Está en la página 1de 17

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/342184423

¿Qué puede hacer la ciencia ficción con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

Article · June 2020

CITATIONS

1 author:

Francisco Jariego
Independent Researcher
6 PUBLICATIONS   38 CITATIONS   

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Prediction Markets for Science and Technology View project

My doctoral thesis View project

All content following this page was uploaded by Francisco Jariego on 15 June 2020.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


¿Qué puede hacer la ciencia
ficción con el futuro?:
Reflexiones sobre la ciencia ficción, la innovación y el
futuro en España

Francisco J. Jariego © Francisco J. Jariego, 2020

A mí me parece un robot
En mi trabajo veo a menudo fantásticas obras de ficción escritas en Excel (Antonio Schuh)

Los grandes emprendedores de la actualidad En 1954, George Devol registró la patente


recurren a menudo a la ciencia ficción para para un «dispositivo de transferencia pro-
comunicarnos sus ideas. Jeff Bezos o Elon gramada de artículos». Ya solo tenía que co-
Musk lo han hecho al presentar sus grandes mercializarlo. Pero si ahora todos tenemos
proyectos empresariales para la colonización una idea muy clara de lo que es un robot in-
del espacio (Blue Origin, SpaceX) o la manera dustrial, ¿cómo le explicabas a un hombre de
en que piensan que, en un futuro no muy le- negocios de la época lo que era un brazo robó-
jano, nuestro cerebro estará permanentemen- tico? Su mujer sugirió bautizar al invento con
te conectado a la red (Neuralink). Recurrir a el nombre de Unimate, pero no fue hasta una
la ciencia ficción no es algo nuevo. ¿Se trata fiesta en 1956, cuando Joseph Engelberger, al
de un astuto truco de mercadeo para conectar conocer la idea de Devol exclamó: «A mí me
con una gran audiencia o hay algo más? ¿En parece un robot». Ambos compartían una pro-
qué medida la ficción que consumimos contri- funda fascinación por las historias de Isaac
buye a formar nuestras ambiciones como per- Asimov. La palabra robot se había acuñado
sonas y como sociedad? en 1921, en la obra de teatro de Karel Capek
Werner Von Braun, el principal responsa- R.U.R. (1923), y Asimov popularizó el tér-
ble del proyecto Saturno V que culminó con mino robótica en 1941 con su relato Liar!
éxito el primer viaje tripulado a la Luna, se [Mentiroso].
enamoró de las posibilidades de la exploración El hecho de que las historias sobre el fu-
espacial a través de las novelas de Julio Verne turo de la ciencia ficción han modelado el
y H. G. Wells. Durante la Segunda Guerra pensamiento y las expectativas de algunas
Mundial, colaboró con el ejército alemán en el generaciones ha quedado cómicamente cari-
desarrollo de las V2 y, posteriormente, obtuvo caturizado en la frase que más se ha utili-
la nacionalidad americana y se unió a la NA- zado como crítica y contrapunto a la fanfa-
SA. En 1953 publicó las especificaciones para rria de la innovación durante los veinte
un viaje tripulado a Marte1 (Von Braun, 1991) últimos años: ¿Dónde están los coches vola-
que había comenzado siendo una novela de dores que nos habían prometido? (Graeber,
ciencia ficción2 publicada de manera póstuma. 2012). La pregunta incide sobre un debate
Durante su vida colaboró con Walt Disney pa- de calado: hasta qué punto es cierto que el
ra divulgar sus ideas futuristas. progreso continúa a la velocidad y tiene el
—————————— impacto real que a menudo damos por hecho
1 The MARS project. y que gobiernos y empresas suelen enfati-
2 Project MARS: A Technical Tale (2006). zar.

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 8  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

En un reciente ensayo sobre ciencia ficción insuflar vida en la ciencia ficción en español y
e innovación publicado por la fundación a la innovación en España?
NESTA, los autores observan con agudeza el
paralelismo entre la literatura de ciencia fic-
ción y el mercadeo de las empresas de alta [...] la frase que más se ha
tecnología (Bassett, Steinmueller y Voss,
2013: 11). utilizado como crítica y
Para comprender cómo influye la ciencia ficción contrapunto a la fanfarria
es preciso reconocer que la CF es diferente de
las «discusiones sobre ciencia» en general. Esto de la innovación durante
se debe, no solo a que la CF (y la ficción en ge-
neral) sea «inexacta», «inventada» u «orientada los veinte últimos años:
hacia un futuro inalcanzable»; También lo es la
mayor parte del mercadeo de las empresas de
alta tecnología3.
¿Dónde están los coches
Y si la ficción que consumimos, la literatu-
voladores que nos habían
ra, el cine o los videojuegos, actúan en alguna
medida como ese sueño inducido que en la pe-
prometido?
lícula Inception [Origen] (2020) de Christop-
her Nolan se utiliza para instalar una idea El pasado 31 de octubre de 2019, con mo-
tivo de la celebración de la jornada Tecnofu-
nueva en nuestra mente. ¿No deberíamos
preocuparnos por quiénes y qué ideas están turos, tuve la oportunidad de coordinar un
instalando dentro de nosotros? ¿Quiénes po- debate sobre estos temas con tres participan-
tes de lujo: la escritora Rosa Montero, el pro-
seen nuestra mente? ¿Los escritores? ¿Las
empresas? fesor Fernando Á. Moreno y el directivo An-
¿Y qué papel juega el lenguaje en todo es- tonio Schuh. Con el título de «Qué puede
hacer la ciencia ficción con el futuro», la in-
to? Porque aunque hoy en día ya nadie cree
en un determinismo férreo como el que pro- tención era ofrecer algunas claves sobre la
pone esa teoría cuyo nombre parece sacado de ciencia ficción y la innovación en España. La
hipótesis de partida, planteada como provoca-
una novela de Philip K. Dick, la hipótesis Sa-
pir Worf, es evidente que el lenguaje y la cul- ción para los ponentes y para el público que
tura se alían para configurar nuestra apeten- asistió al evento era la siguiente:
cia por el cambio y la innovación. ¿Hay algo
en el español que nos inhabilite para la cien- La ciencia ficción en España no tiene la acepta-
cia ficción? Y en ese caso, ¿qué hace falta para ción que en el mercado anglosajón. La innova-
ción en España... ¿Qué os voy a contar? Busca-
—————————— mos una posible conexión, una pista.
3 To get a grip on how SF is influential requires recogni-
tion that SF is different from ‘discussions of science’ in
general. This isn’t only because SF (fiction in general) is Rosa, Fernando y Antonio compartieron
‘inaccurate’ or ‘made up’ or ‘orientated towards an un buen puñado de interesantes ideas y al-
unachievable future’; so is much of the marketing litera-
ture of high-tech companies. (Salvo indicación contraria,
gunas referencias a obras de ciencia ficción
todas las traducciones son del autor.) que he utilizado como materia prima para es-

