Está en la página 1de 1

O PINIÓN

Leandro Zanoni

Netscape Q. E. P. D.
E
l último sábado 1 de marzo ocurrió un hecho que pasó casi desa-
percibido en el mundo de las noticias web: Netscape, el navegador que a me-
diados de los ‘90 supo llevar de la mano a millones de usuarios en su primera
experiencia por Internet, cerró sus puertas definitivamente.
El software fue creado en 1994 por Marc Andreessen, un estudiante de la Universidad de
Illinois de apenas 23 años, quien ya había desarrollado el Mosaic, el primer programa
para navegar mediante gráficos, antecedente directo del Netscape. punto de salir al mercado con bombos y platillos), dennos el códi-
Andreessen fue financiado por Jim Clark, un emprendedor que go a cambio de un millón de dólares. Ante la rotunda negativa, Mi-
había fundado a principios de los ‘80 la famosa empresa Silicon crosoft decidió no perdonar. La bautizada “guerra de los
Graphics, pionera en gráficos 3-D, que produjo, entre otras cosas, navegadores” estaba declarada y sólo había lugar para un ganador.
la película Jurassic Park. Al poco tiempo se les unió como CEO MS lanzó su propio browser, Internet Explorer (IE), que venía ins-
Jim Barksdale y Netscape Communications Corp. empezó a rodar. talado por default en el Windows. Además, por otro lado presionó
El éxito fue tan rotundo que aún sigue siendo un caso de estudio. comercialmente a grandes fabricantes de PCs como Compaq, Dell
Pasó de tener tres empleados en abril de 1994 a 100 en la Navidad y HP para que no preinstalasen el Netscape en sus máquinas. En
de ese año y... ¡2.600 a los tres años! Al año de vida, y sin demos- apenas dos años, el IE trepó de cero a un 40 por ciento de merca-
trar todavía grandes ganancias, Netscape salió a cotizar en la do. La tendencia era irreversible y en julio de 1998 la agresividad
bolsa de Wall Street y en pocos días sus acciones valían más que de Microsoft superó por primera vez a Netscape. Pero el Departa-
las de empresas que tenían varias décadas sobre sus hombros. Fue mento de Justicia de Estados Unidos ya había demandado a Micro-
una explosión casi delirante. Muchos de sus empleados, que tení- soft, impulsando un juicio antimonopólico histórico. Sin embargo,
an acciones de la empresa, se hicieron millonarios en apenas para cuando la empresa de Bill Gates aceptó aflojar la presión, ya
horas. Internet recibía cientos de miles de nuevos usuarios cada era demasiado tarde. Netscape funcionaba con respirador artificial.
semana y Netscape resultaba el mejor barco para navegar libre- La compra por parte de America Online (AOL) en casi 9.000 millo-
mente por la red. De la mano de Amazon.com nacía el e-commer- nes de dólares a fines de 1998 fue un manotazo de ahogado que no
ce y Andreessen era tapa de varias revistas, incluida Time, donde sirvió para nada. Netscape pagó caro sus pecados de soberbia y la
posó descalzo sentado en un sillón de rey. mala suerte de haberse topado con Gates. “Nunca voy a volver a
Semejante ruido llamó la atención de un tal Microsoft, presente hacer algo que se interponga en el camino de Microsoft”, dijo años
con su Windows en más del 90 por ciento de las computadoras del después Clark, hoy fundador de la empresa de salud Healtheon y
mundo. Con aplicaciones como Netscape su poderío se vería ame- suegro de uno de los creadores de YouTube. Andreessen se dedica a
nazado, y se sabe que a Bill Gates nada le molesta más que la com- invertir en redes sociales (como Twitter y Digg, entre otras).
petencia (salvo entre sus productos, por supuesto). Hubo El legado de Netscape lo tomó Mozilla Firefox, que en Europa tiene
reuniones iniciales en Mountain View donde MS dejó en claro su un 28% de mercado y se presenta como el único rival serio capaz de
mensaje a los arrogantes muchachos de Silicon Valley: si quieren mojarle la oreja al todopoderoso Microsoft. ¿Podrá?
que Netscape funcione bien en Windows 95 (por entonces, a -AUTOR DE EBLOG.COM.AR

Cartas
Cuando vi la tapa sobre Fidel Castro con el título acuerdo con que “la economía mundial nunca ha estado mejor”.
“Adiós Fidel”, me sorprendió interpretar una muestra de cariño Sólo lamento que Francia, mi país adoptivo, quedara tan abajo
por parte de una revista como Newsweek. Luego, al leer en pro- en la tabla líder de tasas de crecimiento del PIB: un quinto del
fundidad el contenido y la durísima nota que retrata la decaden- de China y menos de la mitad del promedio global.
cia de Castro y su dictadura, comprobé que la calidad del medio
seguía intacta. En realidad, el artículo de Dickey es crítico, no Karl H. Pagac
apologético. Como bien dice, “hay muchos países que ofrecen Villeneuve-Loubet, Francia
habanos, sol y ron”. Le llevará mucho tiempo a Cuba reinsertar-
se en el mundo.
No esperaba otra cosa de una revista cuya marca
Marcelo Reyes norteamericana tiene una posición muy tomada frente a los
Ciudad de Buenos Aires asuntos de América Latina, incluida Cuba. Aun con los esfuer-
zos de ofrecer una mirada objetiva, sus periodistas caen en la
tentación de los reduccionismos. Criticar a Fidel Castro sin
Newsweek merece una medalla por tener las aga- más es ignorar el contexto global y el rol de Estados Unidos en
llas para presentar una historia de portada con el poco común particular.
título para levantar el ánimo “El mejor momento”” (27 de
diciembre). El artículo de Barrett Sheridan y Daniel Gross fue Mariela Neiras
brillantemente investigado. ¡Bien hecho, Newsweek! Estoy de Córdoba Capital

12 NEWSWEEK | 12 DE MARZO, 2008