Está en la página 1de 25

PROCESOS DERIVADOS DE ALIMENTOS

1. APLICACIÓN EXTENSIVA

Artículo 571º del Código Procesal Civil Peruano; Las normas de este
Sub-Capítulo son aplicables a los procesos de aumento, reducción, cambio en
la forma de prestarla, prorrateo, exoneración y extinción de pensión de
alimentos, en cuanto sean pertinentes.

Comentario: Según Carnelutti, cuando esa integración permite recurrir a


ordenamientos diversos, nos ubicamos ante la heteroirrtegración. En ese
sentido, véase el artículo lX del Título Preliminar del Código Civil: "las
disposiciones del Código Civil, se aplican supletoriamente a las relaciones y
situaciones jurídicas reguladas por otras leyes, siempre que no sean
incompatibles con su naturaleza”. En igual forma, "las disposiciones de este
Código Procesal se aplican supletoriamente a los demás ordenamientos
procesales, siempre que sean compatibles, con su naturaleza" (ver la primera
disposición final del CPC).1

2. AUMENTO DE LAS PENSIONES DE ALIMENTOS

En atención a la calidad esencialmente variable de la capacidad del


alimentante y la necesidad del alimentario, es posible solicitar al mismo tribunal
que decretó la pensión de alimentos, que la modifique en términos de ajustar
el monto de la misma a las nuevas circunstancias.

Un aumento en las pensiones de alimentos siempre debe


fundamentarse en nuevos antecedentes que no existían al tiempo del juicio;
para reajustar la pensión de alimentos no se requiere intervención judicial en
orden a que no es propiamente un aumento. Un ejemplo de casos típicos de
aumento podrían ser los siguientes:

2.1. Respecto del alimentista

Cambios en el nivel de estudios. Resulta obvio que un estudiante de


nivel medio necesita más recursos económicos que uno de nivel básico y, a

1
LEDESMA NARVAEZ, Marianella. Comentarios al Código Procesal Civil – Tomo III, GACETA
JURIDICA, 1º Edición Julio 2008 pagina 916.
su vez, un estudiante de nivel universitario requiere mayores recursos que
uno de nivel medio.

2.2. Respecto del alimentante

Aumento en los ingresos. Si en un principio el monto de la pensión de


alimentos fue menor porque la situación del alimentante no le permitía
cumplir con su deber de manera óptima, una vez que su situación mejore es
posible solicitar un aumento de la pensión de alimentos en atención a su
nuevo escenario económico. No debe entenderse que los alimentos pueden
implicar un medio para obtener riqueza, estos solo deben servir para
atender las necesidades del alimentista sin perjudicar al alimentante, ni
mucho menos otorgar el alimentista sin perjudicar al alimentante, ni mucho
menos otorgar al alimentista el derecho de participar en las ganancias de su
alimentante.2

JURISPRUDENCIA
“La pretensión alimenticia se incrementa o reduce según el aumento o
la disminución que experimenta las necesidades del alimentista y las
posibilidades del alimentante” Exp. Nº 2515-95. Sala Civil de Lima, 11-
12-95.3

3. REDUCCIÒN DE LA PENSIÒN DE ALIMENTOS

Procede cuando el alimentante no se encuentra en las condiciones de


proporcionar los alimentos fijados, sea por quedarse sin trabajo, haber obtenido
uno nuevo con menor sueldo o tener otras cargas que alimentar. Así mismo,
cuando el alimentista, ya no quiere el quantum que vino recibiendo.

Las sentencias que derivan de procesos de alimentos no adquieren la


autoridad de cosa juzgada material4, solo pueden tener la calidad de cosa

2
http://dudalegal.cl/aumento-rebaja-termino-pensiones-alimentos.html
3
CAMPANA VALDERRAMA, Manuel María; Derecho y Obligación Alimentaria, JURISTA EDITORES. Lima 2003,
página 379.
4
En toda medida concerniente al niño y al adolescente que adopte el Estado a través de los Poderes Ejecutivo,
Legislativo y Judicial, del Ministerio Público, los gobiernos regionales, gobiernos locales y sus demás instituciones,
así como en la acción de la sociedad, se considerara el Principio del Interés Superior del Niño y el Adolescente y el
respeto a sus derechos; por tal razón se concluye que no resulta amparable considerar que el principio de la cosa
juzgada se presente en el presente caso. Cas. N° 2760-2004-Cajamarca.
juzgada formal5, en razón de que los elementos que se toman en cuenta para
fijar la pensión fluctúan con el correr del tiempo.

 EXP N° 99 – 3438 – LIMA. DATA 35,000 G.J

Articulo N° 571º. - Es de aplicación extensiva al proceso de reducción


de alimento las normas contenidas en el Art 560° y siguientes del C.P.C.
de consiguiente, tratándose de una nueva acción, debe sujetarse al trámite
establecido por la ley; y, en ese sentido, evidenciándose la aparición de un
conflicto de intereses este deberá ser dilucidado en el proceso
correspondiente y ante el Juez competente. Por lo que la excepción a la
norma, alegada por el recurrente, respecto a que el proceso de
conocimiento del proceso, corresponde al Juez que efectuó el primer
emplazamiento, solo se encuentra prevista en el proceso de prorrateo de
alimentos, mas no al presente tramite.

4. PRORRATEO

Implica repartición, división proporcional de una cantidad entre varios que


tienen un derecho común. Es la participación equitativa del caudal económico
disponible que tiene el alimentante frente a más de un alimentista. Para que se
configure este supuesto es necesaria la presencia de alimentistas concurrentes
respecto de un solo alimentante.

No procede el prorrateo cuando el deudor posee rentas suficientes para


cubrir todas las pensiones fijadas.

El prorrateo nos lleva a preguntarnos:

¿Qué rentas son las que pueden destinarse compulsivamente a cubrir


las prestaciones alimentarias y en qué porcentaje?

Tratándose de rentas no provenientes del trabajo puede embargarse el


cien por ciento; es decir, no hay límites. Si se tratare de rentas cuya fuente es
el trabajo, como son las remuneraciones, el embargo procede hasta el sesenta
por ciento del total de sus ingresos con la sola deducción de los descuentos
establecidos por ley, tal como lo establece el artículo 648 inciso 5 del CPC.
5
MONTEIRO, Washington de Barros. Ob. cit, pp. 534 y 535.
Si el alimentante tiene que afrontar más de dos (2) pensiones y la suma
de estas supera el sesenta (60 %) de sus remuneraciones deberá distribuirse
entre los acreedores ese sesenta por ciento a fin de que ninguno se quede sin
hacer efectiva su pensión o la reciba en un porcentaje mínimo.