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 9  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

te breve ensayo. He intentado referirme a La ciencia ficción, nos explica Fernando


ellas con la menor distorsión posible. No obs- Á. Moreno, no nos habla sobre el futuro. Lo
tante, si bien la selección de temas y buena que nos propone es una mirada diferente so-
parte de las referencias citadas está basada bre nuestra propia realidad. El contacto con
en sus intervenciones, el orden de exposición, extraterrestres no es más el contacto con lo
el mensaje y la organización del artículo, así desconocido o con lo que no entendemos. Y lo
como cualquier omisión o error, son de mi que no entendemos, bromea Fernando, pue-
completa responsabilidad. El lector interesa- de ser «nuestro padre, nuestra novia o aquel
do puede consultar el audio completo de las compañero tan raro de la universidad». La
intervenciones. ciencia ficción, recalca Rosa Montero, «es
una herramienta metafórica poderosísima
para hablar de la realidad». Su cometido,
La ciencia ficción como experimento como el de cualquier otra obra de arte, es in-
conceptual ducir un choque en el lector, un sentimiento
de extrañamiento o desfamiliarización que
El contacto con el extraterrestre no es más que nos obliga a aferrarnos al texto y a tomar
el contacto con aquello que no entiendo. O sea, conciencia de aquello sobre lo que el escritor
mi padre, o aquella novia que tuve... (Fernando ha querido poner el foco.
Á. Moreno) Rosa lo explica con pasión cuando nos des-
cribe cómo a menudo somos incapaces de ver
Si lo cuentas de otro modo, puedes reconocerlo. lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. Y
(Rosa Montero) pone como ejemplo el mundo que ella ha
creado para las aventuras de su replicante
La ciencia ficción se entiende a menudo como Bruna Husky (Serie Bruna Husky), que sitúa
un ejercicio de extrapolación, una forma de en el año 2109. En ese «mundo futuro» los ri-
anticipar o predecir el futuro. Sin embargo, cos que se lo pueden permitir pagan por res-
aunque muchas obras de ciencia ficción pirar aire limpio. En realidad, solo hay que
transcurren en un tiempo narrativo posterior comparar la renta per cápita y el aire en al-
al momento en que fueron escritas, no siem- gunas de las grandes ciudades de nuestro
pre es así y, muy a menudo, lo relevante no es mundo presente para darnos cuenta de que
ese tiempo futuro. Si fuera así, haría años esto ya está ocurriendo hoy, pero para que to-
que habríamos dejado de leer Nineteen dos podamos verlo «es necesario contarlo de
Eighty-Four [1984] (1949), la novela de Geor- otra manera». La ciencia ficción es un ejerci-
ge Orwell que, sin embargo, volvió a estar cio mental que nos permite superar la cegue-
presente en todas las listas de libros más ra (la caverna platónica) en la que nos sume
vendidos tras la elección de Donald Trump en la rutina y nos fuerza a poner en duda la
2016. Tampoco tendríamos ninguna razón realidad que habitamos como única realidad
para interesarnos por Blade Runner (1982), posible, a imaginar otras realidades, otros
cuyo futuro extrapolado se sitúa justo en el mundos posibles en los que dar cabida a nue-
año 2019 que acabamos de dejar atrás. Pero vos planteamientos, más valientes, más au-
apuesto a que seguiremos encontrando bue- daces, o simplemente diferentes.
nas razones para volver a ver esa película de En el prólogo de The Left Hand of Dark-
Ridley Scott. ness [La mano izquierda de la oscuridad]

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 10  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

(1969), Ursula K. Le Guin nos dice que la Economist, 2019).


predicción es asunto de profetas, clarividen- En definitiva, la ciencia ficción no es útil
tes y futurólogos. El negocio del escritor es la por su carácter predictivo. La ciencia es úni-
mentira. Las historias de ciencia ficción son camente el pretexto de la ciencia ficción. Ca-
experimentos que llevamos a cabo con nues- da disertación «info-cuántico-nano-bio-
tra imaginación. La ciencia ficción es un expe- ciberastro-psico-xeno-socio-física genera la
rimento conceptual. ilusión de que las historias de ciencia ficción
son dramatizaciones del conocimiento cientí-
fico»5. En realidad, es solo una forma diferen-
La ciencia ficción se te de pensar sobre el mundo (Csicsery-Ronay,
2008: 111). que nos permite observar los pro-
entiende a menudo como blemas desde la distancia (James, 1995), y re-
formular nuestra perspectiva del mundo (Pe-
un ejercicio de per, 2017):

extrapolación, una forma Como los viajes internacionales o la medita-


ción, nos ofrece espacio para cuestionar nues-
de anticipar o predecir el tras suposiciones. Las suposiciones bloquearon
las grandes mentes del siglo XIX haciéndoles
futuro. creer que las ciudades estaban condenadas a
ahogarse en estiércol de caballo. Las suposicio-
nes tumbaron a Kodak a pesar de que sus in-
La ciencia ficción juega asimismo un papel
genieros construyeron la primera cámara digi-
importante en la formación del deseo de cam- tal en 1975. Las suposiciones son un lujo que
bio, a favor del progreso, de la novedad, de la los auténticos líderes no pueden permitirse6.
sensación de asombro y de descubrimiento. Es-
te papel de conformación se juega no solo por Esto es lo que hace de la ciencia ficción
lo que ciencia ficción imagina como posible en una herramienta especialmente interesante
otro lugar, o en algún momento futuro, sino para reflexionar sobre la relación entre la
porque promueve una visión del mundo pre- tecnología, las personas y la sociedad, y con-
sente como algo evanescente y contingente, tribuir al debate de ideas que muchos consi-
que está sujeto o que requiere un cambio dra- deramos esencial para enfrentarnos a un fu-
mático (Bassett, Steinmueller y Voss, 2013) turo que nos ofrece un espectro cada vez más
El semanario The Economist, en su visión amplio de oportunidades y riesgos.
para el presente año 2020, recomienda a los
líderes empresariales la ciencia ficción porque
——————————
«explorar futuros ficticios libera nuestro pen- 5 Every quantum-info-nano-bio-cyberastro-psycho-xeno-
samiento de limitaciones falsas y nos desafía socio-physical infodump pumps up the illusion that sf
a preguntarnos incluso si las preguntas que stories are dramatizations of scientific knowledge.
6 Like international travel or meditation, it creates
nos estamos haciendo son las correctas»4 (The
space for us to question our assumptions. Assumptions
locked top 19th-century minds into believing that cities
—————————— were doomed to drown in horse manure. Assumptions
4 exploring fictional futures “frees our thinking from toppled Kodak despite the fact that its engineers built
false constraints” and “challenges us to wonder whether the first digital camera in 1975. Assumptions are a luxu-
we’re even asking the right questions. ry true leaders can’t afford.

