ha pegado ojo en de la primera fila. Sí, es él, aunque con creía que hacía bien. A todas las ovejas
toda la noche pensando en la comida de el pelo completamente blanco. Arsenio las tenía puesto un nombre: Pescoza-
quintos. Hoy verá, después de casi cin- y él se conocían desde chicos de ir a la ra, Careta, Fosca, Frontina, Mohína,
cuenta años, a su amigo Arsenio, que escuela de don Tasio y jugar juntos en Rabicorta…y cuando enfermaban de
emigró a Frankfurt en el sesenta y uno. la calle, pero no fue hasta que coinci- patera o de boquera o se entelaban,
Los de la organización, bueno, los tres dieron trabajando para don Teófilo que las atendía igual o mejor que el vete-
o cuatro viejos que siempre lo man- intimaron de verdad. Una noche en la rinario. Con los años había conseguido
gonean todo, le han confirmado que pajera vieron pasar veintiséis ratas por hacerse con un rebaño propio. De Ar-
viene. También le han dicho que habrá una tabla que estaba en el techo y deci- senio oyó que había llegado a ser en-
langostinos, su comida favorita. Qué dieron que mientras uno dormía el otro cargado de una fábrica de coches y que
tiempos aquellos, cuando él trabajaba haría guardia para que las ratas no les le iba bien, pero está seguro de que él
de pastor para don Teófilo y su amigo atacasen y acabasen comiéndoles las no se hubiera adaptado a vivir en una
era el mozo de labranza y dormían en orejas. Pero como ni uno ni otro po- ciudad por mucho dinero que ganara.
la pajera, tapándose con la capa que le dían pegar ojo se pasaron toda la noche
hizo la Luisa que en paz esté y hasta haciéndose confidencias. Recuerda la A la salida de misa ve a Arsenio ro-
con las mantas que por el día le ponían conversación de hace cincuenta años deado de un corrillo de quintos. Es el
a la caballería del amo. Entonces no como si hubiera tenido lugar ayer mis- centro de atención. Les está mostrando
había baños ni tanta higiene, ni maldi- mo. Arsenio acababa, lo mismo que él, un enorme Mercedes, que seguro es
ta falta que hacía, no como ahora que de casarse y quería algún día comprar suyo. Se acerca.
hay que bañarse todas las semanas y tierras y ponerse por su cuenta. Él por –Coño, Arsenio, el tiempo que ha
cambiarse de muda cada dos días y es- su parte soñaba con tener un atajo de pasado.
tar pulcro y oler bien. Él lo intenta, esa ovejas propio. Ya de madrugada aca-
es la verdad, pero a veces se le olvida baron reconociendo que con las tres- Cuando le va a abrazar, Arsenio le
y hay que oír a su nuera hecha un ba- cientas cincuenta pesetas que les da- aparta con la mano.
silisco. Hoy, en cambio, se ha bañado ban de sueldo poca cosa podían hacer. –¿Cómo? ¿No me conoces?... Soy
y se dispone a ponerse el pantalón del Además Arsenio sólo trabajaba para Andrés, el pastor de don Teófilo, que
único traje que tiene. Además, estre- don Teófilo las temporadas que había dormimos…
nará la camisa azul cielo que el lunes, labor en el campo.
pensando precisamente en el banquete, Arsenio no le deja continuar.
se compró en la plaza. La saca de un No había pasado ni un mes de esta
conversación cuando Arsenio le dijo –¿Andrés? No sé. No me acuerdo
cajón de la cómoda, le retira el plásti- –y dándole la espalda sigue hablando
co y al sujetarla por los hombros com- que emigraba a Alemania porque un
pariente de un pariente le había ase- para el corrillo de quintos–. Pues como
prueba que tiene un sinfín de arrugas. os decía este tipo de vehículos son lo
Piensa que la Luisa era un primor con gurado que le iban a emplear en una
fábrica de automóviles. mejor que hay. Ingeniería alemana.
la plancha, a él en cambio no se le pue- Después de estos están los otros.
de dar peor. Se la pondrá sin planchar
y con la chaqueta del traje por encima –Pero ¿no decías que querías com-
prar alguna tierra y dedicarte a la la- Nunca, ni aunque se lo hubieran
apenas se notarán las arrugas. Es más, jurado, habría esperado tal reacción de
la chaqueta las alisará. Corbata no. La branza?
su amigo Arsenio. De camino al res-
corbata le ahoga. Frente al espejo se –Te juro que si no es porque casi no taurante alguien le habla, pero no pres-
peina el poco pelo ralo que tiene. Hay nos llega para comer y mucho menos ta atención. Cuando llegan, el camare-
algunos que se lo dejan largo para cu- para pagar la casa, la luz, la lumbre, ro los acompaña al comedor y los va
brirse la calva pero él es de la opinión me quedaba. acomodando. Antes de tomar asiento
de que uno es quien es con pelo o sin se quita la chaqueta y la pone en el res-
pelo y es bobada aparentar. Se estudia Nunca le había visto así, con esa
congoja. paldo de la silla. La corbata le oprime
frente al espejo y le parece que le falta el cuello. Se la afloja mientras le sirven
algo. ¿Y si, después de todo, se pusiera –No te apures hombre, ya verás vino. Bebe.
corbata? Un día es un día. Se acerca al como sales adelante. Al fin y al cabo
armario y mira las dos que tiene, una este trabajo que tenemos es lo peor que Ve a Arsenio de frente, en otra
roja y otra gris, que penden como cule- hay. mesa y no puede evitar fijarse en él.
bras enroscadas de una percha. Elige la Lleva una camisa color crudo con la
roja. Se la está metiendo por la cabeza –Pues ven conmigo –dijo su amigo raya bien planchada, corbata y hasta
cuando oye las campanadas tocando a con una sonrisa esperanzada. gemelos dorados. Charla animosamen-
misa. Tanto preparativo se le ha ido el –No sé, tendría que hablarlo con la te sin mirarle en ningún momento. An-
santo al cielo. Luisa. drés se sirve vino en un vaso y observa
las arrugas de su propia camisa que la
Mientras el cura da el sermón pien- Pero en realidad nunca llegó a ha- chaqueta no ha conseguido alisar. El
sa en los langostinos que comerá en el blarlo con su mujer. Si le había dicho camarero llega con una bandeja llena
restaurante, seis le han dicho que tocan eso a Arsenio era para consolarle por- de langostinos, pero él no quiere lan-
por persona con opción a repetir. Hoy que, a pesar de estar siempre sucio, de gostinos. Él sólo quiere vino. Se echa
la llanura número 134 - julio de 2020 pág. 7

