Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LANUS

SEMINARIO PENSAMIENTO NACIONAL Y LATINOAMERICANO

ALUMNO: GONZALO CEMBORAIN

PARCIAL 2: ACTIVIDAD 1

FECHA DE ENTREGA: 24/06/2020

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8


Pares de conceptos seleccionados:

 Semicolonia y Balcanización.
 El Pensamiento de Scalabrini Ortiz y de Arturo Jauretche.

Semicolonia y Balcanización según el pensamiento de Scalabrini Ortiz y Arturo Jauretche.

Finalizadas las guerras intestinas que sacudieron al país durante gran parte del siglo XIX
asomaba una relativa estabilidad política e institucional que conduciría a un crecimiento
económico y demográfico sin precedentes en la joven nación. Sin embargo, este
crecimiento se desarrollaba bajo modelos institucionales, paradigmas culturales y
económicos que eran dominados por relaciones de poder en donde una aristocracia, en
su mayor medida terrateniente y de familias acaudalas, formaban una idea de país y
progreso que se ajustaban únicamente a sus propios intereses y en la que ellos
manejaban todos los hilos políticos. Este modelo de país basado prácticamente en el
negocio agroexportador de materias primas a la vez que se importaban productos
manufacturados, encontrara su análogo en un modelo cultural que tenía sus ojos en
Europa y particularmente Paris, el modelo cultural decimonónico que importaba sus
modos de vestir, su estilo de vida y sus lujos y excentricidades a todas partes del mundo,
adaptándose particularmente bien a las intenciones de una clase que estaba hambrienta
de una nueva identidad buscando separarse de todo su pasado al que consideraba
indigno a su nueva posición en el mundo, centraban sus ideales de país al otro del lado
del océano: económico en Inglaterra y cultural en Francia. Bajo este modelo extractivo y
carente de identidad pronto surgirán voces dispuestas a denunciar el camino del país,
muchas de ellas se reunirán en torno a la agrupación FORJA y encontraran en los
escritos de personas como Scalabrini Ortiz y Arturo Jauretche sus principales ideas
que formaran la base de un nuevo pensamiento nacional.

Argentina crecía bajo el modelo agroexportador durante la “Belle epoque” y para finales
del siglo XIX había logrado posicionarse como uno de los países con mayor PBI en el
mundo, Argentina que se mostraba como el “paraíso del progreso” al mundo, lo que no se
mencionaba era la brutal explotación de sus hombres, el informe encargado por el mismo
Roca al catalán Bialet Massé lo graficaba muy bien “héroes anónimos, que labran el canal de
la riqueza de que ellos no van a gozar; su trabajo se paga con un peso y cincuenta centavos y se
cree haberlo recompensado con largueza”. A la vez que se abusaba de jornadas laborales de
semi-esclavitud y las brechas salariales se ensanchaban, se llevaba a cabo todo un
proceso de aculturación y asimilación de modelos culturales extranjeros por parte de las
clases dominantes, tanto la rancia y culta aristocracia como los “rastaquouére” por igual
vivian de manera “parasitaria” vivian de los beneficios de la tierra que no trabajaban y
pasaban largas estancias en Paris mezclándose entre la alta sociedad dejando traslucir

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8


su carácter “cipayo” subrayado por Jauretche, enceguecidos por Europa y vergonzosos
de sus orígenes.

Todo este progreso no era sostenible, y mucho menos equitativo, las brechas sociales
eran cada vez más amplias y las clases desfavorecidas, a través de huelgas y revueltas
duramente reprimidas, comenzaban a hacerse oír con más fuerza. Al tiempo que
luchaban por sus derechos surgirían todo una serie de escritores y pensadores políticos
que los representaran y denunciaran estas injusticias, criticando el falso progreso, la
dependencia y vasajalle económico en el que se hundía el país y también aquellos
modelos culturales hegemónicos que pretendían enterrar el pasado. Multigeno, semi-
colonia, balcanización, inteligentzia y medio pelo entre otros serán algunas de las ideas y
conceptos que pensadores como Raul Scalabrini Ortiz y Arturo Jauretche utilizaran para
describir toda una época que bajo un discurso de gloria nacional llevaba a unos pocos a
ser cada vez más ricos a la vez que cedían cada vez más las libertades del país
hipotecando su futuro bajo perversos modelos económicos y culturales que comenzaban
a mostrarse insostenibles.

