Está en la página 1de 14

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL P.P.P RELACIONES INTERIORES, JUSTICIA Y PAZ


MINISTERIO DEL P.P.P LA EDUC. UNIV., CIENCIA Y TECNOLOGIA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LA SEGURIDAD
ACADEMIA NACIONAL DEL CICPC
CENTRO DE FORMACION GUARICO
PNF INV. PENAL COHORTE 1RA AMBIENTE 1
U.C. USO DE LA FUERZA POTENCIALMENTE MORTAL
FACILITADOR CARLOS ZARRAMERA

IRANIA ARCIA
CEDULA DE ID. V-23.731.185

FUNDAMENTOS TEÓRICO- CONCEPTUALES DEL USO DE LA FUERZA


POTENCIALMENTE MORTAL Y EVOLUCIÓN HISTORICA DE LAS
ARMAS.

En un estado de derecho democrático la policía es el único organismo público


que se encuentra facultado, en circunstancias excepcionales, para requerir
coactivamente de los ciudadanos una determinada conducta, mediante la aplicación
inmediata, si fuere necesario, de un amplio rango de fuerza que se extiende desde la
mera presencia con la presión psicológica que ésta implica hasta la fuerza física
propiamente tal, en sus diversos grados, cuya cúspide se encuentra representada por la
fuerza letal.

El uso de la fuerza potencialmente mortal, es el último nivel extraordinario de


fuerza, y su aplicación causa lesiones graves o la muerte, por lo que sólo debe ser usado
cuando un ciudadano, ciudadana o grupo de estos usen fuerza mortal y que prevalezcan
los principios de legalidad, necesidad proporcionalidad y no haya otra forma de
contrarrestar la agresión.

Si bien es cierto al hablar del uso de la fuerza potencialmente mortal debemos de


conocer un poco sobre las armas de fuego, siendo esta un dispositivo destinado a
propulsar uno o múltiples proyectiles mediante la presión generada por la combustión
de un propelente.

Como toda arma, su función original y más común es provocar la muerte o la


incapacitación casi instantánea de un animal, además del humano; en el caso de las
armas de fuego, estas pueden hacerlo desde cierta distancia variable según el tipo de
arma y las circunstancias (viento, humedad, entre otras.). Algunas armas de fuego están
específicamente diseñadas para ser no letales y causar una incapacitación transitoria o
tener efectos disuasorios, sirviendo como armas antidisturbios; otras se destinan a usos
diversos no vinculados a la caza, el combate o la ejecución de la pena de muerte.

Tiempos atrás la pólvora fue el primer químico explosivo creado por la


humanidad y fue uno de los grandes inventos de china, el reconocimiento de este
invento se esparció por toda Asia y Europa, siendo este utilizado en actividades bélicas,
tanto en bombas, como en las llamadas flechas y lanzas de fuego, en el año 1364 se
implementó el cañón de mano cuyos proyectiles eran piedras esféricas y eran
accionadas con una mecha encendida, en 1400 evoluciono a lo que era la llamada llave
de mecha, luego en el año 1498 las armas experimentaron la primera mejora, y así
fueron pasando los años hasta llegar hoy en día a las armas de fuego automáticas,
semiautomáticas, de repetición o acción mecánica, de un solo tiro, de caza y entre otras.

NORMAS DE SEGURIDAD

Debemos de tomar en cuenta las normas de seguridad en la manipulación de las


armas de fuego en diferentes ambientes, tales como:

