Está en la página 1de 26

CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

AL INICIO DEL MINISTERIO


DEL PBRO. MIGUEL ÁNGEL LUNA LIRA
COMO PÁRROCO DE LA PARROQUIA EL SEÑOR DEL PERDÓN

Preside Mons. Juan Armando Pérez Talamantes


obispo auxiliar de Monterrey

III Domingo ordinario


25 de enero del año del Señor 2020
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 1

LA PARROQUIA y EL PÁRROCO

La Iglesia fue creciendo en torno a la figura del Obispo, sucesor de los Apóstoles, junto a él y como
colaboradores, encontramos en primer lugar a los presbíteros y a los diáconos, así como una variada
diversidad de ministros y de ministerios. La vida eclesial era sencilla, cada ciudad tenía su propio
Obispo y junto a él concelebraban sus presbíteros que le Asístían en la administración de los
sacramentos. Pero al pasar del tiempo y el crecimiento de la Iglesia, fue necesario ir integrando y
organizando las diversas poblaciones vecinas a las grandes ciudades.

Así, el Obispo asignaba presbíteros para que residieran ahí y en comunión con él organizaran y
apacentaran a esas comunidades cristianas, las cuales recibieron el nombre de "Parroquias" nombre
formado por dos vocablos griegos: para = junto a; y ouxia = casa; es decir: vivir cerca. Esto, ya que
el presbítero, ahora llamado párroco, no podía vivir, ni celebrar junto a su Obispo, sobre todo en razón
de las distancias.

Es por ello, que el Derecho Canónico, aún el día de hoy, denomina a los párrocos como "pastores
propios" (CIC 515; 519) y su investidura tiene cierto parecido con la de los Obispos, sin que por ello
se le equipare. De hecho, algunos de los ritos actuales de la Misa son resabios de esta transición a las
parroquias, por ejemplo, como el rito del conmixtión, es decir, cuando se une el Pan con el Vino
consagrados.

En efecto, el Obispo en su Misa dominical separaba del Pan consagrado y lo enviaba a sus párrocos,
los cuales le recibían entre semana y al domingo siguiente lo consumían, pero en razón a que ya se
había endurecido era suavizado en el Vino. Esto nos habla de la profunda comunión de intención y de
afecto que tenían los Obispos con sus párrocos y viceversa; y la firme conciencia de los párrocos de
que sin el Obispo no había Eucaristía (San Ignacio de Antioquía).

Tomado de la prenotadas de la
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
AL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO
Ed. SAPAL
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 2

RITOS INICIALES
El Comentador, dice:

Buenas tardes. Hoy nos hemos reunido como comunidad para agradecer a Dios su
presencia entre nosotros, en la persona de sus pastores. Preside esta celebración Mons.
Juan Armando Pérez Talamantes, Obispo auxiliar de Monterrey, quien hoy encomienda
al P. Miguel Ángel Luna Lira, la tarea de ser el nuevo párroco de esta comunidad
parroquial del Señor del Perdón.

Por ello, nuestro nuevo Párroco, recibe del Sr. obispo las llaves de nuestra parroquia,
como un signo de que le confía el cuidado y administración de todas las cosas.
(un breve silencio para realizar el gesto y proseguir)
Nos ponemos de pie y entonamos con alegría el canto de entrada.

CANTO DE ENTRADA
Mientras se ingresa a la celebración, el coro y el pueblo entona el canto.

Al llegar el celebrante al Altar: Se acercan turiferario y naveta.


La naveta se le entrega al diácono, el diácono Asíste al celebrante y le regresa la naveta al acólito.
Turiferario le entrega el turíbulo al diácono y éste al celebrante.
Ambos diáconos acompañan al celebrante y se detienen delante del crucifijo
y de la imagen de la Virgen.
Al terminar se acercan turiferario y naveta, reciben y se retiran.
Se acerca el misal.
SALUDO

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.


R. Amén.

La paz sea con ustedes.


R. Y con tu espíritu.
Se retira el acólito del Misal.

El Comentador, dice:
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 3

Nos podemos sentar. A continuación, se dará lectura del nombramiento con el cual se
designa a nuestro nuevo párroco.

LECTURA DEL NOMBRAMIENTO

Se da lectura al nombramiento del nuevo párroco, quien lo escucha de pie a un lado del Sr. obispo.

ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY
GOBIERNO ECLESIÁSTICO

ROGELIO CABRERA LÓPEZ

por la gracia de Dios y de la Sede Apostólica


Arzobispo de Monterrey

A NUESTRO QUERIDO PRESBÍTERO


MIGUEL ÁNGEL LUNA LIRA
NECESARIO COLABORADOR DEL MINISTERIO EPISCOPAL.
¡PAX!

Muy estimado Padre Miguel Ángel:

Saludo a Usted atentamente con los mejores deseos en el Señor.

En atención a las necesidades pastorales de nuestra Arquidiócesis por las que un


servidor debe cuidar, concurriendo en Usted las cualidades personales y sacerdotales
para este oficio, queremos nombrarlo y por las presentes letras en uso de nuestra
autoridad ordinaria lo nombramos:

PÁRROCO DE LA PARROQUIA EL SEÑOR DEL PERDÓN


En Monterrey, Nuevo León.
a partir del día 25 de enero del presente año.

Para el debido ejercicio de su ministerio le concedemos los derechos y deberes


conforme al Código de Derecho Canónico (Cfr. Cc. 515-535) y las legítimas
costumbres de nuestra Arquidiócesis.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 4

Con el favor de Dios, le haré entrega de la Parroquia; Rogamos a Usted que siempre en
comunión con un servidor, lleve a cabo este nuevo Oficio pastoral que nos permitimos
confiarle para que esta querida Comunidad Parroquial, que le estamos encomendando,
sea una comunidad unida en el amor, y la Eucaristía sea el corazón de la vida litúrgica
de las familias cristianas; igualmente lugar privilegiado para la Catequesis de los niños
y de los padres (cfr. C.LC. 2226).

Asimismo, le pedimos propicie y promueva el compromiso cristiano, en el espíritu de


la nueva Evangelización, y según los lineamientos emanados del Plan de Pastoral
Orgánica de nuestra Arquidiócesis.

Le rogamos a Usted Asísta y participe en las reuniones de Presbíterio en General, de


Decanato y Zona Pastoral, que se programen, como signo de unidad presbiteral, para
que el mundo crea (Cfr. Jn. 17,21).

Rogamos a Jesús, Buen Pastor, sea siempre el modelo de su entrega sacerdotal, y a la


Santísima Virgen del Roble le conceda su bendición.

En la Sede del Arzobispado de Monterrey, a los __ días del mes de __ _ del Año del
Señor 2019.

+ Juan Armando Pérez Talamantes


OBISPO AUXILIAR DE MONTERREY
Doy fe:

Pbro. Javier De la Torre


Secretario – Canciller.

El Comentador dice al terminar la lectura del nombramiento:

Digamos a una sola voz: R. Te damos gracias, Señor.

El P. Miguel Ángel se presenta ante el Sr. obispo para la profesión de fe y Juramento correspondientes.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 5

PROFESIÓN DE FE Y JURAMENTO
El Comentador prosigue:

Ahora, según una antigua tradición en la Iglesia, quien se ha de desempeñar como párroco,
debe hacer Profesión de fe y un juramento de fidelidad al ministerio que está asumiendo.

El P. Miguel Ángel, permaneciendo delante del Sr. obispo le es presentado el micrófono y la profesión
de fe.

GOBIERNO ECLESIÁSTICO DEL ARZOBISPADO


DE MONTERREY

PROFESIÓN DE FE

Yo

MIGUEL ÁNGEL LUNA LIRA

en la presencia del EXCMO. SR. D. JUAN ARMANDO PÉREZ TALAMANTES,


OBISPO AUXILIAR DE MONTERREY

C reo con fe firme y profeso todas y cada una de las cosas contenidas en el Símbolo
de la fe, a saber:

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, de todo lo
visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del
Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios
verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue
hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación, bajó del cielo, y por obra
del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa
fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer
día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de
nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que
con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 6

profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay
un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro. Amén.

