Está en la página 1de 6

TABLAS DE SALVACIÓN

Orlando Mendoza

orlandomendoza29@gmail.com

Noviembre, 2010

Orlando Mendoza orlandomendoza29@gmail.com Noviembre, 2010 RESUMEN Hay muchos materiales que pueden elaborase con

RESUMEN

Hay muchos materiales que pueden elaborase con materiales sencillos o a través de materiales sencillos para la enseñanza de la matemática. Actividades que realizamos a diario o en períodos demarcados de la enseñanza de la ciencia que en muchas ocasiones, por lo dispuesto en el programa, lo segmentamos para desarrollarlo. Entre muchos de estos temas está la adición. ¿Cuánto aprovechamos la tabla de adición? ¿La tabla de multiplicación? Pero más interesante aun, podemos construir y estudiar una tabla para las fracciones. En los próximos párrafos proponemos algunas ideas que tienen que ver con estos conceptos. Es una propuesta sometida a la crítica y a las ideas que permitan mejorar la misma.

PALABRAS CLAVE

tablas de adición, fracciones, expresiones decimales

PRESENTACIÓN

Vamos a jugar hoy a completar las tablas. Pero no creas que va ser algo así como colocar simplemente números. Cada casilla que rellenes se hará con un cálculo. Algunos serán muy sencillos como la adición o como los de la construcción de las fracciones. ¿Sabías que muchas de estas ideas se trabajaron por años en la matemática y sólo ahora se tienen la respuesta? Ahora tú tendrás la posibilidad de hacer la tarea que estos matemáticos… ¿te animas?.

Ok. Vamos a construir estas tablas:

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

0 0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

A la derecha tenemos la tabla de adición…

1 1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

2 2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

Como ves, hay un efecto visual inicial que podemos explotar. Las diagonales que inician en la derecha de arriba hacia abajo están compuesta por el mismo número… Estas diagonales las vamos a denominar diagonales secundarias.

3 3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

4 4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

5 5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

6 6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

7 7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

8 8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

 

9 9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Pero si ahora nos ponemos a revisar las diagonales que comienzan en la parte

10 10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

 

+

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

0

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

1

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

2

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

3

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

4

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

5

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

6

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

7

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

8

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

9

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

10

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

superior izquierda y las detallamos de arriba hacia abajo, tenemos que en la diagonal central (diagonal

principal) está compuesta sólo por

números pares.

Y

debajo

de

esta

se

alternan:

número impares, números pares,

números impares, número pares y así sucesivamente…

¿Qué te parece?

Pero ahora mira lo siguiente:

¿Qué se obtiene al sumar 1 + 4?

Y al sumar ¿4 + 1?

¿Ves donde están ubicados estos resultados en la tabla?

Marcamos en un color carne el resultado que se obtiene de sumar 2 + 7 y 7 +2… están ubicados a igual distancia de la diagonal principal (en azul).

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 0 0 1
0
1 2
3
4
5
6
7
8
9
10
+
0
0
1 2
3
4
5
6
7
8
9
10
1
1
2 3
4
5
6
7
8
9
10
11
2
2
3 4
5
6
7
8
9
10
11
12
3
3
4 5
6
7
8
9
10
11
12
13
4
4
5 6
7
8
9
10
11
12
13
14
5
5
6 7
8
9
10
11
12
13
14
15
6
6
7 8
9
10
11
12
13
14
15
16
7
7
8 9
10
11
12
13
14
15
16
17
8
8
9 10
11
12
13
14
15
16
17
18
9
9
10 11
12
13
14
15
16
17
18
19
10
10
11 12
13
14
15
16
17
18
19
20

Si puedes doblar la hoja por la diagonal principal, verás que esta esta es simétrica. Es decir, cada resultado que obtengas de sumar dos números cualesquiera, al cambiar el orden también aparecerá en la tabla, al otro lado de la diagonal como si se tratara de un espejo…

Revisa bien esta tabla y has otros descubrimientos en ella.

