Está en la página 1de 6

INTEGRANTE DEL GRUPO:

Jisselly Santos 2019-1029.


Osaris Jiménez 2019-1030.
Anyenicar Moya 2019-1027.
Milagros María 2019-1032.

EL ATEÍSMO, UN HECHO ACTUAL.

• Rasgos del ateísmo.


Profundizando en el término ateísmo, este se define como la ausencia de la creencia en
deidades o divinidades, por lo cual se rechaza su existencia. Este vocablo griego define
exactamente lo que señala, ya que “a” indica “sin”, “teos” simboliza “dios” y por último “ismo”
que es análogo de “doctrina”.

Una persona que se hace llamar ateo se conoce por ser un individuo que rechaza la sola idea
de que existe una entidad sobrenatural o divinidad.

Las características básicas del ateísmo son las siguientes:

• Descreimiento en las experiencias sobrenaturales y/o negación de la existencia de las


mismas.
• Necesidad de explicar las causas, consecuencias y función de la religión.
• Tiene como bases teóricas el materialismo y la ciencia.
• No se enmarca en una o varias ideologías.

Los primeros indicios del ateísmo aparecen en la Antigua Grecia, en los textos de los
materialistas Demócrito y Epicuro.

Luego, en la Antigua Roma, su obra fue retomada por Lucrecio Caro. Estos autores negaban la
existencia de lo sobrenatural.

Por el contrario, sostenían que el mundo por completo se compone de materia y ésta se
compone de átomos. Este fue el primer alegato ateo de la historia.

• Marxismo.

El marxismo es un método de análisis socioeconómico de la realidad que considera las


relaciones de clase y el conflicto social utilizando una interpretación materialista del desarrollo
histórico y adopta una visión dialéctica de la transformación social, compuesto principalmente
por el pensamiento desarrollado en la obra de Karl Marx
filósofo, sociólogo, economista y periodista revolucionario alemán de origen judío, quien
contribuyó en la sociología, la economía, el derecho y la historia; así como también la serie de
pensadores que complementan o reinterpretan este modelo, tradición que va desde el coeditor
de Marx, Friedrich Engels, hasta otros pensadores como Lenin, Stalin, León Trotski, etc.

Por lo tanto es correcto hablar de marxismo como una corriente del pensamiento humano. El
marxismo se asocia principalmente al conjunto de movimientos políticos y sociales que
surgieron durante el siglo XX, entre los que destacaron la Revolución rusa, la Revolución
china y la Revolución cubana.

Se caracteriza fundamentalmente por su rechazo crítico al capitalismo y a su sistema


económico, la tesis de la lucha de clases y la propuesta de construir una sociedad igualitaria,
sin clases, es decir, comunista.

El objetivo del marxismo es que sean los propios trabajadores quienes, a través del Estado,
manejen los medios de producción, lo cual posibilitará una sociedad sin clases, lo cual evitaría
que una minoría acumule los medios de producción para explotar a la mayoría.

• Racionalismo.
El racionalismo es una corriente filosófica que acentúa el papel de la razón en la adquisición
del conocimiento. Contrasta con el empirismo, que resalta el papel de la experiencia, sobre
todo el sentido de la percepción.
El racionalismo se desarrolló en Europa continental durante los siglos XVII y XVIII.
Tradicionalmente, se considera que comienza con René Descartes y su expresión «pienso,
luego existo». Descartes decía que la geometría representaba el ideal de todas las ciencias y
también de la filosofía.
Descartes aseguraba que solo por medio de la razón se podían descubrir ciertas verdades
universales, contrario en su totalidad a la idea que manejaba el movimiento empirista. A partir
de aquellas verdades es posible deducir el resto de contenidos de la filosofía y de las ciencias.
Manifestaba que estas verdades evidentes en sí eran innatas, no derivadas de la experiencia.
Este tipo de racionalismo fue desarrollado por otros filósofos europeos, como el
neerlandés Baruch Spinoza y el pensador y matemático alemán Gottfried Wilhelm Leibniz. Se
opusieron a ella los empiristas británicos, como John Locke y David Hume, que creían que
todas las ideas procedían de los sentidos.
El racionalismo sostiene que la fuente de conocimiento es la razón dada por Dios y rechaza la
idea de los sentidos, ya que nos pueden engañar; defiende las ciencias exactas, en concreto las
matemáticas.

Termino del racionalismo.

El término racionalismo tiene un significado muy amplio: en general, llamamos racionalista a


toda posición filosófica que prima el uso de la razón frente a otras instancias como la fe, la
autoridad, lo irracional, la experiencia empírica, etc. Es racionalista todo aquel que cree que el
fundamento, el principio supremo, es la razón. Junto con ello, cabe ser racionalista en relación
con un género de cuestiones y no serlo en relación con otro.
El racionalismo se caracterizó por lo siguiente:

• Confianza en el poder de la razón.