otro vaso. mete en el bolso de la chaqueta. Y al ya no te acuerdes y vengas ahora dán-


hacerlo, como si hubiera estado espe- dotelas de señorito.
–¿No comes? –le dice Onofre que
rando todos estos años, agazapado en
está a su derecha. Apura de un trago el contenido del
un rincón de su memoria, le viene a
vaso mientras en el comedor oye un
–No, hoy no tengo ganas. Si los la cabeza el día que sus tíos Santos y
murmullo. Al murmullo se sigue un
quieres tú. Anuncia le invitaron a comer. Recuer-
gran silencio. Mira a Arsenio que baja
–Sí, trae p’acá. da la expectación con que esperó la
la vista. Posa el vaso en la mesa y aña-
llegada de ese momento en que estre-
Todos de pie se disponen a brindar, de en voz baja, como hablando para sí:
naba el traje que había pertenecido a su
él también, aunque no puede dejar de padre y que su madre llevó a arreglar al –Los tiempos cambian, pero hay
darle vueltas al desplante. Oye que al- sastre. Mientras les servían la sopa su cosas que no se olvidan.
guien grita “Arriba, abajo ,al centro, pa tía Anuncia dijo que más valdría que
dentro”, “Por los quintos del treinta y Coge la chaqueta del respaldo de la
su madre hubiera comprado un saco
dos”. Todos beben. silla y con ella colgada del brazo avan-
de harina. Siempre que evoca este epi-
za hacia la salida. No está acostumbra-
Se sientan. El camarero pasa por su sodio lamenta no haberse rebelado y
do a beber, por eso se nota algo marea-
lado con varias botellas de vino. An- haberle dicho cuatro cosas, claro que
do. Hasta le parece que se tambalea al
drés pide una. entonces era solo un chaval. Pero a pe-
andar. Pero no importa. Ni tampoco lo
sar de lo que ha llovido el escozor es
–¿Vas a beber más? –le dice Onofre. que digan de él los próximos días en
el mismo.
el bar de los jubilados, seguro de que
Andrés se encoge de hombros, lo de hoy dará que hablar. Una de las
Se levanta, alza el vaso y sin dejar
mientras se echa vino en el vaso. Bebe cosas que había aprendido en las largas
de mirar a Arsenio que ahora sí, tam-
y se vuelve a echar vino. horas que pasó en el campo, sin más
bién le mira, dice:
–Mira que te va a sentar mal –le sonido que el de las cencerras, ni más
recrimina Demetrio, el molinero, que –Esto va, Arsenio, por los viejos horizonte que la línea que funde la tie-
tiene frente a sí. tiempos, cuando tú y yo dormíamos en rra con el cielo, es que uno está solo
la pajera de don Teófilo que en gloria y es a sí mismo a quien tiene que dar
–Quita, hombre, nunca el vino me cuenta de sus actos.
esté y éramos más pobres que las ratas,
ha sentado tan bien como hoy.
esas que se pasaban la noche haciendo Sol Gómez Arteaga
Entonces se quita la corbata y la carreras sobre la tabla rasa, aunque tú

