Está en la página 1de 6

SEMANA SANTA

¡EN CASA!

LA SEMANA SANTA ES LA SEMANA MÁS IMPORTANTE


EN LA VIDA Y EN LOS CORAZONES DE
TODOS LOS CRISTIANOS.

Este año es, sin duda, una semana atípica, distinta a muchas
otras, porque nos encuentra aislados, sin poder ir a nuestras
Parroquias, y seguro que extrañamos mucho eso.
Pero tenemos que pensar que estamos cuidándonos y cuidando
de los demás, sobre todo de nuestros abuelos.
Esta situación por la que estamos pasando no debe impedir que
podamos celebrarla. Debemos ser creativos y buscar la manera.

AQUÍ VA NUESTRA PROPUESTA…


(Tener en cuenta que habrá un momento para cada día de la semana)

ENCONTRARNOS CON JESÚS


ARMAR NUESTRO ALTACITO

Buscaremos un lugar especial de nuestra casa donde poder armarlo. Tiene que
ser un lugar que nos invite a rezar. Si es un rincón, mejor. Allí podremos colocar
una mesita, como las que tenemos para jugar a la casita. También, con permiso
de mamá, papá, o los abuelos, con la idea de hacerlo momentáneamente, podemos
usar una mesita de luz, una mesita de noche. Un estante al que llegues o cualquier
otro mueble de casa que creas que pueda usarse para esta ocasión, también es válido.
2
Otra idea, es fabricarlo con cajones dados vuelta, con banquetas o con alguna caja.

Una vez que tengamos el apoyo que hará de altar, buscaremos una tela o un
mantel para cubrirlo.
Recuerden que la Semana Santa es una fiesta muy importante, por eso
buscaremos la tela o el mantel más lindo que tengamos en casa.

Luego, deberemos buscar alguna imagen de Jesús o


una que nos recuerde a Él, puede ser de la Virgencita
o de algún Santito también. Una cruz, un Rosario, la
Virgencita del tiempo, el cuadrito del Ángel de la Guarda,
una estampita… ustedes en sus casas sabrán cuál es la
indicada.
Cuando tengamos la imagen, la vamos a colocar en el centro
de nuestro altarcito. También se pueden poner imágenes
dentro de un portarretrato, verán que queda fabuloso.

Es muy importante que también, en el centro de nuestro altar, esté la Palabra de


Dios. Podemos poner una Biblia, ya sea de las que usan los adultos o una Biblia
de Niños, o el Nuevo Testamento. En caso de no tener, podemos fabricar una.
Un almohadoncito nos servirá de apoyo.

Ya tenemos la imagen y la Biblia.


¿Qué más se podrá poner? ¿Recordás el altar de tu parroquia?
En los altares se usan velas y flores. En este caso, sólo se deben usar velas si hay
un adulto cerca. Si llegás a tener en casa las que son a pila sería genial. Puede ser
también algún farolito. Recordá que bien vale toda creatividad. Por último podremos
agregar unas florcitas o una plantita, naturales o artificiales.

¡YA TENEMOS PREPARADO NUESTRO ALTARCITO!


AHORA A PREPARARNOS NOSOTROS…

ENCONTRARNOS CON JESÚS


PREPARAR EL CORAZÓN

¿Se acuerdan que dijimos que ésta era una fiesta muy
importante? Así como nos preparamos cuando
tenemos una fiesta de cumpleaños o de casamiento,
también esta ocasión merece que nos preparemos, que
nos pongamos lindos, pero ¡atención! Porque lo que
hay que preparar, poner lindo, es el corazón.
¿Cómo lo hacemos? 3

Primero, dándole una miradita para


ver cómo está, cómo se siente y ver si
hay algo en él que queramos cambiar.
Esto va para toda la familia.
Buscaremos entonces, acercar al altar una imagen o dibujo de un
corazón que nos ayudará a fijar la mirada en él. Luego, nos
tomaremos un ratito de silencio para hacer una mirada interior, a lo
más profundo de nuestro corazón.
Una vez que estemos allí nos haremos estas preguntas:

¿Hay algo de
¿Cómo está
él que quiero
mi corazón hoy? cambiar?
¿Cómo se siente?