Creo, también, con fe firme, todo aquello que se contiene en la Palabra de Dios escrita
o transmitida por la Tradición, y que la Iglesia propone para ser creído, como
divinamente revelado, mediante un juicio solemne o mediante el Magisterio ordinario
y universal. Acepto y retengo firmemente, asimismo, todas y cada una de las cosas
sobre la doctrina de la fe y las costumbres, propuestas por la Iglesia de modo definitivo.
Me adhiero, además, con religioso obsequio de voluntad y entendimiento, a las
doctrinas enunciadas por el Romano Pontífice o por el Colegio de los obispos cuando
ejercen el Magisterio auténtico, aunque no tengan la intención de proclamarlas con un
acto definitivo.

Así Dios me ayude, y estos Santos Evangelios que con mi mano toco.
El diácono le presenta al P. Miguel Ángel, el libro de los Evangelios.

En Apodaca, Nuevo León, al día 25 de enero del año del Señor 2020.

PBRO. MIGUEL ÁNGEL LUNA LIRA

Coram Me:
+ JUAN ARMANDO
PÉREZ TALAMANTES
Ahora, hará el juramento de fidelidad a su ministerio.

Le es presentado al P. Miguel Ángel, el texto del juramento.


CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 7

ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY
GOBIERNO ECLESIÁSTICO

JURAMENTO
"DE MUNERE FIDELITER ADIMPLENDO"
Yo
MIGUEL ÁNGEL LUNA LIRA

Ante el EXCMO. SR. D. JUAN ARMANDO PÉREZ TALAMANTES, OBISPO


AUXILIAR DE MONTERREY, con plena libertad y conciencia de mis actos, JURO
EN NOMBRE DE DIOS, que he de cumplir fielmente con el cargo pastoral de
PÁRROCO DE LA PARROQUIA EL SEÑOR DEL PERDÓN, que se me está
encomendando, y que pondré todo mi empeño y creatividad para que se cumplan los
objetivos que marca el Plan Orgánico de Pastoral Diocesana y a los que impele el
mismo dinamismo de la Iglesia.

Ocuparé mi tiempo, en ésta que será mi principal tarea, y buscaré con toda fidelidad
tener una continua comunión de voluntad e intención con mi Obispo en quien reconozco
la autoridad de Jesucristo.

Así lo juro, y así Dios me ayude y estos Santos Evangelios que toco con mi mano.

El diácono le presenta al P. Miguel Ángel, el libro de los Evangelios.

En Apodaca, Nuevo León, al día 25 de enero del año del Señor 2020.

PBRO. MIGUEL ÁNGEL LUNA LIRA


Coram Me:
+ JUAN ARMANDO
PÉREZ TALAMANTES

Se acerca una pequeña mesa y una pluma para que el nuevo párroco y el Sr. obispo firmen los
documentos.
El Comentador, dice:

Continuemos con el Acto Penitencial de nuestra celebración.


CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 8

ACTO PENITENCIAL
Reconociendo con humildad que somos pecadores, pidamos a Dios
perdón de todo corazón.

Tú que eres la plenitud de la verdad y de la gracia:


Señor, ten piedad.
R. Señor, ten piedad.

Tú que te has hecho pobre para enriquecernos: Cristo, ten piedad.


R. Cristo, ten piedad.

Tú que has venido para hacer de nosotros tu pueblo santo:


Señor, ten piedad.
R. Señor, ten piedad.

Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone


nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.

GLORIA

ORACIÓN COLECTA

D ios todopoderoso y eterno, dirige nuestros pasos de manera que


podamos agradarte en todo y así merezcamos, en nombre de tu
Hijo amado, abundar en toda clase de obras buenas. Por nuestro
Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del
Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.
R. Amén.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 9

LITURGIA DE LA PALABRA
El comentador dice

La Palabra de Dios ocupa un lugar especial en la vida de todo creyente. Estamos llamados
a vivir el amor para con todos, ese amor que Dios mismo nos ha manifestado.

Escuchemos con atención.

Después de la segunda lectura


Se acercan turiferario y naveta.
La Naveta junto con turiferario se acercan al celebrante.
Ciriales se colocan delante del altar.
Turiferario se acerca a los ciriales y los encabeza.
El comentador dice:

Hoy en esta celebración, la proclamación del Evangelio la realizará el P. Miguel Ángel


quien recibirá del Sr. obispo, el Libro de los Evangelios.
Pongámonos de Pie.

El diácono entrega el Evangeliario al celebrante.


