Está en la página 1de 14

INFORME ACADÉMICO

TÍTULO:

“EL EMBARAZO”

AUTORES:

- Arroyo Tarazona Sebastian Augusto

- Gutierrez Cuti Naomi Miriam

- Monsalve Jiménez Maryan Araceli

- Valverde Salinas Cielo Isabella

ASESORA:

- Dra. Jiménez Jáuregui Yadira Julia

Nuevo Chimbote – Perú, 2017


ÍNDICE

CARÁTULA
I. INTRODUCCIÓN

II. DESARROLLO

2.1 EL EMBARAZO

2.1.1 Definición

2.1.2 Tipos de embarazo

2.1.3 Signos y síntomas del embarazo

2.1.4 Los órganos de reproducción que intervienen en la concepción

2.1.5 La fecundación

2.2 EVOLUCIÓN DEL EMBARAZO

2.2.1 Etapas del embarazo y desarrollo del feto

2.3 PARTO

2.3.1 Etapas del parto

2.3.2 Tipos de parto

III. CONCLUSIONES

IV. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ANEXOS
INTRODUCCIÓN

El presente estudio titulado “El embarazo” tiene como objetivo brindar información sobre el

proceso que se da durante la gestación, para ampliar sus conocimientos previos a cerca del tema

en mención.

Asimismo, esta investigación permitirá conocer la definición de lo que es el embarazo, sus

tipos, síntomas, cuidados y las etapas en las que se divide.

En cuanto a los antecedentes del tema en mención, este no presenta investigaciones anteriores,

motivo por el cual servirá de guía para futuros investigadores interesados en indagar y

profundizar sus conocimientos sobre la gestación.


DESARROLLO

2.1 El embarazo

2.1.1 Definición:

Según la Organización Mundial de la Salud, el embarazo son los nueve

meses durante los cuales el feto se desarrolla en el útero de la mujer, es para la

mayoría de las mujeres un período de gran felicidad.

El diccionario Lexus define el embarazo como: “Periodo que transcurre entre

la fecundación del óvulo por el espermatozoide y el parto, dura

aproximadamente 280 días. Durante este proceso, en la mujer embarazada, se

producen numerosas transformaciones anatómicas y fisiológicas por la acción

de diversas hormonas. Estos cambios son: agrandamiento de los pechos,

alteraciones vasculares, cambio de ritmo cardiaco, dilatación de la base de la

pelvis, etc.”

2.1.2 Tipos de embarazo:

Según la Enciclopedia de Clasificaciones (2016) existen tres tipos o clases distintas de

embarazo:

o EMBARAZO INTRAUTERINO: esta clase de embarazo es el convencional

o normal, es decir, aquel en donde el feto se implanta en el interior del útero (de

ahí su nombre) y crece de manera corriente, sin ningún tipo de alteración o

complicación.

o EMBARAZO ECTÓPICO: el vocablo ectópico significa fuera de lugar y

hace referencia a aquel embarazo que se produce fuera del útero de la madre. El

embrión suele ubicarse en alguno de los canales a través de los cuales el óvulo

se dirige al ovario, como las trompas de Falopio. Aunque también puede


situarse en el abdomen, el mismo ovario, etc, y no existe la posibilidad de que

el niño pueda desarrollarse y sobrevivir en dichas condiciones.

o EMBARAZO MOLAR: esta clase de embarazo tiene la particularidad de que

el ovulo fue fertilizado de manera anormal. A partir de esto, la placenta crece

desproporcionadamente y se transforma en un conjunto de quistes denominado

mole hidatidiforme. Como consecuencia el embrión no llega a formarse y no

sobrevive. El embarazo molar debe ser interrumpido apenas se sepa de su

existencia. Existen dos tipos de embarazo molar:

- Embarazo molar completo: es aquel en el cual no existe normalidad ni en el embrión

ni tejido de la placenta. Por otra parte, todos los cromosomas del óvulo pertenecen al

padre, cuando lo corriente es que la mitad sean de la madre y la otra mitad provengan

del padre.

- Embarazo molar parcial: aquí la placenta puede presentar signos de normalidad, y el

embrión se desarrolla anormalmente. Además, la mitad de los cromosomas provienen

de la madre, pero los que pertenecen al padre aparecen en dos grupos.

Consecuentemente el feto, en vez de presentar 46 cromosomas, contiene 69.

