Está en la página 1de 11

1

Enrique Álvarez Carrillo

LIBRO III

EL NACIONALISMO
ANTICOLONIALISTA DE
CANARIAS. VERDADES Y
FANTASÍAS

2
Las mentiras resultan a veces mucho más
plausibles, mucho más atractivas a la
razón, que la realidad, dado que el que
miente tiene la gran ventaja de conocer de
antemano lo que su audiencia desea o
espera oír. Ha preparado su relato para el
consumo público con el cuidado de
hacerlo verosímil mientras que la realidad
tiene la desconcertante costumbre de
enfrentarnos con lo inesperado, con
aquello para lo que no estamos
preparados.

Hannah Arendt

3
ÍNDICE
LIBRO III. EL NACIONALISMO
ANTICOLONIALISTA EN CANARIAS:
VERDADES Y FANTASÍAS.

1. Canarias: geoestratégica e identidad 13


2. El pueblo canario como hecho histórico y
cultural 19
3. Canarias: cruce de intereses imperialistas 33
4. La emancipación en América Latina y su
influencia en la identidad canaria 41
5. Especial referencia a Secundino Delgado 53
6. El despertar del nacionalismo anticolonialista en
los años 70 y el oportunismo de izquierdas 56
7. El cambio de situación en Canarias 79
8. Canarias: ¿Colonia-Nación-Etnia-Región? Mito y
Realidad 95
9. Canarias y su “singularidad” histórica: de
Colonia española a Neocolonia europea 125
10. Los efectos de la implantación del modelo
colonial/neocolonial en la “nueva” sociedad canaria
162
11. La cultura popular e identidad del pueblo
canario 175
11.1 Proceso histórico 180
12. A modo de resumen histórico 189
13. Conclusiones políticas 193
Esbozo de Programa 203
Apéndices. 214

4
LIBRO III
El Nacionalismo
Anticolonialista en
Canarias
Verdades y Fantasías.

¿Quién, que en las Afortunadas, por su fortuna


naciera,
viéndolas pobres, diezmadas, de otro pueblo
esclavizadas,
su libertad no quisiera?

Secundino Delgado1

1
El 24 de diciembre de 1897, se publicaba en Caracas
el número 3 de la revista “El Guanche” que reproducía
el poema Patria, firmado por Secundino Delgado.
Una biografía escueta de Secundino, pero interesante,
5
1. Canarias: geoestrategia e identidad.
Introducción.
En realidad, un hecho contingente, casual, como
es que el Archipiélago Canario se encontrara
situado geográficamente muy cerca de las costas
africanas, a unos 100 Km del Sahara, y por
debajo de Marruecos, a 1.700 Km de la Península
Ibérica, y de América a poco más de 5.000 Km,
haría que, con el transcurso de los
acontecimientos históricos, estas islas africanas y
atlánticas adquirieran una gran importancia
estratégica. Importancia que ha existido en el
pasado, hasta nuestras fechas. Proceso que se
inicia desde su descubrimiento, y proceso de
conquista, por el colonialismo incipiente hispano,
iniciado en el año de 1402, bajo el reinado de
Enrique III, abuelo de Isabel La Católica, que
concluyó en tiempos de los Reyes Católicos, dos
años antes del proceso de colonización americana
y culmina con un momento álgido de
transcendencia a partir del Acuerdo Tripartito de
Madrid, de 14 de noviembre de 1975.

es la de Divassón Mendívil, Blanca. Secundino


Delgado Rodríguez 1867-1912. Servicio de
Publicaciones del Parlamento de Canarias. 2006.
Igualmente es interesante la biografía: Hernández
González, Manuel. Secundino Delgado. El hombre y
el mito. Una biografía crítica. Ediciones Idea. Santa
Cruz de Tenerife, 2014.
6
Esta posición geográfica triangular entre África-
Europa-América, ha convertido al Archipiélago
Canario en un decisivo eslabón de la
geoestratégica internacional2, transformándose

2
El libro Canarias, encrucijada internacional, de A.
Pérez Voituriez y O. Brito González. Editado por el
Círculo de Estudios Sociales de Canarias. Consultada
la segunda edición de Santa Cruz de Tenerife, 1982.
En su época fue un libro muy concurrido por los
ámbitos nacionalistas, a pesar de estar redactado por
un intelectual del mundo del Derecho Internacional,
como fue Voituriez (nota biográfica en El País
8.VI.1982; M. Dies de Velasco), y un profesor
universitario, también, como Oswaldo Brito, autor de
varios textos de historia sobre Canarias y activo
dirigente del movimiento obrero canario. Inicialmente
vinculado a la corriente sindicalista de cristianos de
base, dirigente de la FASOU, que luego se integraría
en el sindicato nacionalista canario Intersindical
Canaria, y finalmente tuvo una experiencia política
como dirigente de Coalición Canaria, que dejaría para
reincorporarse a su puesto como titular de profesor
universitario. Lo cierto es que este texto tiene muchos
defectos, como es el enfoque legalista del conflicto de
Canarias en la encrucijada internacional y las opciones
abiertamente españolistas pseudo-nacionalistas que se
defienden, pero sin embargo, tiene un gran valor en
cuanto a la determinación de esa condición clave de
Canarias, como es la importancia estratégica de su
posición geográfica, cuestión clave en la historia del
surgimiento de una identidad, la canaria, vinculada
7
desde entonces, y aún más con el transcurso de
los siglos, en valioso puente estratégico de
conexión de los intereses colonialistas, primero, y
neocolonialistas e imperialistas después, con el
aprovechamiento de esa posición privilegiada
justo en el momento del crecimiento y expansión
de los Estados; en primer lugar, por la Monarquía
Hispánica en la Baja Edad Media, y luego, ya
como Estado español moderno y capitalista. Pero
sin desconocer la concurrencia de potencias
imperialistas con intereses en el Archipiélago, por
los mismos motivos geoestratégicos tan
“necesarios”, desde el punto de vista de la

directamente a tal condición.


