Está en la página 1de 5

KAREN TATIANA MEDRANO CARDONA

FACULTAD DE PSICOLOGÍA- GRUPO 101.

TALLER LAS CADENAS DE LA ILUSIÓN

REFERENCIA: Fromm, E. (2008) Las cadenas de la ilusión: Una autobiografía


intelectual. Editorial Paidós: Barcelona.

1) El concepto de hombre en Marx y Freud.

MARX FREUD

El hombre es el producto de la historia, El hombre es concebido como una


es decir, se modifica y/o transforma a máquina, la cual es impulsada por una
sí mismo a lo largo de cada época constante energía sexual, denominada
histórica, llegando a ser lo que ‘’Libido’’. Dicha libido causa una
potencialmente es al desarrollar tensión dolorosa que solamente se
aquellas potencialidades que le son mitiga mediante el acto de descarga
otorgada al nacer y que lo conllevan a física, conocida como ‘’Placer’’.
su autocreación. Lo anterior, se lleva a De igual forma, la civilización aumenta
cabo mediante el proceso del trabajo en el hombre la frustración cuando
pues mediante este surge la creación renuncia a la satisfacción completa e
del hombre al irse independizando de inmediata de sus impulsos (energía
la naturaleza, al gobernarla y sexual), convirtiéndolo en un hombre
transformarla; por tanto, el trabajo se menos feliz.
convierte en una actividad mediante a
que el hombre se apropia del mundo y
le proporciona libertad.

2) Salud mental en Marx y Freud.

MARX FREUD

El hombre es sano cuando se El hombre es sano cuando logra


desarrolla plenamente en cada una de culminar las etapas de desarrollo de la
sus relaciones con el mundo y crea libido (energía del instinto sexual),
una realización positiva de su empezando desde las actividades
individualidad al ser activo, productivo orales del niño hasta el inicio de la
y social. De igual forma, el trabajo se pubertad donde el desarrollo libidinal
convierte en la fuente de la salud llega a su fructificación; de ahí que,
mental puesto que, en ese proceso, el logra llegar al NIVEL GENITAL sin
hombre se desarrolla intelectualmente sufrir una regresión a una etapa
y emocionalmente, alcanzando dicha anterior después de haber llegado a
independencia y libertad, es decir, las dicho nivel, recibiendo una satisfacción
fuerzas propias del hombre se originan sexual adecuada donde puede
únicamente en el proceso de relación producir cosas y reproducir la raza.
con el mundo.
Por otro lado, dicha salud mental se
De ahí que, un hombre productivo y encuentra relacionado con la esfera de
mentalmente sano, es reflejo de una las relaciones objetales donde logra
buena sociedad. independizarse del padre y de la
madre, siendo su propio amo y
confiando en su razón y propia fuerza.

3) Enfermedad mental en Marx y Freud.

MARX FREUD

Parte de una invalidez psíquica que se La considera en primer lugar desde la


transforma en la expresión más no superación del hombre de sus
fundamental de la psicopatología: La tendencias infantiles y la no
enajenación; encontrándose la raíz de adaptación de una orientación genital
esta patología en determinadas madura, es decir que, se presenta una
cualidades de la organización social, modalidad de patología (psicosis)
por ejemplo, en la aparición de la cuando los deseos y fantasías
división del trabajo ya que infantiles inundad el ego adulto.
deshumaniza al hombre pues lo aparta
de su vida, de sí mismo y de sus De igual forma, la transferencia
semejantes, pues, al producir más entendida como la elección de un
riqueza y al aumentar la producción en objeto hacía el cual el hombre-
intensidad y extensión, el trabajador paciente proyecta todas sus
pone su vida en el objeto y eso cualidades humanas (amor,
ocasiona que, está ya no le pertenezca inteligencia, valor, etc) para vencer la
a él sino al objeto, esclavizándose al sensación de impotencia que origina
quedar dicha actividad social fuera de no experimentarse como sujeto
su control y utilizando con única forma causante de sus propios actos y
de relacionarse con el mundo exterior: experiencias; es uno de los fenómenos
el consumo sin límites del mismo. de la psicopatología al ser una
expresión de la enajenación, puesto
que un hombre neurótico es un ser
humano enajenado, regido por un
deseo que entre más fuerte es, lo
vuelve más débil.

4) La alineación en Marx y Freud.

MARX FREUD

Marx propone tres tipos de La enajenación se encuentra


enajenación: determinada por la transferencia que
realiza el hombre de sus cualidades
*Enajenación del trabajador con su humanas a un objeto, sometiéndose al
producto: El trabajo se convierte en un mismo debido a que esto lo hace
objeto que tiene una existencia sentir fuerte, sabio, valeroso y seguro
independientemente fuera del al proyectar sus propias cualidades;
trabajador, oponiéndose a él como un por tanto, al perder dicho objeto,
poder autónomo. De ahí que, se implicaría perderse a sí mismo.
convierte en una fuerza ajena y hostil,
aunque haya sido quien le infundió vida Lo anterior origina una veneración
al objeto. idolatra al cual se le confiere fuerza e
*Enajenación en la actividad intensidad según se le confieran
productiva: Hace referencia al trabajo aspectos del hombre, por tanto, da
enajenado donde la actividad del origen a diversos tipos de
trabajador no es su propia actividad enajenación: Enajenación del
espontánea pues es algo exterior a él y pensamiento (las ideas no son
lo considera como un medio para resultado de una propia actividad
satisfacer necesidades externas a sí pensante, sino que el hombre
mismo, omitiendo esta actividad como transfiere a su cerebro los
agradable y libre donde la autonomía y pensamientos de sus ídolos),
libertad del hombre es negada en dicha enajenación de la esperanza (el futuro
enajenación. se convierte en ídolo).
*Enajenación del trabajador de sus
semejantes: Parte de la división entre
el interés particular y el interés común
entre los hombres, ya que, da origen a
la división de clases donde empieza a
considerar al otro como ajeno, enemigo
suyo, más poderoso e independiente
de él.

