Está en la página 1de 33

FICHA DE IDENTIFICACIÓN DE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

Título CIRROSIS HEPATICA OCASIONADA POR EL CONSUMO


EXCESIVO DE ALCOHOL
Nombres y Apellidos Código de estudiantes
Arosqueta Chávez María Belén 66350
Autor/es Choquecallata Chaparro Damaris Nicol 67463
Rojas Choquectilla Dady Andrioli 67056
Torrico Lizarazu Jose German 67785
Fecha 27/06/2020

Carrera Medicina
Asignatura Soporte Básico De Vida
Grupo B
Docente Dr. Juan Carlos Rafael Gutiérrez
Periodo Académico 1/2020
Subsede Oruro
Dedicatoria
El presente trabajo es dedicado a nuestras
familias, base fundamental para realizar
este trabajo de investigación, también al
Docente de la materia por el apoyo y
seguimiento de la investigación.
AGRADECIMIENTO

A Dios: Fuente de sabiduría


inagotable, que en momentos difíciles
estuvo con nosotros y no nos
abandonó, nos llenó de fuerza para
seguir adelante.
A la Universidad: Por ser el centro
de aprendizaje y quien brindo
profesionales capacitados en el área
de investigación.
Al Docente: Quien nos brindó sus
conocimientos y su magnífico aporte
formativo para el desarrollo de este
trabajo de investigación.
RESUMEN:

El siguiente análisis se realizo acerca de la Cirrosis Hepática sabiendo que dicha enfermedad es una

de las principales causas de mortalidad ya que la principal causante es el consumo excesivo de alcohol

ya que con el tiempo va a ir desencadenando daños irreversibles en el organismo.

Objetivo ˸ Determinar la frecuencia de enfermedad hepática por alcohol a nivel general en nuestro

país.

Hipótesis: La cirrosis hepática o hepatopatía alcohólica puede prevenirse con una abstinencia del

consumo de alcohol.

La ingesta exagerada de alcohol tiene factores condicionantes complejos (genéticos, psicológicos,

sociales y económicos) así como también efectos nocivos individuales y sociales. Algunos de estos

efectos son consecuencia de la ingesta aguda (accidentes, agresiones, inasistencia, etc.) y otros se

producen por la ingesta crónica.

Conclusión: La prevalencia de Enfermedad Hepática por alcohol en Bolivia en el período Enero –


Mayo de 2020 es del 5% ya que se han reportado 50 pacientes con diagnóstico de Enfermedad
Hepática por alcohol, los mismos que fueron atendidos en el Servicio de Salud respectivos a su
región.

Palabras clave: ALCOHOLISMO, CIRROSIS_HEPÁTICA, INGESTA CRONICA.


ABSTRACT:

The following analysis was carried out about Liver Cirrhosis knowing that this disease is one of the
main causes of morbidity and mortality since the main cause is excessive alcohol consumption since
over time it will unleash irreversible damage to the body.

Objective ˸ to determine the frequency of liver disease due to alcohol at a general level in our country.

Hypothesis: Liver cirrhosis or alcoholic liver disease can be prevented by abstaining from alcohol
consumption.

Excessive alcohol intake has complex conditioning factors (genetic, psychological, social and
economic) as well as individual and social adverse effects. Some of these effects are a consequence
of acute intake (accidents, assaults, non-attendance, etc.) and others are caused by chronic intake.

Conclusion: The prevalence of Alcoholic Liver Disease in Bolivia in the period January - May 2020
is 5% since 50 patients with a diagnosis of Alcoholic Liver Disease have been reported, the same
ones who were treated at the Health Service corresponding to their region.

Key words: ALCOHOLISM, HEPATIC CIRROSIS, CHRONIC INGESTION.


INDICE
Introducción 6
Capítulo 1. Planteamiento del Problema 7
1.1. Error! Bookmark not defined.
1.2. Error! Bookmark not defined.
1.3. Error! Bookmark not defined.
1.4. 10
Capítulo 2. Marco Teorico 10
2.1 Área de Estudio/Campo de Investigación 10
2.2 Desarrollo del Marco Teorico 10
2.2.1 Generalidades 10
2.2.2 Alcoholismo 11
2.2.3 Historia 11
2.2.4 Historia Natural 13
2.2.5 Definicion 13
2.2.6 Etilogia de la Cirrosis 14
2.2.7 Epidemiologia Basica 15
2.2.8 Clasificación de la Cirrosis 15
2.2.9 Malnutrición y dieta 17
2.2.10 Factores Genéticos 18
2.2.11 Fisiopatologia 18
2.2.12 Cuadro Clínico: Cirrosis Compensada O Inactiva 19
2.2.13 Inspeccion 20
2.2.14 Deteccion de Complicaciones 20
2.2.15 Examenes de Laboratorio 21
2.2.16 Diagnostico 21
2.2.17 Datos De Laboratorio 21
2.2.18 Indicaciones Terapeuticas 22
2.2.19 Complicaciones 22
Capítulo 3. Método 23
3.1 Tipo de Investigación 23
3.2 Operacionalización de variables 23
3.3 Técnicas de Investigación 23
3.4 Cronograma de actividades por realizar 25
Capítulo 4. Resultados y Discusión 26
Capítulo 5. Conclusiones 27
Referencias 28
Apéndice 30
Introducción

La Enfermedad hepática por alcohol es una de las situaciones clínicas más adversas con las

que tiene que enfrentarse el médico en su práctica profesional. Puede presentarse desde una

inflación hasta ser una cirrosis severa la cual se puede conceptuar como la Alteración difusa

e irreversible de la arquitectura del hígado por fibrosis y nódulos de regeneración, lo que

condiciona una reducción en la función hepática y una alteración de la vascularización

intrahepática.

