Está en la página 1de 3

MÉTODO PEPS

El acrónimo PEPS significa “Primero en Entrar, Primero en Salir”, lo cual quiere


expresar que los artículos que se agregaron primero al inventario, los más antiguos, son
los primeros artículos que se retirarán del inventario para su venta.
Esto no necesariamente significa que el artículo físico más antiguo sea el que se vaya a
rastrear y vender primero. El costo asociado al inventario que se compró primero es el
costo que primero se va a contabilizar su venta.
De esta manera, con el método PEPS el costo del inventario que se informa en el
balance general representa el costo del inventario de los artículos que fueron adquiridos
más recientemente.
Debido a que PEPS representa el costo de las compras recientes, por lo general refleja
con mayor precisión los costos de reemplazo del inventario.
Inflación y deflación
Si los costos vienen aumentando, al venderse primero los primeros artículos que
ingresaron al inventario, que son los menos costosos, se disminuye el costo de la
mercancía vendida, reportando así más beneficios y, por tanto, pagando un monto
mayor de impuesto sobre la renta a corto plazo.
Si los costos están disminuyendo, al venderse primero los primeros artículos que
ingresaron al inventario, que son los más costosos, se aumenta el costo de la mercancía
vendida, informando así menos ganancias y, por tanto, pagando una cantidad menor de
impuesto sobre la renta en el corto plazo.

Capas de inventario
Generalmente en el método PEPS hay menos capas de inventario para rastrear, ya que
las capas más antiguas se van agotando continuamente. Esto reduce el mantenimiento
de registros históricos.
Ya que existen pocas capas de inventario, y esas capas plasman más los precios nuevos,
rara vez ocurren desplomes o picos inusuales en el costo de la mercancía vendida, que
sean causados por el acceso a las capas antiguas del inventario.
MÉTODO UEPS
El acrónimo UEPS significa “Último en Entrar, Primero en Salir”, lo cual quiere indicar
que los artículos agregados más recientemente al inventario se consideran como los
primeros artículos a retirar del inventario para la venta.
Si los costos están aumentando, los últimos artículos que ingresaron al inventario, que
son los más costosos, son los que se venden primero, incrementando el costo de la
mercancía vendida, y reportando así menos ganancias. Por tanto, se paga una menor
cantidad de impuesto sobre la renta en el corto plazo.
Si los costos están disminuyendo, al venderse primero los últimos artículos que
ingresaron al inventario, los cuales son los menos costosos, se reduce el costo de la
mercancía vendida. De esta manera se reportan más ganancias y, por tanto, se paga una
mayor cantidad de impuesto sobre la renta a corto plazo.
En esencia, la razón principal para usar el método UEPS es diferir el pago del impuesto
sobre la renta en un entorno inflacionario.

No recomendado
En términos generales, el método UEPS no se recomienda principalmente por las
siguientes razones:
– No está permitido según las NIIF. Una gran parte del mundo se rige por el marco
establecido de las NIIF.
– Generalmente hay más capas de inventario para rastrear. Las capas más antiguas
pueden permanecer potencialmente en el sistema durante años. Esto aumenta el
mantenimiento de registros históricos.
– Por haber muchas capas de inventario, algunas con costos de varios años atrás que
varían sustancialmente de los costos actuales, al acceder a una de estas capas antiguas se
puede provocar un drástico aumento o disminución en el monto del costo de mercancía
vendida.
Este método contable de inventario rara vez ofrece una buena representación del costo
de reposición de las unidades de inventario. Este es uno de sus inconvenientes. Además,
puede no corresponderse con el flujo físico real de los artículos.

También podría gustarte