2.1.3 Signos y síntomas del embarazo: Para Papalía (1997, pp. 33-36) los signos y

síntomas del embarazo son siete:

Amenorrea

Es la ausencia de regla y suele constituir el primer síntoma del embarazo. En las

mujeres con ciclos regulares sugiere un embarazo si la regla se retrasa alrededor de una

semana. Es más difícil de detectar si la mujer tiene ciclos menstruales irregulares;

incluso en mujeres con ciclos regulares, en ocasiones la menstruación puede retrasarse o

no presentarse un mes.
Náuseas y vómitos

Son signos muy comunes de embarazo y aparecen por la mañana al despertarse o

después de desayunar, pero pueden sucederse durante todo el día. Las náuseas y

vómitos aparecen días después de la implantación del ovocito en el útero, debido a la

alteración hormonal que provoca éste.

Dolor premenstrual

Es frecuente que las mujeres recién embarazadas tengan síntomas parecidos a la

menstruación. El más típico es un dolor similar al premenstrual, localizado en la parte

baja del abdomen, continuo y sordo, que se puede aliviar con el calor en la zona y

tomando analgésicos.

Aumento de las ganas de orinar

En las primeras semanas de embarazo, el útero comienza a crecer, redondeándose. De

esta forma, el útero comprime la vejiga e impide que pueda llenarse completamente de

orina. Pasadas las primeras semanas, el útero crece hacia arriba, ocupando el resto de la

pelvis y liberando la vejiga.

Cansancio y sueño

En las primeras semanas de embarazo la madre puede sentirse muy cansada y con

ganas de dormir a lo largo del día. En estos casos lo mejor descansar siempre que sea
posible. Este estado suele remitir a las pocas semanas pero a veces persiste una

sensación continua durante todo el embarazo

Cambio de gustos

Los cambios hormonales que surgen en el cuerpo de la mujer embarazada pueden

alterar las percepciones del gusto y olfato. Es normal que la mujer embarazada se

antoje de ciertos alimentos que habitualmente no come o, por el contrario, rechace

otros, ya que la percepción los mismos es más intensa.

Mareos y desmayos

Los cambios hormonales del embarazo producen que los órganos de nuestro cuerpo se

alteren, entre ellos el corazón y el cerebro, que son los principales responsables de los

mareos y desmayos.

2.1.4 Los órganos de reproducción que intervienen en la concepción:

Los principales órganos del sistema reproductor humano son las glándulas sexuales o

gónadas, que en ambos sexos son dos. Se trata de los ovarios en las mujeres y de los

testículos en los hombres. Estos órganos producen las células sexuales o

reproductivas, también denominadas gametos. La célula reproductiva femenina es el

óvulo y el gameto masculino es el espermatozoide. Las principales diferencias entre

ambas células son que el óvulo es mucho más grande y que, a diferencia del

espermatozoide, no puede moverse por sí mismo

Como los seres humanos se reproducen en pareja, los nuevos organismos resultan de

la unión del óvulo y el espermatozoide al interior del cuerpo de la mujer,

específicamente en las trompas de Falopio. Este proceso recibe el nombre de

fecundación o fertilización. Cuando es exitoso, ocasionando un embarazo, se produjo

la concepción.
2.1.5 La fecundación:

“La fecundación es el proceso por el cual dos gametos (masculino y femenino) se

fusionan durante la reproducción sexual para crear un nuevo individuo con

un genoma derivado de ambos progenitores. Los dos fines principales de la

fecundación son la combinación de genes derivados de ambos progenitores y la

generación de un nuevo individuo.” (Rice, 1997, p. 31)

2.2 EVOLUCIÓN DEL EMBARAZO

2.2.1 Etapas del embarazo y desarrollo del feto:

Según Kail y Cavanaugh (2008) el embarazo consta de 9 meses:

o Primer mes: Durante el primer mes, el crecimiento es más rápido que en cualquier otro

momento del desarrollo prenatal o de la vida posnatal; el embrión alcanza un tamaño 10

000 veces mayor que el cigoto. Al final del primer mes, mide alrededor de 1.25

centímetros. La sangre fluye por sus venas y arterias, que son muy pequeñas. Tiene un

corazón minúsculo que late 65 veces por minuto. Ya tiene los rudimentos de un cerebro,

riñones, hígado y aparato digestivo. El cordón umbilical, la línea vital que lo une a su

madre, funciona. Si se mira con atención mediante un microscopio, es posible ver las

protuberancias de la cabeza que se convertirán en ojos, oídos, boca y nariz.

o Segundo mes: Al final del segundo mes el embrión se convierte en feto, mide menos de

2.5 centímetros y pesa 9 gramos aproximadamente. Su cabeza comprende la mitad del

cuerpo. Las partes del rostro están claramente desarrolladas, entre ellas la lengua y

encías. Los brazos tienen manos con dedos y las piernas tienen rodilla, tobillo, pies y

dedos. El feto tiene una cobertura cutánea delgada y huellas dactilares en pies y manos.
o Tercer mes: Hacia finales del tercer mes, el feto pesa alrededor de 28 gramos y mide

unos 7.5 centímetros. Tiene uñas, párpados aún cerrados, cuerdas vocales, labios y

nariz. La cabeza todavía es grande y la frente es alta. El sexo se determina con facilidad.