Según la OBS (Organización Boliviana de la Salud) bajo el título Salud en Bolivia en el año

2019 define a la Cirrosis alcohólica como una forma grave de hepatopatía alcohólica que se

caracteriza por necrosis y deformación permanente de la estructura del hígado debida a la

formación de tejido fibroso y nódulos regenerativos. Esta definición es estrictamente

histológica y, normalmente, el diagnóstico se basa únicamente en los datos clínicos.

Lo cierto es que el consumo excesivo de alcohol eventualmente conducirá, inicialmente a la

inflamación hepática, luego a una cicatrización generalizada o cirrosis.

La importancia de este estudio radica en la valoración precoz y concienciación de los

pacientes en cuanto a la enfermedad ya que dentro de sus complicaciones exista en gran

porcentaje la muerte del individuo y de igual forma se puede disminuir llevando una dieta

adecuada y abolir por completo el hábito del alcoholismo para así evitar las posibles

complicaciones.

Es por esto que con el presente trabajo de investigación pretende conocer y establecer a

ciencia cierta la frecuencia y riesgos que conllevan a la Enfermedad Hepática.


Capítulo 1. Planteamiento del Problema

1.1. Formulación del problema

¿Cuáles son los factores y riesgos de la Enfermedad hepática por alcohol en Bolivia a nivel

general?

1.2. Objetivos

Objetivo general

⮚ Determinar la frecuencia de enfermedad hepática por alcohol a nivel general en

nuestro país.

Objetivos específicos

⮚ Determinar los factores de riesgo que desencadenaron la enfermedad.

⮚ Conocer las causas que pueden desembocan en esta enfermedad.

⮚ Indagar sobre el tratamiento que se le puede dar a una persona con cirrosis.

⮚ Identificar las complicaciones que implica la Enfermedad hepática por alcohol.


1.3. Justificación

El marco teórico permitirá analizar e interpretar los hechos a partir de una determinada

concepción de los mismos. La cirrosis hepática constituye uno de los principales problemas

de salud en el mundo, debido a su alta morbilidad y mortalidad. A pesar de la importancia

del tema, la bibliografía local publicada es muy escasa.

Tiene relevancia cognitiva, porque los resultados incrementarán los conocimientos que

tenemos sobre esta patología en nuestro país y nos darán buen enfoque para una prevención.

Tiene relevancia social, debida a la alta prevalencia de cirrosis hepática en la población

general. Tiene relevancia académica, porque conducirá a resultados que puedan ser

compartidos con personas interesadas en la temática, particularmente profesionales que

realizan gestión de las ciencias de la salud, que a través de sus propias investigaciones puedan

incluso profundizar en el estudio de la cirrosis hepática.

Existe interés personal en la ejecución del estudio porque se trata de una patología muy

común en nuestra realidad.

Por todo esto, se considera que el desarrollo del tema propuesto se justifica ya que servirá

como base útil para el conocimiento de esta patología en nuestro medio y mejorar la salud de

los afectados.
1.4. Planteamiento de hipótesis

1.4.1 Hipótesis principal o central

● La cirrosis hepática o hepatopatía alcohólica puede prevenirse con una abstinencia

del consumo de alcohol.

1.4.2 Hipótesis específicas

● La cirrosis hepática es una enfermedad del hígado que daña las funciones del

organismo y deteriora la vida y la salud.

● La cirrosis hepática no daña ni deteriora el organismo, no tiene déficit en el cuerpo

humano.

● La cirrosis hepática es causada en su mayoría por el consumo excesivo de alcohol,

que afecta al hígado y deteriora el funcionamiento hepático normal.


Capítulo 2. Marco Teórico

2.1 Área de Estudio/Campo de Investigación

El trabajo está basado en la investigación por fuentes virtuales, bibliográficas donde la OBS

(Organización Boliviana de la Salud) se considera como la principal fuente de información

concreta.

En Bolivia las tasas de mortalidad estandarizadas por edad, para el caso de cirrosis es de 64.5

hombres y 36.2 mujeres por cada 100 mil habitantes mayores de 15 años de edad, pero las

fracciones atribuibles al alcohol están en 47.8% para hombres y 54.1% para mujeres.

En Bolivia el consumo de alcohol puro por habitante (mayor de 15 años de edad) es de 77%

en cerveza, 19% en licores, 4% vino y 1% de otras bebidas.

