Está en la página 1de 5

Historia de la Filosofía IV

Universidad Industrial de Santander


Estudiante: Andrea Torres Roberto Código: 2121942
Profesor: Rafael Angarita Cáceres
Calificar doble.
Transmisión de conocimientos por la religión tradicional de la cultura
Yoruba

Palabras clave: Ocha, conocimiento, religión.

Resumen: El presente trabajo tiene como propósito ofrecer una breve explicación acerca de
la cultura Yoruba. Se aludirá rápidamente a su historia, a sus conocimientos y el modo de
transmitirlos.

Introducción:

África occidental, un lugar estratégico cuando de mano de obra se trata, sus habitantes
físicamente más fuertes, capaces de soportar el trabajo duro al cual eran sometidos por los
europeos, trabajo de poco aguante para los indígenas americanos, lo que contribuyó al
traslado y explotación masiva de los pueblos africanos. Estas poblaciones y en especial los
residentes del país Nigeriano, llevaron consigo sus culturas, costumbres, prácticas, etc., que
se remontan a tiempos lejanos. De esto último, nace el propósito del siguiente texto,
encargado de mostrar cómo la cultura que practica la religión tradicional del pueblo yoruba,
la santería, accede al saber sin ser prioridad una perspectiva científica, una visión no
occidental. Lo anterior permite abrir un espacio a interrogantes planteados por Boaventura
de Sousa Santos al final del primer capítulo de su libro, Para descolonizar occidente a los
cuales se intentará dar una respuesta en el desarrollo del documento, estos son los
siguientes: ¿Desde qué perspectivas pueden ser identificados los diferentes saberes? ¿Cómo
puede el conocimiento científico ser diferenciado del conocimiento no científico? ¿Qué
tipos de relaciones son posibles para la transmisión de su conocimiento?

Ahora bien, es relevante mencionar que para el desarrollo del texto se tendrá en cuenta el
estudio realizado por el antropólogo Jesús Fernández Cano1 en su tesis doctoral titulada:
Ocha, Santería, Lucumí o Yoruba. Los retos de una religión afrocubana en el sur de
Florida. En su trabajo, el autor intenta abordar un área en específico, África occidental, un
1
Antropólogo social de la Universidad de Costa Rica. Doctorado en Antropología Social de la Universidad Nacional de
Educación a Distancia de Madrid.

1
Historia de la Filosofía IV

territorio despreciado, explotado, apropiado violentamente por países occidentales que


hacían alarde de su “civilización”, del desarrollo de la tecnología, la ciencia, cultura, ideas,
arte; considerando al pueblo africano como analfabetos, insensibles; pensamiento que los
esclavistas tenían para poder explotarlos, y con el gran interés de aniquilar las creencias de
los esclavos, siendo considerados como adoradores de falsos dioses.

Cultura Yoruba

Pero, ¿de dónde provenía la cultura yoruba, su base e ideología de creencias? Los yoruba
descendían de las tribus de Benín, Ila, Owu, Ketu y Popo, derivadas de Orañyan, uno de los
siete hijos de Oduduwa. (Fernández, 2008, pág. 87) El nombre Yoruba alude a la religión
practicada en África; Lucumí señala la religión en Cuba ejercida por los africanos y sus
sucesores; Ocha hace referencia a la religión practicada actualmente por los cubanos,
expresión con el que se distinguen ellos mismos; y santería es el término al cual se refieren
las personas no iniciadas, es decir, aquellos sujetos ajenos a esa religión.

Siempre se han identificado diferencias cuando de esta religión se trata, en algunas


ocasiones y lugares es vista como elemento étnico y en otras es reconocida como una
comunidad amplia y diversa. “Ejemplo de esta última visión es la pertenencia a la
organización Orisa World, presidida por el profesor Wande Abimbola2, en donde participan
más de cincuenta países que representan unos cien millones de practicantes de la religión en
el occidente africano, el candomblé brasileño, la santería cubana, el vudú haitiano, y el
culto a Shangó de Trinidad.” (Fernández, 2008, pág. 170)

La base ideológica de esta religión es la que se presenta a continuación; a) Poca diferencia


entre lo sagrado y lo secular, lo religioso y no religioso; b) Fuerte conexión entre la cultura
y la religión; c) sin separación entre lo espiritual y lo material; d) se vive para la religión, es
parte de la forma de vida. La existencia es ya un fenómeno religioso; e) se practica en
comunidad, es tribal y no hay proselitismo; f) la religión se enfoca en facilitar la vida y
solucionar los problemas; g) culto a los ancestros, respeto a los mayores; h) relación directa
con divinidades y espíritus que intermedian con el Ser Supremo; i) sacrificio de animales,
ofrendas, y consulta a los oráculos; j) empleo de magia y brujería difícilmente separable de
la religión; k) percepción de los fenómenos naturales como manifestaciones del Ser
Supremo o de divinidades emanadas de él. (Fernández, 2008, pág. 95) Tan importante
2
Profesor de lengua yoruba y literatura, académico de Nigeria y el líder del Senado de la República Federal de Nigeria.