En el año de Miguel Delibes


Atravesamos el río por el Puente
Viejo y salimos a campo abierto. Poco
más allá se dibujaba la silueta precaria
de Cuatro Postes. Ascendimos al pro-
montorio, embargado yo por una emo-
ción casi religiosa. Recordaba el arro-
bo de don Mateo al hablar de la ciudad
nevada, vista desde allí, a la luz de la
luna. Rememoré de nuevo en esta no-
che a doña Servanda y a don Felipe. Y
me sorprendí pensando reiteradamente
que a don Felipe no le apenaría la desa-
parición de doña Servanda. De súbito
me vi agarrando la cruz de granito de
Cuatro Postes. Apenas me atrevía a
darme la vuelta y tender la vista sobre flickr.com./photos/avilas
la ciudad nevada. Cuando lo hice, un
sentimiento amplio, inconcreto, me sén Rubí... Ávila emergía de la nieve sus torres. Había en las nevadas alme-
resbaló por la espalda. La ciudad, ebria mística y escandalosamente blanca, nas algo de una espectacular geometría
de luna, era un bello producto de con- como una monja o una niña vestida ornada; algo diferente a todo, algo así
trastes. Brotaba de la tierra dibujada en de primera comunión. Tenía un sello como un alma alejada del pecado. En-
claroscuros ofensivos. Era un espectá- antiguo, hermético, de maciza solidez tonces pensé que la tierra es bella por
culo fosforescente y pálido, con algo patriarcal. La villa, centrada en plena sí, que sólo la manchan los hombres
de endeble, de exinanido y de nostálgi- y opulenta civilización, era como una con sus protestas, sus carnalidades y
co. La torre de la Catedral sobresalía al armadura detonando en una reunión de sus pasiones.
fondo como un capitán de un ejército fraques. Imaginé que no otra, en todo
de piedra. En su derredor las moles, en el mundo, podía ser la cuna de Santa La sombra del ciprés es alargada
blanco y negro, de la torre de Velasco, Teresa. Porque su espíritu impregnaba, Miguel Delibes
del torreón de los Guzmanes, del Mo- una por una, cada una de sus piedras y
pág. 8 la llanura número 134 - julio de 2020