EL prólogo, realizado por el profesor Dr. Efraín
Schacht Aristeguieta, que fue catedrático de Derecho
Internacional de la Universidad Central de Venezuela,
dice algo que la inmensa mayoría de nacionalistas, e
incluso marxistas leninistas, ocultan
vergonzantemente, y es el origen liberal y burgués de
la consigna del “derecho de autodeterminación”, tal y
como se explica ampliamente en otra parte de este
libro. Dice Aristeguieta: “La fórmula del
nacionalismo era el derecho de cada nación a la
autodeterminación, noción ésta que no se originó en
las Naciones Unidas, como muchos creen, sino que
era anterior, mucho más atrás, históricamente. Fue
un lema bolchevique; y antes, utilizado en los Estados
Unidos durante el período posterior a la guerra
civil”.
8
expansión colonial-imperialista. En primer lugar,
poderes económicos y militares imperialistas
como Castilla, Aragón (luego España), Portugal,
Inglaterra, Francia y Países Bajos protagonizaron
episodios de disputa por la posesión de Canarias
en periodos diferentes, hasta aproximadamente la
Guerra Civil española 36-39; y ya luego, de
forma definitiva, en los años 60 del siglo XX, en
que la configuración del mundo imperialista hizo
que en esa disputa entraran las potencias
económicas, militares y políticas más relevantes,
triunfantes en el mundo posterior a la II Guerra
Mundial: EEUU, Rusia, Inglaterra, Francia, y
posteriormente, a partir de los años 60, Alemania,
R.P. China, Corea y Japón. Con una influencia
distinta según cada época histórica, pero todas las
potencias imperialistas del mundo han tenido que
ver con Canarias.
El Estado español, EE. UU. y la OTAN (aunque
su ámbito de actuación esté circunscrito,
teóricamente claro, el Atlántico Norte) tienen
desde hace más de 40 años una plataforma de
intervención en África, cuestión que se puso
claramente de manifiesto en la crisis del Sahara
del año 1975, con el cambio de titularidad de su
posesión a favor de Marruecos orquestada por
EE. UU. Más recientemente, desde Canarias se
atienden incursiones militares en las regiones de
África, donde existen crisis bélicas, como en
Malí, por las intervenciones de grupos yihadistas,
9
cuestión declarada recientemente prioritaria por
el ejército español, frente a Oriente Medio. Otra
potencia mundial rival, Rusia, en la época
gloriosa de la Unión Soviética tenía pretensiones
sobre Canarias a través del apoyo al proceso
“descolonizador” (neocolonizador, realmente) del
Sahara Occidental apoyando Argelia (y Libia)
que también tenía aspiraciones de alcanzar el
Océano Atlántico a través del un Sahara Libre,
arrinconando a su rival en la zona, Marruecos. La
penetración de la URSS en Canarias ya venía de
tiempo atrás, garantizándose una base de apoyo
en las islas a través del desarrollo de una
infraestructura empresarial bastante potente para
la época en Canarias, con la constitución de
empresas mixtas y filiales relacionadas con el
abastecimiento de buques y el comercio con
África y Latinoamérica, constituida nada menos
que en el periodo franquista3, y cuya finalidad
3
La empresa más emblemática era Sovhispan, una
empresa mixta hispano-soviética, constituida el 3 de
julio de 1971, en Barcelona, con un capital de catorce
millones de pesetas, aportado en un 50% por los
organismos soviéticos. Sovriflot y Prodingotr y el otro
50%, por las entidades españolas Compañía General
de Tabacos de Filipinas y la Sociedad Vapores
Suardíaz. Esta empresa nació con el objeto de
mejorar los servicios de abastecimiento y
avituallamiento de los buques soviéticos que operan,
en labores pesqueras, en aguas próximas a las Islas
10
real era la expansión económica y militar de la
URSS, potencia imperialista en plena ofensiva en
aquella época. El apoyo indirecto de la URSS a
los independentistas canarios, anticolonialistas u
oportunistas de izquierda en todo este proceso fue
muy evidente, sobre todo después de la crisis del
Sahara. La presencia de buques cubanos en la
época de expansión de la URSS en África fue
más que evidente, con funciones logísticas para
atender los intereses soviéticos en las guerras de
Angola y Mozambique. Además buques
coreanos, chinos y japoneses eran muy habituales
en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y
Santa Cruz de Tenerife, a lo cual los canarios ya
estábamos muy habituados de transitar con gente
de todas estas potencias por la zona comercial de
las dos capitales canarias.

Canarias y llevar a cabo todo tipo de actividades


comerciales relacionadas con la pesca. Con domicilio
social en Santa Cruz de Tenerife, aunque la base de
operaciones de la sociedad estaba ubicada en el puerto
de Las Palmas. Con oficinas en Madrid, Moscú,
Colombia, Gabón, Togo, Nigeria, Camerún, Zaire,
Benin, Ecuador y Perú. Comercializa más de 100.000
toneladas de pescado al año. En 1978, facturó por
valor de 2.734 millones de pesetas, un 12,5% menos
que el año anterior. Tiene una plantilla de doscientas
personas, e incorporadas como empresas filiales a
Iberles, Sovieme y Pesconsa. (Fuente, El País, 30 de
diciembre de 1979).
11

También podría gustarte