Se presenta el Misal.
El Sr. obispo entrega al nuevo párroco el libro de los Evangelios con estas palabras:

R ecibe el evangelio de Cristo,


del cual fuiste constituido mensajero;
anuncia su mensaje de salvación
con el deseo de enseñar con toda paciencia
por medio de la catequesis y de la homilía,
ayudando a tus hermanos
a conformar su vida con la palabra de Dios.
Entonces el coro entona el ALELUYA mientras se realiza la procesión al ambón.
El Nuevo párroco toma el Evangeliario y se coloca en medio de los ciriales y se dirigen al ambón.
Al terminar la proclamación de Evangelio, el coro entona el ALELUYA nuevamente como
aclamación.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 10

RENOVACIÓN DE LAS PROMESAS SACERDOTALES


Después de la homilía, El comentador dice

Ahora, el P. Miguel Ángel realizará la renovación de su compromiso sacerdotal y


asimismo reiterará la obediencia y respeto al Obispo y sus sucesores.
Participemos atentamente.

Terminada la homilía, el nuevo párroco, puesto de pie frente al Sr. obispo que permanece sentado,
renueva las promesas hechas el día de su ordenación sacerdotal.

El Sr. obispo se dirige al nuevo Párroco con éstas o semejantes palabras:


Querido hermano, conviene que renueves, ante esta comunidad
cristiana de la Parroquia El Señor del Perdón que hoy te confiamos,
las promesas hechas el día de tu ordenación sacerdotal.
Se presenta el micrófono y el texto de la renovación de las promesas sacerdotales al nuevo párroco.

El párroco dice:
Como buen colaborador del orden episcopal estoy dispuesto a
apacentar el rebaño de dios y a dejarme guiar por el Espíritu Santo.

Estoy dispuesto a presidir fielmente la celebración del misterio del


Cristo, según la tradición de la Iglesia, para alabanza y santificación
del pueblo de Dios.

Quiero con dedicación y sabiduría, realizar el ministerio de la Palabra


en la predicación del Evangelio y la enseñanza de la fe católica.

Quiero unirme cada vez más estrechamente a Cristo, sumo sacerdote,


que por nosotros se ofreció al Padre como víctima santa, y con el
ofrecerme a Dios, para la salvación de todos los hombres.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 11

Finalmente, prometo obediencia y respeto, a mi obispo y a sus


sucesores.
Sr. obispo:
Dios, que comenzó en ti la obra buena, él mismo la lleve a término.

ENTREGA DE LOS SIGNOS


DEL MINISTERIO DEL PÁRROCO
Estos signos son opcionales, o se puede escoger algunos de ellos, sin embargo, debieran al menos
observarse la entrega del servicio a los pobres, del ambón, del altar y de la sede.

El Sr. obispo, que está dando posesión al nuevo párroco, lo va conduciendo a los distintos lugares aquí
señalados. El coro puede acompañar con música instrumental.

Miembros de la comunidad parroquial llevan en procesión los dones destinados a los pobres, como si
fuera el ofertorio. El nuevo párroco sale a su encuentro al pie del altar.

Al llegar al ambón, El comentador dice


Nuestro Señor Jesucristo, a través del ministerio del Padre Miguel Ángel hablará a esta
comunidad y enseñará el camino de la vida. Para lo cual, él siempre se alimentará
primeramente de esta Palabra y, así compartirla con sus hermanos.

Al llegar al altar, El comentador dice


El Padre Miguel Ángel, sobre este altar ofrecerá diariamente el sacrificio de la Misa,
ofreciéndose primeramente él con Jesucristo y, por su ministerio, presentará también la
ofrenda cotidiana de la comunidad entera. De este modo, Dios nos lo presenta como
dispensador de sus sacramentos, y signo de su amor por toda la humanidad.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 12

Al concluir en la sede, El comentador dice


El Sr. obispo, de forma significativa, entrega la sede al P. Miguel Ángel, este lugar de la
presidencia, es signo de la autoridad que Dios y la Iglesia le confían para guiar a esta
comunidad, transformando todas las cosas y situaciones a su paso, hasta llegar triunfantes
a la Casa del Padre en el cielo.

Felicidades Padre Miguel Ángel ¡Bienvenido!

En esta sintonía, el P. Miguel Ángel recibe el saludo del Sr. obispo, de los sacerdotes aquí
presentes y de una representación de fieles de nuestra comunidad.

