Está en la página 1de 4

DESCRIPCIÓN

El Symtom Check List fue diseñado en la Facultad de Medicina de la


Universidad Johns Hopkins de Baltimore con la finalidad de disponer de un
cuestionario para la autoevaluación de un amplio rango de problemas
psicopatológicos que pudiera ser utilizado tanto en pacientes médicos,
psiquiátricos o en población general y tanto como método de screening como
para valoración de cambios sintomáticos inducidos por el tratamiento. El
instrumento original constaba de 51 items y era conocido como Hopkins Symtom
Check List (HSCL). Derogatis et al. 1 desarrollaron en 1973 una versión de 90
items (SCL-90), a la que en 1977 le cambiaron 2 items y le modificaron
ligeramente otros 7, así nació el SCL-90-R, formato que acabó imponiéndose
sobre los demás y que es el presentado aquí.

En nuestro país, se hizo una adaptación al castellano del SCL-90 por parte
de J. Guimón et al.2 que se presentó en el XV Congreso de la Sociedad Española
de Psiquiatría celebrado en Jaca (Huesca) en 1.983. En 1.989, el grupo de
trabajo dirigido por J.L. González de Rivera adaptó la versión española del SCL-
90-R. Aunque ha sido publicado un análisis factorial de ésta3, no hemos
encontrado datos referentes a la fiabilidad y validez de la misma.

El SCL-90-R es un cuestionario multidimensional autoadministrado. El


paciente tiene que seleccionar mediante una escala tipo Likert de cinco grados,
hasta que punto se ha sentido molesto, durante los últimos siete días, por una
serie de 90 problemas (0 no la ha molestado en absoluto y 4 le ha molestado de
manera extrema). El cuestionario explora 9 dimensiones o perfiles
psicopatológicos: Somatización, Obsesión-Compulsión, Sensibilidad Interper
sonal, Depresión, Ansiedad, Ira-Hostilidad, Ansiedad Fóbica, Ideación Para-
noide y Psicoticismo.

INTERPRETACIÓN

Se trata de un cuestionario sencillo y fácil de aplicar. Puede ser de utilidad


en atención primaria como medida de la gravedad sintomática o como elemento
de screening, aunque en este caso el GHQ es más breve y tiene puntos de corte
bien definidos. Es más interesante todavía como medida multidimensional de
psicopatología, sobre todo si uno está interesado en los trastornos de depresión
y ansiedad, en este apartado es superior al GHQ-28.

La corrección del SCL-90-R ofrece tres niveles de información: global,


dimensional y de síntomas discretos.
-GLOBAL, proporciona 3 índices:
-GSI (Índice Global de Gravedad) que hace referencia a la intensidad
media del conjunto de los 90 items.
-PST (Total de Síntomas Positivos), hace referencia al número medio de
síntomas experimentados por cada paciente.
-PSDI (Índice de Distrés de Síntomas Positivos), hace referencia a la
intensidad media de los síntomas positivos.
-DIMENSIONAL, proporciona 9 índices uno por cada dimensión
sintomática.
-SÍNTOMAS DISCRETOS, hace referencia a la intensidad media obtenida
en una serie de items que hacen referencia a trastornos del sueño, del
comportamiento alimentario, etc.

De las Cuevas et al.,4 administrando el cuestionario a 167 pacientes


ambulatorios de las consultas externas del Departamento de Psiquiatría del
Hospital Universitario de Canarias, obtuvieron los siguientes resultados: El índice
PST, fue de 59.3 (± 16.8); el índice PSDI fue de 2.44 (± 0.64); el índice global
de gravedad GSI registró un valor de 1.66 (± 0.73); la dimensión sintomática que
registró una mayor puntuación fue la depresión 2.02 (± 0.86), seguido de la
ansiedad 1.84 (± 0.93), obsesión-compulsión 1.77 (± 0.91) y somatización 1.72
(± 0.89). Al comparar los resultados con las diferentes categorías diagnósticas
del ICD-10, los autores ponen de manifiesto que los pacientes pertenecientes a
la categoría F2 (esquizofrenia, estados esquizotípicos y trastornos delirantes)
obtienen las máximas puntuaciones en 5 de las 9 dimensiones sintomáticas del
SCL-90-R (psicoticismo, ideación paranoide, ansiedad fóbica, sensibilidad
interpersonal y obsesión compulsión); los pacientes de la categoría F3
(trastornos afectivos, del ánimo, del humor), obtienen las máximas puntuaciones
en 3 de las dimensiones sintomáticas del SCL-90-R (depresión, ansiedad y
somatización).

El mismo grupo de trabajo anterior, aplicando el cuestionario a 570


ciudadanos de la población general de Tenerife obtuvieron un índice GSI de 0.45
(± 0.33).5

Aunque se ha utilizado en diferentes estudios clínicos en nuestro país,6-11


es necesaria la validación de la versión española y más estudios sobre la misma.
Como instrumento autoadministrado puede ser difícil de aplicar en pacientes con
bajo nivel cultural. Para algunos autores,3 este instrumento ofrecería más una
medida de disconfort general que un perfil psicopatológico determinado, aunque
otros estudios12-13 han demostrado la validez de los índices dimensionales de
ansiedad y depresión.

PROPIEDADES PSICOMÉTRICAS

Aunque no disponemos de datos referidos a la versión española del SCL-


90-R, si existen de una reciente validación germana14, realizada en una muestra
de pacientes ambulatorios de una clínica psicosomática y en un grupo control
sano.