2.2 Desarrollo del Marco Teórico

2.2.1 Generalidades

El hígado es un órgano o víscera presente en los humanos y en algunos animales; y es, a la

vez, la glándula más voluminosa de la anatomía y una de las más importantes en cuanto a la

actividad metabólica del organismo. Desempeña funciones únicas y vitales como:

✔ Producción de bilis: el hígado excreta la bilis hacia la vía biliar, y de allí al duodeno.

✔ Transformación de la galactosa y la fructosa en glucosa para ser utilizada como fuente

de energía.

✔ Síntesis de colesterol

✔ Producción de triglicéridos

✔ Neutralización de toxinas, la mayor parte de los fármacos y de la hemoglobina

✔ Transformación del amonio en urea.


2.2.2 Alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad en la cual se padece una fuerte necesidad de ingerir alcohol

etílico, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestada a través de

determinados síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta. El alcohólico no tiene

control sobre los límites de su consumo y suele ir elevando a lo largo del tiempo su grado de

tolerancia al alcohol.

Hasta el momento no existe una causa común conocida de esta adicción, aunque varios

factores pueden desempeñar un papel importante en su desarrollo y las evidencias muestran

que quien tiene un padre o una madre con alcoholismo tiene mayor probabilidad de adquirir

esta enfermedad. Ello puede deberse, más que al entorno social, familiar o campañas

publicitarias, a la presencia de ciertos genes que podrían aumentar el riesgo de alcoholismo.

Algunos otros factores asociados a este padecimiento son la necesidad de aliviar la ansiedad,

conflicto en relaciones interpersonales, depresión, baja autoestima, facilidad para conseguir

el alcohol y aceptación social del consumo de alcohol.

El alcoholismo no diagnosticado en aquellos pacientes que no acuden a buscar ayuda en

nuestros hospitales por lo que no se les llega a valorar sigue siendo un problema importante,

que impide tanto la prevención como tratamiento de la hepatopatía alcohólica.

2.2.3 Historia

La ingesta exagerada de alcohol tiene factores condicionantes complejos (genéticos,

psicológicos, sociales y económicos) así como también efectos nocivos individuales y

sociales. Algunos de estos efectos son consecuencia de la ingesta aguda (accidentes,

agresiones, inasistencia, etc.) y otros se producen por la ingesta crónica. En este último caso

se afectan varios órganos, destacándose el del hígado por su gravedad y frecuencia llevando

como consecuencia final a la cirrosis.


El término cirrosis se deriva del griego “kippos” y su descripción anatómica se debe a

Laennec, aunque desde la segunda centuria después de Cristo, Arateo observo que la

inflamación hepática precedía a su endurecimiento.

En 1543 Vesalio sugirió la relación de enfermedad hepática con el alcohol y en 1941 la

progresión de una hepatitis a cirrosis demostró por primera vez en estudios seriados de

biopsia hepática.

En 1838 Carswell describió por primera vez los detalles histológicos del hígado cirrótico

y fue Rokitansky en 1843 quien sugirió que la cirrosis era consecuencia de una anomalía

circulatoria o de un proceso inflamatorio crónica.

La Cirrosis se trata de una alteración crónica e irreversible que representa la etapa final

de diversos procesos agudos o crónicos que afectan al hígado, si bien el concepto es

fundamentalmente morfológico donde se define como una alteración difusa de la

arquitectura del hígado por fibrosis y nódulos de regeneración, clínicamente se puede

sospechar por los antecedentes y los diversos datos clínicos que se pueden documentar. Se

sabe que los cambios histológicos condicionan una alteración vascular intrahepática y una

reducción de la masa funcional hepática y como consecuencia se desarrolla hipertensión

portal e insuficiencia hepática, dando como resultado final sus complicaciones mayores:

ascitis, hemorragia digestiva, ictericia y encefalopatía hepática.

Aunque no contamos con estadísticas actuales que reflejan con exactitud la importancia

del problema en Bolivia, es una causa bien reconocida de incapacidad laboral y muerte en

ambos sexos entre los 30 y 76 años siendo predominante los 52 años.

En un reciente estudio de 120 pacientes con cirrosis hepática se observó que 31 (24.5%)

eran de etiología alcohólica, 32 (26%) postnecrotica, 29 (23.7%) criptogenica y 14 (11.4%)

biliar.
2.2.4 Historia Natural

La irreversibilidad de esta patología crónica pone a la historia natural en un lugar destacado,

son muchos los pacientes con cirrosis compensadas que pueden permanecer asintomáticos

durante largos periodos, sin embargo, a los 10 años de seguimiento se ha descompensado

alrededor de un 60 % de estos pacientes, siendo la supervivencia media a los 9 años del 45

%.

Es otro destino que les aguarda a los pacientes descompensados, ya que al año y dependiendo

de las complicaciones que se presentan, la mortalidad puede llegar a ser del 40 %.

Las hemorragias por varices, la Encefalopatía, el nivel de bilirrubina, la ascitis, la peritonitis

bacteriana espontanea, son factores de mal pronóstico.

2.2.5 Definición

La cirrosis hepática es una enfermedad crónica e irreversible del hígado que se caracteriza

por la sustitución de la arquitectura normal del hígado por bandas de tejido fibroso.