Por ejemplo, A es demandado por su conyugue B, quien logra embargar el


sesenta (60 %) por ciento de las remuneraciones de A. Luego aparece C, hijo
extramatrimonial de A, quien obtiene como pensión el veinte (20%) de las
remuneraciones. Al no tener A otros ingresos, y como las rentas de trabajo
están embargadas en el porcentaje máximo que señala la ley, C podría
quedarse sin cobrar, por ello la ley faculta a C para que demande a A y B, a fin
de que ese sesenta por ciento de las remuneraciones de A se distribuya entre
B y C, y ello lo lograra a través del prorrateo.

La ley no ha establecido criterios para fijar estas porciones. Sin embargo, la


proximidad en grado de parentesco respecto del obligado otorgara mayor
porcentaje: los hijos y cónyuges recibirán mayor parte que los hermanos u
otros ascendientes.

En el artículo 95º del CNA señala que la obligación alimentaria puede ser
prorrateada entre los obligados si es que a criterio del juez se hallan
materialmente impedidos de cumplir dicha obligación en forma individual. En
este caso, los obligados pueden acordar el prorrateo mediante conciliación
convocada por el responsable. Esta será puesta en conocimiento del juez para
su aprobación. La acción de prorrateo también puede ser iniciada por los
acreedores alimentarios, en caso de que el pago de la pensión alimentaria
resulte inejecutable.

Artículo  570.- Cuando se demanda el prorrateo de alimentos, corresponde


conocer del proceso al Juez que realizó el primer emplazamiento.

Mientras se tramita el proceso de prorrateo, el Juez puede señalar


provisionalmente, ha pedido de parte, las porciones que debe percibir cada
demandante de la renta afectada

 Exp. Nº 2367-98. Data 35,000.G.J


ART. 570. - Cuando se demanda el prorrateo de alimentos corresponde
conocer el proceso al Juez que realizo el primer emplazamiento, ello es
aplicable extensivamente a los procesos de aumentos de alimentos. Si los
alimentistas domicilian en Lima y el Juez que conoció el proceso de
alimentos es de Huaraz corresponde al primero la pretensión de aumento
de alimentos en merito a la competencia facultativa que regula el artículo
24° del C.P.C. Los alimentos son un derecho de atención urgente e
inmediata.

 Exp. Nº 944 – 97. Data 35,000 G.J

ART 570. - Mientras se tramita el proceso de prorrateo de alimentos, el


Juez puede fijar provisionalmente las proporciones que debe percibir cada
alimentista, atendiendo a las necesidades de estos y considerando el
principio constitucional de igualdad de los hijos.

5. EXONERACIÒN

La ley civil prevé que si el obligado se encuentra en un proceso de


disminución de su capacidad económica tanto así que ponga en peligro su
propia subsistencia o que, en su defecto, ha desaparecido en el alimentista el
estado de necesidad, puede solicitarse la exoneración de la obligación de
seguir prestando alimentos, toda vez que las sentencias en materia de derecho
alimentario no adquieren la categoría de cosa juzgada.

Cuando se trate de un proceso de exoneración de pensión alimenticia debe


distinguirse:

La disminución de los ingresos del obligado debido a la reducción


sustantiva de sus remuneraciones ajenas a su voluntad, como por ejemplo el
recorte salarial de tipo permanente por peligro económico de su empresa
empleadora que acuerda con sus trabajadores la disminución de sus ingresos
para reflotar la economía y no declararse en quiebra, situación que
debidamente acreditada dará paso a la respectiva exoneración alimenticia.

La reducción aparente de la capacidad económica del obligado, debido a


obligaciones ex voluntate contridas con posterioridad al señalamiento de la
pensión alimenticia, como por ejemplo, comprarse un auto nuevo o cambiar el
que tiene, comprar una nueva vivienda o refaccionar la que tiene en fin
acciones destinadas a incrementar su patrimonio y que con normalidad hoy en
día son solventadas en el mercado financiero por pagos a plazos, lo que en
buena cuenta resultan siendo un tipo de sujeción a otras cargas económicas
que el alimentante estaría en obligación de solventar por propia iniciativa.

5.1. Exoneración por disminución de ingresos.

Al respecto, el artículo 483 del Código en su primera parte, refiere


que: “El obligado a prestar alimentos puede pedir que se le exonere de
seguir prestándolos, si disminuyen sus ingresos de modo que no pueda
atender a la obligación sin poner en peligro su propia subsistencia…”. La
norma se justifica en tanto que el deudor debe estar en posibilidades de
atender con alimentos al necesitado, pero si al darlos va a devenir en
estado de necesidad e incluso poner en peligro su propia subsistencia,
entonces esta obligación debe desplazarse hacia otros obligados, tal como
lo señala el artículo 478 del CC al referirse al conyugue deudor de los
alimentos; sin embargo, esta disminución de ingresos debe ser
suficientemente acreditada en el proceso respectivo.

5.2. Exoneración por cesación del estado de necesidad efectiva

El artículo 483 del CC en la parte final del primer párrafo señala que
puede solicitarse la exoneración de los alimentos… Si ha desaparecido en
el alimentista el estado de necesidad.

Los alimentos son derecho vitales que sirven a la persona para que
pueda seguir viviendo, por ello su carácter de irrenunciable, pero se
justifican en tanto existan un estado de necesidad. No puede permitirse que
una persona pensione a costa de otra cuando puede atender a sus
necesidades recursos propios. Por ello, se ha establecido que al
desaparecer el estado de necesidad del alimentista el alimentante puede
solicitar la exoneración de los alimentos. Claro está que este estado de
necesidad puede reaparecer en el acreedor, por lo que el deudor
nuevamente tendrá que asumir su obligación alimentaria.
Un caso típico es cesar con los estudios6.

5.3. Exoneración por presunta cesación del estado de necesidad

Se presenta cuando el alimentista deja de tener el requerimiento de ser


sostenido. Si, por el contrario, el acreedor desea seguir con los alimentos
tiene que probar su estado de necesidad o los supuestos del artículo 424
del código, seguir con éxito estudios para una profesión u oficio y las hijas
e hijos solteros que no se encuentren en aptitud de atender a su
subsistencia por causas de incapacidad física o mental debidamente
comprobadas.

