Está en la página 1de 3

El cutting

Actualmente los adolescentes viven en un mundo cambiante, rodeados


de ausencias y faltas que ubican en la relación con sus padres,  amigos,
pareja, maestros , etc. Viven en un mundo lleno de mensajes
contrapuestos, entre tener que ser independientes en sus ideas y
decisiones,  pero también dependientes a los estándares de normalidad:
ser delgados, a la moda, “cool”, felices, con muchos amigos,  exitosos, 
etc. Cómo pedirles que sepan decidir sobre su futuro si aún no
saben lo que realmente quieren o quiénes son.

El proceso adolescente confronta a todo ser humano  a encontrar quien


quiere ser en este mundo. Para lograrlo  deberá comprender lo que le
rodea y lo que lleva por dentro de sÍ mismo, eso no es una  tarea
sencilla. Además esa tarea no tendrá una respuesta universal o unívoca, 
cada ser humano es diferente e invariablemente chocará en la búsqueda
por su identidad con los  imperativos sociales y familiares, creando al
final  un sujeto completamente único.

Cada joven vive éste periodo de  su vida (sus retos y peligros) desde su
particularidad, es decir, cada chico hará uso de diferentes mecanismos
psíquicos para sobre llevar las angustias, temores, excitaciones que lo
desbordan en ese momento. Habrá chicos que  se volcarán hacia el
deporte, otros a la vida social, otros a lo intelectual, otros a su pareja, a la
moda,  al estudio, al arte, etc. Sin embargo, habrá otros que al no
poder ni siquiera  ponerle nombre o ubicar lo que sienten
encontrarán otra  forma de descarga, de desahogo de toda esta
energía: la auto lesión.

¿Que es el cutting?
nos referimos a una serie de cortes superficiales que el adolescente
se realiza con diferentes objetos (no necesarimente cuchilos o navjas)
como medio de descarga de un dolor emocional que les parece
completamente insoportable e incontrolable. Estas  incisiones serán en la
mayoría de los casos poco profundas, superficiales, poco severas y
variarán de sujeto en sujeto o del estado anímico de cada uno de ellos al
momento de realizarlas.
las autolesiones suelen encontrarse en muñecas o antebrazos como
arañazos,  cortes marcados pero no profundos, diseños cuidadosos,
mensajes escritos 

El adolecente suele usar pulseras o playeras de manga larga para


cubrirlos y así evitar ser interrogado por los padres sobre este punto.  No
es recomendable que los padres desborden en preguntas a los hijos,
pues estos no dirán mucho, se  empezarán preocupar más por
esconderse y pensaran que son sólo eso “un joven que se autolesiona” y
no un joven con una situación a resolver. Se les surgiere buscar ayuda
terapéutica a la brevedad

rasgos distintivo del “cutting” es que los cortes reflejan  el desahogo


de “algo” y sobretodo que no tienen la intensión de ser mortales (con
intensión suicida), pero eso no quita que puedan llegar a poner en peligro
en un momento dado  la vida del joven.
Se podría creer que todos los seres humanos de una forma u otra,
metafórica o simbolicamente, es decir, de manera disfrazada o
inconsciente hacemos cosas que nos hacen daño “conductas
autodestructivas”: manejar a exceso de velocidad, sexo sin protección,
relaciones de pareja destructivas,  consumo de alcohol o droga, etc.,
pero  la diferencia principal con el “cutting” es que estos chicos  se hace
cortes, cortes reales en diferentes partes del cuerpo, esa es la diferencia
fundamental, que son acciones reales en un cuerpo real, dejándose de
lado cualquier otra forma de enfrentar aquello que  causa  tanto malestar
emocional.

¿Cómo funciona la autolesion?


 funciona simbolicamente como mensaje, como el síntoma  de un
conflicto emocional, por qué, para qué o para quién es este mensaje es
lo que debe ser encontrado por medio del tratamiento. Sería facíl decir es
una forma de llamar la atención,  castigar a los padres,  evadir el enojo, 
o creer que simplemente estaban aburridos, sin embargo, el por qué de
la conducta es algo que no sé sabe, que es diferente en cada chico y que
le está causando un daño.

El cutting  requiere ser escuchado y manejado por un especialista,


debido a que la base de esta situación es que estos jovenes no pueden
hablar ni comprender lo que les ocurre o sienten, es como si para ellos
su malestar fuera amorfo. Por ello el analista será  la persona adecuada
y experta para auxiliarlo, guiarlo para ubicarlo y darle forma a ese dolor.

La pregunta con la que se trabajará en psicoterapia es: ¿qué quieren


cortar? Muchas veces el chico no lo sabe y jamás lo sabrá sino hasta
cuando acuda ayuda o logre expresar su sentir a través del discurso y no
de la autolesión qué le estaba ocurriendo de manera interna. Cuando eso
ocurra descubrirá qué era lo que está simbolizando en esos cortes, y 
paulatinamente comenzará a manejar y a escuchar sus sentires de otra
manera.

Linda Dunion, directora de la campaña escocesa “See Me” y de las


pocas investigadoras que estan trabajando sobre este tema confirma 
que la autolesión  es una señal de un dolor emocional y de la dificultad
de expresar  sus sentimientos, ya sea por temor a entrar en conflicto, ser
rechazados, temor a lo que creen que puede provocar  su enojo o
cualquier otro motivo partícular del sujeto.  Recordemos que el que el
ser humano no exprese lo que siente no significa que lo que se
siente desaparezca;  necesita  ser expresado y  por tanto en ocasiones
el cuerpo funciona como un medio más más que como un fin:
….«Me hacía arañazos en los brazos con las llaves. Y sentía el dolor que
había estado dentro pero no había sabido cómo comunicar. El dolor
físico reemplazaba al dolor emocional. Me aliviaba. Debería haber
gritado, simplemente, pero sentía que no merecía ser escuchada»….
Carolyn Smith, autora de Cutting it Out

Es importante no presionar al joven a que hable de este tema o que


todo lo que lo involucre gire en torno a los cortes. Sino más bien buscar
un tratamiento adecuado que lo haga poder encontrar y apalabrar aquello
que es tan profundamente doloroso que  prefiere crear un dolor corporal
que soportar un minuto más ese dolor emocional.

En conclusión , El “cutting” es una forma más de comunicar “algo” al


mundo exterior, de desviar vía el cuerpo el dolor emocional, teniendo
como falsa meta poder continuar enfrentando al mundo que le parece tan
desfavorable. No es un situación simple y de fácil manejo, para superarla
es necesario que el adolescente aprenda nuevos patrones de conducta y
pensamiento, en pocas palabras una nueva forma de pararse ante el
mundo y enfrentarlo, en vez de ser consumido por éste.

También podría gustarte