Está en la página 1de 5

A manera de introducción, el concepto de Pedagogía Diferencia se le atribuye al

francés Legrand en los años setenta, aunque el seguimiento de este modelo


parece haber tenido mayor influencia en países como Bélgica y Suiza donde se
interesaron por la diferenciación de la enseñanza y la individualización de las
rutinas de formación en el currículo de la enseñanza en la primaria, como es el
caso de Suiza a través del planteamiento oficial “Hacia una reforma de la
enseñanza primaria de Ginebra” (1994-1998).

El punto de partida de esta premisa sostuvo, que las competencias y los saberes
de alto nivel se construyen en la interacción, por lo que las autoridades en este
campo propusieron a todos los estudiantes una diversidad de acercamientos,
actividades y materiales. Y durante este período se dispuso que cada alumno
progresara a su ritmo practicando la evaluación formativa.

La pedagogía diferenciada surge en reacción a un modelo transitivo del


aprendizaje; con la intención de humanizar la educación por el respeto individual,
integrando las diferencias genéticas entre los alumnos, la influencia del medio
social y los estilos cognitivos de los estudiantes son distintos y el éxito escolar se
lograría y garantizaría si se toman en cuenta su estilo. Gran parte de este
surgimiento se adiciona a los pedagogos franceses contemporáneos quienes a
través de sus artículos en diversas publicaciones han mantenido viva la reflexión
sobre la pedagogía. Michel Soetard, Daniel Hameline, Louis Legrand, Michel
Fabre, Michel Develay, Jean Pierre Astolfi, entre otros que acompañan a Philippe
Meireu en su preocupación por “pensar la pedagogía” (pedagogía, didáctica y
educación)

Los desafíos actuales de la educación demandan un maestro que sea capaz de


continuar aprendiendo por sí mismo y aprendiendo de los otros. Pero este
imperativo deja entrever que un maestro que no se ha formado bien, no puede
enseñar bien. La pedagogía es una incesante búsqueda de línea que una la
transmisión con la invención: El maestro ayuda a su alumno a buscar el camino,
que descubra los conocimientos sin dejarlo solo, la pedagogía diferenciada se
reconoce como una pedagogía que individualizadora en la medida en que
reconoce al estudiante como persona que ya posee representaciones propias de
la situación de formación, y esto conlleva a replantear la relación maestro-alumno,
e incluso revierte la antigua jerarquización, demando un maestro diferenciado y
diferenciador, dispuesto a renovar las condiciones de la formación, mediante la
puesta en marcha de estrategias pedagógicas cooperativas entre alumnos y entre
a alumnos y maestros que los lleven a tomar conciencia de sus capacidades, para
desarrollarlas, desbloqueando el deseo de saber y hallando caminos para facilitar
la inserción social y aplanar el fracaso escolar. Para ello a que insistir en procesos
que mejoren las relaciones entre docentes y estudiantes, enriquecer la interacción
social y los procesos de apropiación de los conocimientos, así como favorecer el
despliegue de las capacidades del alumno para que se vuelva cada vez más
autónomo.

En síntesis, la palabra clave para entrar al proceso de revitalización de la


pedagogía diferenciada, sería “flexibilidad”. En la formulación de los contenidos,
en la ejecución, en el manejo del tiempo. Flexibilidad con alternancia en las
actividades, de modos de expresión, de recursos.

En un punto de vista muy particular, en las lecturas previas y en la experiencia de


estar en campo de practica pedagógica, en general, este modelo no se trata de
innovaciones aparatosas o de inversiones inabordables. Este proceso se aproxima
a los dispositivos variados y a veces sencillos, que la escuela debe poner en
práctica. Ante todo, es útil poner a los estudiantes en situaciones de cuestionarse,
de asombrarse, crear situaciones que lo desestabilicen, que generen en su interior
un conflicto-cognitivo. Despertar el interés de los estudiantes permitiéndoles la
solución de problemas reales que alteren sus representaciones.

En definitiva, de lo que sí se puede estar seguros es de que la pedagogía


diferenciada puede constituirse en un factor de apoyo a los procesos educativos
afectados por condiciones de pobreza, desplazamiento, exclusión. Allí donde se
considere que no todos los alumnos aprenden lo mismo, en el mismo momento y
de la misma manera, será posible que el maestro establezca un nuevo orden en la
clase en la cual, cada uno aprende a su ritmo y según su proceso y todos pueden
aprender de sí mismo y de los otros.
BIBLIOGRAFÍA

FOUCAULT, Michel. Estrategias de Poder. Introducción, traducción y edición a


cargo de Julia Varela y Fernando Alvarez Uria, Barcelona:Paidós Básica
101,1999. (Obras esenciales Vol II).

ZAMBRANO, Armando. La mirada del sujeto educable, La pedagogía y la cuestión


del otro. Cali:Artes gráficas del Valle. 2000.

Pedagogía,educabilidad y formación de docentes. Cali: Nueva Biblioteca


Pedagógica. 2001. 172p. (Col. Ensayos Pedagogía).

Los hilos de la palabra: Pedagogía y didáctica. Cali: Nueva Biblioteca Pedagógica.


2002. 291p. (Col. Ensayos Pedagogía)

También podría gustarte