Está en la página 1de 2

Reseña #1 Sociología Política Francisco Javier Martínez Valencia

La sociología: ¿Una ciencia madre, o una ciencia hija?


Bourdieu, Pierre. Una ciencia que incomoda.
Entrevista con Pierre Thuillier, en La Recherche, núm. 112, junio de 1980, pp. 738-743.
En: Bourdieu, Pierre, cuestiones de sociología, Editorial Alianza, 1992.

Pierre Bourdieu nació el 1 de agosto de 1930 en Denguin, Francia, y murió en París el


23 de enero de 2002. Creció en un pequeño pueblo del sur de Francia y asistió a una
escuela secundaria pública cercana antes de mudarse a París para asistir al Lycée. Louis-
le-Grand. Después de eso, Bourdieu estudió filosofía en la École Normale Supérieure,
también en París. Fue uno de los sociólogos más relevantes del siglo XX. Su trabajo se
centró en los ámbitos de la sociología de la cultura, la educación, los medios de
comunicación y los estilos de vida
El texto reseñado comienza por preguntarse ¿la sociología es verdaderamente una
ciencia?, a partir de esto, su desarrollo se va dando de manera argumentativa y tratando
de explicar la función que cumple esta disciplina. Es una entrevista, por lo que su
estructura es de pregunta y respuesta entre entrevistador y entrevistado respectivamente.
Acerca de su contenido, trata sobre el debate que ha sido parte fundamental del
categórico como ciencia, afirma los campos de lucha –lucha de clases y luchas
científicas- como su objeto de estudio, y la diferencia de otras ciencias o disciplinas
académicas.
Acorde con el orden estructural del texto, Bourdieu comienza explicando cómo la
sociología realmente puede ser catalogada como ciencia cuando proviene de una
corriente de pensamiento filosófico, (“era de las grandes teorías de la filosofía social”).
Argumenta que los sociólogos concuerdan en un capital común de conocimientos
adquiridos, conceptos, métodos y procesos de verificación únicos que los distinguen de
las otras disciplinas y que, a su vez, catalogan a la sociología como ciencia.
Bourdieu dice que su énfasis (la sociología) está en las problemáticas actuales que
ocurren en las sociedades y dice que como las sociedades son tan diversas, sus estudios
se dispersan, lo que conlleva a que tenga un aspecto de “una disciplina dividida” más
parecida a la filosofía que a las otras ciencias. Debido a esta dispersión y a su ámbito
social se dice que la sociología en particular, crea problemas, a lo que Bourdieu
responde: “la sociología no hace más que plantear a las demás ciencias, las preguntas
que a ella se le presentan de manera especialmente aguda”.
El sociólogo, quien se ocupa de la sociología, tiene como objeto de estudio los campos
de luchas: luchas de clases y luchas científicas. En medio de sus estudios, el mismo
sociólogo ocupa una posición en estas luchas: como poseedor de un determinado capital
económico y cultural, y como investigador dotado de capital científico. Por lo anterior,
aparece un tipo de desprestigio hacia los resultados de investigación en la sociología
que consta en criticar la motivación de la investigación, entrando en disputa con lo
establecido y, poniendo en duda su capacidad de producción de “la verdad”.
Para Bourdieu, el tipo de ciencia que se puede hacer depende fuertemente de la relación
que se tiene con el mundo social. A esto se le añade la concepción de la sociología
como una disciplina cuya función radica en mostrar las limitaciones en cuanto al
conocimiento del mundo social, lo que desemboca en cuestionamientos en contra de los
sociólogos sobre los motivos conscientes o inconscientes para llevar a cabo sus
investigaciones.
En forma de conclusión, la entrevista de Pierre Bourdieu con Pierre Thuillier, da cuenta
de la legitimación de la sociología como una ciencia social, abarca el dilema que tienen
los sociólogos como seres sociales e investigadores y, habla sobre las críticas que se
desatan a partir de los resultados de investigación que finalmente repercuten en el
mundo social, político, económico, etc., generando diferentes puntos de vista y
opiniones diversas que pueden o no, contribuir a incentivos en contra de un status quo
definido. A esto se le debe el título del texto reseñado. “Una ciencia que incomoda”.
Bajo mi punto de vista, esta entrevista ayuda a comprender de una manera mucho más
eficiente y completa las actividades, limitaciones y diferenciaciones de la sociología y
los sociólogos, que otros autores o textos plantean. Bourdieu nos especifica que esta
ciencia avanza a partir de sus teorías, en varios casos opuestas y que es a partir de ahí
donde tiene legitimación dentro del mundo de las ciencias sociales, ampliando las
limitaciones del conocimiento social y aportando a la construcción de nuevas teorías
interdisciplinarias. En algún lugar del texto, la sociología pretende llamarse a sí misma
“madre de las ciencias sociales”, lo que me lleva a pensar en la filosofía y su modo de
legitimación a través de sus mismas teorías contrapuestas, incluso retomadas de siglos
anteriores que aún tienen validez en la actualidad. Esta relación, más que discutir sobre
quien puede o no detentar el sobrenombre de “madre”, es acerca de exponer sus
métodos de validación de cada una de estas disciplinas y consecuentemente, me pone a
pensar en las relativamente pocas teorías interdisciplinares que existen acerca del
mundo científico social.

También podría gustarte