Como consecuencia de ello, hay menos células hepáticas y, por tanto, el hígado deja de hacer

sus funciones habituales, entre las que destacan, la síntesis de proteínas (especialmente las

que actúan en la coagulación de la sangre), la producción de bilis, la neutralización y

eliminación de sustancias ajenas al organismo, y la producción de defensas contra la

infección.

La cirrosis constituye la culminación de un largo proceso que aboca finalmente a la

formación de septos fibrosos y nódulos de regeneración, que representan el sustrato

morfológico de esta enfermedad. La fibrosis hepática juega un papel determinante en la

evolución a cirrosis a partir de diversas enfermedades hepáticas, y consiste en un aumento

difuso de la matriz extracelular en respuesta a un daño persistente en el hígado.


2.2.6 Etiología de la Cirrosis

La cirrosis es la consecuencia de un daño hepático crónico debido a múltiples causas: alcohol,

infecciones virales, enfermedades auto inmunitarias, daño inducido por fármacos, colestasis

y enfermedades metabólicas.

• Cirrosis por alcohol.- En Bolivia es la causa más frecuente; se considera que el tiempo

requerido para que el tóxico origine cirrosis es de 10 años; sin embargo, no todos los

alcohólicos crónicos la desarrollan, por lo que se hallan también involucrados otros factores:

nutricionales, inmunológicos y genéticos. No se conocen en la actualidad los mecanismos

precisos por los cuales el alcohol ocasiona cirrosis. Los factores de riesgo para desarrollar

hepatitis alcohólica y posteriormente cirrosis son: la duración y la cantidad de consumo de

alcohol, género femenino, infección por virus de la hepatitis B o C y la desnutrición, factores

que contribuyen a la evolución de la enfermedad y aceleran el daño hepático.

• Cirrosis por hepatitis viral.- Las hepatitis virales B y C son causas frecuentes de cirrosis

en los pacientes adquieren la infección por vía parenteral: transfusión sanguínea,

procedimientos médico quirúrgicos e inyección de drogas.

• Cirrosis criptogénica.- Se refiere al desarrollo de cirrosis en ausencia de alcohol, infección

viral, colestasis, enfermedad genética o auto inmunitaria y constituye alrededor de 10% de

las causas de Cirrosis. Actualmente se sabe que muchos casos de cirrosis criptogénica son

ocasionados por esteatohepatitis no alcohólica, entidad observada frecuentemente en

pacientes obesos y diabéticos.


2.2.7 Epidemiologia Básica

No existen estudios suficientes acerca de prevalencia e incidencia de esta patología en

nuestro país, pero algunos valores disponibles nos muestran por ejemplo, que es la quinta

causa de muerte en Bolivia, por lo que su impacto en morbimortalidad es relevante.

Entre los once millones de bolivianos con cirrosis el 60 % tiene varices, de aquellos sin

varices el 10 % la desarrolla al año.

Un total de 370 pacientes recolectados de distintos departamentos de nuestro país durante

7 años en una Unidad de Gastroenterología, refleja un importante número de pacientes

con enfermedad hepática crónica, en un seguimiento a largo plazo.

La incidencia según la edad se eleva progresivamente siendo máxima entre los 50 y 60

años predominando en los varones. Entre el 25 al 30 % de los varones cirróticos está en el

grupo etario señalado siendo rara por arriba de los 70 años.

2.2.8 Clasificación de la Cirrosis

Cualquier clasificación de la cirrosis debe basarse en la etiología de la enfermedad y en su

actividad la que determina las implicaciones de tipo pronostico y terapéutico.

Por lo tanto clínico moderno y actualizado, no debe contentarse solo con el diagnostico

general de cirrosis, si no que utilizando de forma adecuada la historia clínica, el examen

físico, el laboratorio, y la imagenologia y la finalmente la biopsia hepática, debe en lo posible

establecer debe en lo posible establecer un diagnostico etiológico en la materia de los

pacientes.

Sabemos que es conveniente siempre hablar de complejo causal, pero no por eso debemos

dejar de reconocer la importancia del alcohol y de las hepatitis virales responsables del 90 %

de los casos de cirrosis, otras causas son los trastornos en las vías biliares, las alteraciones

duraderas al flujo venoso, los tóxicos, las drogas, las alteraciones metabólicas y otras causas

menos frecuentes.
En relación al alcohol debemos decir además que pareciera existir una predisposición

genética y que se dan con frecuencia formas combinadas con las infecciones virales.

Los efectos del alcohol sobre el hígado dependen de las dosis y de la duración del consumo

o el abuso. Solo una pequeña parte de las personas que ingieren grandes cantidades de alcohol

supera la fase de esteatosis hepática alcohólica o cirrosis.

El consumo de alcohol puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades y aumentar

la mortalidad de quienes lo ingieren. En tal sentido, al categorizar dicho consumo se pueden

establecer los niveles de ingesta relacionados o no con el incremento de la mortalidad de los

consumidores. El Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo de Bolivia

considera que un consumo de alcohol moderado es aquel que no produce riesgos para tener

problemas relacionados con el alcohol.

