Está en la página 1de 2

La Vuelta al Mundo en 300 páginas

Una de las grandes novedades literarias del otoño es el libro del experto en
Historia Naval Agustín R. Rodríguez González «La Primera Vuelta al Mundo.
1519-1522». Un completísimo trabajo sobre la gesta de Magallanes que llega
salpicado de mapas, grabados y documentos históricos, y que se complementa con
el testamento íntegro de Juan Sebastián Elcano.

De entre las muchas publicaciones, películas y documentales que verán la luz en los
próximos meses dedicadas a la gesta de Magallanes y Elcano —entre 2019 y 2022 se
conmemora el V Centenario de la Primera Circunnavegación de la Tierra—, es
necesario destacar el reciente trabajo de Agustín Ramón Rodríguez González, doctor en
Historia por la Universidad Complutense y académico correspondiente de la Real
Academia de la Historia. Un autor tan minucioso como prolífico que hasta la fecha
lleva publicados treinta y seis libros sobre Historia Naval, con títulos que van desde los
Descubrimientos a la Guerra Civil española, y que incluyen campañas como las de
Lepanto, Trafalgar o el 98. Asimismo, por su biografía del marino y militar español
Antonio Barceló, el doctor Rodríguez González mereció el Premio Algaba 2016,
concedido por la editorial EDAF en su XIV edición. Un galardón que se une al
Premio Virgen del Carmen de la Armada Española —logrado hasta en cuatro ocasiones
—, el Almirante Francisco Moreno de la Revista General de Marina o el Ángel Herrera
de la Fundación San Pablo-CEU.

Para expertos y profanos

Bajo el título La Primera Vuelta al Mundo 1519-1522 (EDAF, 2018), el veterano


investigador nos ofrece un sugerente ensayo sobre una de las aventuras más increíbles
de todos los tiempos, estructurada en doce capítulos. Un interesante recorrido que
arranca en 1492 en La Rábida, con Cristóbal Colón como protagonista, y que continúa
con los viajes de exploración de Juan Pedro Díaz de Solís entre 1508 y 1515. Periplo
que culminó con el descubrimiento del Río de la Plata y el fallecimiento del lebrijano
a manos de «charrúes» o «chandules», violentos indígenas sudamericanos
«probadamente antropófagos», según el doctor Rodríguez. Seguidamente el ejercicio se
adentra en la biografía de Fernando de Magallanes, desde su alistamiento como soldado
en la «Armada de la India», con tan solo 25 años, a su viaje a Sevilla en 1517, ciudad
conocida entonces como la «Reina del Océano». En este apartado, Rodríguez
González se detiene en aspectos fundamentales de la vida del futuro Almirante, como su
enlace con Beatriz, hija del Teniente Alcaide de los Reales Alcázares y Atarazanas
Diego Barbosa —otro de sus hijos le acompañará en su gran viaje en busca de las
Molucas— o el encuentro con el rey Carlos y su madre Juana en Valladolid, que dará
lugar a las decisivas capitulaciones.

En busca de La Especiería

Aunque el verdadero acicate para enganchar al lector se encuentra en el capítulo tercero,


donde el experto en Historia Naval expone de un modo certero y ameno los detalles de
los preparativos de la «Armada» de La Especiería, acudiendo a las fuentes oficiales,
esto es el Archivo de Indias, mencionando la carga de las cinco naos dispuestas por la
corona para la aventura. A saber la Concepción, la Victoria, la San Antonio, la
Trinidad y la Santiago. Un apartado que, a diferencia de otros autores como José Luis
Comellas, Laurence Bergreen o Gabriel Sánchez Sorondo, se ve felizmente
complementado con fotografías de los documentos originales así como ilustraciones
cedidas por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), el Museo Naval de
Madrid o el Archivo Histórico de Euskadi. Sin duda uno de los grandes logros del libro.
En este capítulo sobresalen, como es lógico, los aspectos relacionados con la
alimentación a bordo, destacando por encima de todo el «bizcocho», una especie de
panecillo muy cocido, hecho con levadura muy añeja y masa muy trabajada, que
resultaba clave en la dieta de los mareantes del siglo XVI.

Otras expediciones posteriores

En los capítulos siguientes, el autor de Historia Militar de España desgrana las claves
del derrotero hacia el Nuevo Mundo, el descubrimiento de la Patagonia, la sufrida
búsqueda del Estrecho —posteriormente llamado «de Magallanes»— y la irrupción en
el Pacífico. Una etapa en la que los tripulantes se verían abocados al hambre y las
enfermedades, alzándose por encima de todo el temible escorbuto. Tras narrarnos su
llegada a las islas Filipinas, Agustín R. Rodríguez, nos adentra en el proceso que llevó
a la muerte al líder de la expedición, Magallanes, así como las consecuencias que
esto trajo para la moral de la armada. Es en esos momentos cuando el guipuzcoano Juan
Sebastián Elcano da un paso al frente y se convierte en el nuevo cabecilla de la flota,
resultando fundamental para la arribada a las Molucas y el posterior regreso de la nao
Victoria al puerto de Sevilla en septiembre de 1522. Pero la historia no acaba aquí, pues
el erudito madrileño continúa exponiendo otras expediciones posteriores directamente
relacionadas con la gesta de Magallanes-Elcano, como las del Loaysa, Legazpi y
Urdaneta, completando su relato con la vuelta al mundo del británico Drake, la del
holandés van Noort o la del español Méndez Núñez, al mando de la fragata Numancia.
En suma, una delicia para los amantes de la Historia que en sus 300 páginas a todo color
se presenta salpicada de mapas, grabados, esquemas y un precioso desplegable,
rematado por el testamento de Elcano en su versión íntegra.

También podría gustarte