Está en la página 1de 4

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

Introducción

Los derechos humanos protegen nuestra dignidad y establecen que toda situación que lo atente
no conoce nuestro valor como seres humanos. Esto significa que se reconoce a todas las personas
el derecho a vivir libres de la intervención arbitraria del estado y solicitar que el estado tome
ciertas medidas para que podamos disfrutar de una vida más plena. En otras palabras, ellos, por
un lado, nos aseguran que el Estado, a través de sus diversos órganos y poderes y mediante la
acción de sus funcionarios y miembros que se encargan de resguardar el orden interno y externo,
se respete nuestros derechos y no se cometa ningún tipo de abusos o discriminaciones en contra
nuestra. Por otro lado, existen otras dos obligaciones para el estado: implementar medidas que
nos permitan desarrollar nuestras vidas de la mejor manera posible, tanto personal como
colectivamente, y evitar que otras personas o instituciones restrinjan u obstaculicen el disfrute de
nuestros derechos.

En distintas épocas y lugares, las personas, las sociedades y los Estados han contribuido, de
distintas formas, a que los derechos sean hoy reconocidos en el mundo entero. Sin embargo no
siempre se reconoció y durante mucho tiempo se negaron los derechos humanos a muchas
personas y grupos, lo que causó sufrimiento y violó su integridad. En la historia del mundo y la
de Perú, podemos encontrar muchos ejemplos de estas transgresiones de los derechos, como la
esclavitud, golpes de Estado, explotación infantil, abusos de trabajo y discriminación contra los
pueblos indígenas, entre otros que a la actualidad aún se busca la erradicación por completo de
algunas transgresiones que persisten.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, tras las atrocidades cometidas por el Estado Nazi contra
los pueblos Judíos y Gitano, así como otras acciones tomadas por los otros estados en el curso de
la guerra. Los países deciden acordar que no se pueden seguir permitiendo estos atentados
contra la dignidad de las personas, para lo cual era necesario fundar un marco de respeto hacia
los derechos humanos de todas las personas a nivel global, en 1948 se firmó la Declaración
Universal de Derechos Humanos, Esto estableció el reconocimiento de los derechos de las
personas y la obligación de los estados de trabajar para hacer realidad su cumplimiento.
Análisis con respecto al artículo 1 de la DUDH

Artículo 1°: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y,
dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con
los otros.

Aunque los conceptos de libertad, igualdad y dignidad fueron asuntos que tuvieron mayor
relevancia en el pasado justo después de la Segunda Guerra Mundial, actualmente hay un largo
camino por recorrer para garantizar la plena aplicación de estos derechos. Para ello, se analizará
el mencionado artículo 1° de la Declaración de Derechos Humanos.

Contenido del Derecho

El derecho a la igualdad presupone que todas las personas sean tratas por igual por parte del
Estado, por ende cualquier tratamiento desigual está prohibido, de ser así se estaría frente a una
discriminación la cual se encuentra prohibida.

Mas sin embargo la realidad actual denota que hay una serie de desigualdades en la sociedad de
cierto modo nos obliga a tomar medidas para garantizar que el derecho a la igualdad no se acabe
en su rendimiento formal, sino que hay igualdad de oportunidades para ejercer de los derechos
fundamentales de todas las personas. En tanto estas medidas pueden significar un trato
diferenciado entre las personas que se encuentran en una situación de desigualdad, para ello se
tendrá que observar los principios de razonabilidad, racionalidad y proporcionalidad.

El reconocimiento del derecho a la igualdad también implica que el estado está obligado a tomar
estas medidas regulatorias u otras para garantizar que todas las personas tengan las mismas
oportunidades para ejercer sus derechos fundamentales. Esto implica reconocer que en realidad
existe una situación de desigualdad que debe revertirse.

La igualdad ante la Ley

Se señaló que el derecho a la igualdad refiere a que todas las personas sean tratadas de forma
igual, pues de darse en caso contrario se estaría ante una situación de discriminación. Esto se
extiende para las autoridades del Estado con potestad normativa, con la finalidad de que no
emitan legislaciones que contengan mandatos discriminatorios. Ya que el derecho a la igualdad
implica que las normas deben ser iguales para todos. Sin embargo en el caso de que haya una
norma con trato desigual, ésta debiera analizarse, a fin de determinar si se está ante un mandato
legal que establece una diferenciación o discriminación.

Sin embargo, pese a que el sistema legal ha sido y es una herramienta para normalizar las
relaciones entre los individuos. Se debe señalar que el ordenamiento ha sido instrumento de
segregación y discriminación de la vulneración de las personas que forman parte de la minoría.

La categoría orientación sexual busca salvaguardar las diversas manifestaciones, heterosexuales,


homosexualidad, bisexualidad, entre otras valorando de modo equilibrado sus contextos. El
Estado garantiza y reconoce derechos para las personas heterosexuales y no así a las
orientaciones sexuales no heterosexual.

Así por ejemplo, con respecto a la regulación del matrimonio igualitario, la Constitución prohíbe
la discriminación basada en la orientación sexual, que puede extenderse a figuras como el
matrimonio. Sin embargo, el Código Civil solo regula la unión de parejas heterosexuales.

- La Constitución Política del Perú dice en su artículo 2 que todas las personas tienen
derecho "a la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen,
raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquiera otra índole".
- El Código Civil establece en su artículo 234 que "el matrimonio es la unión
voluntariamente concertada por un varón y una mujer legalmente aptos para ella y
formalizada con sujeción a las disposiciones de este Código, a fin de hacer vida común".

Desde esta perspectiva, se identifican inconsistencias en la implementación de políticas


favorables que promueven un trato diferente en favor de los grupos excluidos, ya que el énfasis
en la protección se coloca en la categoría y no en el contexto.
Conclusión:

- La dignidad es la base de todos los derechos humanos. Las personas tienen derechos que
deben ser tratados con el mayor cuidado, precisamente porque todos tienen un valor
intrínseco.
- Hoy entendemos los derechos humanos no solo como la expresión ética más completa de
la ley, sino como la expresión legal de la dignidad humana. En otras palabras, los
derechos humanos, originalmente concebidos como un instrumento para defender al
individuo de las acciones de autoridad que podrían afectar o atacar su dignidad, hoy en
las sociedades contemporáneas el carácter de un paradigma ético y una regla moral. Así,
hoy, pragmáticamente, las reglas legales se consideran justas cuando respetan, protegen y
promueven los derechos humanos; y las acciones de la autoridad son legítimas cuando
respetan y promueven los derechos humanos.

- Sin lugar a dudas, es necesario que los poderes del Estado, reconozcan los compromisos
asumidos en la agenda internacional en materia de la igualdad y la no discriminación.
Asimismo, no solo se trata de reformar o crear leyes que se ajusten, sino también de
lograr una armonización en la vida de las personas que habitan en un territorio,
permitiendo un desarrollo humano y social que respete la dignidad humana.

Nombre y Apellido: Dianeth Veronica Lima Fur

Código: 2015224720

También podría gustarte