Está en la página 1de 3

FISCALIDAD >

IVA: Régimen especial aplicable a las agencias de


viajes

La presente propuesta de Directiva se propone simplificar y modificar las normas


del IVA aplicables a las agencias de viajes que venden viajes combinados dentro
de la Unión Europea, con el fin de que dichas agencias se encuentren en igualdad
de condiciones, de favorecer una aplicación más uniforme del régimen especial
del IVA y de eliminar las distorsiones de la competencia, en particular, respecto a
los operadores de terceros países.

PROPUESTA

Propuesta de directiva del Consejo, de 8 de febrero de 2002, por la que se modifica


la Directiva 77/388/CEE en lo relativo al régimen especial de las agencias de viajes.

SÍNTESIS

Al adoptarse la Sexta Directiva sobre el IVA en 1977, se introdujo un régimen especial


para las agencias de viajes y los organizadores de circuitos turísticos. El régimen especial
del IVA, contemplado en el artículo 26 de la Sexta Directiva sobre el IVA (Directiva 77/388)
se instauró debido a la naturaleza particular de la actividad. En efecto, los servicios
prestados por las agencias de viajes y los organizadores de circuitos turísticos suelen
consistir en paquetes que incluyen, en particular, el transporte y el alojamiento, comprados
a terceros y que las agencias de viajes venden a continuación, en su propio nombre, a los
viajeros. En esta situación, debido a la complejidad y a la localización de los servicios
prestados, la aplicación de las normas de derecho común relativas al lugar de imposición,
la base imponible y la deducción del impuesto soportado resulta difícil.

Régimen especial y aplicación actual

Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 26 de la Sexta Directiva sobre el IVA, todas las
operaciones efectuadas por una agencia de viajes para la realización de un viaje se
consideran una prestación única de servicios. De ese modo, la base imponible de la
prestación es el margen beneficiario realizado por la agencia en el momento de la venta
del viaje combinado; en ese caso, la agencia no tiene derecho a deducir el IVA soportado
de las transacciones que redunden en beneficio directo del viajero. El lugar de imposición
de la prestación de servicios de la agencia es el lugar en que el prestatario tenga
establecida la sede de su actividad económica o un establecimiento permanente desde el
que efectúe las prestaciones y, en su defecto, el lugar en que tenga su domicilio fijo o su
residencia habitual.

Este régimen especial persigue, por tanto, dos objetivos: a) simplificar la aplicación de las
normas comunitarias en materia de IVA a este tipo de prestaciones de servicios, en
concreto con el fin de evitar que las agencias de viajes tengan que registrarse, a efectos
de la percepción del IVA, en cada uno de los Estados miembros en que efectúen
prestaciones de servicios; b) garantizar la atribución de los ingresos del IVA al Estado
miembro en el cual se produce el consumo final de cada servicio individual (nota: los
ingresos del IVA percibidos por las prestaciones de servicios efectuadas durante el viaje -
hotel, restaurante, transporte - se destinan al Estado miembro en que el viajero recibe el
servicio, mientras que el IVA sobre el margen de las agencias de viajes se destina al
Estado miembro donde está establecida la agencia).
Sobre la base de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la
Comisión considera que el régimen de imposición del margen sólo es aplicable si el
paquete de servicios se vende al viajero (consumidor final). Si el paquete se vende entre
organizadores de circuitos turísticos o agencias de viajes, no puede aplicarse dicho
régimen y ha de gravarse cada operación por separado conforme a las disposiciones
pertinentes que determinan el lugar de la prestación.
Sin embargo, algunos Estados miembros aplican este régimen de una manera diferente e
incluso defienden una interpretación distinta del artículo 26, según la cual el régimen de
imposición del margen debería aplicarse también cuando el paquete de servicios se vende
entre organizadores de circuitos turísticos o agencias de viajes.
En esta situación, algunos Estados miembros aplican una exención sobre la venta de
viajes combinados, mientras que otros aplican un método global para calcular el margen
beneficiario de la agencia de viajes.