Fiabilidad:
La consistencia interna de las 9 subescala fue buena, oscilando la α de
Cronbach de 0.78 a 0.90

Validez:
En cuanto a validez predictiva, para un punto de corte de 0.5 en el GSI,
ofrece una sensibilidad del 0.83, especificidad del 0.80, VPP 0.91 y VPN 0.66.
Para una muestra de pacientes que acuden a las consultas de atención primaria,
con el mismo punto de corte, la sensibilidad es del 0.64, la especificidad del 0.74,
VPP 0.58 y VPN 0.77. En el mismo trabajo, se confirma, mediante análisis ROC,
la adecuada validez de los índices dimensionales de ansiedad y depresión.

También se demuestra en el mismo trabajo la adecuada validez


discriminativa, la validez concurrente con el IIP-C y el GHQ-12.

BIBLIOGRAFÍA

Original:

Derogatis LR. SCL-90-R, administration, scoring and procedures manual for the
R(evised) version. Baltimore. Johns Hopkins University, School of Medicine 1977.

Adaptación española:

González de Rivera JL, Derogatis LR, De las Cuevas C, Gracia Marco R,


Rodríguez Pulido F, Henry Benítez M, Monterrey AL. The spanish version of the
SCL-90-R. Normative data in the general population. Towson. Clinical
Psychometric Research 1989.

Documentación:

Derogatis LR. SCL-90-R, administration, scoring and procedures manual for the
R(evised) version. Baltimore. Johns Hopkins University, School of Medicine 1977.

González de Rivera JL, Derogatis LR, De las Cuevas C, Gracia Marco R,


Rodríguez Pulido F, Henry Benítez M, Monterrey AL. The spanish version of the
SCL-90-R. Normative data in the general population. Towson. Clinical
Psychometric Research 1989.

Rush AJ, Pincus HA, First MB, Blacker D, Endicott J, Keith SJ, Phillips KA, Ryan
ND, Smith GR, Tsuang MT, Widiger JA, Zarin DA (Task Force for the Handbook
Psychiatric Measures). Handbook of Psychiatric Measures. Washington DC,
American Psychiatric Association, 2000.

Adicional:

1.- Derogatis LR, Lipman, RS, Covi L. SCL-90: An outpatient psychiatric rating
scale preliminary report. Psychopharmacology Bulletin 1973;9:13-28.

2.- Guimón J, Ozamiz A, Yllá L. Adaptación española del SCL-90 de Lipman y


Derogatis. Actas del XV Congreso de la Sociedad Española de Psiquiatría. Tomo
I. Jaca. Edita la Universidad de Zaragoza, Cátedra de Psiquiatría,1983.

3.- De las Cuevas Castresana C, González de Rivera JL, Henry Benítez M,


Monterey AL, Rodríguez-Pulido F, Gracia Marco R. Análisis factorial de la versión
española del SCL-90-R en la población general. Anales de Psiquiatría
1991;7(3):27-30.
4.- De las Cuevas Castresana C, González de Rivera JL, Henry Benítez M,
Gracia Marco R. Perfil sintomático y diagnóstico en pacientes psiquiátricos
ambulatorios. Psiquis 1991;12:19-29.

5.- González de Rivera JL, De las Cuevas Castresana C, Gracia Marco R,


Monterrey AL, Rodriguez Pulido F, Henry Benítez M. Morbilidad psiquiátrica
menor en la población general de Tenerife. Psiquis 1.990;11:11-22.

6.- Hernández L, Romero M, González de Rivera JL, Rodríguez-Abuín MJ.


Dimensiones de estrés laboral: relaciones con psicopatología, reactividad al
estrés y algunas variables orgánicas. Psiquis 1997;18(3):115-120.

7.- Cervera G, Valderrama JC, Bolinches F, Salazar A, Martínez J. Variables


relacionadas con las conductas de riesgo para la transmisión del VIH en
pacientes drogodependientes. Actas Luso-Esp Neurol Psiquiatr 1998;26(3):155-
164.

8.- Vaz FJ, Peñas EM. Personalidad límite y bulimia nerviosa: un estudio clínico.
Rev Psiquiatría Fac Med Barna 1998;25(1):10-18.

9.-Vizán Ferrero R, Henry Benítez MS, Gracia Marco R. Factores de estrés y


psicopatología en parasuicidas. Anales de Psiquiatría 1998:14(9):384-388

10.- González de Rivera JL, De la Hoz JL, Rodríguez-Abuín M, Monterrey AL.


Disfunción temporo-mandibular y psicopatología: un estudio comparativo con la
población general y pacientes psiquiátricos ambulatorios. Anales de Psiquiatría
1999;15(3):91-95.

11.- González Pinto Arrillaga A, Yllá Segura L, Galletero López JM, Ballesteros
Rodríguez J, Zupiria Gorostidi X, Iturriaga Nieva I. Autoestima y
psicopatología:relación entre el Rosenberg y el SCL-90-R. Psiquis
1993;14(1):30-34.

12.- Schmitz N, Kruse J, Heckrath C, Alberti L, Tress W. Diagnosing mental


disorders in primary care: the General Health Questionnaire (GHQ) and the
Symtom Check List (SCL-90-R) as screening instruments. Soc Psychiatry
Psychiatr Epidemiol 1999;34:360-366.

13.- Koeter MWJ. Validity of the GHQ and SCL anxiety and depression scales: A
comparative study. Journal of Affective Disorders 1992;24:271-280.

14.- Schmitz N, Hartkamp N, Kiusde J, Franke GH, Reister G, Tress W. The


Symptom Check-List-90-R (SCL-90-R): A German validation study. Quality of Life
Research 2000;9:185-193.