Está en la página 1de 1

DECLARACIÓN PÚBLICA

Como Vicepresidencia de la Mujer y Equidad de Género del Partido Radical, Región de Aysén,
valoramos la formalización de la investigación judicial, en cuanto a los hechos denunciados por
abuso y acoso sexual en contra de ex Gobernador de Capitán Prat, Luis Ignacio Báez Chavarría, lo
cual permitirá esclarecer la situación ocurrida en torno a las denuncias de abuso sexual tentado y
acoso sexual consumado, realizadas por funcionarias públicas, en el marco de un cometido
funcionario en la Tenencia de Carabineros Hernán Merino Correa, ubicada en el sector de Candelario
Mancilla, extremo sur de la región de Aysén.

Expresamos nuestro completo respaldo y solidaridad con las mujeres que se han visto involucradas
en una situación de vulneración de derechos, a quien entregamos nuestro cariño y comprensión en
el difícil proceso que les ha tocado vivir; tanto en el ámbito profesional como el personal y familiar.
Entendemos que no es fácil enfrentar una situación de este tipo, considerando que sus derechos
fueron vulnerados en su espacio laboral; lo cual les ha afectado como mujer, profesional y
funcionaria pública.

Rechazamos absolutamente y repudiamos la situación de acoso sexual y de vulneración ejercida por


una autoridad política. Creemos inaceptable que trabajadores y trabajadoras; tanto del sector
público como privado, sean sometidas/os a prácticas de abuso laboral, sexual y de discriminación
de género y arbitrarias de cualquier tipo, que vulneran el mínimo respeto a nuestra integridad en
todos los espacios laborales.

Como Vicepresidencia de la Mujer y Equidad de Género del Partido Radical, creemos que urge
asumir responsabilidades políticas respecto de este hecho. Cabe recordar; que esta situación se dio
en circunstancias del ejercicio de funciones públicas, en el cual, se encontraban otras autoridades
de gobierno. Quienes; en su rol de autoridad política y jefaturas de servicio, se han mantenido en
una actitud silente, y de total mutismo. Lo que, en una situación objetiva y razonable, y dada la
gravedad de los hechos, hubiese significado dar un paso al costado en términos de representatividad
política.

De igual manera; nos hubiese gustado contar con un ejercicio activo en el rol que les corresponde a
las autoridades que deben garantizar y proteger los derechos de las mujeres; Seremi de la Mujer y
Sernameg, ante esta situación reprochable, sin asumir la labor que les corresponde como autoridad
política.

Instamos a la comunidad en general; a NO normalizar este tipo de hechos, a NO invisibilizar y negar,


por temor a las represalias en el ámbito laboral y personal. El ocultar estas situaciones de
vulneración, conlleva a la frustración y dolor de tener que convivir a diario con el agresor.

Reiteramos la importancia del debate en la ciudadanía; en el abordaje de estos temas en el ámbito


laboral, personal y comunitario. Creemos en la importancia del respeto de los derechos de todos y
todas. Y seguiremos trabajando para la completa erradicación, de las inequidades, discriminación
en materia de género y el sexismo instalado en nuestra sociedad a través del debido control social.