Está en la página 1de 2

RENACIMIENTO

 Un extenso florecimiento cultural (impresionante en todos los campos) que comienza en


el norte de Italia desde finales del siglo XIV y se extendió hacia el resto de Europa durante
los siglos XV y XVI.
 Francesco Petrarca (1304-1374) había sido aclamado como el padre del nuevo
humanismo, el primero en afirmar inequívocamente la creencia de que el hombre
educado era posible solamente a través del diálogo con los grandes maestros del
pasado antiguo: “Sólo estos maestros habían entendido la plena importancia del
alma… es decir, ellos entendían la naturaleza humana, lo que la hace buena y lo que
la hace mala. No eran maestros de abstracciones muertas, como los odiados
escolásticos, sino que habían realizado una verdadera penetración en la experiencia
humana”.
 Dante Alighieri (1265-1321): La Divina Comedia, obra de transición del pensamiento
medieval al renacentista.
 Roger Bacon (1214-1294), monje franciscano, tiene acceso a obras helénicas y
romanas (ocultas en Bizancio) rescatadas por los árabes y que los sabios de Toledo
tradujeron del griego y latín a otros idiomas. En su Opus Maius de 1267: una forma de
categorizar y clasificar el saber. Señaló errores del calendario Juliano (casi tres siglos
antes del Gregoriano).
 La transición de la economía en especie a la economía monetaria: ciudades con
emprendedores artesanos y comerciantes con nuevas mercancías, con economía
monetaria y banca: una burguesía que se emancipaba de los señores feudales y del
poder de la iglesia. Favorecía la dedicación creativa paralelo al redescubrimiento de la
cultura griega.
 La pólvora, la brújula y la imprenta (incunable). Con la imprenta la difusión de las
nuevas ideas del humanismo renacentista, la iglesia pierde el viejo monopolio como
transmisora del conocimiento.
 Nacer de nuevo: y lo que volvió a nacer fue el arte y la cultura de la antigüedad. También
se le llama humanismo renacentista porque se volvió a colocar al hombre en el centro de
atención, tras esa larga Edad Media en la que todo había sido visto con una perspectiva
divina.
 VOLVER AL HUMANISMO DE LA ANTIGÜEDAD: Excavar viejas esculturas y escritos de la
antigüedad, incluso se puso de moda aprender griego. Un interés por la anatomía del
cuerpo humano: tanto disecciones y disecar en medicina, como el desnudo en el arte tras
mil años de pudor.
 Estudiar el humanismo griego tenía también un objetivo pedagógico: educación clásica en
las cualidades humanas, educarse para llegar a ser personas.
 Una nueva visión del hombre: tuvieron una nueva fe en el ser humano y en su valor. Esto
contrastaba con el énfasis de la Edad Media en la naturaleza pecaminosa del hombre.
Ahora se consideraba al ser humano como algo grande y valioso. Ficino exclamó:
¡conócete a ti misma, oh estirpe divina vestida de humano! Y Pico della Mirándola escribió
su diálogo de la dignidad del hombre. Y como eso ya lo habían hecho los filósofos griegos,
por eso hablamos de un renacimiento del humanismo de la antigüedad.
 No obstante, tuvo una mayor caracterización “individualista” de lo que tuvieron las
sociedades de la antigüedad: individuos únicos: culto al genio (se favorecía la imaginación
y la capacidad creativa del individuo): el hombre camaleónico, el hombre renacentista:
una persona que participa en todos los campos de la vida, del arte y de la ciencia.
 Esto trajo un nuevo “ambiente vital”, tenían la sensación de que el mundo despertaba de
nuevo, los hombres podían alegrarse de la vida aquí y ahora: se dejó de considerar la vida
en la tierra como una preparación para la vida en el cielo. Se permitía ahora al ser humano
desarrollarse libremente, tenía posibilidades ilimitadas: el hombre camaleónico.
 Hubo una nueva actitud ante el mundo físico, un nuevo concepto de naturaleza: el libro de
la naturaleza está escrito en lenguaje matemático había dicho Galilei. No era algo de la
que el hombre formara parte, sino algo que se podía utilizar y aprovechar. Saber es poder
había señalado Francis Bacon. Los seres humanos comenzaron a independizarse de las
condiciones de la naturaleza, y a intervenir en ella para dominarla. Sin embargo, aunque
se querían sobrepasar todos los límites (a diferencia del humanismo de la antigüedad en el
que se debía conservar la moderación y el control), se decía que Dios estaba presente en
la creación y que la naturaleza era divina (panteísmo). (A diferencia de los filósofos
medievales que habían subrayado el enorme abismo entre Dios y su creación).
 Esto da pie al surgimiento de un nuevo método científico, a una actitud totalmente nueva:
investigar la naturaleza con los propios sentidos (observación, experimentación y
comprobación). Si bien es cierto que en la antigüedad también se dio una ciencia empírica,
ahora los experimentos sistemáticos constituían una completa novedad. Este nuevo
método fue una condición necesaria para toda la evolución técnica posterior: con el
renacimiento se inicia el proceso que lleva al hombre a la luna, pero también a Hiroshima
y Chernóbil.
 El Renacimiento con su visión individualista del hombre: también influyó en la relación del
individuo con Dios: Lutero.