Si el alimentante por resolución judicial viene cumpliendo con la


prestación alimentaria a favor de su hijo, y este llega a los dieciocho años
de edad, puede el padre pedir que tal resolución se deje de regir,
desapareciendo la presunción de estado de necesidad que acompaña a
todos los acreedores alimentarios menores de edad, en efecto el articulo
483 en su segundo párrafo refiere que: “tratándose de hijos menores a
quienes el padre o la madre estuviese pasando una pensión alimenticia por
resolución judicial, esta deja de regir al llegar aquellos a la mayoría de
edad”.

La capacidad que se adquiere a los dieciocho años de edad torna a la


persona en la posibilidad de agenciarse de recursos para atender sus
requerimientos. Puede acontecer que al llegar a la mayoría de edad la
persona no se encuentre en aptitud de solventar por si misma sus
necesidades o puede suceder que el dedicarse al estudio no le permita
emprender labores que le proporcionen recursos, por ello el tercer párrafo
del artículo 483 dice: “sin embargo, si subsiste el estado de necesidad por
causas de incapacidad física o mental debidamente comprobadas o el
alimentista está siguiendo una profesión u oficio exitosamente, puede pedir
que la obligación continúe vigente”. Aquí necesariamente se tendrá que

6
Qué, al respecto, se advierte que la actora no ha acreditado con medio probatorio alguno durante secuela del
proceso, que esté siguiendo una profesión u oficio de manera exitosa, por lo que en caso de no demostrar esta
situación por imperio de la propia norma sustantiva, resulta amparable su pretensión, es decir, en autos se ha
probado la existencia de elementos normativos y fácticos para la procedencia de la demanda. Cas. N° 80-2004-
Junín.
probar estas situaciones, de lo contrario no seguirá gozando de los
alimentos.

6. EXTINCIÓN

Es cuando cesa definitivamente la obligación alimentaria, concluye sin


posibilidad alguna de reaparecer. No se trata de casos de desaparición de las
causas de cesación de la obligación alimentaria, en razón de que esta puede
restablecer. Así ocurre si el deudor adquiere bienes o el acreedor pierde los
que tenía y vuelve a tener necesidad de los alimentos, o bien cuando cesa la
conducta viciosa y persiste la necesidad7.

En el caso de los alimentos se extingue la obligación únicamente por


muerte, sea del alimentante o del alimentista.

Existen otros casos de extinción particulares, como puede ser la extinción


de la obligación alimentaria del ex cónyuge que alimento a su ex y este contrae
nuevo matrimonio, así lo señala el artículo 350 in fine del Código refiriendo
que: “las obligaciones a que se refiere este artículo cesan automáticamente si
el alimentista contrae nuevas nupcias…”, figura esta la que podemos extender
a los alimentos del conviviente que contrae nupcias.

El código regula esta extinción de la obligación alimentaria en su artículo


486, “La obligación de prestar alimentos se extingue por la muerte del obligado
o del alimentista, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 728. En caso de
muerte del alimentista sus herederos están obligados a pagar los gastos
funerarios”.

El fundamento del precepto descansa en la naturaleza estrictamente


personal de la obligación de alimentos y en su carácter intransmisible. Esta
obligación es inherente, intuito personae y son concretas circunstancias
personales que determinan su existencia. Dicha obligación se impone en virtud
de la condición de pariente y la concreta situación económica, sin que, en
ningún caso, pueda ser transmitida a otra persona, ni por actos inter vivos ni
mortis causa.

7
BAQUEIRO ROJAS, Edgar y BUENROSTRO BAEZ, Rosalía. Derecho de Familia y sucesiones. Harla S.A., México D.F.,
1994, P. 33.
Tras la muerte del alimentante, la acción de alimentos no puede dirigirse
contras sus sucesores. La obligación se extingue. La deuda no se transmite a
los herederos, únicamente pasan a los herederos las pensiones devengadas y
no pagadas, en cuanto son deudas del causante que han perdido su carácter
de personalísimas para equiparase a los demás patrimoniales.

6.1. Muerte del Alimentista

La muerte pone fin a la persona, señala el artículo 61 del Código


Civil.

En tal merito se extingue el derecho alimentario al dejar de existir la


persona necesitada y, consecuentemente, se suprime la obligación del
alimentante. Se asimilan a esta regla la declaración de muerte presunta y
en la práctica podría decirse que los casos de ausencia y desaparición
producen efectos de exoneración de la obligación alimentaria en tanto no es
habido el titular del derecho.

Refiere el artículo 486 del Código en su párrafo final que en caso de


muerte del alimentista, sus herederos están obligados a pagar los gastos
funerarios. Norma justa y conveniente que guarda concordancia con las
cargas de la herencia, sin embrago, no siempre fue así, recordemos que el
Código de 1936 impuso estas cargas (gastos de funeral) al deudor
alimentario quizás en la creencia que generalmente el deudor alimentario
es heredero del acreedor, pero no necesariamente se da esa identidad.
Puede tratarse del caso de los alimentos entre ex cónyuges o de los
concubinos, en los que no hay vinculo jurídico que justifique la herencia, por
ello creemos acertada la norma de imponer estos gastos a los herederos
del acreedor alimentario, y no al deudor alimentario quien vera extinguida la
obligación sin dejar efecto secundario alguno como ocurrió con la
legislación pasada.

6.2. Muerte del Alimentante

La obligación alimentaria no es transferible.

Fallecido el alimentante se extingue la obligación, claro está que esta


muerte puede ocurrir cuando el alimentista permanezca en estado de
necesidad y, por lo tanto, con derecho de alimentos. En esa circunstancia
vendrá otro obligado a atender los alimentos. En esa circunstancia vendrá
otro obligado a atender los alimentos, dejara su puesto secundario para
convertirse en obligado principal pero no porque haya recibido esta
obligación el deudor fallecido, sino porque su vínculo jurídico (por esencia
parental) con el alimentista lo convierte en deudor principal. Por ejemplo, el
conyugue que recibía alimentos de su consorte, muerto este estarán
obligados los descendientes, en este caso el hijo o hijos del alimentante.