 En el polígono

Desde el ingreso a el polígono (armería) hasta la barrera de tiro, las armas deben de
mantenerse descargadas; el tirador en el campo de tiro, debe observar una estricta
disciplina y riguroso acatamiento a las órdenes del Oficial de tiro o persona encargada
de su conducción, todo el entrenamiento debe de ser supervisado; en la línea de tiro sólo
se ubican los que participan en ese momento de la práctica de tiro, el resto permanece
en absoluto silencio y formados en la parte posterior. Cuando nos encontramos en la
práctica debemos de tener una concentración absoluta, y no manipularse el arma sin
previa autorización o previo aviso, como tampoco adelantarse a la voz de mando.
Al coger un arma, al aprovisionar, al preparar, armar o cargar, mantener siempre el
dedo fuera del disparador hasta el momento de encarar o apuntar. Estando en la línea de
fuego, no volteará, no conversará ni tratará de solucionar desperfectos en el
funcionamiento del arma, si el tirador es novato, sólo se limitará a levantar el brazo
libre, para que el personal técnico acuda a resolver el incidente. Al aprovisionar, al
preparar, armar o cargar, mientras se espera la orden de disparar, al producirse algún
incidente, al sacar la cacerina (fusiles y pistolas), al descargar y al verificar que el arma
está descargada; se debe dirigir el cañón hacia un lugar que no ofrezca peligro,
igualmente al abrir el tambor (revólver).

Concluida la serie de tiro, sacará la cacerina, verificará que el arma esté descargada
y colocará la palanca en posición "seguro". A la voz de "Alto el Fuego", todos los
tiradores acatarán la orden inmediatamente. Al término de una práctica de tiro, deberá
inspeccionarse cuidadosamente, limpiar y lubricar su arma. No se debe propiciar
ninguna demostración de tiro que escape las Reglas de Seguridad. Si las Normas de
Seguridad son obedecidas por el Tirador; en el Campo de Tiro y fuera de él, los
accidentes serán eliminados. Nunca apunte con un arma de fuego hacia alguien o algo al
cual no quisiera herir o causar daños.

 En el hogar:

Es conveniente que todos los miembros de la familia conozcan las recomendaciones


básicas en materia de seguridad preventiva con arma de fuego, como también evitar
despertar la curiosidad de los niños y jamás deje al alcance de ellos, las armas que posee
o sus municiones. Hay que tener uso de razón, explicarles el riesgo que implica el
manejo inadecuado de las armas de fuego; y enseñarles que las armas de fuego no son
juguetes y matan.

 En general:

Tratar siempre las armas como si estuvieran cargadas, y nunca dirigir la boca del
arma hacia una persona; mientras no se use, se debe de mantener el arma descargada,
con el cerrojo abierto o el tambor volcado como también es importante tomar en cuenta
el nunca poner el dedo sobre la cola del disparador (Gatillo), salvo en el momento del
disparo.

CARACTERISTICAS DE LAS ARMAS DE FUEGO


Las armas de fuego tienen sus características las cuales debemos de conocer para el
buen manejo o uso de estas. Entre sus características esta:

 TIPOS DE ARMAS: estas se dividen en dos categorías largas y cortas; largas


tales como, escopeta, fusil de combate, ametralladora, fusil de asalto, subfusil,
carabina, fusil de francotirador, fusil de tirador designado, fusil antimaterial,
fusil de cerrojo, fusil semiautomático. Armas de fuego cortas, pistola, revólver y
pistola ametralladora.
 MARCA: Es la casa fabricante del arma de fuego, encontraremos un signo o
logo para la identificación de la misma.
 LUGAR DE FABRICACIÓN: Tiene que ver con el país donde se encuentra la
fábrica del arma. Pues cada marca es emblema de su país. Por ejemplo, la marca
Glock es fabricada por la compañía Glock, siendo su fundador el Ing. Gastón
Glock.
 LONGITUD DEL CAÑÓN: Determina el tamaño del cañón, se mide en
pulgadas o milímetros. En las armas cortas encontramos de 2,4,6 hasta 8
pulgadas y en las armas largas hasta de 20 pulgadas como por ejemplo el fusil de
Asalto M16 A2 de la compañía Norteamericana Colt.
 CALIBRE REAL: Es el diámetro del interior del cañón del arma. Medido de
estría a estría.
 CALIBRE NOMINAL: Es aquel que corresponde al nombre que le ha dado el
fabricante. Por ejemplo, el calibre 9, 38, 22, entre otros. Medido de macizo a
macizo y en la boca del cañón medido de estría a estría.
 GIRO HELICOIDAL: Esto se aprecia por el rayado o ánima en la parte interna
del cañón. Esto le da al proyectil mayor alcance y precisión. También deja la
marca del ánima en el proyectil.
 ACABADOS Y COLOR: Color del arma, que por lo general viene en negro
satinado o plateado, éste último comúnmente llamado niquelado.
 EMPUÑADURA: Parte del arma que sirve para colocar la mano sosteniendo el
arma. Ésta puede ser de material sintético o madera.
 MODELO: Es la representación que sigue como pauta las características de un
arma de fuego.
 NÚMERO DE SERIE: Es el número identificativo, puede ser alfanumérico.
 DETALLE IDENTIFICATIVO: Cualquier inscripción o marca personal que
posee el arma.
 AUSENCIA DE PIEZAS O FRACTURAS QUE PRESENTE: La falta de algún
componente que sirva para individualizarla, siempre y cuando se señale que la
pieza o piezas faltantes alteren o no su funcionamiento.