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 11  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

La ciencia ficción no es dura. Lo duro es manera que durante una investigación crimi-
escribir ciencia ficción nal es necesario hacer que todas las piezas
encajen: «El detective ha de encontrar el mo-
La creación de mundos es una ambición de todo tivo, la oportunidad y el arma».
escritor. Yo quería regalarme un mundo que Rosa Montero destaca que el rigor que se
pudiera visitar cuando quisiera y que fuera cre- autoimpone la ciencia ficción es lo que la dife-
ciendo. Cuando escribes ciencia ficción eres co- rencia del género fantástico, mucho más fle-
mo un niño jugando con un juguete, o como un xible porque no existe este tipo de restricción
dios. (Rosa Montero) y en el que, en esencia, cualquier cosa es po-
sible. Es esto también lo que, para ella, hace
El lector que se acerca por primera vez a atractiva la ciencia ficción, porque como dijo
la ciencia ficción puede sentirse intimidado H.G. Wells donde «cualquier cosa puede ocu-
por la necesidad de penetrar en un mundo rrir, nada es interesante»7 (Csicsery-Ronay,
con reglas desconocidas que tendrá que esfor- 2008: 63). La creación de mundos es una am-
zarse en descifrar. Ciertamente, algunas bición de todo escritor, no solo del autor de
obras de la denominada ciencia ficción dura ciencia ficción, pero la ciencia ficción resulta
pueden responder a este patrón. Pero la cien- singularmente atractiva por las posibilidades
cia ficción no tiene por qué ser necesariamen- que ofrece y ha sido la opción de Rosa al crear
te dura, por la misma razón que la literatura el mundo de Bruna Husky. Fernando Á. Mo-
de calidad no tiene por qué ser necesariamen- reno cita a otra reconocida escritora de cien-
te elitista o críptica. La dificultad con que se cia ficción en España, Elia Barceló, quien
presentan las ideas y los mundos posibles son afirma que no hay ningún género tan difícil
solo una opción y dependen en gran medida, como la ciencia ficción, donde todo es extrapo-
como en cualquier otro género, de la intención lable, pero todo tiene que ser coherente.
y de la habilidad del escritor para crear una La dificultad para crear mundos alternati-
experiencia atractiva y asequible. De hecho, vos posibles y plausibles trasciende los lími-
cuando el escritor tiene éxito, no solo conse- tes de la ciencia ficción y puede ser una de las
guirá que su obra resulte atractiva, sino que razones para sucumbir a la tentación de la
conseguirá despertar en el lector el sentido de distopía o como se refiere a ella Fernando Á.
la maravilla. Moreno, «la imaginación fea». El atractivo de
Es, por consiguiente, el escritor de ciencia los futuros distópicos podría haberse intensi-
ficción quien realmente se enfrenta a una du- ficado en las últimas décadas, debido a que
ra tarea: la dificultad para construir un mun- una mayoría de la sociedad aún no ha cose-
do que incluye algún elemento novedoso (el chado los beneficios prometidos del progreso
novum) que, sin embargo, reconocemos como tecnológico. Antonio Shuch cita una irónica
una posibilidad cierta dentro de nuestro uni- observación de Stefan Zweig sobre su país de
verso sin necesidad de recurrir a elementos adopción que captura esta idea: «Brasil es el
sobrenaturales (Moreno, 2015). Una vez for- país del futuro y siempre lo será».
mulada su hipótesis de partida, la necesidad John Clute, coeditor de The Encyclopedia
de coherencia y verosimilitud encadenan al of Science Fiction, recuerda las palabras de
escritor al rigor del discurso racional, exac-
tamente igual que en cualquier obra realista ——————————
o, como sugiere Antonio Schuh, de la misma 7 Where anything can happen, nothing is interesting.

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 12  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

Bertrand Russell de 19248: «Me veo obligado defectos o los riesgos asociados al cambio tec-
a temer que la ciencia se use para promover nológico y que, de pronto, irrumpe en nuestra
el poder de los grupos dominantes, en lugar realidad y trastoca las reglas de juego, que
de hacer felices a los hombres». El verdadero imaginar un mundo mejor o, simplemente, un
miedo hoy es que el mundo en el que vivimos mundo coherente alternativo.
ahora fue diseñado por aquellos que se bene- Nuestra familiaridad con la realidad que
fician de él (Gunn, 2014). habitamos y nuestros propios prejuicios ha-
cen que nos resulte más asequible reconocer
la caricatura que descubrir la belleza alterna-
La dificultad para crear tiva. La distopía puede ser más rentable que
la utopía. Hay una cierta comodidad en la
mundos alternativos distopía, pero posiblemente es la utopía de lo
que, en el mundo cambiante y abierto al que
posibles y plausibles nos enfrentamos, estamos más necesitados.

trasciende los límites de la


Lenguajes y medios de la ciencia ficción
ciencia ficción y puede ser
Lo había intentado varias veces, pero mis es-
una de las razones para fuerzos concluían en un modo de mirar dema-
siado deliberado: un guedeniano me parecía en-
sucumbir a la tentación de tonces primero un hombre, y luego una mujer, y
les asignaba así categorías del todo irrelevantes
la distopía. para ellos, y para mí fundamentales. (Ursula K.
Le Guin, La mano izquierda de la oscuridad)9

