Está en la página 1de 3

El libro “Metodología de la Investigación” de Sampieri, presenta en forma por

demás descriptiva procedimientos básicos para la elaboración de trabajos de


investigación, ya sean estos cualitativos o cuantitativos. A continuación se
describen en detalle los capítulos 2 y 3 de este texto

Capítulo 1: La idea

La idea es el inicio de un trabajo de investigación. Es lo que nos permite


visualizar aquello que queremos indagar, materializar o lograr. Las ideas
pueden ser espontáneas o surgir como resultado de hacer conexiones con
otras vivencias cotidianas de nuestra práctica profesional diaria. En muchas
ocasiones las ideas están latentes en nuestro cerebro y se materializan cuando
escuchamos un comentario, vemos una película o inclusive cuando soñamos
estando dormidos. Ninguna idea por vaga que ésta sea debe subestimarse, ya
que puede convertirse en un trabajo de investigación por demás gratificante.

Para dar forma a una idea, es necesario informarse acerca del tema, cuanto
mejor se conozca el tema, el proceso de afinar la idea será más eficiente y
rápido. Algunos criterios que investigadores con experiencia han
recomendado para generar ideas productivas incluyen lo siguiente:

1. La idea debe resultar atractiva, ya que las buenas ideas alientan,


motivan y excitan al investigador.
2. Las buenas ideas no tienen que ser nuevas pero si novedosas.
Especialmente para el contexto o cultura donde se desarrollen y
apliquen.
3. Deben servir para resolver problemas o elaborar teorías.

Capítulo 2: Planteamineto del problema


En el planteamiento de problemas de investigación científica tres elementos
son fundamentales: objetivos de investigación, preguntas de investigación y
justificación de la investigación.

Objetivo de investigación.

Los objetivos se deben expresar con claridad para evitar posibles


desviaciones en el proceso de investigación y deben ser susceptibles de
alcanzarse (Rojas, 1981); son las guías del estudio y durante todo el
desarrollo del mismo deben tenerse presentes”.

Preguntas de investigación.

Las preguntas generales se deben aclarar y delimitarse para esbozar el


área y sugerir actividades pertinentes para la investigación (Ferman y
Levin, 1979).

Plantear el problema de investigación en forma de preguntas tiene la


ventaja de presentarlo de manera directa, minimizando la distorsión
(Christensen, 1980).

Justificación de la investigación.

Es necesario justificar el por qué se va a realizar la investigación, que no solo


se realice por capricho del investigador o porque en cierto momento le pareció
atractiva, por el contrario, la o las razones para investigar deben de ser
ser fuertes y estar fundamentadas para justificar no sólo con la persona que
la realiza sino con todos aquellos que así lo requieran (amigos, familia,
profesores, colegas).

Criterios para evaluar el valor potencial de una investigación


Una investigación puede ser de gran valor para un investigador. Sin embargo,
para otros investigadores puede resultar no relevante. Por esto es conveniente
evaluar el valor potencial de una investigación. Los criterios para ello son:

1. Conveniencia.
2. Relevancia Social.
3. Implicaciones Prácticas.
4. Valor Teórico.
5. Utilidad Metodológica.

Viabilidad o factibilidad de la investigación

Finalmente deben tomarse en cuenta los recursos financieros, humanos y


materiales que determinan en última instancia los alcances de la investgación.
Es decir debemos preguntarnos realísticamente:

¿Puede llevarse a cabo esta investigación?


¿Cuanto tiempo tomará realizarla?

Estos cuestionamientos son importantes cuando los recursos son limitados


para efectuar la investigación.

También podría gustarte