Para liberarse de esa enajenación es


necesario que el hombre sea
consciente de la historia y se
experimente a sí mismo como centro y
sujeto de todas sus potencialidades,
desarrollando así, los valores morales
auténticos de la humanidad donde
rechaza experimentarse a sí mismo
solamente a través de las cosas que
crea.

5) El carácter social en Fromm.

Fromm parte de la consideración de que dentro de las naciones, sociedades o


clases que existen dentro de una determinada sociedad, hay una estructura
caracterológica inherente a pesar de que los individuos difieran entre sí y aun
cuando exista un número de individuos cuya estructura de carácter no se ajuste a
la pauta general del carácter que prima en el grupo. Lo anterior es conocido como
‘’carácter social’’ pues representa una forma mediante la que se canaliza la
energía, es decir que, cuando la energía de la mayor parte de una población
determinada se canaliza de un mismo modo, las motivaciones, ideas e ideales
serán los mismos; siendo lo anterior, un eje fundamental en el funcionamiento de
una sociedad.

De ahí que, la función del carácter social se encamina a moldear y encauzar la


energía de los sujetos de la sociedad para que exista dentro de la misma un
continuo funcionamiento al actuar según los intereses y necesidades de su cultura,
es decir, los sujetos deben comportarse de acuerdo al modo que exija el sistema
social; sin embargo, para comprender el proceso social en el que se va
construyendo dicho carácter es necesario analizar el conocimiento de la realidad
del hombre a partir de sus propiedades físicas y fisiológicas, su interacción entre el
hombre y la naturaleza de las condiciones externas que debe dominar para
sobrevivir; por tanto, se debe considerar las necesidades humanas básicas para
que un orden social prospere desde la satisfacción.

De acuerdo con Fromm, la estructura socioeconómica desempeña un papel


determinante en el carácter del hombre puesto que se encuentran estrechamente
relacionados entre sí; de modo que, a raíz de esto surgen ideas que influyen en el
carácter social al ser convicciones profundas que los sujetos están dispuestos a
defender.

ERICH FROMM:

Fue un destacado psicoanalista, psicólogo social y filósofo humanista de


origen judío alemán. Nació en Frankfurt, Alemania en 1900, perteneciendo a una
familia relacionada con el Judaísmo ortodoxo, lo cual generó que su juventud
estuviera dirigida hacía los estudios talmúdicos, aunque posteriormente se
inclinara en formarse desde el psicoanálisis de Sigmund Freud y el legado teórico
de Karl Marx, lo que lo acerco a las ideas del socialismo y a doctorarse en
sociología en Heidelberg en 1922, mudándose a los EEUU en 1934 debido a que
los nazis tomaron el control de Alemania, abriendo una consulta clínica basada en
el psicoanálisis y dictando clases en la Universidad de Columbia. A partir de dicho
momento popularizó un psicoanálisis influenciado por la filosofía humanista, cuyo
énfasis era basarse en la capacidad del ser humano para ir volviéndose más libre
y autónomo mediante el desarrollo personal.

En 1941 publicó El miedo a la libertad, y posteriormente, Man for Himself: an


Enquiry into the Psychology of Ethics (1947), El lenguaje olvidado (1951), y un
auténtico "best seller" internacional: El arte de amar (1956). Más tarde, publicó La
misión de Sigmund Freud (1959), Marx's concept of Man (1961) y, en dura
polémica con Konrad Lorenz, Anatomía de la destructividad humana (1975), a la
que siguió ¿Tener o ser? (1976).

Se le considera junto a Karen Horney y Harry S. Sullivan iniciador de la escuela


culturalista psicoanalítica estadounidense, cuyo fin es resolver la neurosis del
hombre moderno, que radica según Fromm en el distanciamiento que existe entre
las estructuras sociales y el individuo; de igual forma, basa su análisis de la
sociedad en el concepto de inconsciente social, que representa la parte
socialmente reprimida de la psique universal.

Entre 1957 y 1961 Fromm compaginó su actividad en la UNAM con una cátedra en


la Universidad Estatal de Míchigan. En 1965 se retiró; tras unos años de viaje,
en 1974 se instaló en Muralto, en Suiza. Murió en su hogar cinco días antes de su
octogésimo cumpleaños.
Referencia: Biografías y vidas. (2016). Erich Fromm. Recuperado de
https://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/fromm.htm.
Torres, A. (2006). Erich Fromm: Biografía del padre del psicoanálisis humanista.
Recuperado de https://psicologiaymente.net/biografias/erich-fromm

También podría gustarte