Está en la página 1de 2

La cría de codornices viene ganando cada vez más adeptos en las

últimas décadas. Son animales inteligentes y sociables, pero


requieren mucha atención a su higiene y nutrición. Conocer sus
sonidos y los cuidados específicos que requieren dichas aves, es
fundamental para preservar la salud de tus mascotas y del hogar.

Características de la especie
El término “codorniz” denomina popularmente a la menor especie
de ave gallinácea de la familia Phasianidae  que habita Europa. Su
cuerpo es pequeño y redondeado, pero con largas alas, brindándoles
la capacidad de volar largas distancias. Una anatomía ideal para un
ave nómada que migra entre los 5 continentes, principalmente entre
África y Eurasia.
Otra característica importante es la coloración de su plumaje. Los
tonos pardos, marrones y negros permiten un camuflaje casi perfecto
con el suelo y los troncos de los árboles. Eso confunde a sus
depredadores y ayuda a proteger su especie.

Diferencias entre machos y hembras


Machos y hembras son muy parecidos. Sin embargo, los machos
destacan por poseer una pequeña mancha negra (parecida a un ancla)
en su garganta, al principio del pico.

Fuente:
Luis Miguel Bugallo Sánchez
Las hembras también suelen ser un poco más grandes: mientras
un macho de codorniz puede tener de 70 a 100 gr, una hembra
acostumbra a alcanzar entre 85 y 135 g