Está en la página 1de 22

La nueva identidad de la mujer limeña de la clase media en la actualidad

En este primer capítulo se explicarán los cambios que ha sufrido la identidad femenina de

la mujer limeña de clase media de los 90 hasta la actualidad, para ello se utilizarán dos

subcapítulos que ayudarán a exponer con mayor claridad el presente capítulo. En primer

lugar, se describirán los conceptos del género femenino como roles, espacios y atributos. Y

el contexto social de la identidad femenina de la clase media en Lima. Finalmente,

analizaremos la construcción de la identidad femenina limeña de las últimas décadas y la

participación de la mujer en el mercado laboral.

1.1 El concepto género, y el contexto social de la identidad femenina de la clase media

en Lima de los 90 hasta la actualidad

En el presente subcapítulo se explicará la nueva identidad femenina de la clase media en

Lima a partir de los años 90 hasta la actualidad. Empezaremos por definir los conceptos

básicos sobre género y luego analizar el contexto social de la nueva mujer. Se considera

importante definir los conceptos relacionados al género pues permiten analizar mejor todos

los cambios que han permitido llegar a la nueva identidad femenina. Con respecto al

contexto, es importante ya que, nos da una idea general de cuáles han sido los cambios que

en la sociedad que han permitido esta transformación.

El primer punto es definir el concepto género. Según la autora Xinia Fernández

“El género es una construcción social y cultural basada en las diferencias por
el sexo biológico, a partir de ellas se socializa diferencialmente a varones y
mujeres dirigiéndoles hacia ideales tradicionales de hombre-masculino y
mujer-femenina.” (Fernández 2006:1)
En relación con la cita anterior, podemos manifestar que de acuerdo con el sexo que

nacemos nos educan para cumplir ciertos roles en nuestro contexto social.
Asimismo, “género” se refiere a una realidad que es principalmente psicosocial y

simbólica. Dependiendo del sexo, se relacionan las actitudes, valores, expectativas y demás

características dependiendo del grupo social.1

Por otro lado, el proceso de identificación se da en etapas. Según Martha Lamas, empieza

desde cuando nace un bebé en el momento de colocarle el nombre, la ropa de determinado

color según su sexo. Luego, a partir que empieza hablar, la sociedad asigna una identidad

ya sea femenina o masculina a la persona. Y finalmente se le asigna un rol impuesto por la

sociedad según su sexo. 2

Además, otros conceptos de vital relación con el género son presentados por la socióloga

Patricia Ruiz. El primero de estos conceptos es el de los roles, que son las conductas que se

esperan y se asocian a cada uno de los géneros3. Algunos roles que ejemplifican podrían

ser: la mujer debe ser ama de casa y el hombre el que mantiene el hogar. O una mujer solo

debe trabajar de secretaria y un hombre que tiene como profesión el ser enfermero es mal

visto.

También observamos el concepto de los espacios. Estos son los lugares de actuación de los

roles, y pueden ser femeninos o masculinos 4. Por ejemplo, se asocia la casa a la mujer y el

trabajo al hombre. Este concepto es interesante para contrastar los espacios considerados

1
Cfr. Fernández 2006: 3

2
Cfr. Lamas 1986 :186-187

3
Cfr Ruiz 2009:5

4
Cfr. Ruiz 2009:5
femeninos en los 90 contra los de la actualidad y ver cómo han ido cambiando a lo largo de

los años.

Finalmente, observamos los atributos. Estos son características de personalidad

generalmente asociadas a un género. Por ejemplo, la mujer es dulce, débil y emocional. El

hombre es agresivo, fuerte y competitivo. Esto se ve relacionado con la apariencia y el

manejo del cuerpo5. Entonces, se ve que hay características tanto en la forma de ser como

de verse que están asociadas a cada género, lo cual es otro aspecto cuya vigencia en la

actualidad se puede analizar y comparar.