2
Historia de la Filosofía IV

resultaba el culto a los ancestros entre los yoruba que se podría decir que su religión es una
religión de linaje. (Idowu, 1995, pág. 55)

Transmisión de conocimiento

¿Cómo puede el conocimiento científico ser diferenciado del conocimiento no científico?


La distinción que los griegos hicieron acerca del conocimiento es clara, la doxa u opinión
(como conocimiento no científico o aparente) y episteme (como conocimiento científico o
verdadero). La diferencia entre los dos conocimientos es notoria, por un lado, el
conocimiento no científico se puede relacionar con aquel conocimiento adquirido por cada
individuo de manera subjetiva, aquel se va formando a medida de las experiencias que cada
sujeto experimenta. Caracterizado por un conocimiento impreciso, acrítico, falible,
superficial, intrascendente, etc. En lo correspondiente al conocimiento científico se ha
caracterizado como el conocimiento racional, objetivo, verdadero, el cual es verificable.

Es significativa la importancia que tiene saber, ¿qué tipos de relaciones son posibles para la
transmisión de su conocimiento? La trasmisión de conocimiento en lo correspondiente a la
santería es determinante, debido a que se maneja un saber oculto, limitado, con acceso para
unos pocos. Uno de los principales métodos de la cultura yoruba para transmitir
conocimiento es por medio de la comunicación con los espíritus.

El bien se ve reflejado como por ejemplo en las curaciones y el mal cuando de brujería se
trata. “Lo mismo sucede con la ocha, y el empleo que se hace de estas capacidades está en
función de la calidad del religioso y su nivel ético. Esta capacidad de practicar tanto el bien
como el mal está representada en la ocha por Echu- Eleguá, el oricha que simboliza la
posibilidad de elección. (Fernández, 2008, pág. 315) Echu puede considerarse como la
fuerza neutra que actúa en el universo, es el motor impulsor de la interacción entre el bien y
el mal, representante por excelencia de la falsedad y la mentira, es el balance de todo lo que
existe y lo que está por alcanzarse. (De Souza Hernández, 1998, pág. 49)

La ocha (comprendiendo el conocimiento que alude al ritual y a la capacidad para


interpretar los textos de Ifá) tiene diferentes maneras para utilizar el conocimiento, entre
esos están, el saber mitológico y ritual. En lo correspondiente al conocimiento mitológico
es representado en el cuerpo de Ifá donde se puede conocer todo el saber religioso y
cultural de los Yoruba. Existen algunos documentos al alcance del público general,

3
Historia de la Filosofía IV

permitiéndoles informarse de las historias. “Se pueden comprar los libros de Ifá, mientras
que para la interpretación se requiere la preparación que proporciona las especialidades de
Oriatté (capacidad que tiene de interpretar el oráculo está obligado a estudiar el cuerpo de
Ifá) a un nivel más bajo, y la de Babalawo, (tienen mayor inclinación al conocimiento de la
teología, medicina y comprensión de los versículos que componen el cuerpo de
conocimiento de Ifá, estos son demasiados ) quien con el conocimiento necesario es capaz
de interpretar el nivel más alto.” (Fernández, 2008, pág. 316)

El secreto se considera un valor, y que desde el momento que se considera importante, se


está garantizando la necesidad de una transmisión del conocimiento que siempre estará en
manos de posiciones jerárquicas más elevadas. (Fernández, 2008, pág. 319) Al parecer
conservar el secreto y una transmisión restringida del conocimiento es relevante,
permitiendo la protección ante aquellas personas desconocidas y una manera de obtener
garantía de no caer en manos de seres inescrupulosos.

Finalmente, ¿desde qué perspectivas pueden ser identificados los diferentes saberes? El
hombre cada día de su vida está expuesto a diferentes saberes, a diversas formas de
conocimiento, ya sea, en lo político, social, material, cultural, espiritual, etc., permitiendo
comprender la realidad en la que se está inmerso y la manera en que se forman aquellas
cosmovisiones particulares. Boaventura alude a la ciencia expresando lo siguiente; “Un
rasgo característico de nuestro tiempo es el hecho de que la ciencia moderna pertenece a
ambos reinos, el de las ideas y el de las creencias. La creencia en la ciencia excede
ampliamente cualquier cosa que las ideas científicas nos permitan realizar. Por lo tanto, la
relativa pérdida de confianza epistémica en la ciencia que impregnó toda la segunda mitad
del siglo XX fue paralela a un auge de la creencia popular en la ciencia. La relación entre
creencias e ideas con respecto a la ciencia, ya no es una relación entre dos entidades
distintas, sino que es una relación entre dos modos de experimentar socialmente la ciencia.
Esta dualidad significa que el reconocimiento de la diversidad cultural en el mundo no
necesariamente significa el reconocimiento de la diversidad epistemológica en el mundo.”
(De Sousa Santos, 2010, pág. 45)

Bibliografía:
Fernández J. (2008). Ocha, Santería, Lucumí o Yoruba. Granada, España: Editorial de la
Universidad de Granada.

4
Historia de la Filosofía IV

Idowu E. (1995). Olodumare. God in Yoruba Believe. New York: Original publications.

De Sousa Santos B. (2010). Para descolonizar occidente. Argentina: Prometeo libros.

De Sousa Santos B. (2010). Descolonizar el saber, reinventar el poder. México: Ediciones


Trilce.