Está en la página 1de 9

Fecha de Resolución: 23 de Abril de 2013

Emisor: Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y Tránsito

Número de Expediente: KP02-V-2010-3155

Ponente: Eunice Beatriz Camacho Manzano

Procedimiento: Interdicto Civil

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, M. y del Tránsito de la Circunscripción


Judicial del Estado Lara

Barquisimeto, veintitrés de abril de dos mil trece

202º y 154º

ASUNTO: KP02-V-2010-003155

PARTE DEMANDANTE: LEOMARA DEL CARMEN BERRIOS BALZA, Venezolana,


mayor de edad, de este domicilio, titular de la Cedula de Identidad Nº 9.177.340, de este
domicilio.

APODERADOS DE LA PARTE DEMANDANTE: A.. J.C.P.M., GEORMARY LEON B.,


JUSTO J.R.V. y O.G.M., inscritos en los inpreabogado bajo los Nº 102.014, 152.095,
114.375 y 2.378, respectivamente.

PARTE DEMANDADA: R.T., mayor de edad, de este domicilio, titular de la cedula de


identidad Nº 3.804.685.

APODERADOS DE LA PARTE DEMANDADA: A.. V.A.P., inscrito en el Impreabogado


bajo el Nº 7.204, en carácter de Defensor Ad-Litem.
MOTIVO:

INTERDICTO DE AMPARO POR PERTURBACION

Se reciben las presentes actuaciones interpuesta por la ciudadana LEOMARA DEL


CARMEN BERRIOS BALZA, en juicio por INTERDICTO DE AMPARO POR
PERTURBACION, en contra del ciudadano R.T., plenamente identificados en el
encabezado, el cual correspondió a este tribunal conocer de la causa.

DE LAS ACTUACIONES

En fecha 29/10/2010, este Tribunal admitió demanda de interdicto de amparo por


perturbación. Seguidamente se abrió cuaderno separado de medidas Nº KH01-X-2010-
116. En Fecha 29/11/2010, se recibió Escrito presentado por la Ciudadana Leomara
Berrios asistida por la Abg. G.L., consignando Copias del Libelo a los fines que se librase
Compulsa. Seguidamente se recibió Poder apud acta y el Alguacil de éste Tribunal dejo
constancia que recibió de la parte actora, los emolumentos para el traslado al domicilio del
demandado. En Fecha 01/12/2010, vista la diligencia anterior este Tribunal ordenó se
librase la respectiva C., tal como fue ordenado en auto de admisión de fecha 29-10-2010.
En fecha 23/02/2011, se recibió de la Abg. G.L., en su carácter de Apoderada Judicial de
la ciudadana LEOMARA BERRIOS, Escrito en la cual solicitó fuese librada la respectiva
compulsa, por haber cumplido con los requisitos exigidos en la Ley. En Fecha 06/04/2011,
el Alguacil de éste Tribunal consignó COMPULSA SIN FIRMAR del C.R.T.. En Fecha
07/04/2011, se recibió de la Abg. G.L. un escrito en el cual solicitó que este Tribunal se
pronunciase sobre lo peticionado y ordenase a la alcaldía de palavecino permitiera
continuar con las labores de construcción. En Fecha 13/04/2011, Se acordó y se libro
cartel de citación. En Fecha 28/06/2011, se recibió de la Abg. GEORMARY LEON,
apoderada judicial de la ciudadana L.B., donde consignó cartel de citación publicados en
los diarios EL IMPULSO de fecha 31/05/2011 y EL INFORMADOR de fecha 04/06/2011.