Estas construcciones suelen traer efectos negativos:

“Esta manera estereotipada de construir las identidades de género tiene


consecuencias graves en el desarrollo social y en la forja de una sociedad
con paz y justicia. Un ejemplo es la violencia familiar”. (Ruiz 2009:6)

Con respecto a analizar el contexto de la construcción de la identidad femenina, en la clase

media en el Perú, Fuller, lo analiza en tres dimensiones: En primer lugar, los roles

establecidos según las doctrinas, es decir estas afirman lo que se considera femenino. Por

otro lado, lo que se obtiene por la familia, el sistema educativo, los medios de

comunicación, la religión y por último, algunas mujeres, que cristalizan su identidad de

género a partir de discursos científicos, religiosos.6

En las últimas décadas, se produjo un cambio de la estructura de la familia, con lo cual la

mujer obtuvo más libertad pues no debía dedicarse por completo a esta. Este cambio en

particular es especialmente importante pues demuestra un cuestionamiento del sistema

5
Cfr. Ruiz 2009:6

6
Cfr.Fuller 1998:18
patriarcal. El hombre se encargaba de los asuntos públicos y la mujer de los del hogar. 7 Con

ello apreciamos que han cambiado los roles dado por las doctrinas, es decir; ya no debe

dedicarse exclusivamente a lo que se consideraba femenino.

Con respecto a los cambios de la educación, la socióloga explica que generalmente las

familias de clase media tienen como objetivo mandar tanto hijas como hijos a buenos

colegios y universidades. Esto es una clara mejora para la situación educacional de la

mujer. Sin embargo, en estos aún se siguen impartiendo valores y conductas tradicionales y

conservadoras determinadas para hombres y mujeres8. Estos solo sirven para hacer que los

estereotipos relacionados al género sigan perpetuándose. A pesar de esto, aclara:

“(…) El nivel educativo de las mujeres de la clase media en el Perú ha

sufrido un cambio notable. En la actualidad más del 35% de la población

universitaria está compuesta por mujeres”. (Fuller 1998:40)

En resumen, diversos cambios en el contexto social han permitido la evolución del rol de la

mujer dentro de la sociedad, principalmente los educativos. Gracias a esto, la mujer puede

desempeñarse con más libertad y en distintas áreas. También tiene más libertad laboral y ha

ganado más derechos como ciudadano.

Entonces, analizando estos cambios con los conceptos previamente establecidos, podemos

apreciar que ha habido principalmente un cambio en los roles que se esperan de la mujer.

Ésta ya no está limitada a ser un ama de casa, sus posibilidades de “actuar” en la sociedad

se han expandido. De igual forma, los espacios en los que se puede desempeñar han variado

y ya no están tan definidos como antes. Una clara muestra que ejemplifica ambos cambios
7
Cfr.Fuller 1998:15

8
Cfr.Fuller 1998:40
es el aumento del número de mujeres que van a la universidad. Esto demuestra tanto que

ahora el rol de académica es ampliamente aceptado y que el ámbito universitario es un

espacio en el que la mujer puede desempeñarse.

Si bien aún no se pueden dejar de lado por completo los estereotipos existentes para las

posibilidades profesionales de las mujeres, la situación ha mejorado mucho. Por ejemplo,

décadas anteriores era usual que la mujer se dedique casi exclusivamente a ser enfermera,

profesora, secretaria o costurera, sin embargo, en la década de los 90 se dejó de lado un

poco esos estereotipos, una clara muestra es,

“En 1990, sobre el total de graduados en las diversas áreas de


especialización de ingeniería, las mujeres representaron un 16%. En relación
a 1980, esto significó un incremento de cinco puntos porcentuales” (Blondet
1994:69)
En el siguiente subcapítulo se analizará la nueva identidad femenina que existe en la

actualidad comparándola con la anterior y su nuevo rol en el mercado laboral.

1.2 La nueva identidad de la mujer limeña en las últimas décadas

En este subcapítulo analizaremos la construcción de la identidad femenina limeña de las

últimas décadas. Se considera importante tocar este tema porque permite ver cómo la

mujer de hoy ocupa nuevas responsabilidades en la sociedad dejando de lado los roles

tradicionales y cómo ahora tiene una gran participación en el mercado laboral.

