Está en la página 1de 13

Facultad de Humanidades :

Escuela de Educación

Sustentantes :

 Kristy Gissell Romero…….……. 2019-0440


 Nicole Karina Ureña………..……2019-0441
 Darlin Núñez……………………. 2019-0446
 Franchesca Mateo……….…….. 2019-0541

Asignación :

Autorregulación:

-Teoría de procesamiento de la información


-Teoría constructivista

Asignatura :

Psicología del aprendizaje II

Sección :

150

Maestra :

Laura Henríquez

Santo Domingo, D.N

Julio 20, 2020

Introducción
Las teorías del procesamiento de la información destacan que la autorregulación
refleja consciencia metacognoscitiva. La autorregulación requiere que los
aprendices entiendan las exigencias de la tarea, las cualidades personales y las
estrategias necesarias para realizarla.

Las teorías constructivistas enfatizan que la autorregulación implica la


coordinación de funciones mentales como la memoria, la planeación, la evaluación
y la síntesis. Los alumnos usan las herramientas de sus culturas, como el lenguaje
y los símbolos, para construir significados del contenido y las situaciones.

Los planteamientos originales de las teorías del procesamiento de la información


han evolucionado para incluir procesos cognoscitivos y motivacionales de
autorregulación y Los investigadores constructivistas han abordado el tema de la
autorregulación, lo cual resulta natural toda vez que una suposición central del
constructivismo es que los aprendices construyen el conocimiento y las formas de
adquirirlo y aplicarlo.

En el siguiente trabajo hablaremos sobre lo que expone estas dos teorías, en base
a las suposiciones y modelos aplicados a la educación.

Teoría del Procesamiento de la Información


Las teorías del procesamiento de la información ven al aprendizaje como la
codificación de la información en la memoria a largo plazo. Los aprendices activan
las partes pertinentes de la memoria a largo plazo y en la memoria de trabajo
relacionan el nuevo conocimiento con la información existente. Cuando la
información está organizada y es significativa, no sólo es más fácil integrarla al
conocimiento ya existente, sino que también hay más probabilidades de
recordarla. La consciencia metacognoscitiva también incluye conocimiento
procedimental o producciones que regulan el aprendizaje del material mediante la
supervisión del nivel de aprendizaje propio, la decisión de cuándo adoptar una
aproximación diferente a la tarea y la evaluación de la preparación para una
prueba.

Éstas facilitan el procesamiento y el


desplazamiento de la información
por el sistema. Recuerda
información de la memoria a largo
plazo que concierne a su lectura y
compara la información con su
estándar interno de un resumen adecuado. Este estándar también puede ser una
producción caracterizada por reglas, como ser preciso, incluir información de todos
los temas cubiertos y ser exacto, desarrolladas por medio de la experiencia en
elaborar resúmenes. Winne y Hadwin desarrollaron un modelo del aprendizaje
autorregulado desde la perspectiva del procesamiento de la información, que
resulta de gran relevancia para la educación y una fase opcional, la de
adaptaciones.

En la primera fase los aprendices procesan información sobre las condiciones que
caracterizan la tarea con el fin de definirla claramente. Existen dos fuentes de
información. Las condiciones de la tarea incluyen información acerca del
ejercicio, la cual los aprendices interpretan con base en el entorno externo, por
ejemplo, las instrucciones del profesor para realizar una tarea. Las condiciones
cognoscitivas son las que los aprendices recuperan de la memoria a largo
plazo, las cuales incluyen información acerca de cómo les fue en el trabajo
anterior, así como variables motivacionales, como la competencia percibida y las
atribuciones.

En la segunda fase los aprendices toman decisiones sobre una meta y para
alcanzarla elaboran un plan que debe incluir estrategias relevantes de
aprendizaje. En cada fase ocurre procesamiento de la información que da como
resultado nuevos productos o nueva información. Los procesos de la información
operan sobre la información existente y se caracterizan por el acrónimo
SMART, que se forma con las iniciales de los términos
buscar, supervisar, ensamblar, repasar y traducir en inglés. En términos
figurados, estos son los elementos con los cuales el estudiante «afronta el
aprendizaje» .

Los resultados del procesamiento de la información se comparan con estándares y


esas evaluaciones sirven de base para relacionar nuevas condiciones con las
actividades de aprendizaje del estudiante. La importancia de este modelo para la
educación se deriva en buena medida de su desarrollo y uso con contenido de
aprendizaje y del hecho de que incluye variables motivacionales. Este modelo
representa un gran avance sobre los modelos tradicionales o contemporáneos del
procesamiento de información cognoscitiva que enfatizaban componentes
cognoscitivos . Muchas investigaciones apoyan la idea de que las variables
motivacionales son importantes durante el aprendizaje autorregulado .