6.3. Muerte del Deudor Alimentario – Hijo Alimentista

El artículo 486 del Código se refiere que la obligación de prestar


alimentos se extingue por la muerte del obligado, señala además sin
perjuicio de lo dispuesto en el artículo 728. Este artículo dice “Si el testador
estuviese obligado al pago de una pensión alimenticia conforme al artículo
415, la porción disponible quedará gravada hasta donde fuera necesario
para cumplirla”. Se trata de la carga de soportar la porción disponible del
testador para garantizar el derecho del hijo extramatrimonial no
reconocido ni declarado judicialmente como tal, pero que goza de alimentos
respecto de aquel que tuvo trato sexual con su madre en la época de la
concepción. Muerto el presunto padre, este alimentista podrá dirigir su
acción contra los herederos del presunto padre, así lo establece el artículo
417 del Código que dice: “La acción que corresponde al hijo en el caso del
artículo 415 es personal, se ejercita por medio de su representante legal y
se dirige contra el presunto padre o sus herederos. Estos, sin embargo, no
tiene que pagar al hijo más de que habría recibido como heredero si
hubiese sido reconocido o judicialmente declarado”.

Este artículo pretende no dejar desamparado al hijo alimentista y, por


ello, impone la obligación a los herederos del presunto padre (causante)
para que cumplan con esa deuda; sin embargo, se ha cuidado bien el
legislador para no perjudicar a estos herederos en su legítimo derecho. De
no existir normas que delimiten el derecho del alimentista podría éste, por
concepto de alimentos, recibir más de lo que recibirían los herederos.

 Acción contra el presunto padre


El hijo extramatrimonial no reconocido ni declarado que prueba que su madre
tuvo trato sexual en la época de la concepción con un varón, demanda a este
por alimentos y obtendrá una pensión. En primer lugar, este no es hijo ni aquel
padre. Son, simplemente, acreedor y deudor. El deudor debe cumplir con su
obligación alimentaria hasta que el acreedor cumpla dieciocho años de edad,
subsistirá la obligación si este se encuentra incapacitado física o mentalmente.

Si ocurre la muerte del deudor, cuando el acreedor aún tiene el derecho,


entonces sus herederos reciban esta deuda y deberán honrarla en cualquiera
de las formas que establece el artículo 874 del Código. Sin embargo, estos
herederos no tendrán que pagar al acreedor más de lo que habría recibido
como heredero si hubiese sido reconocido o judicialmente declarado. Otro de
los límites del derecho del alimentista está dado por la edad hasta donde se
extiende su derecho, esto es, dieciocho años de edad. Alcanzando cualquiera
de los límites, a los que debe sumarse el artículo 728 del Código referido a la
cuota disponible, se extingue el derecho alimentario de este acreedor.

 Acción contra los herederos

El artículo 417 del Código regula la posibilidad del alimentista de


accionar contra los herederos para que se fije una pensión alimenticia si no
tuvo oportunidad de demandar en vida al presunto padre. Sin embargo,
consideramos que sin destacar esta remota posibilidad por lo difícil de la
obtención de los medios probatorios, a la par de que no podrían ser
controlados por el presunto obligado, la acción debería iniciarse en vida del
causante, además los artículos 728 y 874 son claros al respecto. El
primero de ellos refiere: “Si el testador estuviese obligado al pago de una
pensión alimenticia conforme al artículo 415…”, y el segundo señala “La
pensión alimenticia a que se refiere el artículo 728…”.

El artículo 874 del Código señala que esta deuda alimenticia es una
deuda de la herencia, deuda contraída por el causante y cuyo pago por
excepción se transfiere a sus herederos, luego nos indica que en
concordancia con el artículo 728, que la citada deuda grava (afecta) en lo
que fuera necesario la parte de libre disposición de la herencia a favor del
alimentista. Los herederos pueden pagar esta deuda asumiendo uno de
ellos la obligación por disposición del testador, o por acuerdo de los
herederos puede asegurarse su pago mediante hipoteca u otra garantía, o
calculando el monto de la pensión alimenticia durante el tiempo que falta
para su extinción, y entregando al alimentista o a su representante legal el
capital representativo de la renta.

6.4. Otras formas de extinción

 Por Divorcio

El divorcio disuelve el vínculo jurídico del matrimonio, única causa


que liga a los cónyuges para el establecimiento de los deberes
recíprocos de fidelidad, asistencia y alimentos.

Sin embargo, si se declara el divorcio por culpa de uno de los


cónyuges y el otro careciere de bienes propios o de gananciales
suficientes o estuviere imposibilitado de trabajar o de subvenir a sus
necesidades por otro medio, el juez le asignara una pensión alimenticia
y la entrega del capital correspondiente (art. 350, tercer párrafo). El
indigente debe ser socorrido por su ex cónyuge aunque hubiere dado
motivos para el divorcio (art. 350, cuarto párrafo).

7. CUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÒN DE ALIMENTOS

La prestación debida por el alimentante va dirigida a la satisfacción de las


necesidades del alimentista y, como tal, debe comprender todos aquellos actos
encaminados a proporcionarle lo que precise para vivir. Sobre el alimentante
recae la obligación de atender la subsistencia de quien carece de medios para
hacerlo por sí mismo, y esa obligación puede cumplirla de dos formas
diferentes. Entregándole periódicamente una cantidad de dinero o satisfaciendo
directamente sus necesidades manteniéndolo en su propia casa. Esta doble
modalidad de cumplimiento, acorde con la propia finalidad de la obligación 8.

7.1. Prestación en dinero

El cumplimiento en dinero se lleva a cabo mediante el pago de una


pensión previamente estipulada. El alimentista recibe los alimentos a los
que tiene derecho a través de la entrega periódica de una cantidad de
dinero fijada convencional o judicialmente y calculada en proporción a sus
necesidades y las posibilidades del alimentante. Esta forma de
cumplimiento se le conoce también con el nombre de prestación en forma
8
MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, Nieves. La obligación legal de los alimentos entre parientes. La Ley, Madrid, 2002, P. 515.
civil o pensión pecuniaria, probablemente en contraposición a la prestación
in natura o prestación natural.

La pensión representa un valor patrimonial, susceptible de ser exigido


por la vía judicial, obviamente en una determinada cantidad de dinero. La
deuda alimenticia es una deuda de valor y, lo debido en concepto de
alimentos, no es una suma cifrada. Es un poder adquisitivo con el que el
acreedor puede hacer frente a sus necesidades.