La historiadora Jill Lepore (2017) piensa


La ciencia ficción sobre el lenguaje nos ha
que la distopia solía ser una ficción de resis-
dado algunas obras de culto, como Babel 17
tencia, pero que se ha convertido en una fic-
(1966) de Samuel R. Delany, The Embedding
ción de sumisión: la ficción de un siglo vein-
[Empotrados] (1973) de Ian Watson o la mu-
tiuno desconfiado, solitario y sombrío, en la
cho más reciente Story of Your Life [La histo-
que se dan la mano la izquierda y la derecha
ria de tu vida] (1998), en la que Ted Chiang
porque demanda muy poco en términos de
especula con el lenguaje de unos visitantes
imaginación literaria, política o moral.
alienígenas, los heptápodos, que elimina la
Con independencia de los factores históri-
direccionalidad temporal del pensamiento y
cos y tendencias culturales que pueden influir
hacer posible recordar el futuro. Nuestra fas-
en la preferencia por el género distópico, cabe
cinación por el lenguaje es un reflejo de la re-
argumentar que, de la misma manera que,
lación de amor odio que mantenemos con él.
usualmente, es más fácil identificar proble-
El lenguaje es nuestro vehículo de comunica-
mas que proponer soluciones, resulta más fá-
cil construir una historia que nos muestra los ——————————
9 Ursula K. Le Guin, The Left Hand of Darkness (1969),
—————————— traducción de Francisco Abelenda para la edición de Mi-
8 Bertrand Russell, Icarus; or, the Future of Science. EP notauro (1973). Pasaje leído por Fernando A. Moreno du-
Dutton, 1924; citado en el artículo de Eileen Gunn. rante el debate.

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 13  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

ción y, de alguna manera, una parte esencial «en gran medida, cada lenguaje proporciona
de nuestro ser consciente. Pero también o, una manera diferente de describir la realidad
quizás precisamente por ello, un obstáculo en la que estamos inmersos»11 (Prigogine y
que debemos superar. Stengers, 2018: XXXI).
«En una novela luchamos contra el lengua- El neologismo es un recurso esencial en la
je», nos explica Fernando Á. Moreno, porque a descripción del descubrimiento, ya sea un in-
través de lo que está escrito debemos llegar a vento o un mundo ficcional. Las culturas do-
descubrir lo que no está escrito: «Las novelas minantes del mundo científico moderno están
nunca van de lo que nos dicen sino de lo que dotadas de mecanismos diversos para la lexi-
no nos dicen». El lenguaje no es neutro. Las cogénesis. En esto la lengua española no es
estructuras lingüísticas con las que nos en- una excepción (Csicsery-Ronay, 2008). No de-
frentamos a un mensaje cambian nuestra bería sorprendernos, sin embargo, que el do-
percepción, la construcción del relato y la minio tecnológico de los países de habla in-
manera en que explicamos las cosas. El hecho glesa se haya extendido de manera natural a
de que alguien sea complemento directo en la ciencia ficción a través del lenguaje y los
vez de sujeto influye en la manera en que medios de comunicación. El ascenso de la
nuestra mente lo percibe y cambia nuestra ciencia ficción durante los años 60 y 70 del si-
forma de relacionarnos con él o ella. Rosa glo XX, coincidiendo con la Guerra Fría y la
Montero va aún más lejos y nos dice que todo carrera espacial, ha ejercido una profunda in-
escritor aspira a «romper el lenguaje» para fluencia cultural que se extiende hasta nues-
llegar a hablar con una voz propia y distinti- tros días.
va. Y tampoco debe resultarnos sorprendente
Esa necesidad de luchar contra el lenguaje que el cine se haya convertido en el medio de
y doblegarlo no es exclusiva de la literatura, difusión por excelencia de la ciencia ficción.
ni siquiera de la literatura de ciencia ficción. Aunque los autores más reconocidos siguen
Forma parte del proceso creativo. El autor in- siendo mayoritariamente escritores, las pelí-
tenta ir más allá de los límites establecidos y culas y las series de televisión son el principal
desvelar algo que parece estar al alcance de medio de consumo de la ciencia ficción para el
la mano, pero que sin embargo se resiste, el gran público. A diferencia de lo que ocurre
adyacente posible. Citaré solo dos ejemplos de con la literatura escrita, el cine de ciencia fic-
científicos que nos describen su particular ba- ción sí es un fenómeno de masas. Reciente-
talla con el lenguaje. En la introducción a su mente, series como Black Mirror (2011-2019)
obra Autopoiesis and Cognition [Autopoiesis y o Years and Years (2019) están en boca de to-
Cognición], Humberto Maturana, dice: «Uno do el mundo. La mayoría de la gente ve las
solo puede decir con un lenguaje dado, lo que películas como un simple entretenimiento,
el lenguaje le permite»10 (Maturana y Varela, nos dice Rosa Montero. Creen que las van a
1991: XIII). Por su parte, en Order out of entender, se van a divertir y se van a emocio-
Chaos [Order a partir del caos], Ilya Prigogi- nar. En cambio, la novela requiere un esfuer-
ne e Isabel Stenger reflexionan sobre la tra- zo muy superior.
ducción de su obra al inglés y reconocen que ——————————
11 English is not our native language. We believe that to
—————————— some extent every language provides a different way of
10 One can only say with a given language with the lan- describing the common reality in which we are embed-
guage permit. ded. (Traducción del autor)

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 14  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

