Está en la página 1de 4

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular Para la Educación Universitaria

Universidad Nacional Experimental de los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora

UNELLEZ – Sede Biscucuy

Importancia de la Ética y
Responsabilidad Social de
las Empresas en un mundo
globalizado
Junio de 2020

Importancia de la Ética y Responsabilidad Social de las Empresas en un mundo


globalizado

La ética, es el conjunto de normas morales que rigen la conducta de la


persona en cualquier ámbito de la vida, por lo tanto, el ser ético es tener que
ser recto conforme a tú moral y tus valores preestablecidos.

Por lo tanto, ser ético representa tener una buena moral, actuar guiándote
en base a ésta y tratar de actuar conforme a ésta te la determina. Es tratar de
buscar un cambio interior para poder cambiar el exterior, actuar conforme a los
valores preestablecidos desde casa para el buen actuar de un individuo o un
grupo de estos.

Sin embargo, ser moralmente “correcto” o “incorrecto” es difícil de determinar,


cada persona actúa bajo distinta moral, pero es aquí donde la ética rige dicho
actuar. La ética se encarga de determinar lo que es correcto dentro de una
sociedad, aunque eso no significa que sea infalible o que la idea de lo que es
bueno no sea errónea. Por lo que cuando surgen ciertas contradicciones, el ser
éticamente correcto (o moralmente ético) te ayudará a determinar tu postura
referente a ellas. Sea la elección que hallas tomado o la postura que decidas
tomar, es correcta por el hecho de serte fiel a ti mismo, a tus principios y
valores.

En tal sentido, la importancia de la ética en la vida, consiste en erradicar la


ignorancia y fomentar los valores, tener ideas claras y concisas, sin perjudicar a
nadie más. Por lo tanto, la ética se refiere a mejorar como persona, para ti y
para el bien de la sociedad, apegarte a valores que se fomentan desde casa,
apegarte a tu moralidad, actuar con responsabilidad y buscar el mayor
beneficio mutuo entre tú y las personas que te rodean. Los conceptos de bien y
mal no pueden ser determinados bajo un concepto especifico pero si pueden
ser dilucidados por uno mismo y su moralidad. Apegarte a dichos principios te
vuelven una persona justa, responsable y ética.
Por consiguiente, la ética es característica de cada persona y él conservarla es
la elección de cada quien, aunque contextualizándola en el punto de vista
profesional, el individuo ético y moralmente preparado, se limita a ejecutar sus
acciones y cumplirlas tal como se debe, sin perjudicar a nadie y garantizando
siempre la calidad de su labor dentro de la empresa, rechazando así cualquier
acto ilegitimo para su profesión. Además aplicando el código de ética
profesional, lo que fortalece la cultura de ética y de servicio, permite un dialogo
reflexivo y solidario entre los miembros de una organización, enmarca la
actuación de los colaboradores y orienta al empresario a actuar con
imparcialidad y hace que todos los participantes de la empresa se ordenen bajo
los mismos principios.

Por otro lado, la responsabilidad social, es un término que se refiere a la carga,


compromiso u obligación, de los miembros de una sociedad ya sea como
individuos o como miembros de algún grupo, tanto entre sí como para la
sociedad en su conjunto.

Siendo así, contextualizando la responsabilidad social en el punto de vista


empresarial respecto al mundo globalizado, es preciso aseverar que el ámbito
empresarial y de los negocios ha sufrido grandes cambios gracias al fenómeno
de la globalización, hoy en día los mercados se comportan de una manera
más competitiva y dinámica, y exigen una mayor participación en los procesos
de toma de decisiones a nivel empresarial. De igual forma ha surgido un
aumento de las demandas ciudadanas que exigen la devolución a la sociedad
de parte de los beneficios que obtienen las organizaciones.

Por lo que, la responsabilidad social empresarial supone una reflexión ética en


torno a la actividad empresarial, este modelo de gestión incluye un conjunto de
responsabilidades de carácter social, económico, y ambiental que tienen las
organizaciones con su entorno, manteniendo la sostenibilidad como principal
criterio de desempeño, con requerimientos de una mayor transparencia, sin
dejar de lado los intereses de los actores involucrados con la empresa.
Es por ello, que el desarrollo sostenible, implica el equilibrio entre el
crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento de los
recursos naturales y el medio ambiente, dicho equilibrio es vital para la
operación de los negocios, y es el principal criterio de tal responsabilidad.

Dicho esto, complementando lo anterior es preciso mencionar que algunos de


los beneficios de la Responsabilidad Social Empresarial son: el incremento del
rendimiento financiero y económico, mejoría en la calidad de productos y
condiciones favorables en el proceso de manufacturación, estimula la
innovación y la competitividad hacia la creación y diseño de nuevos productos,
servicios y procesos ambientalmente conscientes, reducción de costos de
producción a través de control de desechos y eficiencia en el uso de la energía
y Aumenta la reputación e imagen de la organización.

Sin embargo, la responsabilidad social empresarial va más allá del


cumplimiento de las leyes y las normas básicas de las organizaciones, se
refiere a las obligaciones que cualquier empresa debe cumplir simplemente
por el hecho de realizar su actividad, el conjunto de acciones que deben
tomarse en consideración para que las actividades de la organización tengan
repercusiones positivas sobre la sociedad, que afirmen los principios y los
valores según los que se rigen.

Por lo que finalmente se puede decir, que los valores fundamentales que
embarca la misma se encuentran temas como: Derechos Humanos, Medio
Ambiente, Inversión Social Comunitaria, Mercado, Lugar de Trabajo, Ética y
Valores.

También podría gustarte