CLASIFICACION DE LAS ARMAS DE FUEGO

Clasificación de las armas de fuego de acuerdo a su criterio técnico:

- Según su manipulación: armas cortas y largas. Cortas, aquellas que pueden ser
disparadas por un solo mano, tienen facilidad de ocultación, entre ellas están las
pistolas y los revólveres de hasta 30cm de longitud. Largas, aquellas que por su
diseño y ejecución se emplea con las dos manos junto con el apoyo del hombro,
entre ellas están las escopetas, rifles, carabinas, fusiles, entre otros.
- Según su fabricación: industriales, rudimentarias y clandestinas. Industriales,
son armas legales y que cumplen con los requisitos reglamentarios, antes de su
llegada al mercado pasan por una serie de pruebas que brindan seguridad a quien
debe ejecutarlas. Rudimentarias, son armas que, además de no respetar las
normas comerciales, están fabricadas sin contemplar el más mínimo requisito de
calidad, empleando materiales totalmente inadecuados para la fabricación de
armas de fuego y, por lo tanto, representan siempre un alto riesgo para el usuario
y para las personas cercanas al área de disparo. Clandestinas, son todas las armas
que se fabrican sin respetar las normas de manufacturación comercial, es decir,
las armas fabricadas al margen de la ley, pueden o no tener buena calidad de
manufactura; generalmente las armas de fabricación precaria también son
clandestinas.
- Según su carga: estas pueden ser armas avancarga y de retrocarga o de cartucho
metálico. La Avancarga es un arma de fuego en la cual tanto el proyectil como
el propelente son cargados por la boca del cañón de la misma; a diferencia de las
armas de retrocarga, son aquellas en las que el proyectil se introduce por la parte
posterior de la misma.
NOMENCLATURA BÁSICA DE LAS ARMAS DE FUEGO CORTAS Y LARGAS

Cuando hablamos de nomenclatura hablamos de las partes externas del arma.

Pistolas:

- Botón expulsor del cargador


- Cargador
- Empuñadora
- Guardamonte
- Disparador
- Freno del conjunto superior
- Palanca de despiece
- Martillo
- Seguro
- Mira trasera y mira delantera
- Cañón

Revolver:

- Empuñadura
- Disparador
- Guardamonte
- Martillo
- Pestillo liberador del cilindro
- Cilindro
- Varilla de expulsión
- Cañón
- Mira trasera y mira delantera

Arma de fuego larga

- Culata
- Caja de mecanismos
- Guardamonte
- Disparador
- Seguro
- Liberador de la acción
- Manubrio cobertor de la bomba de acción de los gases
- Cañón
- Cargador tubular
- Punto de mira

