Está en la página 1de 6

6 Análisis de La corrupción política y administrativa.

La corrupción, bien lo sabemos, supone un atentado grave a la misma esencia del servicio
público en la medida que supone que el funcionario o político deliberadamente traiciona el
sentido de la gestión de los intereses colectivos actuando en contra del bien común,
conculcando el interés general que debe servir objetivamente. En estos casos se produce,
por tanto, una conversión del interés general en interés personal. Esa es su malicia y su
peligro.[ CITATION Jai13 \l 9226 ]
Fue una herencia histórica del Estado colonial, de sus modos y procedimientos,
profundamente arraigado en la sociedad, la cual, en su aspecto básico, no experimentó
cambios significativos con la independencia. El contrabando y otros delitos contra la
administración, por lo general se realizaban en colaboración con empleados públicos.
Existía en el funcionario un espíritu de complacencia favorable al delito [ CITATION Edg \l
9226 ]

INEFICIENCIA
“Esta es, probablemente, la causa más importante de la corrupción. La ineficiencia reduce
la calidad del servicio que las entidades prestan al público y, por consiguiente, crea
estímulos tanto para que cliente ofrezca dinero a cambio de la obtención del servicio como
para que el funcionario se involucre en este tipo de transacciones. La ineficiencia está
asociada a la carencia o el pobre funcionamiento de los sistemas de planeación y control, lo
que hace difícil diferenciar los efectos de las acciones corruptas, establecer las
responsabilidades y aplicar los castigos.
MALA CALIDAD DEL CONTROL
De acuerdo con lo visto anteriormente, la corrupción aumenta cuanto menores sean tanto la
probabilidad de que el agente corrupto sea descubierto, como la fuerza del castigo cuando
se aplica. En ambos casos la evaluación de la situación colombiana es poco favorable.
Los mecanismos de control de los resultados dc la gestión pública en Colombia son de baja
calidad, tanto en lo que se refiere al control puramente administrativo e interno de las
instituciones, como al castigo penal a cargo de agentes externos (por ejemplo, el sistema
judicial).
DISCRECIONALIDAD
Los temas de la operación de los mecanismos de control en Colombia y la discrecionalidad
de los funcionarios públicos en el cumplimiento de sus funciones están estrechamente
ligados.
Como se mencionó, los sistemas de control se basaron en el pasado en el principio del
control previo (la expedición de la Constitución de 1991 podría ser señalada como el
momento del cambio hacia un nuevo esquema de control posterior). En los hechos, el
control previo terminó por convertirse en una talanquera para la eficacia de la
administración y en una fuente de corrupción.
MONOPOLIOS DEL ESTADO
El Estado opera como proveedor monopólico de muchos de los servicios que presta en la
sociedad colombiana. Estos monopolios permiten que existan entidades que funcionan
durante largos períodos con bajos grados de eficiencia v elevados índices de corrupción, sin
que el público pueda rechazarlas absteniéndose de comprar sus servicios. Se debe destacar
que la existencia de monopolio, público o privado, se presta para la ocurrencia de
corrupción. A la inversa, la introducción de competencia en la prestación de servicios, a
través de unidades públicas o privadas, diluye las posibilidades de corrupción.
SANCION SOCIAL SOBRE LOS CORRUPTOS
El rápido desarrollo de la sociedad colombiana en las últimas décadas y la sucesión de
“bonanzas” económicas de diferente origen le han dado un lugar de privilegio en la escala
social de valores al enriquecimiento lícito y también al ilícito. La tenencia de dinero genera
aprecio social, y su carencia lleva a la situación contraria. El atractivo del dinero es
suficientemente grande como para que se olviden los reparos respecto de la forma como
éste es obtenido; desde el punto de vista de la actividad social de una persona, en Colombia
probablemente causa una sanción social mayor no tener dinero que haberlo obtenido a
través de la corrupción.

 LAS SOCIEDADES VEN LA CORRUPCIÓN COMO PARTE DE SU CULTURA.


En muchos países la corrupción se asume como parte de la vida diaria y del desarrollo
normal de las instituciones y empresas, produciéndose una amplia tolerancia social hacia
una cultura de la ilegalidad generalizada o reducida a grupos sociales que consideran que
“la ley no cuenta para ellos”; creencia, que termina formando parte de la cultura de un país
u organización en la que se resta importancia al fenómeno.”[ CITATION mar16 \l 9226 ]

LA CIUDADANIA Y LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION


Esta se ha limitado a unas pocas experiencias con pobres resultados. La ciudadanía no ha
encontrado vínculos efectivos para presionar por una solución efectiva al problema de la
corrupción. Esto se debe en buena parte a que su posición respecto del tema es ambigua,
pues los actos corruptos existen precisamente porque hay agentes privados dispuestos a
involucrarse en ellos.
Aparte de esto, existe una percepción extendida en cuanto a la inutilidad de la acción de los
ciudadanos sobre este problema. Los grupos más afectados por la corrupción (los
consumidores y usuarios de bienes y servicios producidos por el Estado) no se han
organizado de modo que su intervención constituya una presión efectiva sobre los
funcionarios públicos”.[ CITATION Fer \l 9226 ]

INSTITUCIONES PARA LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN


Procuraduría general de la nación
Contraloría general de la republica
Fiscalía general de la nación
Auditoría general de la republica
Corte suprema de justicia
Defensoría del pueblo
Secretaria de transparencia
Ministerio de justicia y del derecho