Empezaremos por analizar cómo la mujer ha ido cambiando en cuanto a los roles

tradicionales que ejercía. En todas las sociedades la mujer es valorada como un aporte
fundamental dentro del hogar, ya que por su misma naturaleza desempeña “roles

femeninos”. Ella se dedica a implantar dentro del hogar el amor y ternura, que es una de sus

labores fundamentales9

“Disponer de un nidito acogedor, educar a los hijos, repartir entre los


miembros de la familia calor y ternura, velar por la comodidad y el consuelo
de todos, tales son las misiones que en adelante corresponden a las mujeres”
(Liposvetsky 1999: 191).
En relación con la cita anterior, podemos darnos cuenta cuál era uno de los roles que la

sociedad asignaba a la mujer, el sólo cumplir la función de madre.

Se puede demostrar que la mujer moderna desea resaltar dentro de la sociedad

desarrollando un papel primordial en ella dejando de lado los roles habituales. La mujer de

hoy ha evolucionado, pasando a ser considerada una mujer de interior y exterior. Ya no se

la etiqueta como una esposa-ama de casa, sino que ahora cumple un papel importante

dentro de la sociedad. La figura masculina en el hogar toma una actitud en calidad de

ayudante, como echándole una mano a la mujer. A su vez, se observa movimiento de

socialización de las funciones domésticas.10

La mujer moderna de clase media en Lima emplea menos tiempo cocinando, gracias a la
elaboración de platos preparados o a la implementación de hornos microondas que facilitan
la las labores doméstica, como el sociólogo afirma: “La carga física de la mujer decrece, la
carga mental se incrementa.” (Lipovetsky 1999: 232)

Esta disminución en la carga física, que se traduce en mayor tiempo disponible, permite que

la mujer ahora tenga participación en el mercado laboral, Blondet escribe:

(…) A nadie sorprende que las mujeres desempeñen funciones de ministras,


embajadoras, funcionarias, empresarias o banqueras. La presencia de las
9
Cfr. Lipovetsky 1999:191

10
Cfr. Lipovetsky 199:231
mujeres en posiciones de poder y liderazgo es creciente y, en el sentido
común de la población, esta es una realidad aceptada. (Blondet 1994:1)

Lima metropolitana es un claro ejemplo del efecto que se acaba de describir. El porcentaje

de las mujeres que se dedican a la labor doméstica cada vez es menor, y de forma inversa,

el porcentaje que participa en el mercado laboral es cada vez mayor. Siendo un 24% de la

PEA mujeres empleadas y un 40% de los trabajadores independiente, mujeres. 11

Con respecto a los empleos que ocupan las mujeres:

“En lo que respecta a la ubicación de las mujeres en grupos ocupacionales


para el caso de Lima Metropolitana en 1991, se encuentra que la actividad
más importante es la de Vendedoras (35%) ocupando el segundo lugar su
desempeño como Profesionales y Técnicos (17.2%). Apenas un 2.5%
desempeña cargos de Gerencia y Administración y un 13 % son Empleadas
de Oficina” (Blondet1994:31)

De acuerdo con la cita anterior se puede apreciar claramente qué si bien ha habido un claro

aumento en la participación de la mujer en el mercado laboral, aún parece que hay

tendencias delineando los trabajos a los que estas “deben” ejercer. Siendo especialmente

resaltante la poca cantidad que trabaja en oficinas, y peor aún, que ejerce cargos de

gerencia.

Luego de haberse descrito los cambios en los nuevos roles que ejerce la mujer en la
sociedad y su participación en el mercado laboral, a continuación se pasará a explicar, en el
segundo capítulo de la monografía los principales factores que definieron que se originen
dichos cambios.

11
Blondet 1994:31
Principales determinantes sociales referente a la identidad de genero femenino en la
Lima de los 90 hasta la actualidad

En este segundo capítulo se explicará los principales factores sociales que influyen en los
cambios de identidad femenina, para ello se utilizaran dos subcapítulos. En primer lugar, se
explicara dos factores que determinamos que son los indicadores de cambio estos son la
educación y la crianza de la mujer de clase media y los medios de comunicación.