En este tiempo, en donde estamos muy atentos a la limpieza de nuestras manos, de


nuestras cosas, de nuestras casas, es también un buen momento para hacer limpieza
del corazón, aprovechar a sacar todas esas cosas que lo ensucian y hasta lo enferman.

En silencio, vamos a pensar en las respuestas a esas preguntas que nos hicimos y lo
vamos conversar con Jesús, depositando todo en su Sagrado Corazón, confiando en
que Él sabrá qué hacer.

ENCONTRARNOS CON JESÚS


Rezamos con esta oración:

JESÚS DANOS TU CORAZÓN

Jesús te quiero pedir


que me cambies el corazón,
que lo hagas como el tuyo
para que ame como Vos.
Si está triste,
que sonría con tu amor.
Si está enfermo, un poco enfermo, 4
que se cure con tu amor.
Si está chico,
que se agrande con tu amor.
Y si está muy enojado,
que se amigue con tu amor.
Si está oscuro, muy oscuro,
que se encienda con tu amor.
Y si se quedó dormido,
despertálo con tu amor.
Y si está un poco cansado,
que se anime con tu amor.
Y si está muy egoísta,
que se entregue como Vos.

Gómez /Pisano

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

También la podemos rezar cantando. Lo podés hacer entrando en este links:

“Amigos para cantar: Jesús danos tu corazón”, Edelvives Argentina


https://www.youtube.com/watch?v=tF9FCRBuIq8

¡CON EL ALTAR,
NUESTRO CORAZÓN LISTO
Y TODA NUESTRA ALEGRÍA
DESDE CASA,
COMENZAREMOS A CELEBRAR!

ENCONTRARNOS CON JESÚS


LUNES SANTO
En este día, pondremos la mirada en María, pero no en la
Virgen, sino en una amiga de Jesús, hermana de Marta y Lázaro,
que vivía en una ciudad llamada Betania.

Recuerden que si leemos la Palabra de Dios, cuando finalicemos, a diferencia de los


cuentos en donde decimos colorín, colorado, este cuento se ha terminado, diremos: 5
“Es Palabra del Señor”. A lo que respondemos, “Gloria a Ti, Señor Jesús”.
¿Los adultos se animan a decir “Es Palabra del Señor”?
¿Y los chicos a responder “Gloria a Ti, Señor Jesús”?

María de Betania lava y unge los pies de Jesús con un perfume de nardo que era
carísimo. Imagínense ustedes gastando todo un perfume.
A María no le importa porque quiere demostrarle a
Jesús cuánto lo quiere y valora su amistad.

En nuestro altarcito, hoy vamos a poner un pompón de


algodón o una servilleta, a la que le colocaremos un
poco de algún perfume que tengamos en casa. Eso nos
ayudará a pensar en cuáles son los perfumes que más
nos gusta sentir. Quizás sea el perfume que se
desprende de los jazmines o de un limonero, el de las
colonias de bebé, el del pasto recién cortado, el del pan
tostado o el de cuando algo se hornea.

Reunidos en el altarcito, podemos conversarlo en


familia:

¿A qué nos gustaría que huela nuestra casa?

ENCONTRARNOS CON JESÚS


Ahora, vamos a pensar en qué cosas haríamos por Jesús.
Recuerden lo costoso del perfume. Debemos pensar en las cosas
que más nos cuesta dar y que no son materiales sino todo lo
contrario: muestras, gestos de verdadero amor.

Algunos ejemplos podrían ser:


 Hacerle caso a nuestros papás.
 Compartir los juguetes con nuestros hermanos, incluye también la compu y la
play.
 No pelear.
 Contestar bien. 6
 Ser pacientes y no querer todo ya.
 Colaborar en las tareas de la casa.
 Dejar de lado los caprichos y berrinches.
 También vale el ejercicio para los adultos.

Luego haremos la siguiente oración:

Querido Jesús:
Hoy, como María de Betania,
queremos demostrarte cuánto te amamos,
dándote lo más preciado que tenemos,
que es todo nuestro amor.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

También podemos rezar cantando. Lo podés hacer entrando en este links.

“Amigos para cantar: Plegaria para la paz”, Edelvives Argentina


https://www.youtube.com/watch?v=wRqCoK2Hayc

ENCONTRARNOS CON JESÚS