Divagaciones del tonto del pueblo. Desde la crónica al verso


Sabido es que cada pueblo tiene Uno de estos era «Maravillas», que Todos estos personajes que he que-
su alcalde, su juez, su sacerdote, jefe aparecía en Arévalo sin fecha previa y rido recordar son historia de los pue-
de policía, médico, maestro, boticario sin fecha previa se marchaba, según él blos y se merecen todo nuestro respeto.
y, también, en los pueblos rurales su mismo decía, a tierras más cálidas. Algunos de ellos grandes personas que
veterinario. Así al menos lo he cono- divagan y tienen elevados pensamien-
Julián, conocido por el apodo «Sie-
cido yo en esta ya longeva existencia tos, siendo su única carencia el haber
te cabezas». Según él, “policía” que
ya vivida. nacido con una ligera diferencia, por lo
solo ejercía los días en que estaba de
que no conviene aplaudir ni jalear sus
Fue aquella época en la que los servicio, y que se identificaba como tal
lecciones o raciocinios y, menos aún,
artesanos ejercían con maestría los mostrando una chapa de “Coca-Cola”
reírse de sus divagaciones, entendién-
oficios diversos en los que se habían o de cerveza que llevaba tras la solapa
doles como personas llenas de ternura
iniciado. de su chaqueta.
y, desde luego, exentos de maldad.
Más, no he cogido yo mi pluma, Este gesto o manía le costó a Julián
Terminada esta crónica, una más en
para rescatar tales formas de vida; y más de un disgusto. Así le ocurrió un
estos días de confinamiento, me limito
tampoco para traer un amable perfil día que paró a “Auto-res”. En esta oca-
a firmarla, no sin antes otorgar “mar-
biográfico sobre cualquiera de los per- sión, el conductor sí se identificó ante
tillo” para la primera parte y “pluma”
sonajes de los que en principio hago Julián propinándole cuatro sonoras
para la segunda.
alusión, “altos y destacados” déspo- tortas. «Tenazas» se llamaba el con-
tas en una sociedad rancia con fuerte ductor que tenía más mala leche que
olor a casino, caciquil lugar donde se otra cosa. Arévalo, 12/04/2020.
imponían sus gustos e ideas particula- En un día más de confinamiento.
Otro personaje de esa época fue el Segundo Bragado
res, ignorando al resto de la sociedad conocido como “El tonto de Muño-
deprimida y sumisa al «Esto es así, mer”, reflejado, creo recordar, en al-
si quieres lo coges y si no lo dejas» o guna de las novelas de nuestro ilustre
aquella otra frase del «Tú aquí: oír, ver paisano “Julio Escobar”.
y callar».
No quiero terminar sin dejar de re-
Los pueblos también tenían un cordar a un personaje, quizá de los más
personaje conocido como el “tonto conocidos, que fue «Luisito el de Po-
del pueblo”, apelativo este un tanto zaldez». Impertérrito andarín, pequeño
gratuito ya que habría que reflexionar de estatura, con su cayada y sus alfor-
más detenidamente si es un tonto aquel jas al hombro. Aparecía en las vísperas
que se entera el primero de todo lo que de las fiestas patronales de los pueblos
acontece en el pueblo, se sabe de cabo entonando su clásica cantinela: “Para
a rabo los nombres de todos los reyes los mocitos más guapos del pueblo
godos o allí donde nacen o mueren los ha llegado Luisito” terminando dando
ríos más principales de España. (Des- un salto y media vuelta, tal como una
de aquí un recuerdo grato a «Licinio»). peonza. https://www.lavozdemedinadigital.com/

El asno de Jean Buridán


Es casi seguro que todos habéis Por cierto, hace algunas fechas, leí-
oído hablar del “Asno de Buridán”. mos en algún diario de provincias se-
Cuentan que la idea ya la propuso el guramente, aunque no podemos preci-
estagirita en su tratado “Sobre el Cie- sar si fue en uno de los de por aquí, por
lo” (Περὶ οὐρανοῦ). allá o de acullá, un escrito que incluía
en uno de sus párrafos esta perla: “...
También hemos leído por ahí que
cullas imágenes viajan...”
Baruch Spinoza, en su “Ethica”, hace
referencia a la Buridani asina, es decir, Ya, ya sé que me vais a decir que
a la “Asna de Buridán”. qué tiene que ver esto último con el
rucio de Buridán. Pues, tal vez tengáis
Imaginad un asno, igual de ham- razón y no tenga nada que ver una cosa
briento que sediento, colocado equi- con la otra, pero... no me negareis que
distante entre un montón de heno y a veces viene bien compaginar filoso-
un balde o artesa de agua. La paradoja fía y ortografía.
propone que el asno, sopesando si tie-
ne más hambre que sed o viceversa, es Otro día, si queréis, hablamos del
incapaz de decidirse y termina murien- elogio de la duda o de Descartes.
https://shrek.fandom.com/
do deshidratado y famélico. Juan C. López
la llanura número 134 - julio de 2020 pág. 9