2.1 La educación y la crianza


En el presente subcapítulo se analizará la educación y la crianza de las mujeres de clase
media teniendo en cuenta los conflictos de roles tradicionales que existen en la sociedad y
que son transmitidos dentro los hogares limeños. Por suerte esto está pasando a ser dejado
atrás gracias a las nuevas perspectivas educativas en las que la mujer y sus necesidades se
tienen en mayor consideración. Consideramos este punto un factor importante en la nueva
identidad de la mujer, ya que es uno de las principales determinantes de la calidad de vida y
del desarrollo de oportunidades para que pueda competir, dando lugar a que la mujer pueda
tomarse más libertades de elección dejando atrás las estructuras sexistas.

El hogar y el entorno familiar son agentes de socialización muy importantes en la vida de


una persona, pues constituyen un nexo entre el individuo y la sociedad. En este ambiente
los padres y madres se encargan de la educación, formación de valores y actitudes que
canalizan a nuevos significados sociales que puedan tener en la formación futura la niña o
niño.12

La crianza en la sociedad de clase media de Lima en los noventa se encuentra marcada por
estereotipos tradicionales que los padres brindan a sus hijas o hijos en su ámbito familiar
13
que de manera igual les fueron brindadas . Estas diferencias entre el sexo masculino y
femenino se comienzan a formar desde el nacimiento del bebé o incluso antes14.

“Una vez que los padres conocen el sexo del bebé ya ocasiona que existan
una serie de perjuicios sobre el tipo de ropa, juguetes, decoración de la
habitación” (Guardo 2012:27)

En relación con la cita anterior, los padres y madres desde muy temprana edad desarrollan
15
expectativas personales diferentes acerca de los atributos, los roles y sexualidad. La

12
Cfr. Guardo 2012: 26
13
Cfr. Kogan 2009:130
14
Cfr.Kogan 2009:131
15
Cfr. Kogan 2009:132
formación que brinda la familia a la niña la prepara para los roles que deberá cumplir como
adulta16 . Callirgos detalla.

“(…). Si no es mediante tareas y responsabilidades-adultas-, mediantes


juegos que reproducen situación adultas. Los juegos con muñecas y tacita
son paradigmáticos” (Callirgos 1998:7)

Sin embargo, hoy en día en las familias de clase media se encuentra un cambio de
relaciones más igualitarias respecto al trabajo, a lo familiar y a lo doméstico entre el
hombre y la mujer.17 Las jóvenes manifiestan motivación por parte de sus madres, quienes
han experimentado un modelo tradicional de familia que busca que sus hijas tengan mayor
autonomía en la sociedad 18 con el apoyo de la educación en colegios y universidades. 19

.
Es por tal motivo que consideramos la educación como un factor determinante de la nueva
mujer condicionando el ingreso a un mundo de competencia social, como Lipovestsky
afirma, existen nuevos conceptos y desarrollos profesionales:

“(…)A diferencia de tiempos remotos los padres actuales declaran atribuir la


misma importancia a los estudios de las chicas que a los de los chicos y la mayoría
desean que sus hijas realicen una carrera profesional de mucho rango‘’.(Lipovestsky
1999: 203)

El colegio es uno de los lugares sociales para promover relaciones democráticas entre los
géneros desde la temprana edad20 . Hoy en día, las mujeres tienen el mismo acceso de
educación. La escuela es considerada como:

“Lugares transformativos (…) y pueden ser usador por (…) una educación
que desafíe los estereotipos y desigualdades de género’ (Ames 2006:57)

16
Cfr. Callirgos 1998:7
17
Cfr. Guardo 2012:27
18
Cfr. Guardo 2012:27
19
Cfr.Fuller 1998:40
20
Cfr. Lipovetsky 1999:191
La escuela es un eje de interacción de saberes y formación de personas. La educación

ofrece a las niñas que pueda proveer un aprendizaje “liberador” que mejore su autoestima y

transforme su vida. 21

En los últimos años en el Perú se han manifestado una serie de cambio en las escuelas
respecto al género para promover la igualdad entre varones y mujeres como leyes y
normas22

Desde la Nueva Constitución en 1993 hasta el día de hoy en los gobiernos se reforman las
leyes sobre la educación en el Perú, enfatizando la equidad entre hombres y mujeres e
igualdad de oportunidades. Leyes que abarcan que la educación se obligatoria en niveles
primarios y secundarios. Como se detalla en la siguiente cita durante un Acuerdo
Nacional23.