Por otro lado, este mismo instituto considera el consumo en riesgo como la ingesta de alcohol

que excede el límite de seguridad para prevenir problemas o también como el consumo de

alcohol en situaciones riesgosas y en ausencia de problemas actuales relacionados con la

ingesta de esa droga, sean estos de salud, laborales, familiares y/o sociales.

Desde la década de los 70 se ha demostrado que el riesgo de enfermedad hepática alcohólica

(EHA) está determinado no sólo por la cantidad de alcohol consumido, sino también, por la

duración de la ingesta.

Una demostración de tal asociación fue presentada por el Dr. Marco Fidel Suarez. Este autor

estudió 119 consumidores de alcohol en Bolivia , a quienes calculó la duración del consumo

de alcohol y el promedio diario de la ingesta expresada en miligramos de alcohol por

kilogramos de peso corporal por hora (mg/kg/h).

Suarez encontró que aquellos con función hepática normal tenían un consumo de 90 mg/kg/h

durante un promedio de 7,7 años.


El hígado graso no complicado se presentó en aquellos que tenía un consumo de 109 mg/kg/h

durante 7,8 años, la hepatitis alcohólica crónica se presentó con una ingesta de 125 mg/kg/h

durante 11,9 años y la cirrosis se presentó en personas con un consumo de 147 mg/kg/h

durante 17 años.

En este orden de ideas, Marco Fidel Suarez menciona que diversos estudios basados en

evaluaciones retrospectivas de la ingesta de alcohol, en el momento de diagnosticar el

compromiso hepático, han encontrado que el riesgo de desarrollar EHA (Enfermedad

Hepática Alcohólica) se eleva con el incremento de las cantidades consumidas.

Estos estudios han reportado que la mínima ingesta de alcohol asociada con un riesgo elevado

de daño hepático oscila entre 40 a 80 gramos diarios, que equivale a 50 gramos en la mujer

y 70 gramos en el hombre sin embargo, por la presencia de factores de confusión en su

metodología, la interpretación de estos estudios ha originado muchas dudas. De igual manera,

estas investigaciones no han permitido establecer el riesgo estratificado de EHA

(Enfermedad Hepática Aguda) según los niveles de consumo de alcohol.

Igualmente, demostraron que tomar diferentes bebidas alcohólicas y hacerlo fuera de las

comidas incrementan el riesgo de desarrollar daño hepático, riesgo que se acentuó a partir de

los 45 años de edad para la Enfermedad Hepática Alcohólica No Cirrótica (EHANC) y a

partir de los 50 años para la Enfermedad Hepática Alcohólica Cirrótica (EHAC).

2.2.9 Malnutrición y dieta

Los hábitos dietéticos y el estado de nutrición pueden constituir factores de riesgo. Basándose

en los resultados de estudios iniciales llevados a cabo en pacientes hospitalizados con

enfermedad hepática por alcohol, se extrajo la conclusión equivocada de que la malnutrición

era un factor de riesgo necesario para el desarrollo de la enfermedad.

Sin embargo el alcohol ejerce efectos hepatotoxicos directos sin necesidad de una mala

nutrición preexistente.
Además, aunque el alcohol influye desfavorablemente en el metabolismo proteico

energético, la prevalencia y la gravedad de la malnutrición proteico calórica son similares en

la cirrosis alcohólica y no alcohólica.

Más que la malnutrición protericocalorica, pueden ser factores de riesgo importantes la

obesidad y los hábitos dietéticos.

2.2.10 Factores Genéticos

La base genética de la predisposición a la Cirrosis Hepática Alcohólica sigue siendo

desconocida. Por si solos, los factores ambientales no permiten explicar la susceptibilidad

variable al alcohol, y parecen que existen factores genéticos que predisponen al alcoholismo

y la hepatopatía alcohólica. Cada vez es mayor el interés por intentar definir estos factores

genéticos, que incluyen polimorfismos funcionales que podrían contribuir a la fisiopatología

de la enfermedad. La mayoría de los trabajos preliminares se han centrado en el estudio de

genes implicados en el metabolismo del alcohol: Alcohol deshidrogenasa (ADH),

Acetaldehído Deshidrogenasa (ALDH) y Sistema (CYPIIE1) del Citocromo p-450 (CYP).

La anomalía más corriente es una mayor frecuencia de ADH321 (el gen que modifica la

isoenzima delta -1ADH, capaz de acelerar la metabolización del alcohol a acetaldehído) que,

cuando se combina con anomalías en el alelo ALDH2-2 (metabolismo lento del acetaldehído)

da lugar a concentraciones elevadas de acetaldehído. Esa anomalía podría medir el rubor y

la mayor sensibilidad al alcohol que suelen observarse.

2.2.11 Fisiopatología

Existen hechos experimentales que apuntan a que la fisiopatología del daño por alcohol es

multifactorial. El acetaldehído es generado tanto en la metabolización del alcohol por el

alcohol deshidrogenasa, como en el sistema MEOS (sistema enzimático oxidante

microsomal), por lo que su nivel plasmático se eleva después de la ingesta.