En Fecha 27/09/2011, la Secretaria del Tribunal expuso que en fecha 26 de Septiembre
2011 se trasladó a la siguiente dirección: Urbanización El Trigal, Avenida el Placer en
Cabudare, Estado Lara, y fijò copia del cartel de Citación librado en conformidad con lo
establecido en el artículo 223 del Código de Procedimiento Civil. En Fecha 31/10/2011, se
recibió diligencia de la Abg. G.L. apoderada de L.B. donde solicitó se nombrase Defensor
Ad-Liten al ciudadano R.T.. En Fecha 10/11/2011, Se designó Defensor Ad-litem. En
Fecha 15/05/2012, el Alguacil consignó BOLETA DE NOTIFICACION firmado por el Abg.
V.A.P. I.P.S.A 7204, en su condición de DEFENSOR AD-LITEM. En Fecha 25/05/2012,
Se realizo acto de juramentación de Defensor Ad-litem. En Fecha 15/06/2012, La
Secretaria Certificó que identificó a la poderdante ciudadana LEOMARA DEL CARMEN
BERRIOS BALZA, con la cedula de identidad Nº 9.177.340 asistida de abogado y otorgó
poder apud acta. En Fecha 10/08/2012, se recibió diligencia presentada por el Abg.
O.G.M. actuando con su carácter en autos en la cual solicitó se notifique al Abg. V.A.P..
En Fecha 17/09/2012, se acordó librar compulsa al Defensor Ad-Litem Abg. V.A.P., una
vez fuesen consignado los fotostatos. En Fecha 16/10/2012, se recibió escrito presentado
por la Ciudadana E.S., asistida por el Abg. O.G., En Fecha 18/10/2012, C. como han sido
las copias fotostáticas, este Tribunal libró la respectiva Compulsa al defensor ad-litem. En
Fecha 19/03/2013, el alguacil consignó recibo de citación firmada por el ciudadano V.A.P.,
en su condición de DEFENSOR AD-LITEM, a quien citó ese mismo día. En Fecha
21/03/2013, se recibe escrito de contestación presentada por el abg. V.A.P.. En Fecha
25/03/2013, se recibió escrito de Prueba presentada por el abg. Justo Ríos, en su
condición de autos. En Fecha 01/04/2013, Se agregaron y admitieron las pruebas
promovidas por el Abogado JUSTO J.R.V., actuando en su carácter de Apoderado
Judicial de la parte demandante y se recibió escrito presentado por el Abg. V.A., en su
condición de autos, donde consignó PRUEBAS. En Fecha 03/04/2013, Se agregaron y
admitieron a sustanciación salvo su apreciación en la definitiva las PRUEBAS
presentadas por el Abg. V.J.A.P., actuando en su carácter de Defensor Ad-Litem del
ciudadano R.T.. En Fecha 04/04/2013, Tuvo lugar acto de testigos de los Ciudadanos
OMAR GRANDA y A.R.H.. Siendo día para el Traslado del Tribunal a los fines de
practicar Inspección Judicial, se difirió la misma y en consecuencia se fijó el tercer día de
despacho siguiente a las 10:00 a.m. En Fecha 10/04/2013, siendo el día y la hora fijada
para la práctica de la Inspección Judicial, se dejó constancia que la parte accionante no
se encontró presente, razón por la cual se Declaró Desierto. En Fecha 15/04/2013, se
recibió escrito presentado por el Abg. O.G., en su condición de autos, donde consignó