“’En este se prioriza a la educación, prestando especial atención a la


educación en equidad: Nos comprometemos a garantizar el acceso universal
e irrestricto a una educación integral, pública, gratuita y de calidad que
promueva la equidad entre hombres y mujeres”’ (Ruiz-Muños-Rosales
2006:214)
Por otro lado, respecto a la enseñanza en las aulas, se dieron cambios en las mayas
curriculares en primaria y secundaria como incluir cursos de familia y persona, cursos de
sexualidad como estrategia de modernización en la educación. 24

“Uno de los cinco ejes transversales del nuevo enfoque curricular por
competencias es el denominado “Población, familia y sexualidad”, en el cual
se menciona el tema de género’’ (Ruiz-Muños-Rosales 2006:225)
Actualmente una de las oportunidades que tienen las mujeres de la clase media limeña es
poder tener una carrera profesional, pues la participación universitaria registra un
incremento persistente25.

21
Blondet 1994:31

22
Cfr. Ruiz-Muños-Rosales 2006:209

23
Cfr.Ruiz-Muñoz-Rosales 2006:220-231

24
Cfr.Ruiz-Muños-Rosales 2006:228

25
Blondet 1994:369
“’Las mujeres representan un 40% de los postulantes a las universidades, un
39% de los ingresantes, un 36% de los estudiantes universitarios y un 40%
de los graduados en esos centros de estudios. En buena cuenta, de cada 10
personas que llegan al nivel educativo más alto 6 son de sexo masculino y 4
de sexo femenino” (Blondet1994:69)

Hoy en día la educación universitaria ha cambiado respecto a la elección de las carreras


profesionales, pues es normal que las mujeres ingresen a carreras donde la sociedad
anteriormente solo las veía aptas para varones26.

“Al interior de la rama de Ingeniería, las mujeres tienen una presencia


superior al promedio como graduadas en las especialidades de Ingeniería
Química y Manufacturera (28.6%), Ingeniería Ambiental (21.2%), Civil
(20.7%), Industrial (19.7%), Pesquera” (Blondet1994:70)

Sin embargo la mujer ha dejado de lado estos estereotipos para un nuevo ingreso a estas
carreras profesionales.27

En el siguiente subcapítulo se analizará el factor de los medios de comunicación que es uno

de los que determinó los cambios en la identidad de la mujer de la clase media Limeña.

2.1. Los medios de comunicación

Los medios de comunicación llegan a millones de personas y tienen como objetivo

principal informar y entretener a la población. Además, de mostrar valores sociales y

26
Blondet 1994:70

27
Blondet 1994:371
educativos, pues éstos otorgan formas de vida y actitudes diferentes 28. Actualmente, la

sociedad les ha dado un nuevo rol, el cual es el de mostrar modelos a seguir, tanto

femeninos como masculinos, lo que ha ocasionado cambios en las identidades de los

mujeres y hombres.

En este subcapítulo se describirá la influencia que han tenido los medios de comunicación

en la identidad femenina. Se ha considerado importante tratar este punto, debido al

crecimiento de éstos en nuestra sociedad moderna.

Durante años, la publicidad ha sido usada solo para promover productos o servicios al

público, sin embargo en la actualidad esto ha cambiado.

En el Perú, tanto como en otros países, la publicidad representa un rol importante en la

construcción de la identidad femenina. En algunos casos, ésta ha influenciado de manera

positiva en la mujer, mientras que en otros ha denigrado su imagen mostrándola como un

objeto sexual.29

Existen diversos tipos de spots publicitarios en los que resalta la imagen femenina. Entre

ellos se encuentran aquellos que hacen referencia a productos de belleza y además a las

nuevas tendencias de la moda, que día a día crece su demanda en el mercado. Para este tipo

de publicidad se suele a usar el prototipo de mujer ideal con un cutis perfectamente cuidado

y protegido, además de poseer una figura deseada por la mayoría de mujeres. Esto ha traído

como consecuencia, que muchas adolescentes y jóvenes, sigan rutinas que las lleven a ser

como las mujeres de las comerciales que se observan, originando de esta manera, una

mayor valoración en su aspecto físico. Por esto, se afirma que la mujer actual difiere en

esto, a la de hace unos años, en el sentido, de que esta última no se preocupaba de sí misma,
28
Cfr. Del Moral 2000:209

29
Cfr. De los Rios 1997:99
sino más que todo de su entorno familiar, todo lo contrario a la mujer actual, que vela

porque su apariencia física sea del agrado de la sociedad y sobre todo de sí misma.