En el cine estamos expuestos a imágenes cual el mensaje nos infectará. Como curiosi-
explícitas y mensajes subliminales mucho dad, el medio que hasta ahora ha eludido casi
más intuitivos y contra los que no tenemos la por completo a la ciencia ficción es la música
misma necesidad de pelear que cuando nos vocal. Quizás es solo una oportunidad para
enfrentamos a una historia escrita, nos expli- nuevas formas de expresión transmedia para
ca Fernando Á. Moreno. Y Rosa Montero nos la ciencia ficción.
recuerda oportunamente que, a pesar de que La ciencia ficción ha especulado también
la alfabetización no ha dejado de extenderse a con la post-alfabetización, sociedades imagi-
lo largo de la historia (tendencia que podría narias en las que la tecnología multimedia ha
estar a punto de detenerse o, incluso, rever- avanzado hasta un punto en que la capacidad
tirse), la lectura ha sido siempre una activi- de leer o escribir deja de ser necesaria y, por
dad minoritaria. En España, el 40 % de la po- consiguiente, algo común. El término lo reco-
blación nunca lee libros y del 60 % restante, gió ya Marshall McLuhan en The Gutenberg
solo el 12 % lee más de cuatro libros al año. Galaxy [La galaxia Gutenberg] (McLuhan,
Los lectores de ciencia ficción en español for- 1962) y muchas sociedades de ciencia ficción
man parte de ese 12 %, Es un mercado redu- han llegado a este estado, como ocurre en
cido que, como veremos a continuación, re- Fahrenheit 451 (1953), de Ray Bradbury.
fuerza la preferencia de los editores por las Más allá de la visión distópica de Ray
traducciones del mercado de la ciencia ficción Bradbury en Fahrenheit 451 o de la provoca-
en inglés (Martín, 2017). ción de Marshall McLuhan, no podemos ob-
viar que, mientras el lenguaje oral es con se-
guridad consustancial a nuestro desarrollo
«En una novela luchamos evolutivo como especie, la escritura tiene a lo
sumo unos cinco mil años de antigüedad. A
contra el lenguaje», nos pesar de la enorme influencia que ha ejercido
en el desarrollo de nuestra civilización y tiene
explica Fernando Á. en nuestra sociedad actual, los medios audio-
visuales ganan terreno y no podemos asegu-
Moreno, porque a través rar que la escritura sea la única forma posible
de extender nuestra memoria, ni descartar
de lo que está escrito nuevos desarrollos tecnológicos que, even-
tualmente, acaben desplazándola.
debemos llegar a descubrir Ante la pregunta explícita sobre si los
nuevos medios y las nuevas formas de con-
lo que no está escrito. sumo de información, mucho más volcadas en
la imagen y el vídeo, acarrearán a largo plazo
En la actualidad, los videojuegos tienen la desaparición de la escritura y la lectura,
una penetración y una influencia cada vez una vuelta a la oralidad, ninguno de los tres
mayores y, muy posiblemente tecnologías co- participantes cree que vaya a ser así, por lo
mo la realidad virtual, aumentada o mixta menos a corto plazo. Parece que, por el mo-
acabarán por incorporarse plenamente y dar mento, seguirán siendo simplemente vehícu-
un nuevo giro al medio de expresión que do- los minoritarios. Lo que está claro es que la
minará en el futuro, al vector por medio del utilización de la ciencia ficción como medio

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 15  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

para llevar a la sociedad el debate de ideas y glés) de ciencia ficción y un fandom local apa-
estimular la imaginación, el deseo de cambio sionado y erudito. Este mercado ha sido, sin
de las futuras generaciones o, al menos, miti- embargo, deliberadamente ignorado por el es-
gar la ansiedad que produce la innovación, tablishment cultural. Los escritores y cineas-
nos obliga a contemplar la multiplicidad de tas españoles de ciencia ficción se enfrentan a
medios de expresión y comunicación (Bould et muchas dificultades para convencer de la
al., 2009) y, por supuesto, a tener muy en credibilidad de sus textos a una audiencia
cuenta las nuevas y futuras formas de comu- reacia, y los lectores y espectadores locales
nicación mayoritaria y su influencia en lo que asumen que las historias de ciencia ficción so-
algunos consideran una nueva oralidad (Ong, lo pueden suceder en los Estados Unidos o el
2013). Reino Unido.
Al intentar penetrar en las razones detrás
de esta situación, Rosa Montero nos describe
La ciencia ficción en España, ¿un género una escena que a más de uno le resultará fa-
fantasma? miliar:

Soy lector de ciencia ficción y alguna vez me Estoy harta ─y lo repite─, harta de ir a actos
han pillado en un bar con un libro de Asimov. públicos con compañeros, escritores famosos, y
Dije que era los hermanos Karamazov. (Antonio que, de repente, ante una pregunta alguien
Schuh) responda: Bueno, claro, yo no he visto los nú-
meros, porque a mí eso de los números (risas)
no se me da nada bien. Y que, a continuación,
Pocas obras de ciencia ficción en idiomas
toda la audiencia se ría de manera cómplice,
diferentes del inglés han alcanzado la popula-
como si cuanto más analfabeto científicamente
ridad entre la audiencia global y el reconoci- se sea, más poeta.
miento de la crítica (Csicsery-Ronay, 2008).
España tiene una presencia testimonial en el
Afirmaciones similares pueden encontrar-
panorama internacional de la ciencia ficción. se, por desgracia con cierta frecuencia, en de-
Nuestra producción no ha logrado cautivar a claraciones de personalidades y en los medios
los lectores extranjeros con un clásico univer-
de comunicación. Rosa Montero continúa con
salmente aceptado y la mayoría de los escri- una cita de The Spanish Labyrinth [El labe-
tores y títulos parecen invisibles, no solo fue- rinto español] (1943), en la que Gerald Bre-
ra de España, sino también entre sus pares
nan describe como medio siglo después de la
de profesión. Sara Martín, coeditora de la re- muerte de Isaac Newton, cuando el mundo
vista Hélice, describe a la ciencia ficción es- desarrollado abrazaba la revolución científi-
pañola como un «género fantasma» (Martín,
ca, en España aún nos aferrábamos al pen-
2017). samiento irracional y mágico (Brenan y Ruiz,
Sin embargo, a juzgar por éxito de las pelí- 1994: 513):
culas y series de televisión extranjeras, hay
que concluir que a los españoles nos encanta En 1773, la Universidad de Salamanca ignora-
la ciencia ficción, como al resto del mundo ba aún a Descartes, Gassendi y Newton, y en
(Wells, 2013). El interés por la lectura es más sus cursos de teología se debatían cuestiones
limitado, pero ciertamente hay un mercado tales como el lenguaje en que hablaban los án-
para las traducciones (principalmente del in- geles y si el cielo estaba hecho de metal de

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 16  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