La ingestión crónica aumenta el consumo de oxígeno, por re oxidación de NADH (nicotina

mida adenina dinucleótida). El aumento de requerimiento de oxígeno, produce una gradiente

de oxígeno más pronunciada a lo largo del acino.

La presencia de grasa en el hígado alcohólico, se produce mediante diversos mecanismos

según el tipo de ingesta: en la ingesta aguda masiva, la grasa proviene de movilización desde

la periferia. En la ingesta crónica y prolongada, la acumulación proviene de un aumento de

síntesis y menor degradación de ácidos grasos en el hígado.

Las citoquinas que se elevan en la Cirrosis, median una gran cantidad de efectos biológicos

de las endotoxinas. Esta últimas, aparecen en el líquido ascítico y en sangre periférica de

cirróticos muy averiados. Provienen del intestino por la incapacidad del sistema retículo

endotelial del cirrótico para detoxificarlas y por el aumento de la permeabilidad intestinal.

La elevación de citoquinas es probablemente responsable de la anorexia, astenia, fiebre,

neutrofilia y reducción de la síntesis de albúmina de los enfermos, estimulan también la

proliferación de fibroblastos y una de ellas activa la producción de colágeno desde los

adipocitos o células de Ito.

2.2.12 Cuadro Clínico: Cirrosis Compensada O Inactiva

Este tipo de enfermedad se descubre generalmente en forma incidental cuando se examina al

paciente por otra razón o cuando se lleva a una cirugía abdominal, y el diagnostico solo puede

establecerse con pruebas más sofisticadas de función hepática.

2.2.12.1 Cirrosis Descompensada O Inactiva

Los motivos más frecuentes por los que los pacientes cirróticos acuden a Urgencias son

debidos a descompensación de la Cirrosis e incluyen:

● Empeoramiento de la insuficiencia hepatocelular: ictericia, diátesis hemorrágica,

encefalopatía.

● Complicaciones de la hipertensión portal: hemorragia digestiva alta, ascitis,

encefalopatía.
● Infecciones: peritonitis bacteriana espontánea (PBE), urinaria, respiratoria. La

exploración física de un cirrótico debe incluir: Toma de constantes habituales (Tª, FC,

TA, % saturación O2, perímetro abdominal, peso diario).

2.2.13 Inspección

Debe valorarse el estado nutricional (atrofia muscular) y la existencia de palidez (anemia

multifactorial), ictericia, hematomas y/o epistaxis, telangiectasias y/o arañas vasculares (en

territorio de vena cava superior), hipertrofia parotídea, contractura palmar de Dupuytren (en

enólicos), opacidad ungueal y pérdida de lúnula, ginecomastia, circulación colateral en pared

abdominal, hernia umbilical.

2.2.14 Detección de Complicaciones

Edemas, Atrofia testicular, heces melénicas. Si el paciente presenta fiebre y, según la clínica,

habrá que descartar PBE (E. Coli y cocos Gram positivos, fundamentalmente), infección

urinaria (bacilos Gram negativos), neumonía (neumocócica en enólicos y anaerobios si

aspiración), tuberculosis, hepatocarcinoma complicado y hepatitis alcohólica aguda.

2.2.15 Exámenes de Laboratorio

Analítica (Sangre): Hemograma, pruebas de coagulación TP (tiempo de protrombina) y TTP

(tiempo de tromboplastina), perfil bioquímico (con pruebas de función hepática como fosfata

alcalina, TGO (aspartato aminotransferasa) TGP (alanina aminotransferasa) y renal),

bilirrubina totales, bilirrubina directa, bilirrubina indirecta y electrolitos.

Determinar amonio (si sospecha de encefalopatía).Frecuentemente se observa anemia

moderada que puede ser normicitica normo crómica por enfermedad crónica.

2.2.16 Diagnostico

La hepatopatía alcohólica cursa con varios síndromes clínicos como son: sangrado de tubo

digestivo alto y/o bajo, síndrome de hipertensión porta, síndrome de retención hídrica (que

incluye ascitis), síndrome hemorragíparo, síndrome hepatorrenal, síndrome ictérico y

encefalopatía hepática.
Estos pacientes por lo general llegan a nuestro servicio con manifestaciones floridas y en

etapas avanzadas de la enfermedad.

En la hepatopatía alcohólica el antecedente de alcoholismo, estigmas de insuficiencia

hepática en los que destacan las telangiectasias en araña como dato patognomónico, hígado

pequeño y nodular, datos de hipertensión porta, alteración de las pruebas de coagulación,

elevación de aminotransferasas y por ultrasonido hígado nodular.

2.2.17 Datos De Laboratorio

En la hepatopatía alcohólica existen alteraciones en las pruebas de función hepática como:

aumento de ambas bilirrubinas (patrón mixto), disminución de la albúmina, disminución del

colesterol, aumento de transaminasas y fosfatasa alcalina y alteración de las pruebas de

coagulación (TP Y TTP).

El ultrasonido tiene una sensibilidad hasta del 89% y una especificidad hasta del 93% para

detectar esteatosis y 77 y 89% respectivamente para detectar fibrosis, por lo que se considera

el estudio de elección. Otros como la tomografía axial computada y la resonancia magnética

son de utilidad sobre todo en el diagnóstico diferencial.