Otro caso que se observa es el de la mujer que participa en los comerciales que van

acompañados de un enriquecimiento profesional. Se han visto muchos spots en los que las

mujeres ya no dependen de un jefe, sino más bien, ellas lo son. Este hecho rompe

totalmente con el estereotipo de la mujer sumisa que vivía supeditada a lo que el varón

decía. Cada año, la cifra de mujeres que se preparan para alcanzar una meta, ha crecido, y

eso se debe, no solo a la influencia de la sociedad, sino también a los medios de

comunicación que transmiten modelos de profesionales a seguir. Es decir, observamos en

televisión, paneles, folletos, entre otros a mujeres que construyen su futuro logrando de esta

manera, independizarse o alejarse de la sombra masculina. Esta independización de la

mujer, ha sido la más importante que esta ha logrado 30. Pues a raíz de esto la mujer ha

tenido mayor participación en el mercado tanto laboral como profesional.

Es importante resaltar, que si bien ha existido influencia de la sociedad en la identidad

femenina, el rol que ha representado la publicidad, así como se explica en líneas anteriores,

ha sido importante, pues ya no solo vemos los spots en la televisión, sino también en las

calles, redes sociales e incluso centros educativos, donde por lo general, la publicidad que

se emite, se refiere al último tema tratado, que es el de la educación, es decir, el

surgimiento profesional, de la mujer.

A pesar de que existen nuevos modelos de mujer, algunos comerciales aún mantienen la

imagen de aquella mujer hogareña que se preocupa por su familia y se dedica a ella. Esto lo

podemos ver en la publicidad que hace referencia a la alimentación y cuidado de un hogar,

30
Cfr. Genara 2009:146
donde se observa a una mujer acompañada de niños o de su pareja, aquí las mujeres

muestran un rostro que en algunas familias aún se mantiene.

Se puede observar a una mujer que se preocupa por su hogar, y a la vez por su aspecto

físico31. Pero, no todo ha sido positivo para la mujer, pues la publicidad también ha tenido

sus problemas al enfrentarse a la nueva identidad femenina, ya que en algunos casos, resalta

unas características, dejando de lado otras:

“Además, las imágenes tienen doble lectura, una que refleja la realidad y otra
que influye en los destinatarios de su mensaje. En cuanto al primero una imagen
puede mostrar fielmente la realidad y también distorsionarla si exalta una parte
por encima del todo. En este sentido se habla de estereotipos. Así, a veces se
resaltan valores de la mujer que no expresan su realidad de manera completa
sino que extraen ciertos rasgos como el que atañe al placer sexual, el impacto
afectivo, etc., y se dejan de lado otros aspectos más importantes, como son la
dignidad, su afán de superación, su capacidad de amistad, su esfuerzo por sacar
adelante su familia, sus tareas laborales, comunales, etc.” (Genara 2009:147)

Esta cita hace referencia a la publicidad que ha usado a la mujer como un vínculo para

atraer a consumidores varones. En este aspecto, tenemos a los spots que otorgan las

bebidas alcohólicas o centros nocturnos, como discotecas. Aquí se pueden observar

mujeres que promueven o llaman la atención del sexo masculino 32, generando así, el

consumo de sus productos.

Este tipo de publicidad ha contradicho totalmente la imagen que la mujer desea lograr en

la sociedad, pues lejos de promover una figura a seguir, se muestra a una mujer que es

usada por los hombres, y que por lo tanto es denigrada. En Perú, debido al bajo nivel

cultural en algunas áreas las propagandas donde se exhiben a las mujeres suelen tener

31
Cfr. Genara 2009:146

32
Cfr. Gonzales 2012:50
mayor impacto en el público masculino logrando de manera satisfactoria hacer conocido lo

que se ofrece a los televidentes33.

