Está en la página 1de 3

ABC de las EMOCIONES

Por: Camile Roldán Sotos

Utiliza estas sugerencias de los profesionales para enseñar a tus chicos a identificar,
entender, expresar y manejar lo que sienten

En diferentes confines, desde Irlanda hasta Nueva York, los hacedores de política pública
en educación parecen estar llegando a la misma conclusión: estudiantes emocionalmente
saludables tienen más oportunidades de progresar académicamente, y claro, ser más
felices.Por eso no es casualidad que las iniciativas para promover en los niños la capacidad
de entender y manejar sus sentimientos se esté tomando cada vez más en serio.En Irlanda,
la reforma educativa implantada hace varios años en el sistema público estuvo acompañada
de un protocolo para educar a los estudiantes en destrezas socio emocionales.¿La meta?:
que los niños aprendan a identificar sus emociones, puedan expresarlas de manera clara y
sean capaces de manejarlas.

En Illinois, se implantó un protocolo sobre éstas capacidades por niveles y los maestros son
evaluados en su dominio sobre el mismo. Algo similar está por convertirse en realidad en
otros estados como Filadelfia, Nueva York, Florida y California.“Las investigaciones hoy
demuestran claramente que si incluimos destrezas sociales en el proceso de aprendizaje
tendremos mejores resultados en la adquisición de conocimiento de los estudiantes”, afirma
Gladys Hernández, sicóloga social comunitaria asesora de la Fundación Chana y Samuel
Levis.

Estudios realizados en Irlanda para evaluar el impacto de su programa revelaron que, de


entrada, el 23% de los estudiantes aumentaron el aprovechamiento en las materias básicas y
el 11% incrementó la puntuación en las pruebas estandarizadas.Hernández sostiene que otra
motivación para trabajar con el manejo de emociones es enfrentar problemáticas como la
violencia y el acoso, que vienen repitiéndose en las sociedades durante tanto tiempo, a
pesar de las iniciativas específicas para erradicarlas.

La responsabilidad de inculcar en los pequeños el conocimiento y control de sus emociones


comienza prácticamente desde la cuna y es responsabilidad tanto de padres como de
maestros, precisa Hernández.A veces se piensa que los niños aprenderán a ser conscientes
de sus emociones naturalmente a través de la vida, pero esta es una realidad a medias.

Un niño que no desarrolle la capacidad de introspección para identificar sus emociones y


aprenda el vocabulario para comunicarlas efectivamente se convertirá, muy probablemente,
en un adulto incapaz de manejar sentimientos de ira, frustración o incluso alegría.“No
podemos dar por sentado que los niños y niñas van a asumir cómo comportarse. Eso se
enseña con modelaje”, apunta. Hernández establece que aunque no existe una receta mágica
para enseñar éstas destrezas, sí hay métodos y sugerencias generales que logran
resultados.En las próximas páginas te ofrecemos ideas elaboradas por profesionales de la
conducta humana que puedes desarrollar en el salón de clases o en el hogar, a manera de
juego e integrando diferentes materias.
Estas actividades sugeridas por Nereida J. Rodríguez, consultora educativa del Proyecto
Metamorfosis Escolar de la Fundación Chana y Samuel Levis promueven el desarrollo de
competencias emocionales y sociales. Las edades sugeridas son una referencia, pero las
actividades pueden modificarse de acuerdo a las destrezas e intereses de los niños.

1. Socio-emocional: Crear autorretrato de los miembros de la familia. Dialogar, enmarcar y


colocar en una pared del hogar. Destrezas que se desarrollan: escribir, crear, dibujar Edad:
2 a 10 años
2. Toma de decisiones responsable: Conversar acerca de los deberes que se deben realizar
en el hogar. Escribir e ilustrar en una hoja de papel cada uno de ellos. Tomar decisiones de
quién debe asumir responsabilidad de cada trabajo. Dialogar una vez a la semana del
cumplimiento de los mismos.Destrezas: hablar en oraciones completas, escuchar, integrar
palabras al vocabulario, escribir, dibujar, proponer alternativas. Edades 3 a 12 años.
3. Relaciones interpersonales: Dedicar una noche durante la semana a realizar juegos de
mesa y juegos activos. Destrezas: estirar, manipular, agarrar. Todas las edades.
4. Relaciones interpersonales (identificación de emociones): Preparar dominós con tarjetas.
En cada tarjeta y espacio del dominó puede haber rostros que representen gestos
relacionados a los sentimientos. Jugar en familia el juego. Destrezas: dibujar, esperar el
turno, interpretar, compartir. Edades 4 a 12 años.
5. Sensibilidad social (empatía): Selecciona del periódico fotografías y palabras que
representen situaciones positivas que se viven en el país. Dialoguen y expresen las razones
por las que fueron seleccionadas. Destrezas: leer, clasificar, conversar, conocer eventos del
país. Edades 6 a 12 años.
6. Autoconocimiento (identificación de emociones): Preparen recetas de cocina en familia.
Pueden hacer emparedados y galletas decoradas con gestos que signifiquen emociones
(alegre, triste, enfadado, entre otros). Destrezas : contar, clasificar, crear, dialogar. Todas
las edades.
7. Toma de decisiones responsable: Leer las críticas de las posibles películas en cartelera.
Conversar sobre gustos y preferencias y decidir si ir a verla o no. Destrezas: leer, escuchar,
indagar, enjuiciar, conversar. Edades 10 a 12 años.
8. Identificación de emociones (manejo de conflictos): Luego del cine, conversen acerca de
lo que vieron en la película y categorizen en elementos o escenas que les gustaría hacer y
cuáles están fuera de la realidad. Propongan maneras alternas de resolver conflictos
presentados en la película: ¿cómo lo habrías hecho tú? Destrezas: establecer semejanzas y
diferencias entre lo real e imaginario, categorizar, expresar ideas, conversar. Edades 4 a 12
años.
9. Relaciones interpersonales (autoconocimiento): Preparar un árbol genealógico.
Conversar acerca de las semejanzas y diferencias. Destrezas: crear, investigar, establecer
semejanzas y diferencias. Todas las edades.
10. Autoconocimiento: Investigar la historia de los miembros de la familia. Presentar
información frente a la familia. Destrezas: leer, buscar datos, entrevistar. Edades 3 a 12
años.
11. Autocontrol (expresión de emociones, empatía): Utilicen papeles pequeños para dejarse
mensajes en la noche y así cada miembro de la familia lo lea en la mañana. Destrezas:
escribir, leer, compartir. Edades 8 a 12 años.
12. Toma de decisiones (sensibilidad social, manejo de conflictos, empatía): Planteen
situaciones para solucionar problemas. Cada miembro de la familia puede escribir el
problema, las alternativas, y la acción que realizarán. Una vez todos hayan realizado el
ejercicio conversen y elaboren un plan de acción. Destrezas: leer, escribir, analizar. Edades
10 a 12 años.

También podría gustarte