Cuatro gatos y un millón de cerdos


Admirados e ilustres políticos pro- El caso es que ahí, en “La Corali- Y es que, deben perdonarme por-
curadores en cortes de Castilla y León na”, deben tener treinta mil cerdos o que hoy me he levantado cabreado.
que regulan y legislan para el buen go- más, atendidos solo por dos o tres tra- Antes de abrir la ventana ya olía a ra-
bierno de nuestra región. bajadores que no viven en el pueblo, yos podridos por las tres macrogranjas
que ya me dirán ustedes qué despo- de cerdos que rodean el pueblo. Que
Lo primero de todo quiero pedirles
blación frena eso, cuando el hijo del dirán ustedes que cómo huele eso, y yo
perdón por mi atrevimiento al escri-
Arecio vendió el ganado que tenía y les invito a mi casa para que lo com-
birles estas líneas, ya que solo soy un
se marchó a la ciudad, a una portería prueben. Y para más inri me he queda-
paleto que no entiende de casi nada,
fíjense, porque decía que esto no era do sin agua para beber y me toca coger
y menos aún de política, y ustedes
vida, que el pez grande se come al chi- el coche para ir a comprarla, pues el
son personalidades extremadamente
co y que tanto tienes tanto vales, que agua que sale del grifo no es apta para
preclaras, que pertenecen al selecto
no le faltaba razón al chaval, y nada, el consumo, que no es potable vamos,
grupo de personajes esclarecidos que
para allá que se fue con toda la familia. y aquí ya no queda ni una tienda ni un
iluminan con su sola presencia el buen
Por eso les digo que no me salen las mal bar. Que ya me dirán ustedes, que
gobierno de esta gran comunidad au-
cuentas. Que aquí ya quedamos cuatro estamos peor que cuando íbamos a la
tónoma, extensa donde las haya, que
gatos viejos y mal pelados. fuente a por agua, porque al menos esa
no es otra que Castilla y León, cuna
se podía beber y bien buena que era.
de la hispanidad, germen de España. Dicen que el Decreto ese que han
Pero ahora, si no es por arsénico, es
Por ello, seguramente, el egregio don aprobado ustedes permite abrir gran-
por nitratos y si no porque se ha seca-
Claudio Sánchez Albornoz, dijo en su jas de cerdos sin licencia, que solo con
do el sondeo y así llevamos décadas,
día eso de que “Castilla hizo a España que los empresarios porcinos digan
oigan ustedes, que ya va para largo sin
y España deshizo a Castilla, y la sigue “me pongo”, pues eso, se ponen don-
que nadie lo solucione, que tanta mier-
deshaciendo”. de quieran. Y a mí eso me da un poco
da de cerdo envenena el agua de los
de miedo, porque vamos a tener cer-
Mi ignorancia me empuja a pre- acuíferos de los que nos abastecemos.
dos hasta debajo de la cama, de la mía
guntarles por asuntos que mi corto en- Pero nada, como somos cuatro gatos,
me refiero, no de la suya, ni de la de
tendimiento es incapaz de comprender, como si no existiéramos.
los empresarios porcinos, que esos no
pues pertenezco al caduco y agonizan-
viven aquí sino en urbanizaciones de Y luego los de Europa con una
te medio rural, donde la gente escasea
postín, donde no dejan poner granjas Directiva que si hay que consumir el
y desaparece, dejando pueblos y cam-
de cerdos. No, allí no dejan, por algo agua del grifo, que ya me dirán uste-
piñas desolados, abandonados, enve-
será, digo yo. Fíjense ustedes, que des cómo lo hacemos si aquí el agua es
jecidos, marchitos. Les escribo estas
dicen las malas lenguas que algunos mala, antes no lo era, pero ahora dicen
líneas porque recientemente han apro-
de estos empresarios son familia del que es veneno.
bado en las Cortes regionales, con los
señor Casado, casualmente, presiden-
votos favorables del PP y Ciudadanos, Al final, va a tener razón don Clau-
te del partido que gobierna Castilla y
el Decreto de Simplificación y Agili- dio y va a ser verdad que Castilla se
León con la ayuda de Ciudadanos. Y
zación Administrativa, que permitirá, deshace, que a Castilla la deshacen, tal
esas malas lenguas dicen también, que
entre otras cosas, que las macrogran- vez quienes tienen el deber de hacerla.
eso tiene menos de trasparencia que
jas puedan implantarse en un munici- Pero ya les digo que perdonen mi atre-
los lodos de un pozo negro. Y eso que
pio sin que sea necesaria la exposición vimiento, pues solo soy un paleto que
los señores del partido de Ciudadanos
pública del proyecto o un informe de no entiende de casi nada.
en las elecciones, que si trasparencia
impacto ambiental, (esto último me ha
para arriba, que si trasparencia para Por ello, para no importunarles ya
salido tan cabal porque lo he copiado
abajo, que si ellos entraban iban a exi- más, se despide de ustedes su seguro
del diario).
gir la trasparencia, que no digo que no servidor, suyo afectísimo,
Como soy un paleto que no entien- sea buena, pero yo es que no la veo por
Braulio.
de de casi nada, quiero preguntarles ningún lado, debe de ser porque soy un
por las granjas de cerdos, y repito que paleto que no entiende de casi nada, va En Arévalo, a dos de julio de 2020.
perdonen mi atrevimiento, ya que mu- a ser eso. Luis J. Martín
chas veces la ignorancia hace atrevido
al necio. Y es que en algunas comarcas
ya hay más cerdos que personas, por
eso no entiendo eso que dicen de que
permitir la implantación ilimitada e in-
controlada de macrogranjas de cerdos
frenará el despoblamiento que padece-
mos en Castilla y León, a no ser que se
refieran ustedes al aumento desmesu-
rado de la población porcina. Será eso,
sustituir personas por cerdos, y como
soy un paleto que no entiende de casi
nada, no me entero de la misa la media. Luis J. Martín
pág. 10 la llanura número 134 - julio de 2020