campanas o de una mezcla de vino y agua (Ba- expertos parecen querer huir también de lo
llesteros, tomo VI, p. 288) En la generación an- que, hasta cierto punto, parece un lugar co-
terior, la misma universidad se había negado a mún, a saber, que en España no hay dema-
establecer una cátedra de matemáticas pro- siado interés por la ciencia y los currículos
puesta por Felipe v y uno de sus profesores, el
científico-tecnológicos. La razón de la invisibi-
jesuita padre Rivera, declaraba que la ciencia
lidad o marginalidad del género en España
era completamente inútil y que sus libros de-
habría que rastrearla, por tanto, hasta otros
bían ser mirados como obra del demonio.
factores quizás también menos visibles de
Y concluye con la casi obligada de Miguel nuestra cultura.
de Unamuno que sintetiza esta mentalidad:
«que inventen otros» porque a nosotros, los
españoles, lo que se nos daría realmente bien España tiene una presencia
es la mística.
Fernando Á. Moreno tampoco se muerde la testimonial en el panorama
lengua con el relato que nos ofrece sobre la
aversión de la «Cultura» (con mayúscula) es- internacional de la ciencia
pañola por la ciencia ficción. Al igual que Ro-
sa Montero, describe un entorno académico ficción.
que a menudo se jacta de estar muy por en-
cima del bien y del mal: el «yo ya sé, yo ya Durante la segunda mitad del siglo XIX y
sé», como forma de atrincherarse ante la du- el primer tercio del siglo XX, numerosos auto-
da, en vez de abrazarla como motor de la cu- res de prestigio como Leopoldo Alas “Clarín”,
riosidad y el descubrimiento. Y cita a José Pío Baroja. Ángel Ganivet, Azorín, Ramón
Maria Merino, el escritor y académico de la Pérez de Ayala, Emilia Pardo Bazán, Miguel
Real Academia Española, autor también de de Unamuno o incluso el Nobel de Medicina,
ciencia ficción, para quien las dos razones por Santiago Ramón y Cajal, se acercaron con ló-
las que el género no triunfó en España son la gica curiosidad y exploraron las oportunida-
Iglesia católica y el comunismo. El marxismo des que ofrecía lo que, en aquel momento era
cultural se aferra a la realidad y la Iglesia se un género literario emergente. Algunos se li-
ha empleado a fondo para conseguir que no mitaron a compartir sus obras dentro de un
nos fijásemos en ciertas realidades. círculo muy restringido por considerarlo un
Sobre el hecho de que la ciencia ficción es- vehículo demasiado culto o difícil para el gran
pañola se haya visto condicionada por la tra- público, pero muchas otras, algunas de nota-
yectoria histórica del país en los cien últimos ble calidad y originalidad, se abrieron camino
años parece existir un consenso amplio entre hasta el mercado. Mariano Martín Rodríguez
las personas que han estudiado el fenómeno y cree que la producción española de ciencia
con las que (de manera muy informal) he te- ficción puede «rivalizar sin desdoro con la de
nido ocasión de conversar durante la elabora- otras grandes literaturas europeas» (2018:
ción de este artículo. La Guerra Civil de 1936 122). Su artículo en la reciente historia de la
y la subsiguiente dictadura han ejercido una ciencia ficción en la cultura española editada
poderosa influencia, pero quizás no de una por Teresa López-Pellisa documenta una lar-
manera diferente a la que han podido tener ga tradición que llega sin interrupción hasta
sobre otros ámbitos de la cultura. Nuestros nuestros días, y que tiene manifestaciones

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 17  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

destacadas, no sólo en la literatura, sino en el científica y tecnológica de los Estados Uni-


cine, la televisión, el teatro, el comic e incluso dos, y de la enorme influencia que su cine ha
la poesía (López-Pellisa, 2018). tenido como vehículo de difusión cultural.
En los años sesenta y setenta, la ciencia fic-
ción americana e inglesa fue generosamente
Durante la segunda mitad consumida en España por muchos jóvenes
que leían traducciones de las obras de Isaac
del siglo XIX y el primer Asimov, Arthur C. Clarke o Robert Heinlein.
A título personal, puedo dar fe de que así fue
tercio del siglo XX, y de que yo entré en contacto con estos auto-
res por medio de un buen amigo, algo mayor
numerosos autores de que yo, en cuyo círculo se consumía la cien-
cia ficción con la misma fruición que el rock
prestigio como Leopoldo duro, los comics de superhéroes o el tabaco.
El ascenso de los Estados Unidos y la toma
Alas “Clarín”, Pío Baroja. de conciencia de la pérdida de relevancia in-
ternacional de nuestro país, que coinciden en
Ángel Ganivet, Azorín, el tiempo con la consolidación del género de
la ciencia ficción, parecen estar de alguna
Ramón Pérez de Ayala, manera en el ADN de nuestra herencia cul-
tural. Sara Martín piensa que el principal
Emilia Pardo Bazán, Miguel problema, a juzgar por las reacciones de sus
alumnos, es nuestra muy baja autoestima y
de Unamuno o incluso el que España es una nación con serios pro-
blemas para imaginar el futuro (Martín,
Nobel de Medicina, 2017).
En la actualidad, la ciencia ficción en Es-
Santiago Ramón y Cajal, se paña enfrenta dos obstáculos principales: la
indiferencia del establishment cultural que se
acercaron con lógica proyecta a la sociedad a través de publicacio-
nes como Babelia, y un mercado de publica-
curiosidad y exploraron las ción en rápida disminución, extremo que nos
confirma la experiencia de Rosa Montero.
oportunidades que ofrecía Hoy hay más escritores de ciencia ficción que
nunca en España, pero se enfrentan a las
lo que, en aquel momento numerosas barreras del mundo editorial y de
la difusión, notablemente la traducción, un
era un género literario problema compartido por otras tradiciones lo-
cales de ciencia ficción no anglófona. El mun-
emergente. do académico se aproxima cada vez más sin
complejos a la ciencia ficción, pero el proceso
La ciencia ficción anglosajona se acabó de legitimación que permitió el ingreso la
imponiendo como resultado de la hegemonía ciencia ficción escrita en inglés en las aulas

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 18  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

universitarias estadounidenses y británicas del género, por medio de series que, como
en la década de 1970 aún no ha concluido en Black Mirror, están ya día a día en boca de
España. todos nosotros.
Mientras tanto la sociedad española se
sumerge ya en lo que, con toda probabilidad,
será el proceso definitivo de «naturalización» 6. El futuro de la ciencia ficción

Ilustración 1 Qué puede hacer la ciencia ficción con el futuro, Tecnofuturos 2019

El breve panorama sobre la ciencia ficción tará cada vez más integrada en nuestro pen-
en España descrito puede resultar algo som- samiento.
brío, pero es evidente que la apertura de la Por la misma razón, cada vez más, vere-
España moderna a los mercados internacio- mos su mayor dilución en todo tipo de mani-
nales y la inevitable exposición a la globaliza- festaciones artísticas y culturales. La ciencia
ción, por mucho que pese a los nacionalismos, ficción ha sido tradicionalmente un género di-
hace inevitable la convergencia de costum- fícil de encuadrar, para el que no existe una
bres y de hábitos de consumo. La ciencia fic- definición universalmente aceptada y que es-
ción es un fenómeno mundial (Wells, 2013). tá integrado por multitud de subgéneros. Su
La innovación tecnológica, venga de donde naturaleza escurridiza y promiscua solo pue-
venga, nos hace conscientes de un mundo en de verse reforzada por la innovación tecnoló-
permanente cambio, y augura un futuro en el gica y la presión por un cambio constante.
que las fronteras entre lo real y lo posible se Los nuevos medios de comunicación y vehícu-
diluirán cada vez más y la ciencia ficción es- los de expresión atrajeron algunas de las pre-