CONCLUSIONES.

DE LA DEMANDA

Narra el actor que interpone libelo de demanda por INTERDICTO CIVIL, que en fecha 29
de julio de 2005 adquirió un inmueble constituido por una parcela de terreno propio y las
bien hechurìas en èl edificadas, distinguido con el Nº 4-8, del conjunto Nº 4, de la
Urbanización El Recreo, Primera Etapa, en jurisdicción de la Parroquia J.G.B., Municipio
Palavecinos del Estado Lara, cuyas medidas y linderos son los siguiente: la parcela de
terreno tiene aproximadamente Doscientos Veintiséis Metros Cuadrados con Veinticinco
Decímetros Cuadrados (226,25 Mts.) y se encuentra comprendida dentro de los
siguientes linderos: Norte: Nueve Metros con Cinco Centímetros (9,05 Mts.)con parcela 4-
7; Sur: Nueve Metros con Cinco Centímetros (9,05 Mts.) con parcela 6-1; Este: Veinticinco
Metros (25,00 Mts.) con parcela 4-7; Oeste: Veinticinco Metros (25,00 Mts.) con parcela 4-
D, tal y como consta en documento debidamente protocolizado ante la Oficina de Registro
Inmobiliario del Municipio Palavecino del Estado Lara quedando asentado dicho
documento en los libros llevados por la referida oficina registral, Bajo el Nº 37, folios 1 al
3, Protocolo Primero, Tomo Décimo Primero (11º), tercer Trimestre de 2005, documento
que consignó en copia simple marcado B. Afirma que el inmueble antes descrito colinda
con una parcela de terreno de menor extensión distinguida con el Nº 4-D la cual posee
una superficie de terreno de Sesenta y Cinco Metros Cuadrados (75,00 Mts.) situada en la
Urb. El Recreo, Primera Etapa, en jurisdicción de la Parroquia J.G.B., Municipio
Palavecinos del Estado Lara y se encuentra comprendida dentro de los siguientes
linderos: Norte: Tres Metros (03 Mts.) Con calle de servicio; Sur: Tres Metros (03 Mts.)
con parcela 6-A; Este: Veinticinco Metros (25,00 Mts.) con parcela 4-8; Oeste: Veinticinco
Metros (25,00 Mts.) con calle 1, que hasta el 10 de agosto de 2009, afirma venir
poseyendo de manera inequívoca, pacifica e ininterrumpida y con ánimo de dueña, siendo
el caso que en la parcela antes mencionada existe una cerca perimetral construida en
tubo y alfajor, siendo esta la única división que existe entre la parcela que posee y la calle
Nº 1, y el único resguardo decidió cambiar la vieja he insegura cerca de alfajor por una de
bloques que brindan mayor seguridad a ella y su familia, iniciadas las labores de
construcción, en fecha 3 de agosto de 2009 un Ciudadano que se identificó como R.T.,
venezolano, mayor de edad, titular de la cedula de identidad Nº 3.804.685 y domiciliado
en la Urb. El Trigal, Av. El Placer casa Nº B9-6, quien dijo ser el legítimo propietario de la
parcela 4-D, acotando que la viene poseyendo desde hace casi cinco años, formulo
formal denuncia ante la dirección de ingeniería del Municipio Palavecinos, y en fecha 19
de agosto del 3009 compareció ante la misma oficina y se le ordeno a la parte actora que
se debía paralizar las labores de construcción, documentos emanados de la división de
ingeniería municipal de la Alcaldía del Municipio Palavecinos y que consignó marcados
con Letra C y D, quedando ahora por causa de la perturbación del ciudadano R.T. antes
identificado, sin ningún tipo de protección y en peores condiciones que antes, puesto que
ya se había removido parte de la antigua cerca. Asegura que el demandado no pretende
más que aprovecharse de la situación para querer venderle a la parte actora la referida
parcela a un precio elevado, tal como el mismo se lo manifestó, pretendiendo ahora iniciar
labores de construcción, aun y cuando en conversaciones informales sostenidas con los
funcionarios de la alcaldía los mismos le informaron que el referido terreno no estaba apto
por sus dimensiones entre otros particulares para levantar una edificación que pueda
servirle de vivienda, perturbando con esa conducta en fecha 10 de agosto de 2009 con la
orden de paralización de construcción que logro obtener la parte actora.

Fundamentaron la acción en los artículos 772, 782 del Código Civil. Consignó justificativo
legal de testigos marcado con letra E, por todo lo antes mencionado solicitó fuese
declarado a su favor interdicto de A., que se le orden a la parte demandada que cesen las
perturbaciones y ordenase a la alcaldía del M.P. que le fuese permitido continua con las
labores de construcción de la cerca perimetral. Solicitó fuese practicada Inspección
Judicial al inmueble antes identificado. Estimó la demanda en la cantidad de Seis Mil
Quinientos Bolívares (6.500,00 Bs.) y señalo como domicilio procesal a el inmueble
distinguido con el Nº 4-8 del conjunto Nº 4, de la Urbanización El Recreo, Primera Etapa,
P.J.G.B., Municipio Palavecinos del Estado Lara y como domicilio Procesal del querellado
la Urbanización el Trigal, Avenida el placer casa Nº B9-6.

DE LA CONTESTACIÓN

Estando dentro del lapso y oportunidad correspondiente el Abg. V.J.A.P., actuando en su


carácter de Defensor Ad-Liten del ciudadano R.T., actuando en carácter de apoderado
judicial de la ciudadana R.E.G.O., procedió a dar contestación a la demanda de la
siguiente manera:

Rechazó, Negó y contradijo la demanda intentada en contra de su representado tanto en


los hechos narrados como en el derecho invocado por considerarlos mismos carecen de
veracidad.

DE LA PROMOCIÓN DE PRUEBAS

Estando dentro del lapso correspondiente para promover pruebas, ambas partes
promovieron pruebas de la siguiente manera:

1) Promovió original de poder autenticado a favor del abogado JHIMMY PIÑA; se valora
como prueba de su capacidad procesal.

2) P. copia del documento de propiedad sobre el inmueble descrito en el libelo; se valora


en su contenido como instrumento público de conformidad con el artículo 429 del Código
de Procedimiento Civil.

3) Copia de actuaciones administrativas realizadas por el Municipio Palavecino del Estado


Lara; se valoran en su contenido y su incidencia en la presente decisión será establecida
en la parte motiva de esta sentencia.