Problemas hallados

Así pues, en la práctica, los Estados miembros no aplican el régimen especial del IVA de
las agencias de viajes de manera uniforme. Dado que la interpretación del artículo 26 de la
Sexta Directiva sobre el IVA varía mucho de un Estado miembro a otro, el régimen de
imposición del margen se aplica de forma muy dispar, lo cual da lugar en ocasiones a
dobles imposiciones, distorsiones de la competencia y una distribución poco equitativa de
los ingresos del IVA entre los Estados miembros.

Solución propuesta: la reforma del artículo 26

A la luz de los problemas previamente mencionados y habida cuenta de los objetivos


generales de este régimen especial (véase el apartado 3), la Comisión propone que se
modifique el artículo 26 sin alterar la lógica subyacente. De ese modo, pretende simplificar
y modernizar la legislación comunitaria relativa al IVA y favorecer una aplicación más
uniforme y, por ende, más justa.

Aplicación más uniforme del régimen de imposición del margen. La Comisión propone
ampliar el ámbito de aplicación del régimen especial aplicable a las agencias de viajes
para permitirles aplicar el IVA a su margen beneficiario tanto por las prestaciones ofrecidas
a otras agencias de viajes como a particulares.
Además de ello, la propuesta suprimiría tanto la posibilidad que existe actualmente en
Dinamarca, Irlanda y los Países Bajos de eximir a los operadores turísticos del IVA, como
el método de cálculo global del margen tal como se aplica en Bélgica.

Inclusión de los organizadores de circuitos turísticos no establecidos en la Unión Europea


en el ámbito de aplicación del régimen del IVA. Con la utilización creciente de Internet
como medio de venta, las agencias de viajes combinados y los organizadores de circuitos
turísticos establecidos en terceros países proporcionan cada vez más viajes combinados a
residentes de la UE. Esta situación crea una distorsión manifiesta de la competencia,
puesto que, en la actualidad, los viajes combinados se gravan en la UE conforme al
régimen de imposición del margen cuando los proporciona un organizador establecido en
la UE, pero si el organizador está establecido en un tercer país, no están sujetos al
impuesto. Ante esta situación, la Comisión propone que, cuando los organizadores de
circuitos turísticos no establecidos en la UE vendan viajes combinados a personas
establecidas en la UE, éstos deban registrarse también a efectos del IVA y abonen dicho
impuesto en el Estado miembro de la UE en el que se encuentren sus clientes. Con el fin
de simplificar las obligaciones de los prestatarios de servicios no establecidos en la UE y
de evitar que deban registrarse en todos los Estados miembros en los que tengan clientes,
la Comisión propone aplicar el sistema de «ventanilla única» contemplado en el régimen
especial del IVA aplicable a los servicios prestados por vía electrónica (véase el apartado
12).
Norma de aplicación facultativa en el caso de ventas a otros operadores comerciales. En la
situación actual, cuando un cliente (por ejemplo, una empresa) encarga, con carácter
profesional, un viaje combinado a una agencia de viajes, no está autorizado a deducir el
IVA incluido en el precio del viaje combinado aunque, en principio, debería poder hacerlo,
al tratarse de un servicio que recibe a título profesional. Por consiguiente, para las
empresas resulta más ventajoso tratar con proveedores individuales de elementos de un
viaje combinado, sujetos a las reglas normales del IVA, y no con una agencia de viajes,
para así poder deducir el IVA. Con objeto de evitar este problema, la Comisión propone
que se autorice a las agencias de viajes a optar por la aplicación del régimen del IVA
normal en lugar del régimen de imposición del margen, si así lo desean. De ese modo, el
cliente sujeto pasivo podría deducir el IVA residual que le factura la agencia de viajes.

La propuesta introduce asimismo una simplificación de la definición de «margen


beneficiario» para atajar las dificultades halladas por varios Estados miembros a la hora de
calcular el margen beneficiario conforme al régimen especial aplicable a las agencias de
viajes.

Con el fin de simplificar el régimen de imposición del margen beneficiario, la Comisión


propone también que se autorice a las agencias de viajes a calcular un margen
beneficiario único para los viajes combinados proporcionados durante un determinado
período, en lugar de calcularlo para cada viaje combinado que vendan.

REFERENCIAS Y PROCEDIMIENTO

Propuesta Diario Oficial Procedimiento

COM (2002) 64 DO C 126 E de 28.5.2002 CNS/2002/0041