Está en la página 1de 4

ACINOS MUCOSOS –GLÁNDULA SUBLINGUAL

La Glándula Sublingual no presente cápsula precisa, pero si tabiques, En los ácinis suele encontrarse algunas células
miopeteliales. Los conductos intercalares son cortos y poco notables, y las células no contienen gránulos de secreción. El aspecto
de los conductos estriados es semejante al de la parótida y Glándula Submandibular, pero son cortos y debido a esto pocas
veces se observan. [ CITATION MCs20 \l 10250 ]

Conducto intercalar: Es el más pequeño y emerge de un acino. Su epitelio es cúbico simple, y en corte transverso se ve redondo,
con una luz definida, y puede contársele entre ocho y doce células acidófilas en su circunferencia. En cortes normales no se
puede reconocer tejido conectivo a su alrededor. [ CITATION Ale05 \l 10250 ]

Miofibroblasto: Es una célula del tejido conjuntivo alargada y fusiforme que no se identifica con facilidad en los preparados de
rutina teñidos con H-E. Con el MET los miofibroblastos muestran características citológicas típicas de los fibroblastos junto con
características de células musculares lisas. Además de cisternas de RER y Golgi el miofibroblasto contiene haces de filamentos de
actina dispuestos longitudinalmente y cuerpos densos similares a los que se ven en las células musculares lisas. Lo mismo que en
la célula muscular lisa, el núcleo con frecuencia tiene un perfil ondulado, un fenómeno asociado con la contracción celular. El
miofibroblasto se diferencia de la célula muscular lisa porque carece de una lámina basal que lo rodee (las células musculares
lisas están rodeadas por una lámina basal o lamina externa). Además, suele existir como célula aislada, aunque sus
prolongaciones pueden entrar en contacto con las prolongaciones de otros miofibroblastos. En esos puntos de unión hay nexos
(uniones de hendidura), lo cual indica comunicación intercelular. El miofibroblasto interviene en contracción (retracción de las
heridas, un proceso natural cuyo resultado es el cierre de una herida en la que ha habido pérdida de tejido. Los estudios con
MET permiten comprobar que hay muchos miofibroblastos en estos sitios, en particular en el tejido de granulación de estas
heridas. Las investigaciones sugieren que estas células serian fibroblastos modificados que habrían respondido a estímulos
asociados con el daño y la reparación del tejido. [ CITATION Mic07 \l 10250 ]

Los acinos mucosos son más voluminosos que los se rosos y su morfología es, con frecuencia, tubuloacinosa. Sus células,
globosas, están cargadas de grandes vesículas que contienen “mucinógeno” (mezcla de diversas mucosustancias, especialmente,
proteínas que están unidas a importantes proporciones de carbohidratos complejos, denominadas, en general, mucinas). Las
vesículas de secreción desplazan al núcleo, que aparece aplanado y comprimido contra la cara basal de las células. Debido a que
producen una secreción viscosa, los acinos mucosos poseen una luz bastante amplia. El mucinógeno no reacciona tintorialmente
con los colorantes habituales y, por ello, en los cortes con HE, el citoplasma aparece pálido, mostrando una leve basofilia. Por el
contrario, se tiñe bien con técnicas citoquímicas específicas para las mucinas (PAS, AB, ATO a pH 2,5). [ CITATION Mar09 \l
10250 ]
Microfibroblasto
(célula en cesta) Acinos mucosos

Conducto
Intercalar

SIALOLITIASIS
La sialolitiasis es una afección que se produce por la obstrucción de una glándula salival o de su conducto excretor por la
formación de concreciones calcáreas o sialolitos en el parénquima de los mismos. [ CITATION Reb09 \l 10250 ]

La sialolitiasis es una entidad patológica que consta de la obstrucción mecánica de la glándula salival o de su conducto excretor
por formación de cálculos o sialolitos en el parénquima de los mismos, secundariamente puede producirse infección de la misma
dando un cuadro se sialolitiasis crónica (1, 2). Estas formaciones calcáreas pueden ser únicas o múltiples y su forma puede variar
entre ovalada o redondeada. La verdadera causa no se conoce con exactitud, pero hay varias hipótesis al respecto. Todas ellas
concuerdan en que los sialolitos se forman por la mineralización de materiales diversos como: cuerpos extraños, células
epiteliales descamadas y microorganismos. [ CITATION Reb09 \l 10250 ]
Histopatología de sialolito encontrado en interior de ducto con metaplasia escamosa, a la izquierda se observa
epitelio de la mucosa y ducto. También se observan células mononucleares en el tejido conjuntivo.

Bibliografía
x

1. MCs.Dr.Orlando Lázaro Rodríguez Calzadilla, MSc.Dr.Oviedo Pérez Pérez, MSc.Dra.Aileneg Rodríguez Aparicio y
MSc.Dr.Bienvenido Mesa Reinaldo. Infomed. [Online]. [cited 2020 Julio 7. Available from:
https://files.sld.cu/cirugiamaxilo/files/2013/09/glandulas-salivales.pdf.

2. Alejandro Rodríguez Solano. Guía de laboratorio de histología. Primera ed. San Isidro: Universidad de Costa Rica;
2005.

3. Michael H. Ross, PhD y Wojciech Pawlina, MD. Histología: Texto y Atlas color con Biología Celular y Molecular.
Quinta ed. Negrete DJH, editor. Madrid: Médica Panamericana; 2007.

4. María Elsa Gómez de Ferraris y Antonio Campos Muñoz. Histología, Embriología e Ingeniería Tisular Bucodental.
Tercera ed. María del Carmen Sánchez Quevedo, María del Carmen Carda Batalla y Mirian Carranza, editor.
México D. F.: Médica Panamericana; 2009.

5. Rebolledo Cobos M., Carbonell Muñoz Z. y Díaz Caballero A. Sialolitos en conductos y glándulas salivales. Revisión
de literatura. Avances en Odontoestomatología. 2009 Noviembre/Diciembre; 25(6).