Está en la página 1de 4

¿ES LA "FILOSOFÍA DE LA CIENCIA" CIENCIA?

Resulta evidente que si es filosofía no es ciencia. Éso no es óbice para que


la filosofía de la ciencia no tenga en consideración a los presupuestos científicos.
Es más, parte de ellos para elaborar toda su especulación. La diferencia entre
ambas es el uso de un lenguaje de contrastación empírica sistemática.
La filosofía es un sistema de significados donde la comprobación es relativa a su
accesibilidad metodológica; mientras que, para la ciencia es un paso netamente
necesario. La filosofía atiende a razones suficientes(racionalidad potencial), pero
la ciencia busca razones necesarias (racionalidad existencial): sólo si existe,
es ciencia. La posibilidad de existir no es competencia científica.
Empero la ciencia se basa en su alto poder predictivo sobre sucesos que ha
estudiado y formalizado. ¿Por qué entonces decimos que no trabaja sobre
sucesos no-existentes, si las predicciones, independientemente del sistema en
que se formulen, se realizan sobre fenómenos futuros cuya certeza presente no
existe? La ciencia sólo realiza una clase de predicciones fundamentadas en la
probabilidad de ocurrencia. Cuanto mayor es esa probabilidad, mayor es su
validez científica. Superando el 90% de ocurrencia, el contenido de una
proposición puede considerarse precientífica. En terrenos experimentales sin un
gran volumen de replicación, el porcentaje de ocurrencia puede bajar
ostensiblemente (al 60-70%). Y aunque supere porcentajes aceptables, el sistema
significativo de la ciencia tampoco los valida así como así. No se puede prescindir
de algunos aspectos de control cognoscitivo: precisión, establecimiento de la
variabilidad/invariabilidad, deducibilidad, axiomatización, contrastación, valor
práxico, distinción, observación, información intensiva, conceptualización
inequívoca, clasificación, condicionalidad, aplicabilidad, verosimilitud,
diferenciación y existencia demostrable.
La ciencia tiene ocasión de considerar la necesidad de una filosofía específica por
lo que significa la libertad como condición para su desarrollo. Muchas veces se ha
criticado su excesiva dependencia de la política, de lo militar y de lo económico,
por lo que aparecen en su horizonte las siguientes aspiraciones:

 Autonomía metodológica e interventiva


 Neutralidad
 Objetividad
Desgraciadamente, los científicos no han tenido siempre la misma coherencia
ética y estética que guía su coherencia estructural cognoscitiva. Hay veces que, lo
que se llamaciencia, dictamina increíblemente sobre lo que es necesario y lo que
no; porque la comunidad científica, ni tan siquiera el conjunto de la sociedad,
decide las líneas que ha de seguir la ciencia para su progreso y evolución.
Generalmente, la investigación científica es guiada por proyectos para generar
beneficios económicos o por intereses políticos para ofertar al electorado (en el
mejor de los casos). La obligación impuesta a muchos científicos de guardar
silencio sobre sus descubrimientos, secuestra al conocimiento y a la libre
circulación y contrastación de ideas. Se hace, así pues, provechoso que
la ciencia admitiese presupuestos deontológicos y éticos en su quehacer
cotidiano, no siempre ponderados de manera armónica para la humanidad. La
sociedad tiene la responsabilidad de que el conocimiento revierta en sus
miembros de forma efectiva, actualizada y sensata. Renunciar a tal derecho, es
dejar en manos de unos pocos, la información privilegiada. La educación y la
formación científica de las personas, a buen seguro, abundarán en la reducción de
las diferencias socioeconómicas y tecnológicas que existen entre las distintas
poblaciones. No olvidemos tampoco, el compromiso que tenemos con el
sostenimiento del planeta que habitamos y que compartimos con otras especies y
seres vivos. La ciencia se enfrenta a problemas de poca tradición en su historia;
sin embargo, la superación científica y la resolución de aquellos han de favorecer
aspectos como los señalados.

 Filosofía de la biología : el estudio filosófico de algunos conceptos básicos de


la biología, incluyendo la noción de una especie .

 Filosofía de las matemáticas: el estudio filosófico sobre las construcciones


hechas por las matemáticas, qué son los números cual es la naturaleza y los
orígenes de nuestro conocimiento matemático.

 Filosofía de la física : el estudio filosófico de algunos conceptos básicos de la


física, incluyendo espacio, tiempo, y la energía .

 Filosofía de las ciencias sociales: estudio filosófico de algunos conceptos


básicos, métodos, y suposiciones de las ciencias sociales tales como la
psicología, la sociología y la antropología.