El P. Miguel Ángel recibe la salutación de los sacerdotes y de un pequeño grupo representativo de la


comunidad. Al terminar el saludo, el coro termina la música instrumental.
Mientras en sacristía se preparan los cálices del altar
En el pasillo central se prepara la procesión de las ofrendas.
Se acerca misal al Celebrante.

ORACIÓN UNIVERSAL DE LOS FIELES

Integrados, por medio de la parroquia, en la Iglesia, cuerpo de Cristo


y templo del Espíritu Santo, roguemos en la paz al Señor, que es el
único que conoce las verdaderas necesidades de los hombres.
Lector o diácono:
A cada petición respondemos:
R.- Escúchanos Padre.

1. Para que la fuerza del Espíritu Santo que el Padre dio a su Hijo amado y
que él comunicó a los santos apóstoles y, por medio de ellos, a los obispos,
fortalezca a Mons. Rogelio en su tarea como Obispo auxiliar de Monterrey,
Oremos. R.-

2. Para que Dios conceda a nuestro nuevo párroco, el P. Miguel Ángel que
hoy inaugura su ministerio entre nosotros, la fuerza del Espíritu, le otorgue
un conocimiento profundo de la Palabra divina, le conceda enseñar a su
pueblo con mansedumbre y santidad y le ayude en todo ser modelo para su
rebaño, Oremos. R.-
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 13

3. Para que nuestra parroquia sea una comunidad de discípulos y misioneros,


actuando como fermento y como alma de la sociedad, para que pueda
renovarse en Cristo y transformarse en familia de Dios. Oremos. R.-

4. Para que Dios venga en ayuda de las familias de nuestra parroquia que
viven sometidas a diversas pruebas, conceda salud a nuestros enfermos,
otorgue su fuerza a nuestros ancianos, descubra a los incrédulos que viven
cerca de nosotros las riquezas de la fe, y dé a los pecadores la gracia de la
conversión, Oremos. R.-

5. Para que Dios suscite con abundancia en su Iglesia pastores que cuiden de
los fieles de las distintas parroquias y sean celosos administradores de sus
misterios, Oremos. R.-

6. Para que el Señor conceda el descanso eterno a los obispos que rigieron la
Iglesia de Monterrey, a los párrocos y a los demás presbíteros que
ejercieron su ministerio en nuestra arquidiócesis y han dejado ya este
mundo, Oremos. R.-

E scucha, Señor, la oración de tu Iglesia, congregada en tu


nombre, y a los fieles y sacerdotes de esta parroquia,
concédeles que, bajo la guía de Jesús buen Pastor, vivan con
generosidad la vida cristiana y progresen constantemente en la
caridad. Por Jesucristo, nuestro Señor. R. Amén.
Se retira misal. Se inicia la procesión de las ofrendas. Un ceremoniero las acompaña, suben al
santuario y entregan. El ceremoniero acompaña a las personas hasta su lugar. Se acercan los acólitos
con el cáliz y patena principal. Luego los cálices y copones restantes.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 14

LITURGIA EUCARÍSTICA
Comentador dice:

Hoy los invitamos a ofrecernos en el altar y a encomendar a nuestra comunidad y a


nuestros sacerdotes para que siempre recibamos la fortaleza y la protección divina en
nuestras tareas cotidianas.

Se acercan turiferario y naveta…


Los diáconos acompañan al celebrante en la incensación, pero solo inciensan los dones, el altar y el
crucifijo. Al terminar el diácono inciensa en al Celebrante a todos los concelebrantes.
Luego, inciensa de igual modo a la Asamblea.
Se acercan los acólitos con el servicio del agua.
Se acerca mientras tanto misal y lo coloca en el altar.

Después de la presentación de los dones, el Celebrante dice:


En el momento de ofrecer el sacrificio de toda la Iglesia,
oremos a Dios, Padre todopoderoso.
R. El Señor reciba de tus manos este sacrificio
para alabanza y gloria de su nombre,
para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

R ecibe, Señor, benignamente, nuestros dones, y santifícalos, a


fin de que nos sirvan para nuestra salvación. Por Jesucristo,
nuestro Señor.
R. Amén.

El ceremoniero invita a los concelebrantes acercarse al altar.