4) Declaración de testimonial evacuada ante la Notaría Pública Tercera del Municipio


Iribarren del Estado Lara; no se valoran porque en criterio de este Juzgado sus
declaraciones no son fidedignas, la manera como incorporaron sus testimonio no permite
descubrir un verdadero conocimiento de los hechos, sólo se limitaron a señalar si sé y sí
me consta, resultando esas afirmaciones insuficientes para convencer al Tribunal.
5) INSPECCIÓN. Solicitó se practicase inspección Judicial del inmueble que posee y
dejase constancia de particulares; prueba que no se valora pues no consta en autos sus
resultas.

CONCLUSIONES

Sobre los interdictos posesorios, especialmente el amparo por perturbación, la Sala


Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en decisión de fecha 01/02/20088 (Exp.
N° 06-0969) estableció:

Ahora bien, el interdicto posesorio por perturbación previsto en el artículo 782 del Código
Civil Venezolano, conocido en el foro jurídico como amparo posesorio, exige como
supuesto de hecho determinante la perturbación de la posesión, y su finalidad es hacer
cesar dichas perturbaciones para restablecer la situación existente antes de que estas
ocurrieran.

Así las cosas, es el artículo 700 del Código de Procedimiento Civil, el que regula el inicio
del procedimiento interdicto de amparo a la posesión en caso de perturbación que
prescribe el artículo 782 del Código Civil, y que fundado en la mejor situación jurídica con
respecto a un bien que detenta aquel en cuya posesión se encuentra dicho bien, prevé el
decreto interdicto provisional de amparo a la posesión sin audiencia de la otra parte
cuando el querellante, solicitante del amparo y poseedor, demuestre la ocurrencia de la
perturbación con pruebas suficientes en criterio del Juez que conozca del asunto.

La ejecución del decreto provisional que se dicte, siendo de amparo a la posesión actual
demostrada del querellante, no implica el desalojo del perturbador, puesto que la
admisibilidad de la querella ha de depender de que el querellante haya demostrado su
posesión actual del inmueble.

En este sentido, el artículo 700 del Código de Procedimiento Civil dispone:

Artículo 700. En el caso del artículo 782 del Código Civil el interesado demostrará ante el
Juez la ocurrencia de la perturbación, y encontrando el Juez suficiente la prueba o
pruebas promovidas, decretará el amparo a la posesión del querellante, practicando todas
las medidas y diligencias que aseguren el cumplimiento de su Decreto

Asimismo, el artículo 701 del Código de Procedimiento Civil establece:

Practicada la restitución o el secuestro, o las medidas que aseguren el amparo, según el


caso, el Juez ordenará la citación del querellado, y practicada ésta, la causa quedará
abierta a pruebas por diez días. Concluido dicho lapso las partes presentarán dentro de
los tres días siguientes, los alegatos que consideren convenientes, y el Juez, dentro de
los ocho días siguientes dictará la sentencia definitiva. Esta sentencia será apelable en un
solo efecto, pero el Tribunal remitirá al Superior el expediente completo de las
actuaciones. El Juez será responsable de los daños y perjuicios que cause por su demora
en dictar la sentencia prevista en este artículo.

Sobre el aspecto probatorio en este tipo de procedimientos especiales, la Sala de


Casación Civil de la misma M.J. estableció en decisión de fecha 26/02/2009 (Exp. N..
2008-000366):

De la anterior transcripción parcial del texto de la recurrida, se desprende que el


sentenciador de alzada dedujo que la parte actora sí tenía más de un año en la posesión
legítima del bien inmueble que se discute y que sí se cometieron los actos perturbatorios
denunciados, a partir de la prueba de testigos promovida por el querellante, así como de
otros medios suministrados por la querellada.

Al respecto, la Sala observa que ciertamente la posesión legítima por más de un año
sobre el bien objeto de la acción, así como la demostración de la ocurrencia de la
perturbación, que el actor haya ejercido contra el mencionado bien, constituyen
presupuestos procesales necesarios para que prospere la acción interdictal de amparo
por perturbación, y que si bien, no existe límite alguno en cuanto a los medios de prueba
para demostrar tanto el hecho posesorio como la perturbación, es bien conocido por el
foro que el medio de prueba por excelencia en estos casos es la prueba testifical.

En base a lo expuesto, este Tribunal valora que a la parte actora le corresponde


demostrar como requisito concurrente la posesión y la perturbación por parte del
accionado. No obstante, en la redacción del libelo se percibe que la supuesta perturbación
está identificada con una orden administrativa emanada de la Alcaldía del Municipio
Palavecino del Estado Lara donde se le prohíbe la construcción de un muro perimetral. El
actor atribuye esa decisión a la denuncia planteada por el querellado, pero
simultáneamente exige que se le ordene a la aludida Alcaldía la continuación de las
labores de construcción.