Durante la primera mitad del siglo XX, Scalabrini Ortiz, Jauretche y otros pensadores
nacionales formaran La Fuerza de Orientación Nacional Para la Joven Argentina (FORJA)
bajo la cual realizaron varias obras, ensayos y artículos en los que denunciaron la relación
de vasajalle en la que se encontraba el país frente, por ejemplo, al Imperio Británico.
Argentina no era una colonia inglesa en el estricto sentido de la palabra como podía serlo
Egitpo o la India, tenía su “independencia” pero esta se ocultaba bajo un estatus de
dependencia en el plano internacional frente a modelos económicos impuestos por
Inglaterra, de esta reflexión los pensadores nacionales usaran el concepto de
semicolonia que explicara el modo en que Inglaterra, en pleno proceso de progreso
económico, se expandía no solo a través de la ocupación directa, sino también,
generando vínculos económicos con naciones periféricas como Argentina. En palabras de
Scalabrini Ortiz el imperialismo económico encontró aquí campo franco.

Inglaterra aceptaba nuestra independencia pero esto no era más que un modo de encubrir
una sumisión del país a sus designios y decisiones que ya habían estado presente en
tristes momentos de la historia latinoamericana como la guerra del Paraguay o en los
procesos de balcanización que debilitarían a la región. La influencia inglesa influía en los
centros de decisión económica de nuestro país. Los capitales británicos se fueron
adueñando, sutilmente, de los principales resortes de gestión económica de una
Argentina que bajo el papel de la división internacional del trabajo quedaba reducida al rol
de exportador de materias primas. De este modo capitales ingleses fundaron bancos, flota
mercante, seguros, puertos y ferrocarriles siendo puestos en función de un régimen
extractivo. Sin embargo, los principales resortes que tenía Inglaterra para este control
eran humanos, controlaba a aquellos que dirigían el destino del pueblo

Como ya mencionamos Scalabrini Ortiz fue uno de los primeros en remarcar las
relaciones de dependencia y casi vasallaje que tenía la Argentina frente a gran Bretaña y
el problema que significaban para el desarrollo de un país independiente, fue uno de los

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8


primeros en hacer público el drama de los ferrocarriles de capitales británicos en su obra
Historia de los Ferrocarriles Argentinos donde señala como los mismos se construían y
desarrollaban solo en base a las necesidades de una minoría terrateniente que se
manejaba en complicidad con los deseos económicos de los principales inversores
ingleses, además en 1940 publica su libro Política Británica en el Rio de la Plata en la que
hace un extenso análisis de cómo se llevó al país a una hegemonía financiera extrajera y
rechazando el falsos patriotismo optimista que pretendía ocultar bajo la alfombra esta
realidad desalentadora.

El avasallamiento de las libertades económicas del país tendrán su punto culmine en el


infame tratado Roca-Runciman que tanto Ortiz como los miembros de FORJA no dudaran
en nombrar como el estatuto legal del coloniaje, formado como todo un mecanismo
destinado a impedir el progreso del país cuando este no era beneficioso al imperio
británico. Toda esta dependencia económica iba de la mano con un discurso cultural
debido a que, como la historiografía sostiene, para que exista un régimen colonial debe
existir una mentalidad colonial. En contra del fomento de la conciencia nacional, que es la
verdadera del pueblo y la que garantiza derribar las murallas construidas por una historia
colonizada, la clase dominante, de tendencia liberal, positivista y anti-hispanista, que
Jauretche denomino la “Intelligentzia”, se encargó de formar su propia idea de país a
través de sus propios paradigmas que impulsaban una visión única de país apoyada en la
historia mitrista. FORJA y los historiadores del revisionismo buscaron romper con la lógica
mitrista de la historia liberal y se encargaron de recuperar la figura de los caudillos
populares.

