Está en la página 1de 2

TAREA DEL TEMA 4: EL DOCENTE Y LA ESCUELA

NOMBRE: Alexis Marlene Plaza Merchán FECHA: 05/07/2020


LA ESCUELA DE MI SUEÑO
La escuela de mi sueño tiene que ser con una educación participativa en todos los
aspectos y ámbitos; tanto en aprendizaje, en convivencia escolar, comunitaria, padres
de familia, docentes sin salirnos del eje principal que es el respeto unos a los otros,
que la opinión de todos sea significativa sin importar la edad, ni el cargo.

El modelo de la escuela que deseo, debe tener oportunidades para todos los alumnos
del país, que, sin importar las condiciones sociales, culturales puedan participar de
manera democrática, equitativa donde las propuestas de los alumnos tengan
relevancia, donde su voz e ideas sean priorizadas, en la cual ellos sientan placer en
acudir. Donde todos los que formamos la escuela nos integremos como una gran
familia, donde la importancia de llamar por el nombre a un alumno, a un padre o a un
docente permita relacionarnos de manera significativa e incluso con cierto afecto.

Sueño con una escuela donde el dialogo, el respeto y la confianza sean el eje
primordial, donde no se denigre los errores, que podamos convivir sin prejuicios de
ninguna índole ya sea social, religioso, cultural, etc. En la cual la equivocación de
alguna actividad no se estigmatice como una falla para toda la vida, más bien sea el
punto de partida para la creación de algo nuevo, algo importante.

Yo quiero una escuela donde podamos ofrecer un abanico de oportunidades para


poder explotar los talentos de cada alumno.

Una escuela donde el aprendizaje sea un motivo de diversión, mas no de obligación


que le demos sentido a lo que aprendemos, que la enseñanza no sea de manera
conductista, que cada alumno como individuo exprese su opinión en cualquier tema o
actividad, que hagamos. Que la escuela sea como estar en una familia amorosa, que
entre todos cooperamos, que todo proceso educativo tenga un significado para la vida
del alumno.

Yo quiero una escuela donde los directivos, docentes, personal de apoyo y todos los
que integren las dignidades correspondientes a la institución, remen para la misma
dirección, donde lo principal sea el educando, estableciendo prioridades según la
necesidad de cada alumno.

Una escuela donde no haya egoísmo, celos entre maestros, directivos y demás
integrantes, donde entre todos nos demos la mano, que todos cooperemos para sacar
a flote la educación que se imparte a los alumnos, que se genere un clima apto para
trabajar en equipo.

También podría gustarte