Está en la página 1de 2

Buenas noches !!!

A esta “altura”, en toda la dimensión del término, a la que ha llegado el presente


foro, en el cual me he internado y encontrado apasionada leyendo las reflexiones y
los aportes de los participantes … debo reconocer que todo lo que pueda agregar
me parece redundante y sobreabundante, interesantísimo lo que he leído!, pero
como la consigna está para ser cumplida, agrego una humilde reflexión, la cual me
surge desde la observancia de todo lo que encierra y genera el convencimiento y
reconocimiento del “Derecho a la Libertad” como propio, original, personalísimo del
ser humano … y desde allí, la nueva construcción de la persona humana, y del
ejercicio de esa libertad cuando además de ser legal se convierte en “legitima”.

En referencia a lo más interesante del texto, todo en él me ha resultado “jugoso”,


ya que, como lo han citado mis compañeros, nunca me he detenido en el análisis
de la Revolución Haitiana, mas allá de conocer sus alcances. Al momento de
hacerlo, entonces, resulta indispensable, para analizar las repercusiones políticas
de la Revolución Haitiana sobre América Latina, observar la situación en la que nos
coloca el texto con respecto al contexto ideológico europeo de la época y las
repercusiones del mismo en nuestra región.
Los dirigentes haitianos desarrollaron el denominado “Internacionalismo de los
oprimidos” frente a la hegemonía occidental, en la persecución de los pilares
fundamentales de las garantías en relación a los Derechos Humanos: la libertad, la
fraternidad, el humanismo, el anticolonialismo, antirracismo y antiesclavismo; ello
en un contexto en el cual la Revolución Francesa había puesto en tela de juicio el
orden dinástico basado en la legitimidad dinástica, y, a su vez, la Revolución
Industrial Inglesa había cambiado las estructuras económicas tradicionales; todas
ellas mutaciones que alteraron el orden político y económico tradicional europeo.
No siguiendo ninguno de los preceptos que guiaron, asimismo, la Revolución
Francesa y la Revolución Norteamericana.
A diferencia, la Revolución Haitiana, significo el cambio radical de todas esas
estructuras, a razón de lo cual se convirtió en un cambio histórico en aras de lo
perfectible, en sentido hegeliano, tendiente a derrumbar las bases del colonialismo
moderno.
Desde allí, este espíritu revolucionario traspaso las fronteras y se implanto en la
región hispanoamericana en pos de su lucha por la liberación nacional.
El deseo creciente de los nativos americanos y la fuerza activa que cobro la lucha
que emprendieron en contra de la lógica imperial encuentra en la resolución “anti
sistema” haitiana el germen del osado desafío al mundo capitalista.

Rescato a modo de conclusión, retomando el comienzo de mi participación, que lo


transitado en esta primera clase me lleva, inexorablemente, a la legitimidad de lo
legal por encima de la legalidad de lo legítimo,

Muy contenta de encontrarme en este grupo, volveré en breve con el próximo texto
de cierre de este primer módulo.

Saludos !!!