Se prepara el turiferario.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 15

PLEGARIA EUCARÍSTICA II

V. El Señor esté con ustedes. R. Y con tu espíritu.


V. Levantemos el corazón. R. Lo tenemos levantado hacia el Señor
V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R. Es justo y necesario.

E n verdad es justo y necesario,


es nuestro deber y salvación
darte gracias, Padre santo,
siempre y en todo lugar,
por Jesucristo, tu Hijo amado.

Por él, que es tu Palabra, hiciste todas las cosas;


tú nos lo enviaste
para que, hecho hombre por obra del Espíritu Santo
y nacido de María, la Virgen,
fuera nuestro Salvador y Redentor.

Él, en cumplimiento de tu voluntad,


para destruir la muerte
y manifestar la resurrección,
extendió sus brazos en la cruz,
y así adquirió para ti un pueblo santo.

Por eso,
con los ángeles y los santos,
proclamamos tu gloria, diciendo:

Santo, Santo, Santo es el Señor,


Dios del universo...
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 16

El sacerdote, con las manos extendidas, dice:


CP Santo eres en verdad, Señor,
fuente de toda santidad;
por eso te pedimos que santifiques estos dones
con la efusión de tu Espíritu,
de manera que se conviertan para nosotros
en el Cuerpo y  la Sangre
de Jesucristo, nuestro Señor.

El cual, cuando iba a ser entregado a su Pasión,


voluntariamente aceptada,
tomó pan, dándote gracias,
lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo:

TOMEN Y COMAN TODOS DE ÉL,


PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
QUE SERÁ ENTREGADO POR USTEDES.

Del mismo modo, acabada la cena, tomó el cáliz,


y, dándote gracias de nuevo,
lo pasó a sus discípulos, diciendo:

TOMEN Y BEBAN TODOS DE ÉL,


PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA POR USTEDES Y POR MUCHOS
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.

HAGAN ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.


CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 17

CP Éste es el misterio de la fe.


R. Anunciamos tu muerte,
proclamarnos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!

CC Así, pues, Padre,


al celebrar ahora el memorial
de la muerte y resurrección de tu Hijo,
te ofrecemos el pan de vida y el cáliz de salvación,
y te damos gracias
porque nos haces dignos de servirte en tu presencia.

Te pedimos humildemente
que el Espíritu Santo congregue en la unidad
a cuantos participamos
del Cuerpo y la Sangre de Cristo.

El Diácono acerca el micrófono al concelebrate.


C1 Acuérdate, Señor, de tu Iglesia extendida por toda la tierra;
y con el Papa Francisco,
con nuestro Obispo Rogelio,
los obispos auxiliares y emérito,
y todos los pastores que cuidan de tu pueblo,
llévala a su perfección por la caridad.
El Diácono acerca el micrófono al concelebrate.
C2 Acuérdate también de nuestros hermanos,
pastores y fieles que han formado parte
de esta comunidad parroquial,
que se durmieron en la esperanza de la resurrección,
y de todos los que han muerto en tu misericordia;
admítelos a contemplar la luz de tu rostro.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 18

Ten misericordia de todos nosotros,


y así, con María, la Virgen Madre de Dios,
su esposo, san José, los apóstoles
y cuantos vivieron en tu amistad a través de los tiempos,
merezcamos, por tu Hijo Jesucristo,
compartir la vida eterna y cantar tus alabanzas.
Uno de los diáconos toma del Sr. obispo el cáliz y lo eleva juntamente con él. Y, sosteniendo
elevados los dones consagrados, dice:

P or Cristo, con él y en él
a ti, Dios Padre omnipotente,
en la unidad del Espíritu Santo,
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos.
R. Amén.
Se recogen los micrófonos y los misales restantes.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 19

RITO DE LA COMUNIÓN
PADRE NUESTRO

Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina


enseñanza, nos atrevemos a decir:

P adre nuestro, que estás en el cielo,


santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal

EMBOLISMO

Líbranos de todos los males, Señor,


y concédenos la paz en nuestros días,
para que, ayudados por tu misericordia,
vivamos siempre libres de pecado
y protegidos de toda perturbación,
mientras esperamos la gloriosa venida
de nuestro Salvador Jesucristo.
R. Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 20

RITO DE LA PAZ

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles:


“La paz les dejo, mi paz les doy”,
no tengas en cuenta nuestros pecados,
sino la fe de tu Iglesia y, conforme a tu palabra,
concédele la paz y la unidad.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
R. Amén.