Existen acreedores rebeldes en tanto no pagan su obligación


alimentaria. Frente a ellos existen medidas efectistas para su cumplimiento:

 Delito de omisión de asistencia familiar9, o;


 Medidas cautelares como:
 Asignación anticipada de alimentos10
 Impedimento de salida del país11
 Embargos. Retención de remuneraciones de hasta 60% 12

7.2. Prestación en especie

La prestación in specie o in natura se lleva a cabo mediante la


satisfacción de los alimentos en sus mismos productos. Puede directamente
9
El delito de omisión de asistencia familiar es sancionado desde el Derecho romano bajo un aforismo Necare
Videtur Qui Alimonia Denegat (Se entiende que –mata- atenta contra la vida –del niño, del hombre- quien niega
los alimentos necesarios para la misma), siendo una semejanza con el delito de homicidio, Vid. PEREIRA, Caio
Mário da Silva: Instituicoes de direito civil, Vol. V, 14° edicao, Direito de familia, Ed. Forense, Rio de Janeiro, 2004,
p. 496.
10
CPC. "Artículo 675. Asignación anticipada de alimentos.- En el proceso sobre prestación de alimentos procede la
medida de asignación anticipada de alimentos cuando es requerida por los ascendientes, por el cónyuge, por los
hijos menores con indubitable relación familiar o por los hijos mayores de edad de acuerdo con lo previsto en los
artículos 424, 473 y 483 del Código Civil. En los casos de hijos menores con indubitable relación familiar, el juez
deberá otorgar medida de asignación anticipada, actuando de oficio, de no haber sido requerida dentro de los
tres días de notificada la resolución que admite a trámite la demanda. El juez señala el monto de la asignación que
el obligado pagará por mensualidades adelantadas, las que serán descontadas de la que se establezca en la
sentencia definitiva.” Ley N° 29803 (DOEP., 06/11/11).
11
CPC. “Artículo 563.- Prohibición de ausentarse.- A pedido de parte y cuando se acredite de manera indubitable el
vínculo familiar, el juez puede prohibir al demandado ausentarse del país mientras no esté garantizado
debidamente el cumplimiento de la asignación anticipada o pensión alimentaria. Esta prohibición se aplica
independientemente de que se haya venido produciendo el cumplimiento de la asignación anticipada o pensión
alimentaria. Para efectos de dar cumplimiento a la prohibición, el juez cursa oficio a las autoridades competentes.”
12
CPC. "Artículo  648.- Bienes inembargables.- Son inembargables:(…)
6. Las remuneraciones y pensiones, cuando no excedan de cinco Unidades de Referencia Procesal. El exceso es
embargable hasta una tercera parte. Cuando se trata de garantizar obligaciones alimentarias, el embargado
procederá hasta el sesenta por ciento del total de los ingresos, con la sola deducción de los descuentos
establecidos por ley;
Acogerse y mantenerse al alimentista en sus necesidades vitales. Es una
forma de cumplimiento perfectamente válida que normalmente se da
cuando no hay conflicto entre la pareja y no se ha roto la solidaridad
familiar13.

Frente al pago de una pensión alimenticia, esta modalidad ofrece la


ventaja de hacer la obligación menos gravosa por parte del alimentante. El
mantenimiento en la propia casa supone un gasto menor que la entrega
periódica de una suma de dinero. Incluso en algunos supuestos, puede ser
la única forma de hacer frente a la obligación si no dispone de recursos
suficientes para soportar el continuo desembolso de una pensión 14. Además,
puede ser la forma más adecuada de cumplir si es buena la convivencia
entre las partes y ambas están de acuerdo con ello 15.

7.3. Prestaciones Mixtas

Son las prestaciones alimentarias cumplidas parte en dinero y parte en


especie. Es una forma bastante práctica tomando en cuenta que el pago de
las prestaciones se da en forma complementaria tomándose en cuenta el
beneficio de ambas partes, tanto de quien los da como de quien los recibe.
Resultaría absurdo negar la prestación en especie a aquel alimentante que
recibe su sueldo en productos de primera necesidad, así como también
sería demasiado que el alimentante vaya, compre y entregue alimentos en
especie en razón de que esa actividad debe ser propia de quien lleva y
organiza las labores del hogar donde vive el alimentista, sin embargo cada
caso amerita un estudio y posición particular. En ambos casos, amerita que
se fije una pensión mixta.

8. MEDIDAS CAUTELARES

8.1. Prohibición de ausentarse

La ley N° 2927916 Incorpora un segundo párrafo al artículo 563 del


código procesal civil que establece para el demandado del proceso de
13
BORDA, Guillermo A. Ob. cit., p. 355.
14
MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, Nieves. Ob. cit., p. 517.
15
Ídem.
16
DOEP., 23/11/2008.
alimentos la prohibición de ausentarse. Según este artículo, el juez puede
prohibir al demandado ausentarse del país mientras no esté garantizado
debidamente el cumplimiento de asignación anticipada o la pensión
alimentaria. Con la nueva disposición se señala que dicha prohibición se
aplica independientemente del hecho que se haya venido cumpliendo con
la obligación alimentaria o la asignación anticipada, se precisa que el
cumplimiento previo no equivale a garantía de la obligación cuando el
obligado pretende salir del país.

La referida norma hace extensiva, de manera expresa, la medida del


impedimento de salida para los casos en las cuales la pensión alimentaria
ha sido establecida en virtud de una sentencia o acuerdo conciliatorio a fin
de garantizar su cumplimiento y no solo en los supuestos de asignación
anticipada.

Es así como se intenta evitar que el alimentante pueda evadir


fácilmente sus obligaciones alimentarias ausentándose del país sin dejar
previa garantía. Y es jurídicamente se permite que para asegurar el
cumplimiento de la obligación alimentaria puede exigirse la constitución de
garantías. (Por ejemplo: de naturaleza real, como la garantía, la hipoteca o
de naturaleza personal como la fianza)

8.2. Informe al Centro de Trabajo del Demandado 17

No es propiamente una medida cautelar, pero si un mecanismo para


determinar los ingresos del demandado.

La ley N °29279 modifica el artículo 564 del código procesal civil


que regula la facultad del juez de solicitar un informe al centro de
conciliación de trabajo del demandado.

Antes de su modificación, la norma señalaba que el informe solicitado


se limita a las remuneraciones.