Para Arturo Jauretche una instancia por la cual era necesario atravesar para romper con
la mentalidad colonial era la fase del "desaprender". Aquí se observa el trabajo
revisionista de FORJA que viene a discutir precisamente una historia oficial concebida por
una superestructura cultural que garantizaba la dominación. Scalabrini Ortiz también hacia
énfasis en generar una nueva ciudadanía, en uno de sus escritos remarcaba que para
defender el suelo es necesario manejar el fusil pero para defender las riquezas de las
cuales depende nuestro bienestar uno necesita instruirse en su conciencia de ciudadano
ya que eso también es defender la patria1

En la década del ’30 surgio una prolífera actividad de los hombres del Pensamiento
Nacional que se dedicarán a denunciar la situación económica y cultural en que se
encontraba el país. Ademas de Arturo Jauretche y Raúl Scalabrini Ortiz, también
formaban parte de este agrupamiento: Manuel Ortiz Pereyra, , Homero Manzi y Gabriel
del Mazo entre otros. FORJA realizará avances sobre la revisión historiográfica nacional
publicando todo una serie de artículos y escritos con sus investigaciones que pondrán en
evidencia el rol de la colonización pedagógica, conocida como todos esos instrumentos
culturales e ideológicos o sea aquello que se llama la superestructura cultural y que
impedía que los argentinos tomaran consciencia de la situación de dependencia en la que
estaba sometida al país, la colonización pedagógica generaba una forma de alienación
del pensamiento argentino. Fue precisamente el creador de las zonceras, Jauretche quien
realizo una amplia obra sobre el rol de la colonización pedagógica en la formación
nacional y el rol de la “intelligentzia” en promover este proceso de colonizaje cultural.
Además supo ilustrar muy bien la situación nacional, diferenciando en la historia argentina

1
Scalabrini Ortiz, Raul. (1957). Aquí se aprende a defender la patria. Suplemento mensual de Que, n° 2-3

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8


dos grandes concepciones en pugna: una con una mirada nacional defensora de una
patria grande, regionalista y unida y otra defensora de una patria chica pero no una en el
sentido de una defensa nacional frente al extranjero sino aquella que, con pensamiento
unitario, impulsó la balcanización de los territorios del virreinato favoreciendo intereses
de una minoría (la elite porteña aliada con socios comerciales extranjeros).

Este proceso de Balcanización que jauretche menciona tuvo una diversidad de factores
tanto culturales como geográficos o históricos, pero principalmente se debió a objetivos
ajenos a la región, ya que mediante esta división se debilitaban las economías y las
posibilidades de negociar en igualdad de condiciones, Esto era mucho más beneficioso
para aquellas grandes potencias imperialistas que avasallaban con su poderío a estas
nuevas naciones independientes de hecho pero atadas a regímenes semicoloniales que
no les permiten eventualmente despegar con verdadera independencia.

Arturo también fue un duro crítico de la política económica regresiva que se llevó a cabo
luego de la conocida Revolución Libertadora y su Plan Prebisch al que el nombro como un
retorno al coloniaje. Elaboro un libro donde realizo una punzante critica al que el
denominaba el pensamiento antinacional y antipopular donde desarrollo el concepto de
“inteligentzia” como la intelectualidad fascinada por la cultura europea y ajena al sentir y
sufrir de las clases postergadas. A este libro lo nombro “Los profetas del odio y la yapa (el
colonialismo pedagógico)”, y lo publico en 1957. En uno de los ensayos que escribió
desde las costas de Montevideo el reflexionaba sobre los procesos de balcanización en la
región al mencionar sobre el frustrado destino del que podría haber sido el principal puerto
de América Latina si las cosas hubieran sido de otro modo el puerto de Montevideo podría
haber sido el puerto de intercambio con ultramar y no un puerto al que hay que cavar
constantemente, todo esto fue impedido debido a una política de balcanización del Río de
la Plata, a lo que escribe “Las finalidades económicas que siguen rigiendo, y que dieron
por resultado la separación de la Banda Oriental de sus hermanas, atendieron
expresamente, como está documentado, a impedir que el Río de la Plata fuera un río
interior. Es inconveniente, decía, que una sola Nación posea las dos orillas del río, pues
tendría gravitación decisiva en el Atlántico Sud”2.