La paz del Señor esté siempre con ustedes.


R. Y con tu espíritu.
El Diácono dice:
Como hijos de Dios, intercambien ahora un signo de comunión
fraterna.

FRACCIÓN DEL PAN Y CONMIXTIÓN

Depositando una fracción de la Hostia en el cáliz dice en secreto:


El Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo, unidos en este
cáliz, sean para nosotros alimento de vida eterna.

CORDERO DE DIOS
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 21

Mientras la Asamblea canta el Cordero de Dios,


el celebrante con las manos juntas y en secreto dice:
Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo, que por voluntad del Padre,
cooperando el Espíritu Santo, diste con tu muerte la vida al mundo,
líbrame, por la recepción de tu Cuerpo y de tu Sangre, de todas mis
culpas y de todo mal. Concédeme cumplir siempre tus
mandamientos y jamás permitas que me separe de ti.

El celebrante hace genuflexión, toma el pan consagrado y, sosteniéndolo un poco elevado sobre la
patena, lo muestra al pueblo, diciendo:
Éste es el Cordero de Dios,
que quita el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a la cena del Señor.
R. Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra
tuya bastará para sanarme.
El Celebrante dice en secreto:
El Cuerpo de Cristo me guarde para la vida eterna.
Al comulgar el Celebrante, comienza el canto de la comunión.
Se distribuyen los lugares para la distribución de la comunión.
al finalizar, se purificará, en un lugar distinto del altar.
Se prepara la procesión de salida.
Se acerca misal. Se le entrega la llave del Sagrario al Sr. obispo y él a su vez, al nuevo párroco.

ENTREGA DE LA LLAVE
DE LA CAPILLA DEL SANTÍSIMO
Terminada la distribución de la comunión y guardado el Sacramento en el sagrario, el Sr. obispo puede
entregar al párroco la llave de éste, diciendo:

Recibe la llave del sagrario. Conserva con todo cuidado el Pan


eucarístico, para llevarlo a los enfermos y moribundos, a los
ancianos y a cuantos no pueden tomar parte en la Eucaristía. Procura
también que tus fieles se dediquen a la adoración eucarística, y cuida
de que esta luz permanezca siempre ardiendo para señalar la
presencia del Señor.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 22

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

C oncédenos, Dios todopoderoso, que al experimentar el efecto


vivificante de tu gracia, nos sintamos siempre dichosos por
este don tuyo. Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.

ALOCUCIÓN DEL NUEVO PÁRROCO


Concluida la Oración Post-comunión, todos se sientan, el nuevo Párroco dirige una breve alocución y
a su nueva comunidad parroquial.

RITO CONCLUSIVOS

BENDICIÓN FINAL

El Señor esté con ustedes.


R. Y con tu espíritu.

Sea bendito el nombre del Señor.


R. Ahora y por siempre.

Nuestro auxilio es el nombre del Señor.


R. Que hizo el cielo y la tierra.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 23

La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo  y Espíritu


Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.
R. Amén.

El diácono despide a la Asamblea:


Nos podemos ir en paz a servir a Dios
y a nuestros hermanos.
R. Demos gracias a Dios.
Al llegar a la sacristía se prevé que el Sr. obispo quede frente a la puerta de su sacristía para hacer el
“prosit”.
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 24

"Tú no esperas que me vuelva grande


antes de estar conmigo para escucharme y contestarme.
Son mi pequeñez y mi humanidad
las que te han llevado a hacerme tu igual
descendiendo a mi nivel y viviendo en mí
mediante tu misericordioso cuidado"
( Thomas Merton - Pensamientos en la soledad ).
CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA PARA EL INICIO DEL MINISTERIO DE UN NUEVO PÁRROCO 25

EQUIPO DE PASTORAL LITÚRGICA


PARROQUIA EL SEÑOR DEL PERDÓN

Subsidio para la Celebración Eucarística


e inicio del ministerio
de un nuevo párroco,
basado en los textos litúrgicos oficiales
Misal Romano (3ª Ed.), Leccionario
y las Ediciones Arquidiocesanas SAPAL

(Para el uso del altar e integrantes de la comisión de liturgia parroquial)

      

Arquidiócesis de Monterrey

MONTERREY, NUEVO LEÓN, MÉXICO