En criterio de quien suscribe el amparo por perturbación no procede, la razón es que del
examen a las actas procesales se tiene que el demandado ostenta derechos sobre la
parcela en cuestión, aspecto que se contrapone a la posesión invocada por la
demandante. El instrumento plasmado al folio 15 verifica los derechos que la querellada
invoca, a diferencia de la demandante que no tiene justo título que le acompañe. Es
bueno recordar que a diferencia del interdicto de restitución por despojo, el amparo por
perturbación exige la más excelsa de las posesiones a saber, la posesión legítima,
sumado a este hecho conviene apreciar que como un ciudadano que se siente afectado el
querellado compareció ante un órgano del Estado competente y denunció la construcción
del muro perimetral, si el Ente no hubiese encontrado conflicto alguno se habría
pronunciado a favor de la continuación de la obra. Por el contrario, existió un acuerdo en
virtud del cual la querellante se comprometió a no efectuar construcciones.

Entiende esta juzgadora que el anterior acto en forma pura y simple no puede
considerarse un acto de perturbación, por el contrario, si lo pretendido es el
reconocimiento de sus derechos como dueño del terreno el actor debe intentar la
respectiva acción petitoria o si encuentra justo título que le reconozca tal condición
presentarlo ante la Alcaldía del Municipio Palavecino del Estado Lara para que se le
permita la construcción y en caso de satisfacer los requisitos y no se le permita aun la
construcción, accionar en contra del acto administrativo.

Es buena la oportunidad para recordar que los interdictos posesorios surgieron con la
clara voluntad del legislador de evitar que las personas se hagan justicia por sus manos o
cometan actos arbitrarios sin la mediación de los actos exigidos por los Órganos del
Estado, ese perfil no puede ser desvirtuado e invocar los interdictos posesorios para tratar
cualquier inconformidad que se tenga sin que existan las suficientes pruebas de la
posesión, en este caso legítima. Considera este Despacho que en este caso no existe
prueba de la posesión legítima a favor de la querellante, y en el mejor de los casos que sí
existiera el acuerdo suscrito ante la Alcaldía del Municipio Palavecino del Estado Lara no
puede ser considerado como un acto de perturbación, razón suficiente para declarar la
improcedencia de la querella, como en efecto se decide.

DISPOSITIVO

Por los fundamentos anteriormente expuestos este JUZGADO PRIMERO DE PRIMERA


INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DEL TRANSITO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN
JUDICIAL DEL ESTADO LARA, Administrando Justicia en nombre de la República
Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, DECLARA:

PRIMERO

SIN LUGAR el presente Interdicto posesorio de AMPARO POR PERTURBACIÓN,


intentado por la ciudadana LEOMARA DEL CARMEN BERRIOS BALZA en contra del
ciudadano R.T., ambos identificados.

SEGUNDO

Se condena en costas a la parte demandante por haber resultado vencida, de


conformidad con el artículo 274 del Código de Procedimiento Civil.

PUBLÍQUESE Y REGÍSTRESE.

D. copia certificada por Secretaría del presente fallo, de conformidad con lo dispuesto en
el artículo 248 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con el artículo 1.384
del Código Civil y a los fines legales previstos en los ordinales 3 y 9 del artículo 72 de la
Ley Orgánica del Poder Judicial.

Dada, firmada y sellada en la Sala del Despacho del JUZGADO PRIMERO DE PRIMERA
INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y TRANSITO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN
JUDICIAL DEL ESTADO LARA, en Barquisimeto, a los veintitrés (23) días del mes de
Abril de dos mil Trece (2013). Años 202° de la Independencia y 153° de la Federación.

LA JUEZ
ABOG. E.B.C.

LA SECRETARIA

ABG. B.E.

En la misma fecha se dictó y publicó el fallo que antecede, siendo las 11:00 a.m

Nro. DE EXPECIENTE: KP02-3155


FECHA DE ENTRADA: 29-10-2010

DEMANDANTE: LEOMARA DEL CARMEN BARRIOS BALZA

DEMANDADO: R.T.

MOTIVO: INTERDICTO DE AMPARO POR PERTURBACIÓN

ESTADO ACTUAL: SIN LUGAR

ALUMNA: ROSA NUÑEZ

C.I. 6.707.822

8VO. SEMESTRE

También podría gustarte