Como sabemos, y de conformidad con nuestras normas laborales, la


remuneración es la contraprestación que percibe el trabajador por haber
puesto su capacidad de trabajo a disposición del empleador. En este

17
CANALES TORRES, Claudia. Ob. cit., pp. 37-39.
sentido, constituye remuneración el integro de lo que el trabajador percibe
por sus servicios, siempre que sean de su libre disposiciones 18. A su vez, la
ley de Productividad y Competitividad Laboral 19 nos precisa que no se
consideran remuneración los conceptos previstos en el artículo 19º20 y 20º21
del Texto Único Ordenado de la Ley de Compensación por tiempo de
servicio (Decreto Legislativo N° 650) aprobado por Decreto Supremo N°
001-97-TR22. La remuneración, como es de conocimiento, es un concepto
restringido y limitado.

Con esa modificación se agrega que el informe solicitado por el juez


debe referirse a las gratificaciones, vacaciones y cualquier suma de libre
disponibilidad que provenga de la relación laboral de este. Asimismo, y con
18
D.S. N° 003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral.
* Artículo 6.- Constituye remuneración para todo efecto legal el íntegro de lo que el trabajador recibe por sus
servicios, en dinero o en especie, cualquiera sea la forma o denominación que tenga, siempre que sean de su libre
disposición. Las sumas de dinero que se entreguen al trabajador directamente en calidad de alimentación principal,
como desayuno, almuerzo o refrigerio que lo sustituya o cena, tienen naturaleza remunerativa. No constituye
remuneración computable para efecto de cálculo de los aportes y contribuciones a la seguridad social así como para
ningún derecho o beneficio de naturaleza laboral el valor de las prestaciones alimentarias otorgadas bajo la
modalidad de suministro indirecto.
19
D.S. N° 003-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral. Publicado el
27/03/1997.
20
D.S. N° 001-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Compensación por Tiempo de Servicios.
Artículo 19.- No se consideran remuneraciones computables las siguientes:
a) Gratificaciones extraordinarias u otros pagos que perciba el trabajador ocasionalmente, a título de liberalidad del
empleador o que hayan sido materia de convención colectiva, o aceptadas en los procedimientos de conciliación o
mediación, o establecidas por resolución de la Autoridad Administrativa de Trabajo, o por laudo arbitral. Se incluye
en este concepto a la bonificación por cierre de pliego;
b) Cualquier forma de participación en las utilidades de la empresa;
c) El costo o valor de las condiciones de trabajo;
d) La canasta de Navidad o similares;
e) El valor del transporte, siempre que esté supeditado a la asistencia al centro de trabajo y que razonablemente
cubra el respectivo traslado. Se incluye en este concepto el monto fijo que el empleador otorgue por pacto
individual o convención colectiva, siempre que cumpla con los requisitos antes mencionados;
f) La asignación o bonificación por educación, siempre que sea por un monto razonable y se encuentre debidamente
sustentada;
g) Las asignaciones o bonificaciones por cumpleaños, matrimonio, nacimiento de hijos, fallecimiento y aquéllas de
semejante naturaleza. Igualmente, las asignaciones que se abonen con motivo de determinadas festividades
siempre que sean consecuencia de una negociación colectiva;
h) Los bienes que la empresa otorgue a sus trabajadores, de su propia producción, en cantidad razonable para su
consumo directo y de su familia;
i) Todos aquellos montos que se otorgan al trabajador para el cabal desempeño de su labor o con ocasión de sus
funciones, tales como movilidad, viáticos, gastos de representación, vestuario y en general todo lo que
razonablemente cumpla tal objeto y no constituya beneficio o ventaja patrimonial para el trabajador;
j) La alimentación proporcionada directamente por el empleador que tenga la calidad de condición de trabajo por
ser indispensable para la prestación de servicios, las prestaciones alimentarias otorgadas bajo la modalidad de
suministro indirecto de acuerdo a su ley correspondiente, o cuando se derive de mandato legal. (Inciso modificado
por el Artículo 13 de la Ley Nº 28051, del 02-08-2003)
21
D.S. N° 001-97-TR, Texto Único Ordenado de la Ley de Compensación por Tiempo de Servicios.
Artículo 20.- Tampoco se incluirá en la remuneración computable la alimentación proporcionada directamente por
el empleador que tenga la calidad de condición de trabajo por ser indispensable para la prestación de los servicios,
o cuando se derive de mandato legal.
22
Publicado el 01/03/1997.
el apoyo del principio de primacía de la realidad, se prevé el supuesto en
que el mandado se encuentra en una relación de locación de servicios u
otra relación no laboral que importe una retribución económica por los
servicios prestados por el demandado, por lo que esté obligado podría ser
un empleador, en una relación laboral o por ejemplo, un comitente en una
locación de servicios.

En una realidad social en nuestro medio que existen formas de


contratación como los servicios no personales o los llamados honorarios
profesionales que disfrazan relacione laborales. También se dan situaciones
en que las empresas pagan a sus trabajadores una parte por planilla formal
y otra parte por recibos por honorarios profesionales o recibos simples sin
valor legal. Esta realidad dificulta la labor del magistrado al momento de fijar
una justa pensión alimenticia, perjudicando a los alimentistas.

El documento solicitado por el juez deberá estar acompañado por la


copia de planilla de trabajadores y de los pagos aportes de la ONP y AFP,
según sea el caso.

Además, se incorpora un plazo de siete (7) días hábiles para que el


obligado a emitir el informe lo haga efectivo y lo presente, bajo
apercibimiento de denuncia por el delito previsto en el artículo 371 del
código Penal, esto es, el delito de negativa a colaborar con la
administración de justicia.

La información consignada debe ser correcta y exacta en el informe. El


juez en caso de que considere que ella ha sido falseada. Podrá disponer el
inicio de las acciones penales pertinentes.

Los magistrados que llevan adelante un juicio por alimento tendrán las
siguientes facultades:

1. Exigir a las empresas la información real sobre la remuneración,


vacaciones o gratificaciones que recibe un padre demandado, de
manera que este no podrá mentir sobre esos datos.
2. Ordenar la pericia en los libros contables de la empresa, con el fin
de determinar los ingresos reales, ya que se dan muchas
situaciones en las que se disfrazan y niegan los ingresos de los
obligados a dar alimentos, sean con conceptos que no figuran en
las planillas de trabajadores, ni en las boletas de pago.

Si el juez comprueba la falsedad del informe remitirá de oficio la


correspondiente copia certificada al Ministerio Publico para el ejercicio de la
acción penal que corresponda.