La biopsia hepática es el único estudio que confirma el diagnóstico y suele ser útil para

valorar la respuesta al tratamiento.

2.2.18 Indicaciones Terapéuticas

Aunque han sido utilizados varios medicamentos para el manejo del daño hepático por

alcohol, no existe tratamiento farmacológico específico para la hepatopatía alcohólica. Las

medidas generales incluyen: evitar ingesta de alcohol, dieta con proteínas de origen vegetal

y tratamiento específico de las complicaciones. El único tratamiento efectivo es el trasplante

hepático.

2.2.19 Complicaciones

La mayoría de las complicaciones de la cirrosis se producen como consecuencia del

desarrollo de hipertensión portal.


Este es un síndrome muy frecuente, caracterizado por un aumento patológico de la presión

hidrostática en el territorio venoso portal y la consiguiente formación de colaterales porto-

sistémicas, que derivan gran parte del flujo sanguíneo portal hacia la circulación general, sin

pasar por el hígado.

La Cirrosis hepática constituye la causa de más del 90% de los casos de hipertensión portal

en el país. El 10% restante incluyen casos de trombosis del eje esplenoportal, hipertensión

portal idiopática y una amplia serie de enfermedades.


Capítulo 3. Método

3.1 Tipo de Investigación

El proyecto de investigación es de tipo documental, ya que se obtuvo datos a partir de la

revisión de documentos de diferente tenor, organizando los datos recolectados de manera

coherente; que nos permite redescubrir o reinterpretar diferentes aspectos acerca de la

Cirrosis Hepática.

3.2 Operacionalización de variables

3.2.1 Variable Independiente

▪ Incidencia de casos de Cirrosis Hepática.

▪ Género de los/las pacientes.

▪ Estado civil.

3.2.2 Variable Dependiente

▪ Nivel socio económico.

▪ Tiempo de ingesta.

▪ Ingesta de alcohol.

3.3 Técnicas de Investigación

3.3.1 Técnicas De Recolección De Información

La información bibliográfica utilizada para el desarrollo de la investigación se obtuvo a partir

del análisis documental. Además, se emplearon fichas de trabajo para recolectar la

información y hacer anotaciones importantes.


3.3.2 Fuentes De Información

Las fuentes de información que se utilizaron en esta investigación facultaron el sustento

teórico y metodológico del trabajo. Asimismo permitieron el acceso y ampliación del

conocimiento sobre el tema en estudio.

Según la diversidad de medios de transmisión de la información, se emplearon las siguientes

fuentes:

A. Fuentes documentales:

● Informes.

B. Fuentes bibliográficas:

● Libros.

● Revistas en soporte papel y electrónicas.

● Memorias en soporte papel y electrónicas.

C. Fuentes electrónicas:

● Internet: sitios web relacionados con archivística y ciencias de la información.

Del mismo modo, dependiendo del tipo de información que proporcionan las fuentes, se

utilizaron las siguientes:

Fuentes primarias:

- Libros.

- Documentos de archivos.

Fuentes secundarias:

- Bases de datos tales como (CIDAMSB) Centro de Información Documental de Archivos

del Ministerio de Salud de Bolivia, (SNISB) Sistema Nacional de Información en Salud

Boliviana.

El tratamiento de las fuentes antes mencionadas se realizó mediante el análisis crítico de toda

la información adquirida, para ampliar conocimientos y argumentar teóricamente el trabajo.


La finalidad es obtener información para realizar un análisis, con el propósito de interpretar,

comprender y explicar el problema objeto de estudio que servirá de base para el desarrollo

de la investigación.

3.4 Cronograma de actividades por realizar

Actividades Fecha de inicio Fecha de Finalización

Introducción 04/04/20 12/04/20

Formulación del problema 04/04/20 12/04/20

Objetivos 04/04/20 12/04/20

Justificación 04/04/20 12/04/20

Hipótesis 04/04/20 12/04/20

Área de estudio 04/04/20 12/04/20

Marco teórico 04/04/20 12/04/20

Tipos de investigación 13/05/20 24/05/20

Operacionalizacion de variables 13/05/20 24/05/20

Técnica de investigación 13/05/20 24/05/20

Cronograma de actividades 13/05/20 24/05/20

Resultados y discusión 13/05/20 24/05/20

Conclusiones 13/05/20 24/05/20

Referencias 13/05/20 24/05/20

Apéndice 13/05/20 24/05/20


Capítulo 4. Resultados y Discusión

Una vez efectuado la revisión de Informes de los pacientes que ingresan al servicio de Salud

en el periodo Enero- Mayo de 2020, radica en un total de 50 pacientes con el diagnóstico

de Enfermedad Hepática Por Alcohol, para conocer su prevalencia se ha hecho un análisis en

función del estado civil, nivel socio – económico y tiempo de ingesta de alcohol.

