Está en la página 1de 3

Entrevista a Don José Matute MVI_4952

30 de juli de 2016

RM: Roberto Moscoso

JM: José Matute

Entrevista

RM: Buenos días, cuénteme cua es su nombre

JM: Yo m llamo José David Matute Faicán

RM: y Cunactos años tiene usted don Jose

JM: Tengo 77 ,tengo digamos 78

RM Este año Cumple 78

JM: Si, Soy nacido en abril, entonces ahí culmplo los 78

RM: Y, de donde es usted don José?

JM: Yo soy originario de PACCHA

RM: Bueno, junto a Santa Ana

JM: Si, no soy de aquí, i señora es de aquí. El destino es que por mi señora vie a vivir aquí en
Santa Ana.

RM: Hace Cuentos años ya?

JM: Unos 25 a 30 a de ser, si porque primero trabajaba en Cuenca

RM: y cómo se conoce con su esposa?

JM: Bueno éramos vecinos, yo vivía en un punto que se llaa Torreos, frente a Guabisay ue se
llama acá lado de Santa Ana , entones la familia de mi señora vivían a la bandita nomás, y
como éramos vecinos, muy cerca entonces nos conocíamos, nos conocimos pues, tan fácil

RM: y de ahí decidieron venir a vivir aca?

JM: Una temporada vivimos abajo en Torreos mismo que se llama ese puntito, y de ahí por
cuestión de trabajo y odito eso, más facilidad acá cerca al pueblo al centro entonce venimos
aquí.

RM: Y usted? Fue a vivir en la costa algún tiempo?

JM: Como no, si he andado por la costa

RM: En que parte de la costa estuvo usted

JM: Por provincia del Oro, Pasaje, Por ahí

RM: Trabajando en qué estaba uste por ahí?

JM: bueno, yo trabajaba en bananeras así


RM: Bueno don José, cuénteme un poco, sabemos que usted construye y repara instrumentos
de fuelle, que seon los acordeones

JM: Si

RM: Cómo aprendio usted? De dónde le nace la iniciativa?

JM: Bueno yo ya sabía, compré un acordeón, compré un acordeoncito marca Honer grande,
mas o meno s en el 60 por ahí, entonces ahí aprendí a tocar, me nació la ilucion de seguir mas
adelante, construyendo los acordeones, Entonces construí un acordeon de 48 bajos primerito,
viendo en el acordeon grande que era de 120

RM: en el que usted se hbía comprado, en el Honner?}

JM: Si. Bueno claro, ahí como era primer trabajo, salió medio algo rudimentario pro de todas
maneras ya ara demostrar mi habilidad era muy bueno. En aquel tiempo había la failia de acá,
el Doctor Francisco Morales, el me apoyó, dijo: oye, es necesrio que vayas a exhibir el
acordeón, porque este trabajo nadie hace, es una habilidad que dios eso no da a cualquiera.
Entonces en el 64, ahí tengo ese cuadrito, ese diplomita, si entonces ahí exhibí el acordeón en
la casa de la cultura creo que era.

RM: de aquí de Cuenca?

JM: Si. Entonces ahí conocí muchos amigos, porque era una fiesta de3 noviembre, entonces
ahí contrataron artistas, vienen artistas argentinos, colombianos de todo lugar, no. Entoncs ahí
me hice de muchos amigos. Hay u locutor de Quito, entonces el dice: oye, tu que sois
aficionado a esto vienen unos, un cuadro de profesores, unos de carpintería otros de mecánica
otros de música, y el de música te combiene, vuene un gran profesor itaiano o español no
estoy bien, entonces para que te enseñe, porque ese viene a enseñar música, va ha estar aquí
unos 3 años. Entonces el me lleva a hacer concer con este señor, el señor nos recibió con
mucho gusto, con ucho cariño y dice: Una vez que vos has hecho el acordeón (fui llevando el
acordeón a mostrare) Te vamos a enseñar a tocoar por nota, he incluso al último te vamos a
enseñar a reconstruir también porque sabemos del arte, bastante. Entonces este señor me
matriculó y quedé listo para la siguiente semana ya comenzar a estudiar con el

RM: y eso donde era, en Cuenca?

JM: Esto era en el Técnico Salesiano. Entonces ahí como era muy estricto las cosas, no tenía
que faltar, tenía que poner mucha atención a lo que, a las enseñanzas de este señor

RM: y el de dónde era?

JM: este señor, no estoy bien, pero dijeron que era italiano, otros vuelta dieron que era
español, pero de todas maneras era una linda persona. Transcurrieron los 3 años y estudié y
recibí el título de músico. Verás dice: Vos ya sabes muy bien la música, ya puedes volar uy alto,
aprendiste tan fácil la música, como la prueba que has construido un acordeón, no eres tan
ingenuo para la música. Ahora verás, te voy a dar un consejo, hay otra posibilidad, que puedes
aprender la reconstrucción de instrumentos, porque puedes hacer, ha construir de nuevo
todo. Le digo señor pero cómo, necesitaríamos herramienta. Dice: yo algo algo te mando,
hacemos traer, entonces por edio de una stitución, no estoy bien, que había pusto del
gobierno mismo, no me acuerdo bien el nombre de esta nstitución, pero ellos hicieron traer un
poc de herramientitas entonces con eso…
RM: Herramentas que eran espécícicas para la reconstrucción?

JM: Propiamente para esto, si. Y… dice porque verás: La música por más buen artista que
llegues a ser y que bien ya sois, solo te falta práctica, pero mejor hacer la construcción y la
reconstrucción de los instrumentos, porque esto va, con el tiempo a haber muchos
instrumentos que arreglar y no va a haber quien, entonces tu vas a practicar en esto que te va
a dar mejor rédito e esto y así fue. Eran palabras que fue cumpliéndose al pie de la letra. Y
desde hace unos 25 años, entonces, mi señora dijo (yo trabajaba en radio, ambien me saque el
título de radio técnico, pero no había mucho ya fue dandoce de baja porque ya vinieron otros
artefactos con circuitos integrados, con tanta cosa entonces ya no era mucho, muchas de las
veces se arreglava, se encontraba el daño, pero no se encontraban los repuestos entonces
quedaba ahí) luego ya vine para acá, usted sabe los arriendos usted sabe todo, en la ciudad fue
subiendo, entonces vine acá a esta casita…

MVI_4953

…entonces aquí, mi señora dice anda busca trabajo, aquí quien te va a venir, no hay trabajo.
No, digo espera, aquí yo ya soy un profesional me han de venir buscando, a mí tienne que
venir buscando, yo he de estar esperando en mi tallercito nada mas. Y así fue oiga, son
palabras que fueron cumpiendo, dios da a cada uno ese don esa habilidad y la fora de como
vivir, y deberas, venían buscando acá, porue yo ya arreglaba todos los instrumentos, y en
Cuenca Habia un señor vergugo, tal vez haya oído, entonces solo el arrelaba, más nadie, ahora
hay bastantes jóvenes que yo mismo les he enseñado 1 : 09

También podría gustarte