Estrategias de Aprendizaje

Las estrategias de aprendizaje son planes cognoscitivos orientados hacia la


realización exitosa de una tarea. Las estrategias también incluyen técnicas que
crean y mantienen un clima de aprendizaje positivo, por ejemplo, maneras de
superar la ansiedad ante las pruebas, mejorar la autoeficacia, apreciar el valor del
aprendizaje, y desarrollar expectativas y actitudes positivas de los resultados. El
uso de estrategias es una parte integral del aprendizaje autorregulado porque
éstas dan a los aprendices mayor control sobre el procesamiento de la
información.  En la conversación inicial, Connie hace hincapié en la importancia de
que Kim utilice estrategias de aprendizaje en sus cursos.

Las estrategias de aprendizaje contribuyen


a la codificación en cada una de sus fases.
Así, al inicio los aprendices prestan
atención a la información relevante para la
tarea y la transfieren del registro sensorial
a la memoria de trabajo.

Los métodos de aprendizaje autorregulado


son técnicas o procedimientos específicos incluidos en las estrategias para
alcanzar metas. Por ejemplo, es común que los procedimientos que elaboran la
información también permitan repasarla y organizarla. Los métodos que organizan
la información pueden disminuir el estrés sobre el aprendizaje y ayudar a afrontar
la ansiedad. Los métodos no son igualmente apropiados para todos los tipos de
tareas. Cuando se trata de memorizar hechos simples, el método de elección
puede ser el repaso, pero si la meta es comprenderlos, el método más apropiado
sería la organización.

Repaso

Repetir la información de manera literal, subrayarla y resumirla son formas de


repaso. Repetir la información para uno mismo es un procedimiento eficaz para las
tareas que requieren memorización mecánica. El repaso puede ser útil para el
aprendizaje complejo, pero debe implicar algo más que la mera repetición de la
información. Este método, popular entre los estudiantes de preparatoria y
universidad, mejora el aprendizaje si se emplea con sensatez.
Elaboración.

Los procedimientos de elaboración (imaginería, mnemónicos, plantear preguntas y


tomar notas) amplían la información al agregar algo que da mayor significado al
aprendizaje. En el caso de la imaginería, se añade una imagen mental; por
ejemplo, la definición de un nabo: “planta bianual de la familia de la mostaza con
hojas vellosas comestibles y raíz carnosa, redondeada, de color claro que se usa
como vegetal”. Para memorizar esta definición, se podría utilizar el repaso
mecánico, o bien, elaborar una definición mirando la imagen de un nabo y
formándose una imagen mental que se relaciona con ella.

Los mnemónicos son métodos


populares de elaboración. Un
mnemónico dota de significado a la
información relacionándola con algo que
ya se sabe.

Los métodos de elaboración también


son útiles en tareas de aprendizaje
complejo. Por ejemplo, para plantearse
preguntas es necesario que los
aprendices hagan pausas periódicas mientras leen un texto y se cuestionen sobre
él.

Tomar notas, otra técnica de elaboración, requiere que los aprendices hagan
paráfrasis significativas de las ideas más importantes expresadas en el texto.
Aunque es similar a resumir, la toma de notas no se limita a la información
disponible de inmediato.

Organización

Las técnicas de organización incluyen los mnemónicos, el agrupamiento, la


elaboración de bosquejos y el mapeo. Los mnemónicos elaboran y organizan la
información de una manera significativa. La información se puede organizar
agrupándola antes por medio del repaso o el uso de mnemónicos.

Según Weinstein y Mayer, la organización impuesta por los aprendices es una


ayuda eficaz para el recuerdo; los estudiantes recuerdan primero el esquema de
organización y luego los componentes individuales.

Una técnica popular es hacer bosquejos, lo cual requiere que los aprendices creen
encabezados. Los bosquejos mejoran la comprensión, pero igual que con otros
métodos de aprendizaje, por lo regular es necesario enseñarles primero a
elaborarlos.

El mapeo es una técnica de organización que mejora la conciencia de los


aprendices sobre la estructura del texto; implica identificar las ideas importantes y
especificar su interrelación.

Supervisión de la comprensión

La supervisión de la comprensión ayuda a los


aprendices a identificar si están aplicando
adecuadamente el conocimiento declarativo y
procedimental al material que deben aprender, a
evaluar si están entendiendo el material, a decidir si la
estrategia que están usando es eficaz o si necesitan
una mejor, y a saber por qué el uso de la estrategia
mejora el aprendizaje. Enseñar a los estudiantes a
supervisar la comprensión es un componente primordial de los programas de
enseñanza de estrategias.