En los medios de comunicación, no solo tenemos a la publicidad como uno de los factores

que ha alterado o influenciado la imagen femenina, sino también a los programas

televisivos. A continuación, se detallara más acerca de esta idea.

Si bien existen diversos tipos de programas televisivos, nos enfocaremos en las teleseries

televisivas, más conocidas como novelas, debido a la gran cantidad de mujeres que las

demandan.

La televisión muestra aquellas teleseries en donde la mujer aún vive siendo dependiente de

una figura masculina, es decir a una mujer que mantiene sus estereotipos tradicionales,

mostrándolas de esta manera como mujeres buenas que viven para su familia.34

Sin embargo, también muestran a aquella mujer que desea lograr la independencia y

autonomía, es decir busca liberarse de lo que la sociedad le ha puesto como imagen a

seguir. Pero más que nada, la televisión, aunque no sea su objetivo principal ha mostrado a

una mujer abnegada que se preocupa aún por lo satisfacer las necesidades de su hogar.

Aún existen muchas familias que se dejan llevar por lo que muestran los programas,

generando así conflictos entre los miembros. Esto se observa, sobre todo en los niveles

económicos bajos y en la Sierra de nuestro país. Pues, aquellas mujeres tienen como

objetivo vivir para hacer feliz a su pareja. En el Perú existe un 7.6% de la publicidad que

hace referencia a esto, es decir, este porcentaje es el que representa a la mujer actual como

ama de casa.35

33
Cfr. Gonzales 2012:64

34
Cfr. Bautista 2007:676

35
Cfr. Alfaro 2010: 34
También se puede deducir, que aunque la mujer ha deseado cambiar su identidad, de

manera positiva frente a la sociedad. Ésta ha tenido diversos obstáculos que afrontar, como

la oposición más que todo del grupo masculino que por muchos años la trató como a

alguien inferior a él. Otros aspecto con el que ha tenido que lidiar la mujer, es el del uso de

su imagen en la publicidad, si bien es cierto, existen productos aún que la usan como un

objeto, también hay otros que prefieren dar un enfoque distinto a esto, ya que han existido

casos, en que comerciales en los que se usan la figura femenina, han sido cancelados.

Finalmente, en este subcapítulo se ha mostrado tanto aspectos positivos como negativos en

la imagen femenina que han sido consecuencia de los medios de comunicación.

Actualmente la mujer de la clase media limeña se preocupa más por su apariencia física a

comparación de hace algunos años.


Conclusiones:

 Del subcapítulo 1.1, podemos concluir que el concepto de género y las

construcciones generalmente asociadas a este, resultan de gran ayuda para analizar

de forma más objetiva los cambios que ha habido en la construcción de la identidad

femenina desde los años 90 hasta la actualidad.


 En el subcapítulo 1.2, queremos afirmar que la mujer de la clase media antes se les

establecían diferentes tipos de roles como el de no poder realizar cosas ya que su

misma naturaleza no se lo permite y solo se tenían que dedicar al hogar y a su

familia pero hoy en día ella busca sobre Salir en la sociedad teniendo una carrera o

un trabajo en la cual ella pueda desempeñar todas sus habilidades

 Respecto a las ideas desarrolladas en el segundo capítulo, identificamos dos

factores que permiten que la mujer este cambiando respecto a su identidad y su

participación en la sociedad .En primer lugar es la educación un factor determinante

de cambios para la mujer desde el ingreso laboral hasta lo personal, la segunda los

medios de comunicación que presenta modelos en lo cual la mujer busca

identificarse.

 Del subcapítulo 2.1, deducimos que la familia transmite muchos estereotipos o

modelos de mujeres para la sociedad, sin embargo esto se está transformándose en

los últimos años puesto que los padres buscan que sus hijas tengan una

participación fundamental en la sociedad generando nuevas perspectivas

educativas, donde la educación juega un papel importante ya que gracias a los

cambios y reformas la enseñanza forma parte de unos de factores determinantes de

la nueva identidad femenina de la clase media en Lima.

