Está en la página 1de 4

“MATERIALES DE ENVASE Y EMBALAJE”

El envase es el recipiente de cualquier material y forma que adopte destinado a


contener mercancías para su empleo. Asimismo se caracteriza por individualizar,
dosificar, conservar, presentar y describir unilateralmente a los productos,
pudiendo estar confeccionando con uno o más materiales distintos
simultáneamente. También es señalado como un sistema de protección
fundamental de las mercancías que facilita su distribución, uso o consumo, y que
al mismo tiempo hace posible su venta. Podríamos decir que “el envase protege lo
que vende y vende lo que protege”, además se le denomina el “vendedor
silencioso”, por lo tanto el envase es un mensaje directo que el producto envía al
consumidor.
El envase juega un papel muy importante dentro de cualquier empresa dedicada a
la creación de algún producto. Existen muchos productos que son sensibles a la
oxidación por esto un envase adaptado a cada alimento, es tan importante como
el alimento en sí mismo.
Es importante un buen envasado ya que este impide la entrada de mohos,
bacterias que estas provocan toxinas, fermentación o peor aún gases tóxicos. Los
envases evitan igualmente el desarrollo de reacciones químicas, manteniendo el
producto protegido y condiciones higiénicas.
Los envases deben preservar la salud del consumidor, y no deben modificar el olor
o el sabor. Todo consumidor espera consumir un producto de calidad y que no
afecte en su salud. Por ello mencionare lo que yo esperaría como consumidor
basándome en lo antes leído y analizado.
 Se espera que el fabricante tome en cuenta al momento de la fabricación
de los productos la vida o duración de los mismos
 Que tomen en cuenta la previsión o retrasos de estos hasta el consumidor
final.
 También se espera que en el envase se detalle por separado los
ingredientes que en el contienen y sobre todo la cantidad exacta.
 Es importantísimo que detallen la fecha de caducidad
 Instrucciones para la conservación
 El modo de empleo
 La cantidad neta
 La identificación del lote de fabricación
 El consumidor espera que las autoridades velen por cada producto
alimenticio ya que cada uno de ellos necesitan condiciones especiales de
tratamiento, conservación y manipulación ya que los cambios físicos
pueden afectarlos.

Con el paso del tiempo el hombre ha mejorado los métodos de conservación, en


estos tiempos existen pocos alimentos que sean consumidos sin haber sido
previamente tratados..
Los diferentes tipos de envase surgidos en los últimos años han posibilitado
mejorasen los procedimientos de conservación del producto y ampliado el plazo
para su consumo. Los envases han experimentado considerables mejoras
tecnológicas.
Hablemos del embalaje que es cualquier medio material para proteger una
mercancía para su despacho o conservación en almacenamiento. Está
conformado por materiales manufacturados a través de métodos aplicados,
generalmente con medios mecánicos, que tienden a lograr la protección en la
distribución de mercancías a largas distancias protegiéndolas de los riesgos de la
carga, transporte, descarga, de los cambios climáticos, bacteriológicos, biológicos
en general e incluso contra el hurto, asimismo evita mermas, derrames y en
definitiva averías con lo cual beneficia no sólo al vendedor y al comprador, sino
también al asegurador y transportista.
El embalaje es una herramienta de la logística y de comercialización que debe
cumplir con las exigencias del mercado objetivo, las características del producto y
a las condiciones de transporte a que se verá sometido hasta llegar al consumidor.

El embalaje tiene como función acondicionar la mercancía para protegerla y


conservarla durante los procesos logísticos, resaltando la importancia de su
resistencia y facilidad de manipulación. Por tanto, cada producto requiere de un
tipo de embalaje distinto de acuerdo a sus propias características físicas, fragilidad
y vida útil. El embalaje desde ser siempre sostenible para minimizar el impacto
medio ambiental y ajustarse a las necesidades del consumidor.

Una de las principales funciones del envase es conservar el producto. En ese


sentido, las características de un buen envase son las siguientes:
- Posibilidad de contener el producto.
- Permitir su identificación.
- Capacidad de proteger el producto.
- Que sea adecuado a las necesidades del consumidor en términos de tamaño,
ergonomía, calidad, etc.
- Que se ajuste a las unidades de carga y distribución del producto.
- Que se adapte a las líneas de fabricación y envasado del producto.
- Que cumpla con las legislaciones vigentes.
- Que su precio sea el adecuado a la oferta comercial que se quiere hacer del
producto.
- Que sea resistente a las manipulaciones, transporte y distribución comercial.

Los tipos de materiales usados para envase y embalaje son:


- Aluminio.
- Metal: es el envase con menos aceptación ya que lo ven como un peligro
por posibles heridas y cortes.
- Papel.
- Vidrio: enfocado en las personas de la tercera edad tal como lo explica el
material suministrado, este tipo de material es considerado el más sano,
tienen una imagen de calidad, limpieza e higiene.
- Plástico: es el material más utilizado no solamente por la tercera edad si no
a nivel mundial, las personas tienen una total desinformación sobre los
posibles contaminantes que contiene, y no les preocupa crear cultura en
cuanto al reciclaje de este material.
- Madera.
- Cartón: su uso tiene más aceptación que el plástico al ser considerado
menos contaminante que el plástico, pero es inseguro al ser un material
más frágil y eso provoca rupturas y pérdidas en los envases.

Deben ser apropiados para la producción, la mercancía y el consumidor


Es el recipiente de cualquier material que sea y cualquiera sea la forma que
adopte, está destinado a contener mercancías, para su empleo a partir del mismo
y destinado a individualizar, dosificar, conservar, presentar y describir
unilateralmente las mercancías, pudiendo estar confeccionando con uno o más
materiales distintos.
Envolvente sellado o recipiente que contiene un producto, generalmente en
cantidad adecuada para su venta al público o en tamaño institucional (envase
primario).
Envoltura o contenedor de un determinado número de artículos o envases
primarios, en cantidades apropiadas para la distribución al menudeo y/o para
exhibición ante el consumidor (envase secundario)
Seleccionar el tipo de embalaje adecuado es fundamental para que este se
conserve en excelentes condiciones si esto no ocurre puede traducirse en daños y
pérdidas. Algunos de los sistemas que más se demandan son: los embalajes de
metal, de papel, de cartón, de madera y de plástico.

También podría gustarte