Mediante esta modificación se estaría buscando que los alimentos se


sustenten en el ingreso real del obligado y no solo se restrinja al estricto
concepto de remuneración. Ello coadyuva a salvaguardar los intereses de
los alrededores alimentarios. Estas disposiciones se constituyen en un
mecanismo necesario que para las pensiones alimenticias pueden sr
fijadas de acuerdo con la situación económica real del obligado, elemento
indispensable que junto con el estado de necesidad del alimentista son
pilares fundamentales para determinar las obligaciones alimentarias.

8.3. Medida Cautelar de la Asignación Anticipada de Alimentos

8.3.1. Generalidades

La asignación anticipada de alimentos pertenece a la tipología de


las medidas cautelares temporales sobre el fondo , la cual tiene carácter
excepcional y permite la anticipación total o parcial de la sentencia a
futura, satisfaciendo en forma integral lo que es materia de petitorio o
parte de aquello contenido en la misma pretensión. Los límites de esta
medida no se encuentran previstos en la ley, por lo que corresponderá a
la discrecionalidad y sobre todo al buen criterio del juez, fijarla en cada
caso específico m vinculado a ellos el principio de necesidad y el de la
tutela jurisdiccional efectiva.

Para entender este tipo de medidas debemos partir de la premisa


que las medidas cautelares y las medidas anticipatorias son institutos
jurídicos de distinta naturaleza, pero que responden a un mismo
propósito inherente a la jurisdicción asegurativa que permite, sea a
través de la medidas cautelares o a través de la satisfacción anticipativa
de la pretensión, garantizar a la postre de manera indirecta o directa la
efectividad de la sentencia.

Corresponde al juzgador determinar la concesión de la medida


teniendo en consideración el derecho que se reclama, con base en lo
cual podrá anticipar total o parcialmente los alcances de la tutela
jurisdiccional.

Se justifica la medida temporal sobre el fondo por el principio de


necesidad y se debe otorgar a partir de la constatación fehaciente que si
se espera la conclusión del proceso y la sentencia final, ello supondría
en la realidad denegación de justicia. El ejemplo más claro es el
otorgamiento a la demandante del derecho a obtener en forma
anticipada alimentos en tanto se sustenta el proceso principal.

Estas medidas están referidas a lo que el juez va a decidir en la


sentencia final, ya sea en su integridad o solo en aspectos sustanciales
de esta, teniendo en consideración la necesidad impostergable del que
solicita la medida y la firmeza del fundamento de la demanda y prueba
aportada. Esta medida se justifica por el principio de necesidad que
surge a partir de la constatación que si se espera la conclusión del
proceso y la sentencia final, ello importaría una denegación de justicia.

Esta medida tiene como finalidad satisfacer de manera anticipada


la pretensión principal y está condicionada necesariamente a resueltas
de la sentencia definitiva a dictarse en el momento final del proceso.

A su carácter provisorio, propio de toda medida cautelar, se suma


como nota singular el hecho de que, constituyendo tales medidas la
pretensión misma, su concesión y ejecución, pese a la referida
coincidencia, no significan el amparo definitivo de la demanda, según
sea el caso, sino la anticipación del fallo que ponga fin a la controversia.
Se extinguirá su naturaleza cautelar una vez resuelto el proceso
principal.

La medida temporal sobre el fondo equivalente a un adelanto


cautelar del contenido mismo de la sentencia (ya sea en su integridad o
solo en aspectos sustanciales de esta). Se trata de una medida
preventiva material, cuya consecuencia es la obtención concreta y real
para el beneficiario de los mismos resultados que se debería haber
guardado para el caso de serle amparada su pretensión.

8.3.2. De la Asignación Alimenticia Provisional

Iniciando un proceso de alimentos el demandante puede, si


acredita con determinado grado de certeza su derecho, solicitar una
asignación alimenticia provisional 23, la que supone fijar en un proceso
una pensión alimenticia provisional, mientras se determina o fija la
pensión definitiva, con la finalidad de garantizar los alimentos de los
dependientes del demandado24.

a) Primera modificación:

La ley N° 29279 ha modificado el artículo 675 del código


procesal civil referido a la medida cautelar de la asignación
anticipada de alimentos, incrementar la legitimación para la
realización de esta solicitud, antes de su modificación la norma
legitimaba al cónyuge y a los hijos menores de edad con indubitable
relación familiar para que soliciten dicha asignación anticipada,
ahorra se extiende la legitimación a los ascendiente del acreedor
alimentario y los hijos mayores de edad y se enmarcan en los
supuestos de los artículos 424. 473, 483 del código, esto, es. Hijos
mayores de edad que estén siguiendo con éxito sus estudios de una
profesión u oficio o cuando se encuentren en actitud de atender a su
subsistencia por causa de incapacidad física o mental debidamente
comprobadas.

Se permite eliminar cierta distinción que el articulo 675 realizaba


respecto a los hijos y el consecuente riesgo de vulneración al
principio de igualdad , en la medida en que se toma en consideración
el estado de discapacidad por un lado y la imposibilidad real de los

23
MONROY GÁLVEZ, Juan. Temas de Proceso Civil. Editorial Studium, Lima, 1987, p. 59.
24
CANALES TORRES, Claudia. “La asignación anticipada de alimentos e impedimento de salida del país a propósito de una
sentencia del Tribunal Constitucional”. En: Dialogo con la Jurisprudencia, N° 126. Gaceta Jurídica S.A., Lima, marzo 2009, p.
149. Ob. cit., pp. 37-39.
hijos mayores de solventar sus estudios , los que necesitan apoyo
económico de sus progenitores para poder subsistir y no puedan
esperar la culminación del proceso de alimentos para que se les
asigne un monto dinerario, porque a demora judicial puede dar lugar
a perjuicios irreparables.