• Postulación de las ideas innatas
• Utilización del método lógico-matemático para explicar los razonamientos del empírico y
confirmarlos cuando ello es posible.
• Sostener la razón y el pensamiento como la fuente de todo conocimiento humano.
• Creer en el innatismo: que en el espíritu humano existen ideas preconcebidas, nacidas con él o
puestas allí por Dios.
• Prefería el empleo de métodos lógico-deductivos para explicar los razonamientos empíricos y
confirmarlos cuando fuera posible.
• Jugó un papel fundamental en el advenimiento del pensamiento laico (y antirreligioso).
• Sus principales defensores provenían de Francia, Alemania y otros países de la Europa continental,
opuestos al empirismo proveniente de Inglaterra.

• Causas de ateísmo.

Existen diversos argumentos a favor del ateísmo, entre los cuales es usual encontrar los
siguientes:

• La ausencia de evidencia empírica, es decir, la ausencia de pruebas científicas respecto


a la existencia de divinidades, en una época en que se comenzaba a creer sólo en
evidencias científicas.
• El problema del mal, es decir, la existencia del mal y el sufrimiento, que es difícil de
congeniar con la idea de un dios protector omnisciente, todopoderoso y bondadoso.
• El Argumento de las revelaciones inconscientes, también llamado “el problema de
evitar el infierno equivocado”: la mutua exclusión implícita en las revelaciones de los
profetas y místicos de las distintas religiones de la historia, puede interpretarse como
prueba de que son sólo una creación humana.
• El Argumento del ocultamiento divino, cuya premisa es que si existiera una o varias
divinidades, habrían creado una situación razonable para manifestarse a la humanidad,
pero no lo han hecho, lo cual permite la duda sobre su existencia.

• Actitud de la iglesia en los distintos sistemas ideológicos más


importantes.

• Conservadurismo religioso e ideologías de extrema derecha


El conservadurismo religioso se caracteriza por hacer que las creencias religiosas de un colectivo
religioso al que se pertenece marquen la agenda política, orientada normalmente a hacer que
prevalezcan los símbolos, rituales y creencias asociadas a esa religión.
• Liberalismo
El liberalismo es un tipo de ideología basado en el individualismo, es decir, la atención a las
necesidades de uno mismo. Por otro lado, los análisis de sociedad, economía y política que se
realizan desde esta posición también colocan en un lugar prioritario la subjetividad de uno mismo y
la libertad de elección, a la cual se le da más importancia que a la igualdad económica.
• Socialismo
El socialismo es fundamentalmente uno de los tipos de ideología colectivista que, a diferencia del
conservadurismo religioso (también colectivista), son seculares. Es decir, de desliga de cualquier
religión y rechaza toda iniciativa que tenga que ver con regular la vida política y social a partir de
creencias en lo divino.
• Socialdemocracia
Los socialdemócratas adoptan elementos de los liberales y de los socialistas. Por un lado, no se
centran simplemente en el análisis individualista de la realidad. Por el otro, renuncian a la idea de
eliminar problemas de desigualdad y dominio a través de la eliminación de la propiedad privada
sobre los medios de producción (es decir, recursos tecnológicos o naturales que crean riqueza si
otros trabajan en ellos: fábricas, campos...). En vez de eso, tratan de buscar un equilibrio basado en
la redistribución de la riqueza.

• Evolucionismo.

El evolucionismo es una teoría que afirma que la vida tal y como la conocemos actualmente
proviene de una serie de cambios graduales en la naturaleza. Sin embargo, Charles Darwin se
nutrió del evolucionismo para crear su famosa teoría sobre el origen de las especies.

¿Qué dice la teoría del evolucionismo?


Desde la biología, el evolucionismo es la teoría que afirma que todos los seres vivos actuales
son el resultado de cambios graduales a partir de antecesores comunes.
La antropología, como ciencia, nace en la segunda mitad del Siglo XIX, en un clima intelectual
marcado por las ideas evolucionistas en la Biología (Darwin en "El origen de las Especies",
1859) y en una situación política caracterizada por la expansión y la hegemonía europea.

¿Quién es el fundador del evolucionismo?


En 1858, Charles Darwin y Alfred Russel Wallace publicaron una nueva teoría evolutiva, que
fue explicada en detalle en la obra de Darwin El origen de las especies (1859). A diferencia de
Lamarck, Darwin proponía la idea de una ascendencia común y un árbol de la vida compuesto
por muchas ramificaciones.

¿Cuál fue el primer ser vivo según la teoría de la evolución?


Según el estudio, nuestro primer antepasado fue un microorganismo muy simple y que
probablemente vivió hace unos 4.000 millones de años junto a una chimenea hidrotermal en el
fondo de los primitivos océanos terrestres.

Evolucionismo en la iglesia.
Generalmente se piensa que la Iglesia católica siempre se ha opuesto al evolucionismo. Es
cierto que el evolucionismo fue percibido por no pocos católicos como no opuesto
necesariamente a la fe cristiana, y hubo desde el comienzo intentos de conciliación entre
evolucionismo y cristianismo.

