Está en la página 1de 3

1- Reconocimiento de las características de los ambientes supérgenos.

Establecer características y hacer esquemas.

La alteración supérgena es un proceso de reequilibrio de la mineralogía hipógena


(hidrotermal) a las condiciones oxidantes cerca de la superficie terrestre (sobre el nivel
de las aguas subterráneas). La mayoría de las asociaciones de minerales sulfurados
son inestables en estas condiciones y se descomponen (meteorizan) para originar una
nueva mineralogía estable en condiciones de meteorización. El proceso de alteración
supérgena de depósitos minerales hidrotermales involucra la liberación de cationes
metálicos y aniones sulfato mediante la oxidación de sulfuros hipógenos (lixiviación).
Los sulfatos de Cu y Ag así generados son solubles y son transportados hacia abajo
por aguas meteóricas percolantes. Los cationes descienden en solución y pueden ser
redepositados por reacción con iones carbonato, silicato, sulfato o sulfuro. El Cu y Ag
pueden formar minerales oxidados que permanecen en la zona oxidada, pero también
pueden ser precipitados debajo del nivel de aguas subterráneas por los sulfuros
hipógenos y formar sulfuros más ricos en Cu o Ag respectivamente, siendo este
proceso más eficiente para el Cu que para el Ag (enriquecimiento secundario). Un
perfil supérgeno ideal puede ser modificado por sucesivos ciclos de alteración
supérgena y por condiciones locales. En principio la zona de oxidación alcanza al nivel
de aguas subterráneas y su posición inferior ha sido controlada en muchos depósitos
por las posiciones del nivel de aguas subterráneas en el pasado. Consecuentemente,
es función de la evolución geomorfológica de una región. En la zona oxidada los
minerales sulfurados hipógenos son destruidos y la mineralogía, estructura y
composición química de las menas modificadas significativamente, lo que obviamente
tiene repercusión en la metalurgia extractiva de las menas de interés económico.

Perfil supérgeno típico de un de un deposito con mineralización primaria de calcopirita


–pirita y cuarzo. (Ejemplo: pórfido cuprífero)
a) 2 FeS2 + 7 O2 + 2 H2O  2 Fe+2 + 4 SO4-2 + 4 H+

b) CaCO3 + 2 H2O + CO2  Ca+2 + HCO3- + OH- + H2CO3

c) 4 KAlSi3O8 + 22 H2O  4 K++ 4OH- + Al4Si4O10 (OH)8 + 8 H4SiO4

d) CO2 + H2O ----------- 1/6 C6H12O6 + O2

Cuencas de Antearco del Sur de Perú (Moquegua y Camaná-Mollendo): Gravas


areniscas limolitas.

2- Reconocimiento de los ambientes geoquímicos hipógenos. Establecer


características y hacer esquemas.

3- Explicar las formas y causas como ha ocurrido la dispersión en el caso del


oro. Hacer esquemas.

Hay varias causas por la cual se ha producido oro en el mundo, una de ellas es por
el tectonismo, es decir, que la placa de nazca
4- Hacer un listado de los conocimientos y criterios geológicos y geoquímicos
que se presentan en el caso estudiado que son necesarios en la búsqueda y
ubicación de los elementos como el oro. (Todos los criterios en general, no
solo los geoquímicos).

Los métodos geoquímicos son ampliamente utilizados en la prospección de


yacimientos de oro. Las técnicas empleadas son variadas, incluyendo geoquímica de
rocas, sedimentos de drenaje, suelos, precipitados, rodados silíceos, gases,
hidrogeoquímica, biogeoquímica y otros métodos de uso restringido. Se revisan aquí
las diferentes técnicas disponibles, con énfasis en su aplicación en diversos casos y
en sus aspectos prácticos, incluyendo una síntesis del quimismo y abundancia del oro,
atingentes al método.

TECNICAS DE MUESTREO

5- De acuerdo a su comprensión a través de la práctica ¿Cuándo es que se


utiliza el método de una prospección geoquímica?

El objetivo de esta etapa es el reconocimiento del depósito mineral con interés


económico, delimitar el área a investigar para una próxima campaña de exploración,
se aplicara en grandes extensiones de terreno con un gran espaciamiento entre las
tomas de muestras. En esta etapa se aplicaran métodos geoquímicos y geofísicos, de
los cuales el geólogo a cargo de esta campaña, decidirá el método preciso a utilizar en
cada uno de los casos.

Los métodos geoquímicos son un efectivo complemento en la prospección de


yacimientos de oro. Diferentes técnicas de muestreo se han usado al respecto, siendo
las de mayor aplicación los métodos litogeoquímicos y muestreo de suelos. En menor
proporción se emplea muestreo de sedimentos de drenaje y, ocasionalmente, métodos
no convencionales (hidrogeoquímica; geoquímica de gases, de precipitados, de
rodados silíceos; biogeoquímica y otros). El éxito en la aplicación de estas técnicas se
relaciona con una adecuada selección del medio de muestreo y con la óptima
utilización de las asociaciones de elementos, que permitan identificar la eventual
mineralización. Además de oro, numerosos elementos se pueden utilizar como guías
al respecto, dependiendo la utilidad de éstos de la asociación mineralógica en que se
encuentra el oro en los yacimientos buscados.

También podría gustarte