Nuestros poetas Al cole de mañana


Oigo mientras camino la charla
de unos adolescentes que van
“Y el libro sin hiel se abrió camino, subiendo las escaleras
soñolientos camino del Instituto.
de los palacios y bajando a los rincones populares, entrando
Hablan de deberes, pero rápido
en los corrillos de los que saben poco y posándose en la
saltan al fútbol y sus traspasos
mesa de los doctos. España entera desarrugó su entrecejo
alucinantes: alguien,
para reír con Sancho y acompañar con carcajadas los dis-
del que no quiero oír el nombre
lates del caballero de la Mancha. El libro sin hiel era un
“cuesta más de 200 millones”.
espejo donde todos podían verse reír y hablar, cada cual a su
modo y manera, noble o plebeyo. Hablaba el libro sin hiel ¿En su clase de “mates” -me pregunto-
en la culta manera de los que saben, y los villanos daban resolverán estos problemas que tanto
a entender en su buena y lisa gramática parda lo que les les preocupan? ¿Compararán esos números
recorría el alma, sin adornos ni universidades, pero sí con tan enormes con su paga o con el sueldo
la gracia fresca de los mesones, las calles, las plazuelas y raquítico de su madre? ¿Dividirán,
los caminos. Todos leían el libro sin hiel para encontrarse y multiplicarán o harán reglas de tres
hallar a sus vecinos,…” para comprobar el reparto de la tarta?
María Teresa León Llevan unos pocos libros en el regazo
o a la espalda. Se cruzan sin verlos
con los niños de primaria y sus mochilas,
sapos rodantes y ahítos.
¡Qué cultura
tan rara y pesada que va y viene
de la casa al cole
y del cole a la casa
en vez de quedarse colgada
en las telarañas de la risa!
Cuando lleguen a las aulas,
unos y otros serán pájaros en jaulas
de pupitres, de cuerpos y de palabras.
Y saldrán al recreo y volverán
a su fútbol y a sus amores
cambiantes y a sus amargos desamores.
Adolescencia ¡Las clases habrán sido un largo
En el balcón, un instante paréntesis en su vida desatada!
nos quedamos los dos solos. Julio Collado
Desde la dulce mañana
de aquel día, éramos novios.
El paisaje soñoliento
dormía sus vagos tonos,
bajo el cielo gris y rosa
del crepúsculo de otoño.
Le dije que iba a besarla;
bajó, serena, los ojos Madrigal para una dama
y me ofreció sus mejillas,
Vendré a besar tu luna
como quien pierde un tesoro.
cuando la tarde se vaya,
Caían las hojas muertas,
escalaré madreselvas
en el jardín silencioso,
del balcón de tus mañanas,
y en el aire erraba aún
donde anidan estrellas
un perfume de heliotropos.
de oro y plata bordadas
No se atrevía a mirarme; y entretejen su tálamo en silencio
le dije que éramos novios, los pájaros del alma.
…y las lágrimas rodaron Así, tenerte siempre en mi regazo,
de sus ojos melancólicos. vestido de albahaca,
y en el soplo temprano de tus labios
Juan Ramón Jiménez
beber la luz del alba.
Javier S. Sánchez
la llanura número 134 - julio de 2020 pág. 11