7 análisis de la participación de los sectores I, II, II dentro del PIB en el siglo XXI
los expertos coinciden en que al comienzo del siglo XXI la economía colombiana hizo un
despliegue de potencia que le ha permitido sortear con éxito las crisis internacionales, al
tiempo que ha conseguido mejorar los indicadores sociales y empezar a ponerse al día en
varios frentes que reclamaban atención con urgencia.
“Al margen de los resultados de crecimiento, lo más relevante de la economía colombiana
de este siglo ha sido el cambio en la política fiscal, la flexibilidad de la tasa de cambio y la
independencia del Emisor”, así lo resume el gerente de Investigaciones Económicas del
Banco de Bogotá, Camilo Pérez. Estos 15 años han sido favorables para el país, con un
crecimiento cercano al 4,4 por ciento en promedio, por encima del promedio histórico.
Otro de los temas a mostrar es el comportamiento del empleo, pues la tasa de desocupación
ha venido reduciéndose de manera constante, y ello le permite mejor margen de maniobra
al país en épocas de crisis como la que hoy se vive en todos los mercados.
El recorrido del PIB de Colombia en los más recientes 15 años fue extraordinario”, señala
el economista de BBVA Research Mauricio Hernández. El experto explica que entre el año
2000 y 2015 el PIB de Colombia creció a un ritmo anual promedio de 4,3%. Esto es
superior, por ejemplo, a los 15 años previos, entre 1985 y 1999, cuando la economía creció
a una tasa de 3,3% anualmente. Además, contribuyó a la rápida reducción de la tasa de
pobreza: al inicio de la década cuatro de cada siete colombianos eran pobres. Ahora, son
dos de cada siete”.
Como consecuencia, la capacidad de crecimiento de la economía, o lo que llamamos los
economistas el PIB potencial, aumentó gracias al gasto en maquinaria, vías y edificios.
[ CITATION por \l 9226 ]

[ CITATION DAN \l 9226 ]

8 análisis del coeficiente de Gini de la economía colombiana


Uno de los objetivos de los impuestos, además de cubrir gastos de funcionamiento y deuda
pública, entre otras cosas, es enfocarse en la eficiencia del uso de los recursos para mejorar
la distribución del ingreso. La principal medida para medir la distribución del ingreso para
datos ordenados es el coeficiente de Gini que, si es cercano a 1 es muy mala distribución y
cercano a 0 es muy buena distribución del ingreso.
Si se quiere que en Colombia el manejo del presupuesto nacional disminuyan las
desigualdades, pues hay que cobrarle a los que tienen y devolverle a los que no.[ CITATION
Ale19 \l 9226 ]
[ CITATION Cec19 \l 9226 ]

“Colombia es el país de las desigualdades y no lo decimos a humo de paja, pues según la


Ocde Colombia hoy por hoy es el país más desigual de Suramérica, el segundo en
Latinoamérica después de Haití y el cuarto en el mundo (¡!). El coeficiente Gini (un número
entre cero y uno, siendo uno concentración absoluta) que venía bajando lentamente desde
0,56 en el 2010 al 0,508 en 2017, lejos aún del nivel promedio observado en Latinoamérica
(0,48), en 2018 subió a 0,517; uno de los peores registros de toda Latinoamérica. Y la
explicación no es otra que una caída en los ingresos de los hogares más pobres en contraste
con el aumento en los hogares de mayores ingresos. En este aspecto se presentan también
grandes desequilibrios entre unos departamentos y otros, en donde varios de ellos se alejan
del promedio nacional, es el caso del Chocó y La Guajira que registran coeficientes Gini
aún más alarmantes, de 0,579 y 0,552, respectivamente.”[ CITATION Amy19 \l 9226 ]
REFERENCIAS
Barría, C. (25 de noviembre de 2019). BBC News Mundo. Obtenido de
https://www.bbc.com/mundo/noticias-50255301

DANE. (s.f.). Obtenido de


https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/pib/bol_PIB_Itrim19_produccio
n.pdf

Edgar Enrique Martínez Cárdenas, j. M. (s.f.). la corrupcion . Obtenido de


file:///C:/Users/napu_/Downloads/7361-Texto%20del%20art%C3%ADculo-34222-1-10-
20140904.pdf

guillen, m. (17 de agosto de 2016). Obtenido de http://www.garberipenal.com/corrupcion-causas/

M, A. D. (1 de agosto de 2019). la republica . Obtenido de


https://www.larepublica.co/analisis/amylkar-d-acosta-m-557896/la-pobreza-y-la-
desigualdad-2892644

portafolio . (s.f.). Obtenido de https://www.portafolio.co/economia/finanzas/tres-lustros-pais-


duplico-pib-per-capita-29086

Rodríguez-Arana1, J. (10 de noviembre de 2013). Obtenido de


https://webantigua.transparencia.org.es/publicaciones_sobre_corrupcion/articulos/jaime
_rodriguez-arana.pdf

Ulloa, F. C. (s.f.). revista semana . Obtenido de https://www.semana.com/nacion/articulo/las-


causas-de-la-corrupcion/23515-3

Vigoya, A. R. (6 de diciembre de 2019). la republica . Obtenido de


https://www.larepublica.co/analisis/alejandro-ramirez-vigoya-2532017/gini-e-impuestos-
2941326

También podría gustarte