FUNCIONAMIENTO DE LAS ARMAS DE FUEGO CORTAS Y LARGAS

Pistolas

Primeramente, se debe insertar el cargador lleno de municiones, luego se retrae


la corredera hasta insertar un cartucho en la recamara (parte posterior del tubo del
cañón), al mismo tiempo el martillo percutor se ha enganchado en el diente de escape; a
este hecho se le llama amartillamiento, luego al apretar el gatillo con el dedo índice se
libera el diente de escape, el percutor retorna abruptamente a su posición original y
golpea una aguja retráctil, llamada aguja percutora, que golpea violentamente el
fulminante de la parte posterior de la bala, provocando la ignición del combustible
impulsante y el disparo; la reacción provocada por el disparo hace retroceder la
corredera y expulsa el casquillo del interior de la pistola (con la misma fuente de
energía que dispara la bala), permitiendo inmediatamente el acceso de un nuevo
cartucho a la parte posterior del cañón (recámara). El muelle recuperador vuelve a
colocar la corredera en su posición original.

Revolver

Para accionar el revólver, se hace retroceder el martillo hasta el tope, accionando


el trinquete de sujeción, lo que se denomina amartillar. Al hacerlo se provoca el giro del
tambor, mediante una uña unida al mecanismo del martillo, para alinear la siguiente
recámara al cañón del arma. Finalmente, al apretar el gatillo (disparador es el término
técnico correcto) con el dedo índice, el trinquete se suelta y el martillo, que posee en su
extremo un resalte aguzado, llamado percutor, retorna abruptamente a su posición
original, golpeando violentamente el fulminante del culote, lo que produce una alta
presión que lo calienta hasta hacerlo estallar, energía que se transmite a la pólvora del
cartucho, que también estalla, provocando mucha mayor energía y el disparo de la bala.
CICLO DE FUNCIONAMIENTO DE LAS ARMAS DE FUEGO.

El ciclo de funcionamiento de las armas de fuego son los siguientes:

- Alimentación
- Carga
- Acerrojado
- Percusión
- Desacerrojado
- Extracción
- Eyección
- Armado del mecanismo

DESENSAMBLAJE Y ENSAMBLAJE DE LAS ARMAS DE FUEGO

- Desensamblaje:

Para realizar el desarme básico, primeramente se debe de retirar el cargador y


verificar la ausencia de cartuchos, luego colocar la corredera en la posición de desarme,
luego retirarse el reten de la corredera o accionar la palanca hacia abajo; seguidamente
se empuja hacia adelante la corredera – cañón o libere el seguro del martillo y sostenga
la corredera que ira hacia adelante y se separa de la empuñadura o armazón; el arma se
encontrara separada en dos partes corredera conjunto con el cañón y por otro lado el
armazón.

En la corredera se comprime levemente el conjunto guía y resorte recuperador y se


levanta, se retira luego el cañón deslizándolo levemente hacia adelante y luego hacia
atrás y arriba; y así el arma se encuentra lista para su limpieza.

- Ensamblaje:

Para armar nuevamente el arma de fuego, se procede en forma inversa al desarme,


se arma el conjunto cañón, guía y resorte; es importante tomar en cuenta que la guía
siempre va del lado apretado del resorte y no al revés. Luego se desliza la corredera
sobre el armazón y las guías que este posee deben coincidir con las de la corredera. Una
vez colocado el cañón y el conjunto de guía y resorte en la misma posición en la cual
fue retirada, se deberá colocar la corredera de adelante hacia atrás llevándola a la
posición más retrasada y colocar el seguro de martillo en la muesca que tal fin posee la
corredera. Hecho esto se coloca el reten de la corredera.
TIPOS DE ARMAS PARA EL USO DEL CUERPO DE INVESTIGACIONES
CIENTÍFICAS, PENALES Y CRIMINALÍSTICAS:

Los tipos de armas de fuego utilizadas en el cuerpo de investigaciones


científicas, penales y criminalísticas, son armas cortas y largas tales como: armas cortas
automáticas y semiautomáticas como las pistolas, variando sus marcas y modelos, de
calibre 9mm; las armas largas tales como: fusiles, carabinas de asalto y sub
ametralladoras, también variando su marca y modelo. Es importante también resaltar
que hay delegaciones donde se utiliza los revolver.