Candeal elnortedecastilla.es

A mediados de los años 70 apare-


ce el conocido grupo musical “Trigo
limpio”. Mientras tanto, en Valladolid,
se formó otro grupo, “Trigo verde”,
formado por once chicos y chicas tam-
bién enmarcados en la música folk.
He de decir que apenas hay rastro de
este dato pero lo recuerdo porque de
la escisión de estos nace “Candeal”. Al
parecer estaba de moda lo de poner a
los grupos nombres relacionados con
el preciado cereal.
Desde el colegio donde yo estudia- Valladolid. Tenían bula. se unieron otros músicos que acompa-
ba, a Félix y Antonio, los creadores de ñaron sus coplas, jotas y las picantes
A la sombra de Joaquín Díaz, como rabeladas, jocosas y divertidas por el
“Candeal”, les regalaron un piano no tantos otros grupos que surgieron por
en muy buenas condiciones que, sin doble sentido de su mensaje.
entonces, su afán era recuperar la tra-
duda, Félix, que además de una gran dición musical de nuestra tierra. Son Caminando monte arriba
voz era un manitas, pudo apañarlo para numerosos los trabajos que nos han le- una zagala encontré,
sus trabajos. gado fruto de sus andanzas por los ca- yo le dije: monte, monte.
El caso es que uno de los primeros minos de Castilla en busca de los guar- Y ella dijo: monte usted.
conciertos, en agradecimiento por ese dianes de nuestro pasado: los mayores. …
detalle, lo dieron en el salón de actos En la torre de la iglesia
con el propio alumnado como público. De entre las muchas anécdotas, re- han criado los jilgueros,
cuerdo aquel día en Nava del Rey en y el señor cura ha dicho
A partir de ahí les seguí, sobre todo que se decidieron a cantar unas roga- que no le toquen los huevos.
en Villalar, aun en aquellos tiempos en tivas a San Isidro aun a sabiendas de …
que abundaban las “lecheras”, y en las que, a veces, los milagros se cumplen;
Fiestas de la Virgen de San Lorenzo Otra de sus bromas entre jota y
o, quizás, porque vieron, al contrario
que siempre cerraban ellos. Incluso jota era hablar de un coro que habían
que aquel cura tan receloso de sacar al
después de aquella conversación que contratado en Noruega, nunca nadie lo
santo por no haber nubes, que sí estaba
mantuvieron en el escenario —eran vio, y que, supuestamente, estaba for-
de llover. El caso es fue empezar a can-
muy dados al chascarrillo y así des- mado por las hermanas Garsen: Lucía
tar y cayó un chaparrón de órdago que
cansaban entre canción y canción—, Garsen, Pilar Garsen y Paca Garsen.
les impidió seguir con su actuación.
en que Antonio, ante la fachada del Pasado el diluvio volvieron a escena En fin, de la tristeza al conocer que
ayuntamiento recién pintado comentó: e insistieron en seguir con la rogativas Félix nos ha dejado, al humor con el
- Está bonito el ayuntamiento. al Santo Labrador, como poniendo a que a él, que siempre nos regalaba una
prueba al mismísimo cielo. El caso es sonrisa, seguro, le gustaría ser recor-
A lo que Félix respondió: que no habían acabado cuando, de nue- dado.
- Sí, por fuera. vo, otra nube descargó sobre la plaza
“Sit tibi terra levis”.
de Nava.
Ni eso les privó de seguir poniendo Javier S. Sánchez
el colofón a las fiestas patronales de Con el tiempo, a Félix y Antonio