 Se ha concluido que la mujer a pesar de haber tenido cambios positivos en su

identidad, prefiere mantener las principales características de su identidad

tradicional. Sin embargo, los cambios que han surgido, como la independización de

la mujer o su desarrollo en la sociedad moderna, no han sido completamente


aceptados debido a que la mujer siempre ha mostrado una imagen sumisa y

supeditada a lo que la sociedad le imponía.

BIBLIOGRAFIA:

 DE LOS RIOS, M. Jose y MARTINEZ ALMERIA, Joaquine (1997) La mujer y los


Medios de Comunicación, pp. 99 – 104 (consulta 28 de junio de 2013)
(http://info.upc.edu.pe/librosdigitales/LD002145.pdf)
 PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA DEL PERU (PUCP) (2006) Mujeres,
Familia y Sociedad en la Historia de América Latina Siglos XVIII – XXI. Lima,
Peru
 ALFARO, Rosa María y PINILLA, Herlena (1997) Mujeres en los Medios de
Comunicación ¿Presencia o Protagonismo?: Nuevos Modelos y Roles y Arquetipos
Tradicionales, pp. 31 – 35. Perú.
 DEL MORAL PEREZ OVIEDO, María (2000) Los nuevos modelos de publicidad
de mujer y de hombre a través de la publicidad (consulta: 28 de junio de 2013)
(http://arsenopirita.boumort.cesca.cat/index.php/comunicar/article/viewFile/3720/3
066)
 GENARA CARTILLO, Martha (2009) Estudio sobre la imagen de la mujer
peruana en la publicidad gráfica del suplemento sabatino Somos (consulta 28 de
junio de 2013) (http://udep.edu.pe/comunicacion/rcom/pdf/2009/Art145-166.pdf)

 GONZALES VILCARROMERO ( 2012) La imagen de la mujer en la fotografía


publicitaria de perfumes: principales representaciones sociales y estereotipos
(consulta 28 de junio de 2013
(http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/handle/123456789/1734)
 CID OLIVEIRA, Cristina (2011) El hecho de que los hombres piensen que el papel
de la mujer está exclusivamente en el hogar puede llevar al maltrato tanto psíquico
como físico (consulta 28 de junio de 2013) (http://suite101.net/article/sexismo-en-
publicidad-y-medios-de-comunicacion-a43624)
 FERNANDEZ VARGAS, Xinia (2006) Construcción social del género: conceptos
básicos. (consulta: 19 de abril de 2013)
(http://www.google.com.pe/#hl=es&sclient=psy-
ab&q=xinia+fernandez+vargas+conceptos+&oq=xinia+fernandez+vargas+conceptos+&gs_l
=hp.3...5951.6958.1.7105.10.10.0.0.0.0.295.1999.0j4j5.9.0...0.0...1c.1.12.psy-
ab.iHn9oW9KR7I&pbx=1&bav=on.2,or.r_qf.&bvm=bv.45960087,d.dmg&fp=54d543df94e9
9282&biw=1517&bih=741)

 LAMAS, Marta (1986) La antropología feminista y la categoría “genero”. ”,


pp.173-189. En: revista nueva Antropología, vol.8, No.30. (consulta 4 de abril de
2013) (htp://www.redalyc.org/articulo.oa?id=15903009)

 FULLER, Norma (1998) Dilemas de la femineidad: mujeres de clase media en el


Perú. pp, 18-19 Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú.

 LIPOVETSKY, Gilles (1999) La tercera mujer: permanencia y revolución de lo


femenino. Traducción de Rosa Alapont. Barcelona: Anagrama.
Capítulo II: El bello sexo, capítulo III: La posmujer en el hogar, capítulo IV: ¿Hacia
una feminización del poder?

 BLONDET, Cecilia y MONTERO, Carmen (1994) La situación de la mujer en el


Perú: 1980-1994, pp 31-33. (consulta: 31 de mayo de 2013)
(http://lanic.utexas.edu/project/laoap/iep/ddt068.pdf )

 RUIZ BRAVO, Patricia (2009) Una aproximación al concepto de género (consulta:


19 de abril de 2013) (http://imas2009.files.wordpress.com/2009/04/texto-genero-
defensoria.pdf)

También podría gustarte