Estos resultados guardan relación con lo que sostiene que: La cirrosis es una enfermedad

hepática por el alcohol, es una de las situaciones clínicas más adversas con las que tiene

que enfrentarse el medico en su práctica profesional, inicialmente a la inflamación hepática

posterior a ello una cicatrización generalizada o cirrosis, también sustenta que es la tercera

causa que conduce a la muerte en pacientes con edades de 40 a 65 años especialmente

causada por el excesivo consumo de alcohol.


Capítulo 5. Conclusiones

- La prevalencia de Enfermedad Hepática por alcohol en Bolivia en el período Enero

– Mayo de 2020 es del 5% ya que se han reportado 50 pacientes con diagnóstico de

Enfermedad Hepática por alcohol, los mismos que fueron atendidos en el Servicio

de Salud respectivos a su región.

- Se prevalece en mayor porcentaje pacientes con estado civil unión libre, del nivel

socio-económico bajo, con tipo de instrucción primario y dentro del grupo etario de

41 – 65 años.

- Existen presencia de factores de riesgo que desencadenan la Enfermedad Hepática

por Alcohol en Bolivia prevalece el 56% que bebieron 20 años, el 70% ingirieron

alcohol semanalmente, el 61% ingirieron 1250 ml, el 70% fumaba cigarrillo, el 80%

bebía alcohol de contrabando, el 78% son hombres.

- Y la causa que mayormente causa la mortalidad es el Sangrado Digestivo Alto con

un 60%.
Referencias

1. RW, Banner BF. Non-alcoholic steatohepatitis and iron: increased prevalence of

mutations of the HFE gene in non-alcoholic steatohepatitis. J Hepatol,

1999;31:421-429.

2. Mercedes Perez Carreras, Gregorio Catellano: Higado y alcohol. Servicio de

Aparato digestivo.

3. Borobio E. Nantes Co. Cirrosis Hepática. Libro electrónico de temas de urgencia.

Digestivas y quirúrgicas.

4. La Cirrosis Hepática por Alcohol https://www.bupasalud.com/salud/cirrosis-

inducida-por-alcohol

5. Etiología de la Cirrosis https://www.medigraphic.com/pdfs/juarez/ju-

2008/ju084d.pdf

6. Clasificación de la cirrosis https://asscat-hepatitis.org/consecuencias-

hepaticas/cirrosis/

7. Byron D, Minuk GY. Clinical hepatology: profile of an urban, hospitalbased

practice. Hepatology, 1996;24:813-815.

8. De Marco R, Locatelli F, Zoppini G, Verlato G, Bonora E, Muggeo M. Cause-

specific mortality in type 2 diabetes. The Verona Diabetes Study. Diabetes Care,

1999;22:756-761.

9. http://www.scribd.com/doc/7219603/Cirrosis-Hepatica 2010-06-28 (1)

10. http://www.who.int/substance_abuse/terminology 2010-06-28 (2)


11. Hepatopatía alcohólica http://www.hospitalgeneral.salud.gob.mx/descargas 2020

12. Cirrosis http://www.explored.com.ec/noticias-Bolivia 2010-05-24 (4)

13. Tasas de incidencia anual Boliviawww.msp.gov.ec/images/alcoholismo.

14. Anatomía y fisiología del hígado http://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%ADgado

15. Kianman W; Villena O; Pérez J: Cirrosis Hepática en el Hospital III " Victor
Lazarte E ". IPSS - Trujillo. Libro de Resúmenes. XV Congreso Boliviano de
Enfermedades Digestivas pp 68.

16. Zolezzi A; Alarcón M; Ramírez S: Cirrosis Hepática en el Hospital Ma.


Auxiliadora - SJM – Oruro Bolivia Libro de Resúmenes. XV Congreso de
Enfermedades Digestivas pp 65.

17. Ferrandiz J; Padilla M; Otoya G: Cirrosis Hepática - IPSS.

18. Vásquez, N; Beteta Libro Impacto de la Cirrosis Hepática en la vida cotidiana

Edición XV 2019
Apéndice

Figura 1. Cirrosis

A. La cirrosis es el resultado final de daño crónico hepático causado por una enfermedad prolongada
del hígado. Las causas comunes de enfermedad crónica del hígado en Bolivia son: Infección por
hepatitis B o hepatitis C.

Figura 2. Consecuencias presentadas en el hígado por la Cirrosis.

A. Un hígado sano antes de que sea contaminado por la B. Un hígado en mal estado por la enfermedad de
enfermedad. la Cirrosis.
Figura 3. Evolución de la Cirrosis

A. La fase inicial se llama cirrosis compensada y la fase avanzada se llama cirrosis descompensada.

Figura 4. Síntomas de la Cirrosis Hepática Alcohólica

A. Por lo general, los síntomas de la cirrosis no son detectables hasta que el daño en el hígado se
encuentra en una fase avanzada.
Anexo 5: Datos de Laboratorio
Figura 5. Prevención

A. Para que no se produzca la cirrosis se deben evitar sus causas más comunes como el consumo excesivo de
alcohol; en el caso de padecer una enfermedad hepática crónica, hay que acudir periódicamente al médico
para comprobar si se trata de una enfermedad tratable e impedir así que se convierta en una cirrosis

También podría gustarte