Autores de esta página


 Carlos Moreno Rodríguez (2002)
 Diccionario filosófico abreviado · 1959

 Formas de la conciencia social

 Distintas formas del reflejo, en la conciencia del hombre, del mundo objetivo y
del ser social; ese reflejo constituye la base apoyándose en la cual dichas formas
surgen en el proceso de la actividad práctica. La conciencia social existe y se
manifiesta en las formas, de la ideología política, de la conciencia jurídica, de la
moral, de la religión, de la ciencia, del arte y de la filosofía. La diversidad de las
formas de la cenciencia social está determinada por la riqueza y diversidad del
mundo objetivo mismo: la naturaleza y la sociedad. Las distintas formas de la
conciencia reflejan los distintos dominios y aspectos de la realidad (por ejemplo,
las ideas políticas reflejan las relaciones entre las clases, naciones y Estados,
sirven de base a los programas políticos que se plasman en la actuación de las
clases y grupos sociales; en la ciencia, se entra en conocimiento de las leyes de
la naturaleza y de la sociedad, &c.). Cada forma de la conciencia posee un
objeto peculiar de reflejo y se caracteriza, asimismo, por su forma especial de
reflejar (por ejemplo, concepto científico, norma moral, imagen artística, dogma
religioso). Pero la riqueza y la complejidad del mundo objetivo sólo crea la
posibilidad de que aparezcan distintas formas de conciencia social. Tal
posibilidad se convierte en realidad sobre la base de la necesidad social concreta.
Así, la ciencia nace únicamente cuando la simple acumulación de experiencia y
de conocimientos empíricos resulta insuficiente para el avance de la producción
social; las concepciones e ideas políticas y jurídicas surgieron, al aparecer las
clases y el Estado, para fundamentar y consolidar las relaciones de dominio y
subordinación, &c. En cada formación económico-social, todas las formas de la
conciencia están concatenadas entre sí, y en su conjunto constituyen la vida
espiritual de una sociedad determinada. La peculiaridad de las necesidades
sociales que dan origen a tales o cuales formas de conciencia social, determina
asimismo el papel histórico concreto que tales formas desempeñan en la vida y
desarrollo de la sociedad. Por ejemplo, la formación comunista surge, existe y se
desarrolla sobre la base del conocimiento y de la aplicación consciente de las
leyes objetivas. Por esto ya en su fase inferior, bajo el socialismo, empieza a
desaparecer la religión; en la fase superior, las supervivencias religiosas
quedarán plenamente superadas. Al mismo tiempo, ocurren transformaciones
esenciales en la vida espiritual de la sociedad en su conjunto. Con la victoria del
comunismo, dejará de existir la necesidad de una ideología política y jurídica, y
tales ideologías desaparecerán. En cambio alcanzarán su florecimiento formas de
la conciencia social como la ética, la ciencia, el arte y la filosofía, las cuales no
sólo permitirán satisfacer las múltiples necesidades sociales, sino que además, al
formar la imagen espiritual de cada persona, serán la condición necesaria para
que el hombre pueda desarrollarse plenamente, para que pueda aplicarse en su
actividad creadora, para que cada ser humano pueda desplegar toda la riqueza de
las aptitudes, inclinaciones y hábitos individuales, una vida plena. La formación
del nuevo hombre tal como se precisa en el programa del P.C.U.S., incluye la
concepción científica del mundo, la educación moral, cultural, técnica y estética,
lo cual atestigua el inmenso papel que desempeñan las correspondientes formas
de la conciencia social (Ser social y conciencia social).
 Diccionario filosófico · 1965:193-194

 Formas de la conciencia social

 Distintas formas de reflejo en la conciencia de los hombres del mundo objetivo y del ser
social, sobre cuya base surgen dichas formas en el proceso de la actividad práctica. La
conciencia social existe y se manifiesta en formas de ideología política, conciencia
jurídica, moral, religión, ciencia, criterios artísticos, arte y filosofía. A diferencia del
reflejo directo de la realidad en la conciencia cotidiana, las formas de la conciencia
social constituyen una conciencia más o menos sistematizada, mediatizada por el
reflejo teórico o artístico metafórico de la realidad. Las formas de la conciencia social
se diferencian entre sí por el objeto y la forma de reflejo, por las funciones sociales y la
originalidad de las leyes del desarrollo. La variedad de las formas de la conciencia
social se determina por la riqueza y variedad del mundo objetivo mismo: la naturaleza y
la sociedad. Las distintas formas de la conciencia social reflejan los diversos campos y
aspectos de la realidad (por ejemplo, las ideas políticas reflejan las relaciones entre las
clases, las naciones y los Estados y constituyen la base de los programas políticos que
se realizan en las acciones de las clases y los grupos sociales; en la ciencia se
conocen las leyes concretas de la naturaleza y la sociedad; en la religión se refleja
fantásticamente el hecho de que los hombres dependen de las fuerzas naturales y,
luego, también de las sociales, que dominan sobre ellos, &c.). Poseyendo un peculiar
objeto de reflejo, cada una de las formas de la conciencia se caracteriza también por
un modo especial de reflejo (por ejemplo, el concepto científico, la norma moral,
laimagen artística, el dogma religioso). Pero la riqueza y la complejidad del mundo
objetivo sólo crean la posibilidad de la aparición de las diversas formas de la conciencia
social. Esta posibilidad se realiza sobre la base de la necesidad social concreta. Así, la
ciencia surge tan sólo cuando la simple acumulación de experiencias y conocimientos
empíricos resulta insuficiente para el desarrollo de la producción social; las
concepciones e ideas políticas y jurídicas surgen al aparecer las clases y el Estado
para fundamentar y consolidar las relaciones de dominio y sometimiento, &c. En cada
formación socio-económica, todas las formas de conciencia están interconectadas y
constituyen en su conjunto la vida espiritual de una sociedad concreta. La peculiaridad
de la necesidad social, que engendra unas u otras formas de la conciencia social,
determina también el papel histórico concreto que las mismas desempeñan en la vida y
desarrollo de la sociedad. Con el triunfo del comunismo al dejar de ser necesarias la
ideología política y jurídica se extinguirán. En cambio, florecerán tales formas de la
conciencia social como la moral, la ciencia, el arte y la filosofía que, además de
satisfacer las múltiples necesidades sociales, educarán al individuo en el aspecto
espiritual y constituirán de ese modo una condición de su desarrollo integral y actividad
creadora.