Está en la página 1de 7

Universidad Tecnológica del Perú

Escuela Profesional de Ingeniería Civil

Trabajo de INVESTIGACION

Sarmiento Musayon Irbin

(U17212903)

Ing. MEDRANO

INGENIERIA GEOTECNICA

Chiclayo, 15 de Febrero del 2020


ESTABILIDAD DE TALUDES
Uno de los problemas que muy a menudo necesita resolver el ingeniero
de caminos es el correspondiente a los fenómenos de inestabilidad de
taludes en corte y terraplenes.
Un talud no podemos considerarlo estable indefinidamente, porque tarde
o temprano la estabilidad que este llegue a tener se perderá a causa de
diversos agentes como las presiones hidrostáticas, el interperismo, la
erosión, etc.

Tipos y causas de fallas más comunes:


Los tipos de falla más frecuentes en taludes son los que se mencionan a
continuación:
a) Falla por deslizamiento superficial: El fenómeno se manifiesta a
través de una serie de efectos notables, tales como inclinación de
los árboles, por efecto del arrastre producido por las capas
superiores del terreno en que enraízan; inclinación de postes, por la
misma razón; movimientos relativos y ruptura de bardas, muros,
etc. acumulación de suelos en las depresiones y valles y falta de los
mismos en las zonas altas. En la actualidad es muy difícil llegar a
establecer por un proceso analítico la velocidad y la consideración
que llegue a tener el fenómeno.
b) Falla por movimiento del cuerpo del talud:
En los taludes pueden suscitarse
movimientos bruscos que desequilibran
masas considerables de suelo, con algunas
superficies de falla que se insertan con
profundidad en su cuerpo. Estos fenómenos
son llamados “de deslizamiento de tierras”
y, dentro de éstos podemos encontrar dos
tipos que se diferencian con claridad. En
primer lugar, tenemos las fallas llamadas
por rotación, un caso donde se define una
superficie de falla curva, a lo largo de la cual
ocurre el mo vimiento del talud; esta
superficie forma una traza con el plano del
papel que puede asimilarse, por facilidad y sin ertor mayor, a una
circunferencia. En segundo lugar, las fallas por traslación son
aquellas que ocurren a lo largo de superficies débiles, asimilables a
un plano en el cuerpo del talud o en su terreno de cimentación.
Estos planos débiles, con frecuencia, son horizontales o muy poco
inclinados respecto a la horizontal.
Las fallas por rotación se presentan cuando la superficie de falla
pasa por el pie del talud, sin importar el terreno de cimentación; o
al pasar delante del pie, afectando al terreno en que el talud se
encuentra apoyado (falla de base). Asimismo, pueden presentarse
también las llamadas fallas locales, que tienen lugar en el cuerpo del
talud, pero interesando zonas relativamente superficiales.

c) Fallas por erosión: Fallas de tipo superficial que son causadas en los
taludes por arrastres de viento, agua, etc. El fenómeno es más
notorio en cuanto las laderas de los taludes estén más empinadas.
Una señal típica del fenómeno es la aparición de irregularidades en
el talud, originalmente uniforme. Desde el punto de vista teórico
esta falla suele ser imposible de cuantificar con detalles, pero la
experiencia ha proporcionado normas que la disminuyen
satisfactoriamente si se aplica con cuidado.

d) Falla por licuación: El fenómeno


puede acontecer tanto en arcillas
extra sensitivas como en arenas
poco compactas. Estas fallas ocurren
cuando el suelo pasa rápidamente
de una condición más o menos firme
a la correspondiente a una
suspensión en la zona del
deslizamiento, perdiendo casi la
totalidad de resistencia al esfuerzo
cortante.

e) Falla por falta de capacidad de carga en el terreno de cimentación:


Estas fallas se tratarán preferentemente en capítulos subsecuentes
de esta obra.

Métodos para mejorar la estabilidad de taludes


Se pueden aplicar diversos métodos que han demostrado su valor
práctico que pueden mejorar la estabilidad de taludes, los cuales
tienen condiciones originales que no son satisfactorias. Tenemos:
 Tender taludes: si tenemos un terreno puramente friccionante
esta solución es la indicada, debido a que la solución de este tipo
de suelos es la inclinación del talud, logrando así la estabilidad
deseada. En suelos con cohesión y fricción el tender el talud
producirá un aumento en la estabilidad general.
 Empleo de materiales ligeros: este método consiste en colocar
como material de terraplén suelos de peso específico bajo, que
por lo tanto, puedan dar valores bajos de momentos motores. El
tezontle, de origen volcánico, con peso específico del orden de 1
a 1.2 ton/m3 ha sido muy empleado para este fin.
 Empleo de materiales estabilizantes: este método tiene como
fin mejorar la resistencia de los suelos mezclándole algunas
sustancias que al llegar a producir una cementación entre las
partículas del suelo natural pueda aumentar su resistencia en los
problemas prácticos.
 Empleo de muros de retención: cuando tenemos un talud
inestable se ha concurrido con frecuencia a la solución de la
retención del muro. Esta solución debe aplicarse con cuidado,
además de saber que es costosa. Antes de usarse esta solución
deben tomarse las siguientes precauciones:
 En primer lugar, deben tenerse cuidado que la
cimentación del muro se encuentre bajo de la zona de
suelo movilizada por la falla hipotética del talud.
 En segundo lugar, se debe tener precauciones
especiales con el drenaje, dotando asi al muro en su
paramento interno de filtros de material permeable,
que canalicen a las aguas hacia las salidas que se
proyecten a través del muro.

Factor de seguridad:
La tarea de un ingeniero encargado de analizar la estabilidad de taludes es
poder determinar el factor de seguridad. Lo podemos definir como:
τf
FS S=
τd

FS S = Factor de seguridad con respecto a la resistencia.

τ f = resistencia media del suelo al corte.

τ d = esfuerzo cortante promedio desarrollado a lo largo de la superficie


potencial de falla.
La resistencia al corte de un suelo consiste de dos componentes, la
cohesión y la fricción y podemos expresarlo como:
τf =c ' + σ ' tgφ '

Donde:
C’= cohesion