Las tablas de fracciones

Para trabajar con las fracciones, colocamos en la primera fila horizontal los números del 0 al 10, estos representarán los numeradores. En la primera columna (a la izquierda), colocaremos los números del cero al diez, estos representarán los denominadores. Una de las primeras cosas que discutiremos es que el denominador de una fracción no puede ser cero… recordemos que las matemáticas representan modelos de la realidad y las fracciones pueden interpretarse como un cociente indicado o división, entonces… ¿tiene sentido dividir entre cero? (No). Por tal motivo, la segunda fila de nuestra tabla está en blanco.

Seguimos:

¿Como la construimos?

Tomamos un número en la

fila

de los numeradores y

uno en

la

fila

de

los

denominadores,

de

esta

forma

obtendremos

una

representación

 

de

las

fracciones como se muestra en la tabla de la derecha.

Complétala!

Ahora, estudiemos las cosas maravillosas que están escondidas en esta tabla…

 

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

0

                     

1

0

1/1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

2

0

1/2

2/2

3/2

4/2

5/2

6/2

7/2

8/2

9/2

10/2

3

0

1/3

2/3

3/3

4/3

5/3

6/3

7/3

8/3

9/3

10/3

4

0

1/4

2/4

3/4

4/4

5/4

6/4

7/4

8/4

9/4

10/4

5

0

       

5/5

       

10/5

6

                     

7

 

1/7

                 

8

             

7/8

     

9

                     

10

       

4/10

         

10/10

Si consideramos la diagonal principal, el numerador y el denominador son iguales. Esto es, si dividimos el numerador entre el denominador, nos da uno.

 

0

 

1 2

3

4

5

6

7

8

9

10

0

                     

1

0

 

1 2

3

4

5

6

7

8

9

10

2

0

1/2

1

3/2

2

5/2

3

7/2

4

9/2

5

3

0

1/3

2/3

1

4/3

5/3

2

7/3

8/3

9/3

10/3

4

0

1/4

2/4

3/4

1

5/4

6/4

7/4

2

9/4

5/2

5

0

       

1

       

2

6

           

1

       

7

 

1/7

                 

8

             

7/8

     

9

                     

10

       

4/10

         

1

En la fila uno sólo tenemos

números enteros. Claro, el denominador es uno.

Chequeando la fila del dos,

4/2, nos da 2; 6/2 nos da 3 y

podemos seguir obteniendo la

división de aquellos

numeradores pares entre dos,

número

entero.

nos

conduce

a

un

Y podemos

simplificando. Fíjate: en la

así,

seguir

fila

que

inicia

por

cuatro,

tenemos

un

2

cuando

el

numerador

y

dividimos 8/4. Y si dividimos

el

denominador de la fracción 10/4 entre dos, tenemos como resultado 5/2, que también aparece en la fila que inicia con 2, en la celda 6.

Los numeradores de las fracciones que están por encima de la diagonal de unos, son todos mayores que sus denominadores… ¿Cómo son los que están por debajo de la diagonal de unos? (Menores)

Calculemos sus expresiones decimales. Las expresiones decimales de una fracción se obtienen dividiendo el numerador entre el denominador de la fracción. Y coloquémoslo en una tabla.

 

0

 

1 2

3

4

5

6

7

8

9

10

0

                     

1

0

 

1 2

3

4

5

6

7

8

9

10

2

0

0,5

1

               

3

0

0,33333

0,66667

               

4

0

0,25

0,25

     

1,5

       

5

0

0,06667

0,13333

     

1,2

       

6

0

0,04167

0,04167

     

1

       

7

0

0,00952

0,01905

     

0,857142857

 

1,1428571

   

8

0

0,00521

0,00521

               

9

0

0,00106

0,00212

               

10

0

0,00052

0,00052

               

Se tiene en la fila que inicia con uno, que los resultados de la división nos da números enteros y en la diagonal principal sólo unos. Ahora bien, todos los números decimales que se obtienen por debajo de la diagonal principal (numerador menor que el denominador), nos da un número cuyo resultado es menos que uno. Allí pues tenemos una propiedad de las fracciones propias. Las fracciones propias son aquellas cuyo numerador es menor que del denominador. Y representan menos de una unidad. Las otras reciben el nombre de fracciones impropias.