https://es.wikipedia.org/
pág. 12 la llanura número 134 - julio de 2020

Clásicos Arevalenses
F. Javier Parcerisa

Historia del emperador


Carlos V, rey de España
«Fué Juan Velázquez muy privado
del príncipe don Juan y de la reina
doña Isabel, tanto que quedó por tes-
tamentario de ellos. Fué hombre cuer-
do, virtuoso, de generosa condición,
muy cristiano; tenía buena presencia
y conciencia temerosa.
Tenía Juan Velázquez las fortale-
zas de Arévalo y Madrigal con toda
su tierra en gobierno y encomienda; y
era tan señor de todo, como si lo fuera
en propiedad. Trataba á los naturales
muy bien; procurábales su cómodo
con gran cuidado y que no les echa- río, fortísimo; de manera que no solo cartas de los gobernadores, ni del rey;
sen huéspedes ni empréstitos, ni gente podía defenderse, mas ofender. hasta que el cardenal envió al doctor
de guerra, ni otras imposiciones con Cornejo, alcalde de corte, con gente
Mucho le costó á Juan Velázquez
que suelen ser molestados los pueblos. que procediese contra él. El cual pro-
aquella empresa; porque por ella cayó
Daba acostamientos á muchos, de cedió y después de muchos autos Juan
en desgracia del rey. Faltáronle los
suerte que en toda Castilla la Vieja no Velázquez se allanó; desarmó la gente;
amigos, que le dejaron viéndole ir de
había lugares más bien tratados. entregó la fortaleza y villa de Arévalo;
caída; que así suele hacer el mundo.
y se vino á Madrid junto al cardenal
Mandó el rey don Fernando á su Enemistóse con la reina Germana, y
por Junio del año 1517.
segunda mujer la reina Germana so- gastó toda su hacienda; porque el día
bre el reino de Nápoles treinta mil du- que le enterraron, dejó diez y seis mi- Como los males nunca son solos,
cados cada año, mientras viviese. Los llones de deuda. Era casado con doña muriósele su hijo Gutierre Velázquez,
cuales el rey don Carlos se los quitó de María de Velasco Guevara, hija del que era el mayorazgo; y fué tan pro-
Nápoles; y los situó en Castilla sobre condestable, y nieta de don Ladrón de funda la melancolía que por sus des-
las villas de Arévalo, Madrigal y Ol- Guevara. Fué muy hermosa, generosa gracias le dió, que luego perdió la
medo: dióle estos lugares con la juris- y virtuosa, y muy querida de la reina vida.
dición, en tanto que viviese. doña Isabel. Con la reina doña Ger-
La villa de Arévalo se entregó á la
mana, tuvo tanta amistad que no podía
Proveyó desde Flandes con cartas reina Germana; y tomó la posesión
estar un día sin ella; y doña María no
para los gobernadores, que así lo cum- por ella un caballero aragonés criado
se ocupaba en otra cosa sino en ser-
pliesen y ejecutasen. del rey Católico, que se decía Nava-
virla y banquetearla costosamente. La
rros; que la tuvo en nombre de la reina
reina Germana en este encuentro los
Año 1517, á 20 de Mayo, en Ma- Germana hasta el tiempo de las comu-
echó de su casa, les quitó la honra, y
drid notificaron á Juan Velázquez las nidades.
destruyó la hacienda: y fué ocasión de
provisiones, requiriéndole que dejase
otros grandes trabajos que padecie- Como la villa vino á poder de la
las fuerzas. Y él no solo suplicó de lo
ron; que de esta manera trata siempre reina Germana, doña María de Velas-
que el rey enviaba á mandar, más sa-
el mundo á los que más valen y privan co desamparó su casa.»
lióse de Madrid, y fuése para Arévalo,
con los reyes.
é hízose fuerte en la villa con gente, Don Fray Prudencio de Sandoval
armas y artillería. Para guardar los Duró muchos meses en su porfía Libro II, cap. 21
arrabales hizo un palenque de río á Juan de Velázquez, que ni bastaron