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 19  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

guntas de la audiencia. La conclusión es que En este sentido, como hemos visto, son
el cambio que observamos en la oferta de me- numerosas las voces que critican la compla-
dios de comunicación y las preferencias del cencia de la distopía y reivindican la necesi-
consumidor juegan en contra de las barreras dad de volver a mirar a la utopía sin prejui-
del género y a favor de una difusión creciente cios. Desde iconos de la tecnología como Tim
del pensamiento de la ciencia ficción en cada O’Reilly (2017) hasta iniciativas locales como
vez más historias y narrativas, con la única la Fundación Asimov y su movimiento Prag-
limitación de la necesidad de formación en las ma (Despega el «Movimiento Pragma» 2018)
nuevas tecnologías, y la inversión necesaria dicen que ya basta de escudarse en la «imagi-
para la producción de nuevos contenidos. nación fea» y facilona para no actuar. Ha lle-
Los asistentes a la jornada se interesaron gado el momento de aceptar que el futuro de-
también por la visión de los ponentes sobre la pende, por acción u omisión, de la inversión
contribución de la ciencia ficción a los gran- en imaginación que hagamos en el presente.
des debates de actualidad, como el cambio Y es alentador ver movimientos que miran al
climático o el presunto agotamiento del mode- diseño, a la narrativa (el storytelling), y a la
lo de economía capitalista. Con gran habili- ciencia ficción en particular, como fuente de
dad, los ponentes reiteraron que la función de inspiración para una sociedad donde los bene-
la ciencia ficción con respecto al futuro no es ficios de la innovación lleguen a más personas
la de adivinarlo. En realidad, ninguno de es- y contribuyan a una sociedad más justa y
tos temas es nuevo para la ciencia ficción. plural.
Todos tienen ya una larga tradición en el gé- En octubre de 2011, Neal Stephenson es-
nero. Pero sí hubo tres ideas que flotaban en cribió un artículo titulado «Innovation Star-
el ambiente. La primera es que, tras un largo vation» (2011) –que me gusta traducir muy
periodo de fe en los mercados y la tecnología libremente como «inanición creativa»–, en lí-
que se suponía era el preludio del fin de la nea con ensayos de fechas próximas como
historia (Fukuyama, 1989), nos enfrentamos «The Great Stagnation», de Tyler Cowen
a una época de incertidumbre creciente en la (2011), «The End of the Future», de Peter
que necesitamos más que nunca nuevas Thiel (2011), o «Is U.S. Growth Economic
ideas. La segunda es que la ciencia ficción es Over?», de Robert Gordon (2012). Estos explo-
un medio accesible para sensibilizar a la so- raban hace diez años la idea de que podría-
ciedad sobre los debates y estimular la parti- mos haber entrado en un período de estan-
cipación. Es eso que a menudo denominamos camiento tecnológico. Es una idea
de manera un poco tópica «la democratiza- controvertida que, en principio, puede parecer
ción» del diseño de futuros. La tercera es que absurda en un mundo deslumbrado por la in-
esta posibilidad no se limita a la literatura es- novación tecnológica. El artículo hacía una
crita porque la ciencia ficción, mal que le pese llamada para que vuelva la inspiración a la
a algunos profesores o cineastas de renombre ciencia ficción contemporánea. Neal fue uno
anclados en la tradición, va mucho más allá de de los impulsores del proyecto Hieroglyph, en
los libros y del cine de culto. De hecho, el cine, colaboración con el Centro para la Ciencia la
los medios audiovisuales y los nuevos medios, Imaginación de la Universidad Estatal de
suponen, en particular, una oportunidad en Arizona. El nombre del proyecto surge de la
países como España donde, a falta de tradi- idea de que ciertos inventos icónicos en las
ción, tenemos talento e imaginación. historias de ciencia ficción, como las comuni-

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 20  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

caciones por satélite de Arthur Clarke, o los expande y nuestra distancia como individuos
robots de Issac Asimov, son los «jeroglíficos» con el conjunto de conocimientos a nuestro al-
modernos: símbolos simples y reconocibles en cance es cada vez mayor. Paradójicamente, en
cuyo significado todos concordamos, y que la sociedad del conocimiento, de alguna ma-
juegan un rol decisivo como narrativa capaz nera, somos cada vez más ignorantes.
de coordinar e impulsar la acción colectiva. Este argumento debería ser un acicate pa-
ra obligarnos a profundizar en los mecanis-
mos, la tecnología que tenemos a nuestra dis-
Los asistentes a la jornada posición, para integrar nuestras capacidades
individuales de una manera que resulte, al
se interesaron también por mismo tiempo, productiva para el conjunto y
satisfactoria para la persona. No puedo sino
la visión de los ponentes mirar a la narrativa, la ciencia ficción y sus
posibles desarrollos como una valiosa herra-
sobre la contribución de la mienta para la inteligencia colectiva.
Nada me gustaría más que ver surgir en
ciencia ficción a los gran- España, mi país, un movimiento similar al
proyecto Hieroglyph. Los asistentes al evento
des debates de actualidad, Tecnofuturos pueden dar fe de que tenemos
personas con la creatividad y el entusiasmo
como el cambio climático o necesarios, y el proyecto podría nuclearse en
torno a alguna institución académica o corpo-
el presunto agotamiento rativa mínimamente transgresora que se re-
sista a sucumbir al consenso y la mediocri-
del mo-delo de economía dad. No sé si tal institución existe o habrá
que inventarla, pero sirva esta breve conclu-
capitalista. sión como llamada a la acción y a la colabora-
ción de todos los que miramos al futuro con
Por supuesto, no podemos descartar que preocupado optimismo y a la ciencia ficción
después de todo, el futuro ya esté inventado como el elixir del héroe.
en algún texto de ciencia ficción, algún texto
desconocido de un autor aún por descubrir.
Porque el hecho de vivir en la sociedad de la Agradecimientos
información no significa ni mucho menos que
todas las ideas estén sobre la mesa. Como nos Quiero expresar mi agradecimiento a los tres
recordó humildemente Fernando Á. Moreno participantes en el debate por sus aportacio-
durante una de sus intervenciones, a propósi- nes y la inspiración para el contenido de este
to de su condición de experto en teoría de la artículo. A Mariano Martín Rodríguez, como
literatura y ciencia ficción, todos los años se instigador del artículo, por sus valiosos co-
producen en cualquier campo del conocimien- mentarios y sugerencias. Y a Isabel F. Peñue-
to más resultados y más publicaciones de lo las por la iniciativa, las gestiones y la invita-
que cualquier estudioso puede llegar a proce- ción para coordinar la mesa del evento
sar. El universo del conocimiento también se Tecnofuturos.