Todo ello sin perjuicio de que al fijarse la asignación anticipada de


alimentos cuando todavía no se han probado acabadamente los
ingresos del alimentante y las necesidades del alimentista,
consideramos que la cuota debe ser tan moderna como las
circunstancias lo aconsejan.

b) Segunda modificación :
La ley N° 2980325 ley que modifica los artículos 608 y 675 del
código procesal civil incorporando el otorgamiento de medida de
asignación anticipada de oficio para los hijos menores de edad con
indubitable vínculo familiar con el demandado.

c) Modificación del artículo 608 del código procesal civil:


Se modifican el artículo 608 del código procesal civil a fin
adecuado a la modificación introducida respecto de la facultad
concedida al juez respecto del otorgamiento de oficio de asignación
anticipada de alimentos. En tal sentido, se establece que el juez
puede, a pedido de parte, dictar medida cautelar antes de iniciado el
proceso o dentro de este, salvo disposición distinta establecida en el
código procesal civil, como es el caso de la facultad concedida por la
nueva ley al juez de tal forma que sistemáticamente, esta norma
procesal guarda coherencia con la modificación introducida en el
marco de la asignación anticipada de alimentos.

d) Modificación del artículo 675 del código procesal civil:


El artículo 675 del código procesal civil regula la asignación
anticipada de alimentos. Como se vio entes en virtud de la ley

25
DOEP., 06/11/2011.
N°29279 se incrementó la legitimación para la realización de esta
medida cautelar.

A partir de la ley N° 29803, en su artículo único, respecto de


aquellos hijos menores con indubitable relación familiar, se incorpora
la imposición al juez del deber de otorgar medida de asignación
anticipada de alimentos, de no haber sido requerida dentro de los tres
(3) días de notificada la resolución que admite a trámite de demanda,
El plazo consagrado en la ley se entiende que es prudencial. No se
restringe el derecho de otorgamiento de alimentos de carácter
provisional a favor de los hijos menores con indubitable relación
familiar, únicamente cuando es requerido al juez a pedido de parte.

9. REGISTRO DE DEUDORES ALIMENTARIOS MOROSOS

Por ley N° 2897026 ley que crea el Registro De Deudores Alimentarios


Morosos-REDAM, mediante la cual se establece la inscripción de aquellas
personas que adeudan tres cuotas, sucesivas o no, de sus obligaciones
alimentarias es establecida en sentencias consentidas o ejecutoriadas o
acuerdos conciliatorios con calidad de cosa juzgada o de aquellas con que no
cumplan en pagar la pensión de devengados durante el proceso judicial de
alimentos si no las cancelan en un periodo de tres meses desde que son
exigibles.

Las omisiones de pensión de alimentos motivo la creación de registro de


deudores alimentarios morosos que finalmente ha efectivizado que el poder
judicial publicado on line no solo muestre los nombres de los deudores de
alimentos, sino también sus fotografías y demás datos para mayor
conocimiento de la población. Quien es capaz de deber alimento es capaz de
todo, tengan cuidado con él, amerita ser la consigna indirecta de este registro,
lo cual tiene ventajas ya que no solo funciona, como una pena infamante, sino
que permite conocer la realidad en el cumplimiento de sus obligaciones
naturales27.
26
DOEP., 27/01/2007.
27
VARSI ROSPIGLIOSI, Enrique. “Deudores extremos: El registro de deudores alimentarios”. En: La Ley, Publicación
mensual de Gaceta Jurídica año 1, N° 2, enero 2008, p. 9. También con la colaboración de Claudia Canales Torres
“Devedores ao Extremo: o Registro de Deudores Alimentarios Morosos – REDAM (Registro de Devedores de
Alimentos Inadimplentes)”. En: Revista Brasileira de Direito das familias e sucessoes N° 16, Jun-Jul 2010, pp. 82 a
92.
La inscripción se realiza por mandato judicial a solicitud del alimentista o su
representante. No cualquiera puede hacerlo, lo que resulta lógico y ahí se debe
incidir a fin de evitar registros dolosos por personas sin legitimidad. Lo no
contemplado, el vacío, son los deudores de asignación anticipada que se
presenta respecto de pensiones fijadas en el curso del proceso. Es una omisión
de la ley que debe ser prevista o solucionada como una inscripción provisional.
Queda esperar que este registro prevenga las deudas alimentarias. Por lo
pronto es claro su objetivo de respetar el derecho a una vida digna y optimizar
el cumplimiento del deber alimentario en forma efectiva.

CONCLUSIONES
Se concluyó que “alimentar” a las proles, va más allá de la simple
proporción de medios burdos para su subsistencia; se trata igualmente de
alimentarlos “espiritualmente” porque las personas no somos sólo cuerpo, sino
también alma: aquí radican nuestros sentimientos, anhelos, emociones, nuestra
psiquis, nuestra inteligencia, nuestra libertad, nuestra voluntad, etc. que
requieren ser alimentados y fortalecidos a través del ejemplo de nuestros
padres y de la armonía y del amor que nos transmiten. De ahí la necesidad de
conformar matrimonios sólidos y duraderos que sirvan de cimiento a la familia.
Pero puede suceder que esa convivencia matrimonial fracase. No por eso
tienen los hijos que verse privados de ese alimento espiritual y material de sus
padres, puesto que ellos pueden seguírselos dando con responsabilidad y
generosidad.

Ser padres no consiste sólo en procrear hijos sino especialmente en


educarlos, amarlos, procurarles todos los medios necesarios para que crezcan,
maduren y vivan en un ambiente propicio y adecuado para su correcto
desarrollo como personas. Educar hijos felices requiere de los padres
un “saber ser” y un “saber estar” para realizar esta maravillosa tarea, teniendo
claro un objetivo y un plan concreto de “acción conjunta” para inculcarles
valores, enseñarles virtudes y corregirles cuando sea necesario. Es
imprescindible brindarles  también un hogar  armonioso donde cobijarse y
refugiarse bajo el cariño y la protección de sus padres.

BIBLIOGRAFIA
HINOSTROZA MINGUEZ, ALBERTO LIBRO DERECHO PROCESAL
CIVIL, PROCESOS SUMARÍSIMOS, TOMO IX EDICIÓN 2011
HINOSTROZA MINGUEZ, ALBERTO, COMENTARIOS AL CODIGO
PROCESAL CIVIL, ANÁLISIS ARTÍCULO POR ARTÍCULO. SEGUNDA
EDICIÓN. 2006.
VARSI ROSPIGLIOSI, ENRIQUE. TRATADO DE DERECHO DE
FAMILIA.
HINOSTROZA MINGUEZ, ALBERTO. GUÍA ACTUALIZA DE
CASACIONES, PERIODO 2006-2008.
RIOJA BERMUDEZ, ALEXANDER. DERECHO PROCESAL CIVIL,
TEORÍA GENERAL, DOCTRINA, JURISPRUDENCIA EDICIÓN:
OCTUBRE DE 2014
DIALOGO CON LA JURISPRUDENCIA, CLAUDIA CANALES
TORRES. GACETA JURÍDICA- CRITERIOS EN LA DETERMINACIÓN
DE LA PENSIÓN DE ALIMENTOS.