Podemos mencionar como uno de los inicios de la balcanización latinoamericana el


fracaso del Congreso de Panamá. Es el momento en el que la aspiración de un gran
estado del sur comienza a desmembrase, Esto fue debido en parte al accionar de la
diplomacia británica. Desde Buenos Aires poco se hizo por mantener unidas las fronteras,
por el contrario, las clases comerciantes y aliadas con interés ingleses se veían
favorecidas con esta fragmentación. Así comenzaba la política de balcanización inglesa
con sus cómplices locales que fueron desmembrando las antiguas formaciones
territoriales en beneficio de sus propios negocios. Esta política internacional llevada a
cabo con el aval de las burguesías comerciales perjudico la idea de una asociación
continental y la formación de una región consolidada y fuerte frente a demandas
extrajeras, surgiendo la mentalidad de un sector social que apostaba a una construcción
rápida de nación por sobre la construcción colectiva.

Este sector que garantizó, en una primera instancia, el proceso de balcanización y luego
el funcionamiento de la colonización pedagógica es al que Jauretche nombra como la
2
Jauretche, Arturo. (1957). Los profetas del odio: y la yapa. Epilogo montevideano.

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8


intelligentzia, un sector de influencia liberal que en su mayor medida provenían de familias
acaudaladas, ellos se encargaron de promover y promocionar los aportes del
romanticismo, del racionalismo, de la ilustración y del positivismo, presentándolas como
las únicas doctrinas válidas para la conformación del conocimiento humano: la
priorización de lo universal por sobre los particular y el culto a la razón pura llegaban a
Buenos Aires, expandiéndose luego por las capitales provinciales y será erigida como la
única capaz de entender la realidad. Al utilizar la razón iluminista como herramienta
exclusiva para garantizar el conocimiento, tanto la heurística, las experiencias propias de
los individuos como los aportes historicistas fueron rechazados como válidos. De esta
forma, se fomentaba la enseñanza de un “país sin pasado”, generando una conciencia de
lo nacional atrofiada.

Este sector negaba su pasado y pensaban que podían enterrar algo fundamental en la
formación de nuestro país, que es su carácter mestizo, heterogéneo y heterodoxo que
forman nuestras raíces culturales. La colonización pedagógica, buscaba formar
“habitantes del mundo” formados por ideas ajenas que ellos consideraban superior y poco
comprometidos con una realidad específica. Esta mirada se alejaba muchos de las ideas
de pensadores Scalabrini Ortiz que visualizaba en su época la conformación de dos tipos
nacionales de acuerdo a la configuración étnico-racial de sus componentes; Las
monogenas, es decir aquellas dotadas de una estructura étnica racial homogénea, y las
multigena, es decir aquellas conformadas a partir de la pluralidad de origen. El autor
ubicaba Iberoamérica en general, y a nuestro país en particular, dentro de esta segunda
categoría. El carácter multigeno de una nación lo determina el nivel de mixtura racial y
cultural. Dicho fenómeno para Scalabrini se erige en el carácter más significativo y
relevante de nuestra nacionalidad, y sobre tal evento, depositó sus mayores expectativas.

A partir de las crisis económicas y del éxodo rural hacia la ciudad en un proceso de
migración interna donde peones expulsados de las haciendas por la crisis del modelo
agro exportador del año se encuentran con los extranjeros por millares, privados del
acceso a la tierra por la avaricia oligárquica dando. Scalabrini Ortiz señalará este
momento como esencial para nuestra cultura multígena ya que los inmigrantes aportaron
su conocimiento en materia de trabajo industrial, su cultura y su acervo ideológico,
mientras que los criollos compartieron sus conocimientos en materia rural, su arraigo, su
cultura y su sentido tradicional. Este sincretismo se sumara a los aportes provenientes del
nacionalismo de élite, dio origen a una nueva cosmovisión de lo nacional.

Precisamente de esta fusión de orígenes donde los hijos del país comienzan a juntarse
con los inmigrantes europeos se produce el proceso de socialización donde emergen
nuevos conceptos, hábitos y prácticas que tendrán su correlato político, cultural y social.
Scalabrini Ortiz señalo al proceso iniciado por la llegada de Perón al poder como
multígeno en esencia ya que su base social es amplia y esencialmente heterogénea,
viéndolo no solo como un fenómeno político, sino como un fenómeno sociológico y
cultural. La definición de multígeno de Scalabrini recuperaba tanto la filiación hispano-
criolla como el fenómeno inmigrante y destaca las potencialidades que presupone la
existencia en el seno de nuestra comunidad de componentes plurales que van en contra
de los dispositivos pedagógicos perpetuados por las clases privilegiadas que rechazaban
cualquier acercamiento hacia ese pasado heterodoxo y bárbaro constituido por la tradición
indo-hispano-criolla. El carácter multígeno va inherentemente hacia una mayor autoestima
y autovaloración de lo propio.

