Está en la página 1de 3

La Revolución Rusa

La Revolución Rusa es un movimiento político, social y económico que estalló en


1.917 en el imperio ruso. La consecuencia fue el derrumbe de la dinastía de los
zares, herederos de los emperadores romanos, lo que significó la abolición del
sistema absolutista y despótico hasta entonces imperante. La revolución trajo
consigo como resultado un gobierno de corte comunista dirigida por Vladímir
Lenin.

Las consecuencias que motivaron la Revolución Rusa fueron:

1) Rusia estaba en guerra con Alemania, se trataba de la primera Guerra mundial,


entonces llamada La Gran Guerra. Las constantes derrotas que estaban sufriendo
los ejercitos rusos en la guerra y las numerosas bajas llevaron al descrédito a los
Románov, la última dinastía zarista con Nicolás II a la cabeza. Años antes, en
1905, tuvo lugar una primera revolución tras la derrota rusa ante Japón en la
guerra ruso-japonesa.

2) Rusia sufría una aguda crisis económica con escasez de alimentos para la
población que sufría una terrible hambruna. Era un país eminentemente rural y
atrasado. La organización social de Rusia estaba basada en la más absoluta
desigualdad distinguiendose dos clases sociales bien marcadas, la nobleza y el
pueblo llano, casi todos campesinos, no existía practicamente clase media.

3) La esposa del zar Nicolás II, la emperatriz Alejandra de origen alemán,


tremendamente impopular y enemiga de cualquier reforma favorable al pueblo. Un
año antes habían asesinado a Rasputín, médico y asesor de la emperatriz.

Estas causas unidas a un invierno muy duro fueron el detonante que hizo saltar la
revolución. Vamos a distinguir dos fases dentro de la revolución en el año 1917, la
Revolución de Febrero y la de Octubre, que en realidad se produjeron en Marzo y
en Noviembre ya que Rusia se regía por el Calendario Juliano en vez por el
Calendario Gregoriano como el resto del mundo.

La Revolución de Febrero se inició con una huelga espontánea de los trabajadores


de las fábricas de la capital, Petrogrado (hoy San Petersburgo). Los días
siguientes las huelgas y manifestaciones se generalizaron por todo Petrogrado y la
tensión fue en aumento. Las manifestaciones cada vez fue más multitudinarias. El
ejército no contó con los medios para reprimir la revolución y Nicolás II, el último
emperador de Rusia, tuvo que abdicar. El primer episodio de la revolución se
había saldado con mas de un centenar de víctimas, principalmente manifestantes.

La caída rápida e inesperada del régimen sucitó en el país una ola de entusiasmo
y un sentimiento de liberación. Un gobierno provisional sucedió al poder absoluto
rápidamente. Este gobierno lo acabaría encabezando Alexander Kérenski. Estas
primeras semanas llenas de esperanza y generosidad fueron muy pacíficas, tanto
en las ciudades como en las zonas rurales, no hubo represalias contra los
antiguos siervos del zar, se decretó libertad de prensa, de reunón y se permitió la
entrada de exiliados políticos, entre ellos la entrada del revolucionario Vladímir
Lenin que vivía en el exilio.

Las posiciones se empezaron a mover, los Soviets que eran asambleas populares
de obreros, soldados y campesinos, en un principio permitieron al gobierno
provisional gobernar, pero insistieron en una prerrogativa para influir en el
gobierno y controlar diversas milicias. La masa de trabajadores y campesinos se
politizaba. El pequeño partido bolchevique liderado por Lenin, quien impuso una
radicalización estratégica, se hizo portavoz del creciente descontento general y se
convirtió en depositario de las aspiraciones populares. Con sus grandes dotes de
oratoria comenzó a defender los postulados de Carl Marx para sustituir el
Capitalismo por un nuevo sistema socio económico Socialista e instaurar la
dictadura del proletariado. Un frenesí por dialogar y exponer ideas se instaló en la
sociedad.

El gobierno de Kerénski cada vez era mas impopular, incapaz de hacer reformas
se distanció de la población. Se siguieron mandando tropas para luchar en la
primera Guerra Mundial, esto desencadenó revueltas populares. El gobierno
provisional optó por la represión y comenzó a perseguir a los opositores.

Lenin y León Trotski planearon el derrocamiento del gobierno provisonal para


instalar el sistema comunista. Si la revolución de febrero fue un levantamiento
espontáneo, en la revolución de octubre se podría hablar de un golpe estratégico
organizado por Trotski y Lenin contra el gobierno provisional.

En la Revolución de Octubre en Petrogrado los Soviets se apoderaron de los


puntos estratégicos de la capital y asaltaron el Palacio de Invierno derrocando al
gobierno provisional. Lenin anunció tres medidas, una paz inmediata, un decreto
sobre la tierra para distribuirla entre los campesinos, y la formación del sóviet de
comisarios del pueblo o SOVNARKOM, que organizaría unas elecciones para
elegir a una asamblea constituyente.

El partido bolchevique de Lenin resultó derrotado en las elecciones. Lenin mandó


a disolver la asamblea, democráticamente elegida, al estar en minoría. Esto
desembocaría en una guerra civil.

Los bolcheviques crearon la checa, una organización de inteligencia política y


militar para aplastar cualquier tipo de disidencia. Sus métodos de represión no se
limitaron a detensiones y fusilamientos en masa, sino que utilizaron brutales
métodos de tortura, aparecieron los primeros campos de concentración. El terror
rojo había comenzado.

En 1918, el que fuera zar de Rusia, Nicolás II, la zarina Alejandra y sus cinco hijos
que se encontraban recluidos en una mansion en los Montes Urales fueron
masacrados por un grupo de revolucionarios.
La guerra civil que enfrentó al ejercito rojo de Trotski contra el ejercito blanco se
saldó con la victoria del ejercito rojo. Se había impuesto el Leninismo y la
dictadura del proletariado.

Se formó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en 1922. El país estaba


profundamente tocado, una terrible hambruma mató a mas de 5 millones de
personas, se pusieron en marcha una serie de reformas. El partido es dirigido de
forma vertical, de arriba hacia abajo. El nuevo estado consiste en una pirámide de
soviets en donde realmente el partido decide y los soviets votan lo que ha dicho el
partido.

En 1922 un Lenin enfermo deja su puesto, se inicia una disputa por la sucesión
entre Trotski, el creador del ejército rojo y la cabeza más brillante del partido, y
otros cabesillas. En 1924 muere Lenin y Iósif Stalin un hombre al que todos habían
infravalorado se impuso contra todo pronóstico y sería el sucesor de Lenin. Trotski
fue expulsado del partido y finalmente asesinado. Stalin impuso un gobierno
totalitario y sangriento y elevó a la Unión Soviética a la categoría de gran potencia
política, económica, científica y militar del mundo. La Unión de Repúblicas
Socialistas Soviéticas duraría hasta el año 1991.