Plantearse preguntas, volver a leer, verificar la coherencia y parafrasear son


procesos de supervisión. Greene y Azevedo usaron un entorno de aprendizaje
hipermedia con alumnos de secundaria y preparatoria y encontraron que las
actividades de supervisión, por ejemplo, hacerse preguntas, mejoró de manera
significativa su comprensión de temas científicos complejos.
Técnicas afectivas.

Las técnicas afectivas de aprendizaje crean un clima psicológico favorable para


aprender. Esos métodos ayudan al aprendiz a afrontar la ansiedad, desarrollar
creencias positivas (autoeficacia, expectativas de resultados, actitudes), plantear
metas, establecer un horario y lugar regulares para estudiar y minimizar las
distracciones (creando reglas como no hablar por teléfono y no ver televisión).

La autoverbalización ayuda a mantener la atención del estudiante en la tarea


académica. Al inicio de una actividad académica los alumnos pueden pensar para
sí: “Esto puede ser difícil, necesito prestar mucha atención al profesor”.

El establecimiento de metas es una estrategia eficaz para administrar el tiempo.


Los aprendices que se plantean metas de aprendizaje generales, las subdividen
en metas a corto plazo y luego evalúan periódicamente su progreso hacia ellas
muestran autorregulación de su desempeño académico.

Eficacia de la enseñanza de estrategias

Cuando la transferencia es una meta es


imperativo que los aprendices entiendan las
condiciones en que la estrategia es eficaz. Los
mejores programas de enseñanza de estrategias
autorreguladas son los que se integran con el
contenido académico y se llevan a cabo en aulas
que apoyan el aprendizaje autorregulado de los
alumnos.

Como con otros aspectos del aprendizaje, la


enseñanza de estrategias funciona mejor cuando los métodos tienen sentido para
los estudiantes y cuando éstos perciben que vale la pena usarlos.
Los programas de enseñanza de estrategias con niños suelen emplear
participantes que muestran deficiencias de producción, es decir, no utilizan una
estrategia de la que disponen; y de utilización, o sea que usan la estrategia, pero
su desempeño no mejora. Es probable que la enseñanza de estrategias sea más
eficaz cuando se enfatiza la naturaleza constructivista de su adquisición y uso.

Un punto clave es que se motiva a los estudiantes a construir la comprensión de la


información que reciben. La buena enseñanza complementa este proceso porque
ofrece entradas ricas y el contexto para que ocurran las construcciones.

Pressley y sus colegas recomendaron seguir una serie de pasos en la enseñanza


de estrategias:

 Introducir pocas estrategias a la vez.


 Ofrecer práctica distribuida en tareas diversas.
 Hacer que los profesores sirvan como modelo.
 Enfatizar a los estudiantes el valor de utilizar estrategias.
 Personalizar la retroalimentación y la enseñanza.
 Establecer oportunidades para la transferencia.
 Mantener la motivación del estudiante.
 Alentar la reflexión y planeación habitual.

Teoría Constructivista

Entre las diversas fuentes de las explicaciones


constructivistas de la autorregulación, están las
teorías cognoscitivas del desarrollo, los
antecedentes de las teorías cognoscitivas
contemporáneas, por ejemplo, la psicología de
la Gestalt y los estudios de la memoria, así
como la teoría de Vygotsky; Sin importar la
fuente, las visiones constructivistas de la
autorregulación se basan en ciertas
suposiciones:
 Pasos por seguir en la enseñanza de estrategias.
 Existe una motivación intrínseca para buscar información.
 La comprensión va más allá de la información proporcionada.
 Las representaciones mentales cambian con el desarrollo.
 Los niveles de comprensión se perfeccionan de modo progresivo.
 El desarrollo impone restricciones al aprendizaje.
 La reflexión y la reconstrucción estimulan el aprendizaje.

Influencias socioculturales

La teoría constructivista de Vygotsky (1978) sobre el


desarrollo humano se presta muy bien a la
autorregulación. Vygotsky creía que las personas y sus
entornos culturales constituyen un sistema social en
interacción. Por medio de sus comunicaciones y
acciones, las personas presentes en los entornos de los
niños les enseñan las herramientas (como el lenguaje,
los símbolos y los signos) que necesitan para adquirir
competencias.

Vygotsky usaba el término función mental superior para referirse a un proceso de


pensamiento dirigido de manera consciente. En este sentido, la autorregulación
puede ser el pensamiento como una función mental superior. En la visión de
Vygotsky, la autorregulación incluye la coordinación de procesos mentales como la
memoria, la planeación, la síntesis y la evaluación.