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8


Concluyendo tanto las ideas de Scalabrini Ortiz como las de Jauretche tenían un fin en
común, poner al descubierto toda una serie de injusticias y desigualdades que azotaban al
país y lo llevaban a la ruina mientras unos pocos se enriquecían y fomentaban un círculo
vicioso en el cual la colonización pedagógica otorgaba un visión manipulada,
extranjerizada y que iba en línea con una imagen del país, más precisamente de la capital
del país, que se pretendía mostrar, una de interminable progreso, europeizada y con una
sociedad homogénea y convencida de que los caminos en los que iba el país llevaban
inevitablemente a la gloria. Muy por el contrario FORJA y sus pensadores lograran a
través de sus obras generar una consciencia de la situación que ayudara a que futuros
autores de corrientes historiográficas revisionistas se adentren en la cuestión. Sin
embargo, la más fuerte de sus luchas no era solo por generar consciencia de la situación
sino que la misma movilice al país para que luche por lo propio, erradicar las ideas del
colonialismo pedagógico y cultural, luchar contra el estatuto legal del coloniaje impuesto
por potencias extranjeras y aceptado por unos pocos beneficiarios que deciden el futuro
del país en base a sus ganancias y lograr una verdadera libertad y autonomía nacional
que lleve no solo a riqueza sino a una verdadera prosperidad sostenible y que genere
igualdad de oportunidades. Ellos veían inconcebible la situación a la que se sometía al
país en palabras de Jauretche “En el territorio más rico de la tierra vive un Pueblo pobre,
mal nutrido y con salarios de hambre. Hasta que los argentinos no recuperemos para la
Nación y el Pueblo el dominio de nuestras riquezas, no seremos una Nación soberana ni
un Pueblo feliz.” Ellos, A través de todo una batería de ensayos, publicaciones y artículos
criticaron duramente a la oligarquía, sus ideas y sus entramados políticos, a la vez que
generaron la base cultural e ideológica que daría sustento a los movimientos de masas
que, más tarde, lucharan por una igualdad de derechos y por una real independización
tanto ideológica como económica del país, formaran la base de un pensamiento nacional
autoconsciente, con autoestima, auto reflexivo y con un genuino y orgulloso conocimiento
de sus raíces y su pluralidad.

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8


FUENTES

Oporto, M., Pestanha, F. (2020). Seminario Pensamiento Nacional y Latinoamericano U1,


U2, U3 y U4
Buenos Aires: UNLA.

Jauretche, Arturo. (1968). Manual de Zonceras Argentinas. Recuperado de


http://agrupacionevaperon.com.ar/sitio/images/biblioteca/manual_de_zonceras_argentinas
.pdf

Alberto Methol Ferré. (2013, Noviembre 8). Uruguay como problema. Recuperado de:
http://elmontevideanolaboratoriodeartes.blogspot.com/2013/11/uruguay-como-problema-
alberto-methol_8.html

Scalabrini Ortiz.(1940). Politica británica en el Rio de la Plata. Recuperado de:


http://www.labaldrich.com.ar/wp-content/uploads/2013/03/Cuaderno-N%C2%B01.-Pol
%C3%ADtica-brit%C3%A1nica-en-el-R%C3%ADo-de-la-Plata.-Ra%C3%BAl-Scalabrini-
Ortiz.pdf

Norberto Galasso. (s,f). Don Arturo, un militante de todas las batallas. Recuperado de:
http://www.elortiba.org/old/jauretche.html

Pestanha, Francisco. (s,f). Injurias argentinas. Recuperado de:


http://www.elortiba.org/old/jauretche.html

Jauretche, Arturo. (1957). Epilogo montevideano. Recuperado de:


http://www.elortiba.org/old/jauretche.html

Cemborain Gonzalo DNI: 35.962.011 AULA N° 8

También podría gustarte