FUNDAMENTOS DE TIRO

Los fundamentos básicos requeridos para disparar eficazmente son:

a) Posición del cuerpo

No existe un tipo de postura único para todos los tiradores la mejor postura es la que
asegura un EQUILIBRIO PERFECTO y que esta permita que uno se sienta bien
físicamente. Las armas en general pueden ser disparadas de diferentes posiciones cada
una de las cuales presenta distintas ventajas dependiendo de las circunstancias en que se
encuentre el tirador estas posiciones: de pie, rodilla, sentado o tendido.

 Posición de pie: La posición clásica para disparar a un blanco fijo o diana es la


“Posición de Pie” sin embargo de esto existen diferentes modalidades de esta
posición:

Posición Isósceles: El tirador se enfrenta al blanco de lleno, los pies se colocan a la


anchura de los hombros (o ligeramente más ancho). Los dedos de los pies se enfrentan
al blanco y están alineados. Las rodillas están flexionadas en un ángulo que varía un
poco y el tirador se inclina hacia adelante desde la cintura hacia el objetivo. Los brazos
del tirador se extienden y forman un triángulo isósceles, de donde proviene el nombre.

Posición Weawer: El tirador coloca su cuerpo en un ángulo de casi 45 grados,


poniendo el pie dominante (del lado de tiro) hacia atrás y girando el lado del soporte
hacia el objetivo. El brazo del tirador se extiende y el codo del brazo de soporte se
dobla. Esto permite emplear un agarre muy estable. El tirador empuja con el brazo de
tiro y tira con el brazo de soporte para estabilizar el arma. La misma posición es
empleada por toda persona que dispara una escopeta o rifle.
Posición de Combate: En la posición de combate, el tirador se posiciona de frente al
blanco. Sus pies están a la anchura de los hombros o ligeramente más anchos y el pie
del lado de tiro está ligeramente más atrasado que el pie de soporte. Una buena
referencia son los dedos del pie de tiro a la altura del empeine del pie de apoyo. Esta
compensación de los pies elimina el problema de la falta de equilibrio de la postura
isósceles. Las rodillas se flexionan para absorber retroceso y para actuar como
amortiguadores de choque cuando se mueve en cualquier dirección. El tirador se inclina
ligeramente hacia adelante y extiende los brazos hacia fuera, nivelando las miras a la
altura de la vista. La cabeza se mantiene nivelada para mantener el equilibrio y facilitar
el cuadro de mira, especialmente en movimiento.

Posición de Reloj de Eje Central (CENTER AXIS RELOCK): es una técnica


moderna de tiro que combina una forma de empuñe del arma y posición de tiro que
facilita la retención del arma, el combate en ambientes confinados, mayor flexibilidad
en ángulos de tiro y la rapidez del tiro. Center Axis Relock no es ni una técnica de
empuñe ni una posición de tiro, es un sistema integral de combate que requiere de un
entrenamiento por instructores especializados.

 Posición de rodilla: La posición arrodillada, en la cual la mano libre se utiliza


para sostener la mano que dispara, tiene diferentes variaciones. La posición
elevada para hacer disparos muy rápidos, ya sea en fuego dirigido o en fuego de
puntería, la posición arrodillada normal, y la posición muy baja en la cual el
tirador se inclina bastante y se encuentra a sólo unas cuantas pulgadas de la
posición tendida.

Las dos últimas posiciones requieren más tiempo para asumirlas, y en consecuencia,
son más adecuadas para el tiro de puntería. La posición elevada, no proporciona sostén a
los brazos del tirador, tanto las posiciones normales como la baja proporcionan un buen
sostén. En estas dos posiciones, el brazo armado es sostenido entre la muñeca y el codo
por el brazo libre, y éste descansa sobre la rodilla del tirador que está adelante. La
estabilidad de esta posición estriba en el hecho de que el brazo extendido del arma
recibe un sostén apuntalado por parte del otro brazo, pues la superficie plana interna del
área de los bíceps de éste se sostiene sobre la rodilla. En todas las posiciones
arrodilladas, el pie de adelante está apuntado o dirigido al blanco. El pie de atrás se
coloca bastante lejos en la posición baja, para obtener un equilibrio o balance más
efectivo, pero se recoge debajo del cuerpo en la posición normal o la elevada. En la
posición normal, algunos tiradores se sientan sobre el talón del pie trasero, flexionando
éste y descansando sobre los dedos doblados; otros prefieren una posición ligeramente
más baja situación que se logra haciendo girar el pie ligeramente y sentándose sobre
ella.