Vygotsky creía que las personas llegan a controlar de manera deliberada sus
acciones, es decir, que aprenden a autorregularse. Los mecanismos principales
que influyen en la autorregulación son el lenguaje y la zona de desarrollo próximo
(ZDP).

La autorregulación también depende de que los estudiantes estén al tanto de las


conductas socialmente aprobadas. Los niños hacen la transición de las conductas
reguladas por otros a las conductas reguladas por ellos mismos (autorregulación)
a través de las interacciones con adultos en la zona de desarrollo próximo.

Wertsch describió cuatro etapas de la


intersubjetividad que corresponden a los grados de
responsabilidad que mantienen las partes en un
contexto social. Al principio el niño no entiende las
palabras o gestos del adulto, por lo que no existe
intersubjetividad. A medida que el niño madura y el
adulto se vuelve más sensible a la situación del
menor, se desarrolla una comprensión compartida de la situación, aunque la
responsabilidad de regular la conducta todavía recae en el adulto. En la tercera
fase el niño aprende la relación entre el habla y la actividad, y se responsabiliza de
la tarea. A medida que el habla se interioriza en el pensamiento autodirigido, se
completa la intersubjetividad y la autorregulación ocurre de manera independiente.

Teorías implícitas

Las teorías implícitas son rasgos inherentes de las explicaciones constructivistas


del aprendizaje, la cognición y la motivación. Los estudiantes también construyen
teorías acerca del aprendizaje autorregulado que coexisten con teorías acerca de
los demás y sus mundos, de modo que las teorías autorreguladas del aprendizaje
son sumamente contextualizadas.

Un tipo importante de teoría implícita involucra las creencias de los niños acerca
de sus habilidades académicas. Los niños que experimentan problemas de
aprendizaje y que creen que esos problemas reflejan poca capacidad tienden a
mostrar poca motivación para triunfar. Las creencias de que el esfuerzo conduce
al éxito y que el aprendizaje produce mayor capacidad se relacionan
positivamente con la autorregulación eficaz.

Los niños también desarrollan teorías acerca de su competencia en relación con


sus pares. A través de la comparación social con personas similares, formulan
percepciones sobre su capacidad y su posición relativa dentro del grupo.
De acuerdo con esas creencias, los niños formulan teorías acerca de lo que
contribuye al éxito en diferentes dominios. Las estrategias autorregulatorias

pueden ser de naturaleza general, como tomar notas y repasar la información por
aprender, o pueden ser idiosincrásicas a áreas particulares. Lo importante no es si
esas estrategias son de verdad útiles. Como son construidas, pueden ser
engañosas.

Los niños están intrínsecamente motivados para construir marcos explicativos y


entender sus experiencias educativas Cuando tienen éxito construyen teorías
sobre la competencia, las tareas y sobre sí mismos, las cuales contribuyen al
aprendizaje y al uso de estrategias adaptables de aprendizaje. Pero cuando no
consiguen el éxito pueden construir metas y estrategias inapropiadas.

Para usar la terminología de la psicología cognoscitiva, las teorías implícitas


incluyen conocimiento declarativo y condicional que subyace al conocimiento
procedimental. En resumen, la autorregulación depende en gran medida de cómo
los niños se perciben a sí mismos y a la realización de las tareas.
Conclusión

Posteriormente, llegamos a la conclusión de que , estas teorías hacen referencia a


condiciones previas o procesos necesarios para llegar a autorregular
adecuadamente el aprendizaje, mientras que otras ofrecen modelos más
complejos que explican los aspectos analizados de forma completa.

Consideramos que tener una visión comprehensiva de las diferentes teorías


contribuye a facilitar la comprensión de los procesos que los niños adquieren en
el aula y, de esta forma, permite entender en mayor profundidad las estrategias
que estos emplean.

De igual forma también nos permite entender aquellas estrategias que los niños no
adquieren y cuáles son las mejores formas para ayudarles a adquirir capacidades
autorregulatorias, entre las cuales juegan un papel fundamental las metas que los
niños han establecido.

Sin embargo, las intervenciones inspiradas en la teoría sociocultural son las que
mejores resultados consiguen con los alumnos de primaria, mientras que las
intervenciones basadas en la teoría del procesamiento de la información o
metacognitiva son las más eficaces con los alumnos de secundaria.

Finalmente, nosotras como futuras maestras tenemos que considerar las


necesidades del alumnado con el trabajamos y desde una visión holística de lo
que supone la autorregulación promover que los alumnos adquieran y activen las
estrategias necesarias para las tareas requeridas.