• Capitalismo.
El capitalismo es un régimen económico-político, que toma el capital como el punto de partida
para generar riqueza, se basa en la inversión por cuenta propia en régimen privado, esto es, que
el capital de inversión es particular y la ganancia igualmente es particular.
El capitalismo es un sistema económico y social basado en que los medios de producción deben
ser de propiedad privada, el mercado sirve como mecanismo para asignar los recursos escasos
de manera eficiente y el capital sirve como fuente para generar riqueza.

El capitalismo en la iglesia.
En esencia, la Iglesia Católica ha aceptado siempre los principios fundamentales del
capitalismo, que abarcan el derecho de propiedad de los medios de producción, la separación
del trabajo y el capital, el salario, la libre competencia y las libertades civiles.

• Existencialismo.
El existencialismo es una corriente filosófica que persigue el conocimiento de la realidad a
través de la experiencia inmediata de la propia existencia. De todas formas, no se ha
desarrollado una teoría precisa o exacta que defina claramente este concepto.
El Existencialismo es una corriente filosófica dedicada al análisis de la condición humana,
tomando como valores preponderantes la individualidad, la emoción, la búsqueda del
significado de la vida y de la existencia, y los objetivos de vida de cada persona
.
Primer principio del existencialismo.
Dice Sartre: “El hombre es el único ser en la naturaleza que no sólo es tal como él se quiere,
sino también como él se concibe después de existir… No es otra cosa que lo que él se hace. Es
éste el primer principio del existencialismo”.

El existencialismo en la iglesia.
El existencialismo es un movimiento filosófico que afirma fundamentalmente que los seres
humanos, en forma individual, son quienes crean el significado y la esencia de sus vidas.
Emergió como un movimiento en la literatura y la filosofía en el siglo XX, heredera de los
argumentos de filósofos como Schopenhauer, Kirkegaars, Nietzsche y Unamuno.

Este movimiento describe la ausencia de una fuerza trascendental; esto significa que el
individuo es libre, por lo cual, es totalmente responsable de sus actos, sin la presencia de una
fuerza superior que pudiera determinarle en su manera de actuar. Esto les atribuye a los
humanos el crear una ética de responsabilidad individual, apartada de cualquier sistema de
creencias externo a él.

• Socialismo.
El socialismo es una doctrina sociopolítica y económica basada en la propiedad y la
administración colectiva de los medios de producción con el fin de alcanzar una distribución
más equitativa de la riqueza.

Uno de los principales pilares del socialismo es alcanzar una sociedad justa, por ello, tiene
entre sus planteamientos la necesidad de que sea la injerencia colectiva o estatal la que tenga
la administración de los medios de producción para regularlos y centralizar el poder
económico.
De esa manera el socialismo se plantea reducir tanto la propiedad privada como la distinción
de las clases sociales. Entre los principales autores que desarrollaron el concepto de socialismo
durante el siglo XIX están Karl Marx y Friedrich Engels.
Características más representativas acerca del principio básico del socialismo en general:
• Se basa en la propiedad colectiva de los medios de producción y distribución.
• Busca eliminar las diferencias de clases sociales al repartir las riquezas de forma igualitaria
entre los trabajadores.
• Los medios de producción le pertenece a la sociedad, por tanto se trata de empresas estadales
cuya dirección y gerencia la asume el Estado.
• El socialismo busca la centralización de poderes e interviene en los aspectos económicos y
sociales al encargarse de la distribución de bienes, con el fin de garantizar la equidad social.
• El socialismo nace como una respuesta en contra del capitalismo y de las desigualdades
sociales que ésta ha generado.
• Para el socialismo la única clase social posible es el proletariado, por eso su intención por
eliminar las diversas clases sociales.
• Desde una perspectiva teórica, el socialismo puede funcionar en un régimen de gobierno
democrático.

• El hombre que piensa sobre el hombre.


Los pensamientos se manifiestan como palabras, las palabras como actos, los actos se
desarrollan estructurando hábitos y los hábitos se solidifican formando nuestro carácter.

Así que será mejor que vigilemos nuestros pensamientos y sus orígenes con cuidado, porque
así como las sombras persiguen al cuerpo, aquello que pensamos, es lo que llegamos hacer.

Todo ser humano para iniciarse en el camino de la prosperidad, plenitud y felicidad, debe
aprender primero a ser un maestro en el arte de pensar virtuosa, correcta, inteligente y
sabiamente, ya que la esencia de una vida plena radica precisamente en ese mundo pensante.
William James declaró cuando era Decano de la Universidad de Harvard: “el
mayor descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden cambiar sus vidas,
si alteran sus actitudes mentales”.

“El hombre es el amo del pensamiento, el moldeador de sus carácter, el arquitecto y el escultor
de su condición, de su medio ambiente y de su destino”. Como un hombre piensa así es su vida.
Todos somos responsables de nuestros pensamientos, que son las semillas de lo que ocurrirá
en nuestras vidas.

Como dice James Allen "Sólo el hombre sabio, sólo aquel cuyos pensamientos son controlados
y unificados, hace que le obedezcan los vientos y las tempestades del espíritu".