 Posición sentada: Cerca del suelo, con ambas manos sosteniendo el arma, ésta es
una de las mejores posiciones para el fuego efectivo de combate. El tirador
puede desenfundar su revólver al adoptar la posición y hacerlo entrar en acción
casi antes de que sus asentaderas terminen de rebotar en su impacto contra el
suelo.
b) Empuñamiento o Agarre

Todos los elementos que componen la secuencia de un disparo se producen luego de


empuñar el arma, lo cual hace que un correcto empuñe tenga un impacto directo en qué
tan bien configuramos el resto de las acciones que determinan si damos o no en el
blanco.

En primer lugar, mantén la pistola con tu mano dominante y colócalo en lo alto de la


empuñadura. La piel de la mano entre el pulgar y el dedo índice debe tocar la base de la
corredera o el cuello de la empuñadura donde generalmente hay una pequeña curva.
Esto proporciona el mayor grado de seguridad a la hora de disparar. Esto reduce el
efecto del retroceso (culetazo) y nos permite mantener el arma en la misma posición
para efectuar una secuencia de disparos sobre el mismo objetivo. En el caso de las
pistolas semi-automáticas hay que tener especial cuidado con hacerlo lo más arriba
posible, pero no por encima del nivel de retroceso de la corredera. Al efectuar un
disparo la corredera es impulsada con fuerza hacia atrás.

Envuelve tus últimos tres dedos (medio, anular y meñique) alrededor de la base de
la empuñadura, justo debajo de la protección del gatillo. Mantenlos tan cerca como sea
posible y sin superponerse. No utilizar un “abrazo de la muerte” al agarrar el arma, tan
fuerte que nos fatigue los músculos de la mano, simplemente mantenlos con firmeza.

Mantén el dedo índice del mano dominante extendido y contra el marco de la pistola
hasta el momento de disparar. El dedo de tiro nunca debe estar en el gatillo a menos
que te dirijas y estés preparado para disparar, de acuerdo a las reglas básicas de
seguridad. El pulgar de la mano dominante envuelve el arma contra el otro lado del
cuadro, en la parte superior.

Coloque la palma de tu mano no dominante en la parte expuesta de la empuñadura


para que se llene completamente el espacio. El pulgar de tu mano no dominante debe ser
justo debajo y ligeramente hacia adelante del pulgar de su mano dominante y contra el
marco. Envuelve sus otros cuatro dedos (índice, medio, anular y meñique) firmemente
alrededor de la base de la empuñadura, justo debajo de la protección del gatillo y
alrededor de su mano dominante en el otro lado de la empuñadura. Agarra firmemente.

La clave es llenar los espacios abiertos vacíos de la empuñadura. En el retroceso de


la pistola se mueve todo hacia el camino de la menor resistencia, y mantenerse en
control es el nombre del juego. Una forma de corroborar que tenemos una buen empuñe
es mirar el arma hacia abajo en la parte superior de la pistola. Todo debe encajar
perfectamente, con cada lado siendo casi un espejo del otro. La secuencia de extracción
del arma comienza con la mano dominante. Extraes el arma con la mano dominante e
inmediatamente complementas el empuñe del lado opuesto con la mano de apoyo de
acuerdo al método anterior. Manteniendo el dedo del gatillo fuera del gatillo y en el
marco de la pistola. En guardia en lo que se llama la posición de listo y sosteniendo la
pistola cerca de tu cuerpo delante del abdomen y dirigida hacia tu objetivo.