Sigue buscando en la tabla… podrás encontrar muchísimas otras cosas. ¿Te animas? Escribe algunas de estas observaciones que puedes detectar.

CONSIGNAS

Se espera que el/la estudiante complete la tabla de adición. Allí, debe empezar a ver bajo preguntas orientadoras del docente la simetría de las tablas de adición y multiplicación. Estudiar la conmutatividad, el elemento neutro, y otras propiedades. En las tablas correspondientes a las fracciones, se espera que el/la estudiante entienda las fracciones equivalentes, determine las expresiones decimales y verifique que hay fracciones que representan el mismo número racional.

REFERENCIAS CURRICULARES

Tanto los contenidos correspondientes con las tablas de adición y multiplicación, así como las referidas a las fracciones y expresiones decimales, se encuentran en el diseño curricular de los programas destinados a la enseñanza de la matemática.

La tabla de adición se muestra como un ejemplo de cómo utilizar estas en la enseñanza intuitiva de las operaciones referidas a los grupos y semigrupos matemáticos. Las otras tablas se refieren a la construcción de fracciones, expresiones decimales . En tal sentido, la utilización de las mismas se corresponde con la introducción de números racionales y el estudio de conceptos relacionados.

EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD

Entre los criterios para medir el impacto de la actividad y el material, está inicialmente la necesidad de que cada compañero/a estudiante participen en el trabajo, a objeto de avanzar en colectivo.

MATERIALES NECESARIOS

Se sugiere que cada estudiante tenga colores, una hoja cuadriculada para cada tabla a construir, regla. Se puede trabajar en papel de rotafolio o franelograma.

TIEMPO ESTIMADO

Lo más recomendable es que esta actividad se vaya realizando durante varias secciones de clases. La actividad relacionada con la adición y multiplicación puede llevarse unas 12 horas de clases. La actividad relacionada con las fracciones puede llevarse unas 16 horas de clases.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS

El uso de tablas en la enseñanza de la matemática, aunque es un hecho frecuente, en muchas ocasiones no se explotan todas las potencialidades que las mismas poseen. Tal situación es en muchos de los casos producto de la creencia de que los/as estudiantes que se atienden no tienen las competencias para comprender algunos conceptos relacionados con las estructuras algebraicas que se trabajan en estos grados, sin embargo todo está en la manera en que se enseña. Los números naturales, por poseer una estructura de grupo conmutativo, permite en la revisión de la tabla de adición, por ejemplo, visualizar la estructura simétrica respecto a su diagonal principal. Tal característica es muy fácil de mostrar a los/as estudiantes y puede considerarse un aprendizaje ecológico. Es muy frecuente el uso de las simetrías en la vida diaria y tal característica se evidencia en muchas de las construcciones artísticas del mundo, así como en nuestras casas. Es importante pues, considerar que muchos de los conceptos matemáticos que se aprendieron en la formación docente, pueden desarrollarse de manera didáctica con los/las estudiantes, aunque estos fueron tratados de manera abstracta en los cursos que tomamos para llegar a ser docentes. La idea es hacerlos accesibles a los/as estudiantes que atendemos.

ADAPTACIONES PARA OTROS NIVELES

Estas tablas pueden utilizarse para ilustrar en cualquier nivel las propiedades de las estructuras algebraicas que se trabajan en educación matemática, en los diseños curriculares. En el nivel de Primaria (9 – 12 años) se pueden utilizar para estudiar la conmutatividad, la asociatividad, elemento neutro y otros aspectos de la matemática. En el siguiente nivel (12-14) la construcción de los números racionales y los números reales, de manera intuitiva sin caer en las complejidades de la Cortaduras de Dedekind o la propuesta de Cantor en la construcción de éstos, pero la idea subyace allí. En los niveles siguientes, (14-17) la conmutatividad de algunos grupos cíclicos como el de las potencias de i en los números complejos o las simetrías del triángulo equilátero o del cuadrado. Las mismas pueden elaborarse con materiales de fácil construcción, como lo son la construcción de un reloj en dónde los testigos forman ángulos de 60 grado para el caso de las simetrías o las potencias de i, -sin el segundero- para el caso de los números complejos.

FUENTES CONSULTADAS