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 21  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

Participantes en el debate Tecnofuturos Growth Over? Faltering Innovation Con-


fronts the Six Headwinds. Washington
 Rosa Montero, escritora y creadora de la (DC): National Bureau of Economic Re-
detective replicante Bruna Husky. search. Working Paper.
https://www.rosamontero.es/ http://www.nber.org/papers/w18315 (5 de
 Fernando Ángel Moreno, profesor e inves- enero de 2015).
tigador de lengua española y teoría de la GRAEBER, David (2012). «Of Flying Cars and
literatura, the Declining Rate of Profit». The Baffler.
https://www.ucm.es/lengespyteoliter/cv- https://thebaffler.com/salvos/of-flying-cars-
moreno-serrano-fernando-angel. and-the-declining-rate-of-profit (24 de fe-
 Antonio Schuh, director de desarrollo de brero de 2020).
negocio y alianzas en Telefónica. GUNN, Eileen. «How America’s Leading
https://www.linkedin.com/in/antonioschuh/ Science Fiction Authors Are Shaping Your
Future». Smithsonian Magazine.
https://www.smithsonianmag.com/arts-
Referencias bibliográficas culture/how-americas-leading-science-
fiction-authors-are-shaping-your-future-
BASSETT, Caroline, Ed STEINMUELLER, y 180951169/ (24 de febrero de 2020).
George VOSS (2013). «Better made up: The JAMES, Edward. (1995). Science fiction in the
mutual influence of science fiction and in- 20th century. Oxford: Oxford University
novation». Nesta Work. Pap, 13.7. Press.
BOULD, Mark, Andrew M. BUTLER, Adam LE GUIN, Ursula K. 1969. The left hand of
ROBERTS, y Sherryl VINT (2009). The darkness. New York (NY): Ace Books.
Routledge companion to science fiction. LEPORE, Jill (2017) «A Golden Age for Dysto-
London: Routledge. pian Fiction». The New Yorker.
COWEN, Tyler (2011). The Great Stagnation: https://www.newyorker.com/magazine/201
How America Ate All the Low-Hanging 7/06/05/a-golden-age-for-dystopian-fiction
Fruit of Modern History, Got Sick, and (24 de febrero de 2020).
Will (Eventually) Feel Better. New York LÓPEZ-PELLISA, Teresa (ed.) (2018). Historia
(NY): Dutton Adult. de la ciencia ficción en la cultura española.
CSICSERY-RONAY, Istvan Jr, (2008). The Se- Madrid – Frankfurt am Main: Iberoameri-
ven Beauties of Science Fiction. Middle- cana – Vervuert.
town (CT): Wesleyan University Press. MARTÍN, Sara (2017). «Introduction. Spanish
FUNDACIÓN ASIMOV (2018) «Despega el “Mo- SF: A Phantom Genre». Science Fiction
vimiento Pragma”». Studies, 4.2: 209-215.
https://fundacionasimov.org/despega-el- MARTÍN RODRÍGUEZ, Mariano (2018). «Narra-
movimiento-pragma / (24 de febrero de tiva 1900-1953», en Teresa López-Pellisa
2020). (ed.), Historia de la ciencia ficción en la
FUKUYAMA, Francis (1989). «The End of His- cultura española. Madrid – Frankfurt am
tory?», The National Interest. Main: Iberoamericana – Vervuert, pp. 71-
http://www.wesjones.com/eoh.htm#source 122.
(5 de enero de 2015). MATURANA, Humberto. R., y Francisco J. VA-
GORDON, Robert J. (2012). Is U.S. Economic RELA (1991). Autopoiesis and Cognition:

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 22  PRIMAVERA-VERANO 2020


MISCELÁNEA

¿Qué puede hacer la ciencia ficción
con el futuro?: Reflexiones sobre la ciencia
ficción, la innovación y el futuro en España

The Realization of the Living. Berlin: PRIGOGINE, Ilya, e Isabelle STENGERS (2018).
Springer Science & Business Media. Order out of chaos: Man’s new dialogue
MCLUHAN, Marshall (1962). The Gutenberg ga- with nature. London – New York (NY):
laxy Toronto: University of Toronto Press. Verso Books.
MONTERO, Rosa (2011-2018): Serie Bruna STEPHENSON, Neal (2011). «Innovation star-
Husky. Barcelona: Planeta de Libros. vation». World Policy Journal, 28.3: 11-16.
https://www.planetadelibros.com/libro- THE ECONOMIST (2019). «What Sci-Fi Can
serie-bruna-husky-pack/282029 (21 de no- Tell Us about the Future». The World in
viembre de 2019). 2020.
MORENO, Fernando Ángel (2015). Teoría de la https://theworldin.economist.com/edition/2
literatura de ciencia ficción. Gijón: Sportula. 020/article/17313/what-sci-fi-can-tell-us-
ONG, Walter J. (2013). Orality and literacy. about-future (24 de febrero de 2020).
Routledge. THIEL, Peter (2011). «The End of the Future».
O’REILLY, Tim (2017). «Reality is an Activity National Review Online.
of the Most August Imagination: A Con- http://www.nationalreview.com/articles/27
versacion with Tim O’Reilly». Edge.org. 8758/end-future-peter-thiel (6 de enero de
https://www.edge.org/conversation/tim_ore 2015).
illy-reality-is-an-activity-of-the-most- VON BRAUN, Werner. 1991. The Mars Project.
august-imagination (24 de febrero de Champaign (IL): University of Illinois
2020). Press.
PEPER, Eliot. (2017). «Why Business Leaders WELLS, Elysia (2013). «Science Fiction as a
Need to Read More Science Fiction». Har- Worldwide Phenomenon: A Study of In-
vard Business Review. ternational Creation, Consumption and
https://hbr.org/2017/07/why-business- Dissemination». arXiv:1308.1292 [phy-
leaders-need-to-read-more-science-fiction sics]. http://arxiv.org/abs/1308.1292 (24 de
(15 de enero de 2020). febrero de 2020).

REVISTA HÉLICE: Volumen VI, n.º 1 23  PRIMAVERA-VERANO 2020

View publication stats