Ahora, desde la posición de listo se extienden los brazos hacia fuera y adelante,
posicionando todo el cuerpo en una correcta posición de tiro. Tus brazos deben
extenderse, pero sin llegar a bloquearse, esto permitirá amortiguar de mejor forma el
retroceso de arma. A partir de aquí debes asumir una postura de tiro que sea adecuada a
tus objetivos y con la que te sientas cómodo. Diferentes tiradores utilizan diferentes
posiciones de tiro. Lo importante es la consistencia en la postura, para conseguir una
extracción del en forma veloz y automática, y consistencia en la eficacia de tus disparos.
Esto solo se consigue con práctica.

c) Alineamientos de mira

Las claves para dar efectivamente en un blanco son la alineación correcta de las
miras, obtener un cuadro de mira con el blanco y mantener la configuración a través de
minimizar los movimientos al efectuar el disparo.

La fórmula es:
Alineación = ojo dominante + alza (mira trasera) + punto (mira delantera)

Cuadro de mira = alineación + blanco

Alineación: la alineación de mira es la relación entre el ojo, la mira trasera y la


mira delantera. La alineación correcta significa que la parte superior del punto de mira
se centre horizontalmente en la mueca de la mira trasera, dejando la misma cantidad de
espacio en blanco a cada lado del punto de mira. También significa que la parte superior
del punto de mira esté nivelado verticalmente con la parte superior de la mira trasera.

Cuadro de mira: El cuadro de mira se produce cuando alineamos nuestra mira


con el blanco. Una vez que tenemos la la mira trasera y delantera alineadas entre sí.

En conclusión, primero obtén una alineación de mira entre tu ojo dominante y


ambas miras del arma, luego asegura tu objetivo en un cuadro de mira con foco en la
línea delantera, mientras exhalas el aire de tus pulmones y junto a la pausa natural
respiratoria comienza a aplicar presión en el gatillo hasta que se produzca el disparo.

d) Respiración

Mientras se aprieta el gatillo o la cola del disparador, si se continúa respirando


normalmente es malo porque la inhalación y exhalación afectará a el brazo extendido,
tomar aire profundamente y aguantarlo desarrollará tensión exhalar completamente
igualmente producirá incomodidad. La respiración juega papel preponderante en la
práctica del tiro sin embargo una vez controlado dará muy buenos resultados El mejor
método para controlar la respiración es aquel que contribuye a la relajación y evita la
tensión, cuando se está apuntando y se está listo para disparar es cuando se tiene que
tomar aire normalmente, botar la mitad, aguantar el resto del aire en los pulmones y
comenzar a apretar el gatillo o cola del disparador. Puede existir la posibilidad de que el
apretar el gatillo o la cola del disparador se prolongue y el cuerpo demande más
oxígeno. Si esto pasa, evite la tentación de quedarse así, desperdiciando un tiro por el
gatillo apresuradamente. En lugar de esto, baje el arma y respire normalmente por un
minuto y entonces empiece su rutina de apuntar y disparar otra vez.

e) Presión de la cola del disparador

La fase más crítica de toda la rutina de tiro, es apretar el gatillo de manera que no
afecte la puntería. Usualmente el errar tiros o fallarlos completamente, sucede cuando se
estropea la puntería, exactamente antes de que el tiro salga del arma. Este hecho
generalmente se produce a consecuencia del “golpe de dedo” o tirón del gatillo
violentamente acción repentina por alguna vacilación. El gatillo debe apretarse de forma
suave, constante y uniforme para evitar cualquier movimiento. Si el gatillo se aprieta
correctamente, no habrá fallos ni vacilaciones, no se destruirá la buena puntería y no
habrá tiros malos. Cuando el tirador tiene el brazo extendido y está lista para disparar,
coloca su índice sobre el gatillo, de manera que éste atraviese por el medio de la primera
falange del dedo. Esta debe ser la única parte del dedo índice que toca el arma. El resto
del dedo debe mantenerse despejado para evitar interferencias cuando se oprima el
gatillo.