Los aparatos y sistemas del organismo están en funcionamiento, de modo que el feto

respira y aspira líquido amniótico en los pulmones. Sus costillas y vértebras se han

convertido en cartílago. Mueve las piernas, pies, pulgares y cabeza; la boca se abre y se

cierra y traga.

o Cuarto mes: El cuerpo aumenta de tamaño con respecto a la cabeza, la. El feto mide de

10 a 25 centímetros y pesa 170 gramos. El cordón umbilical es tan largo como el feto y

seguirá creciendo junto con él. La placenta está totalmente desarrollada. La madre

puede sentir que el bebé patea y las actividades reflejas que aparecen en el tercer mes

son más enérgicas porque aumenta el desarrollo muscular.

o Quinto mes: El feto que ahora pesa de 340 a 450 gramos y mide alrededor de 30

centímetros, comienza a dar signos de personalidad individual. Tiene ritmos definidos

de vigilia y sueño, adopta su posición favorita en el útero y es más activo: patea, se

estira, tiene hipo, etc. Si se pone la oreja contra el abdomen de la madre, puede oírse el

corazón del feto. Las glándulas sudoríparas y sebáceas funcionan. Empiezan a crecerle

las cejas, pestañas y vello fino en la cabeza.

o Sexto mes: El ritmo de crecimiento fetal disminuye un poco: al término del sexo mes el

feto mide 35.5 centímetros y pesa medio kilo. Tiene grasa bajo la piel, los ojos están

completos: se abren, se cierran y miran en todas las direcciones. Puede oír y cerrar con

fuerza el puño. Un feto nacido a comienzos del sexto mes tiene pocas posibilidades de

sobrevivir, porque el aparato respiratorio no ha madurado.

o Séptimo mes: El feto, de unos 40 centímetros y 1.3 a 2.2 kilos, tiene reflejos bien

desarrollados. Llora, respira, traga y puede chuparse el dedo. El lanugo desaparece en

esta época. El cabello sigue creciendo. Las posibilidades de que sobreviva un feto que
pesa por lo menos kilo y medio son bastante buenas, siempre que reciba atención

médica intensiva.

o Octavo mes: El feto mide 46 a 50 centímetros y pesa entre 2.3 y 3.2 kilos. El útero de

la madre le queda muy pequeño así que sus movimientos son muy visibles en el

exterior. Durante este mes se desarrolla una capa de grasa por todo el cuerpo del feto

para ajustarse a las variaciones de temperatura fuera del vientre.

o Noveno mes: Una semana antes de nacer, el feto deja de crecer. Alcanzó un peso

promedio de 3.5 kilos y mide aproximadamente 50 centímetros. Surgen nuevas

acumulaciones de grasa, los aparatos y sistemas orgánicos operan mejor, el pulso se

acentúa y el color rojizo de la piel se desvanece.

2.3 PARTO

2.3.1 Etapas del parto

El trabajo del parto tiene lugar en tres etapas superpuestas .La primera etapa que es la

más larga, en la madre primeriza dura 12 a 14 horas .En esta etapa, las contracciones

uterinas, constantes y cada vez más frecuentes, hacen que el cuello uterino se dilate (se

ensanche) en preparación del parto en la segunda etapa que por lo regular dura una o

dos horas las contracciones se hacen más fuertes y frecuentes. Segunda etapa, esta etapa

tiene su Punto de partida cuando la cabeza del bebé comienza a pasar por el cuello del

útero al Canal vaginal y termina cuando sale completamente del cuerpo de la madre. si

la tapa dura más de 2 horas lo que significa que el bebé puede necesitar ayuda ,el

médico puede tomar la cabeza del niño con fórceps lo más común con extracción por

vació, Con una copa de succión para sacarlo del cuerpo de su madre. Al final de esta

etapa, inicia la tercera etapa, nace el bebé; pero todavía está unido a la placenta de su

madre por el cordón umbilical que hay que cortar y sujetar en la tercera etapa que dura

de 10 a 60 minutos la madre expulsa la placenta y el resto del cordón umbilical.


2.4 Tipos de parto

3.2.1 Parto normal con anestesia.

Nos referimos al tipo de parto en el cual el bebé sale a través de la vagina, pero, a diferencia del

parto natural, en éste se utiliza anestesia y medicamentos para el dolor.

Usar o no algún tipo de analgesia durante el parto depende de la mujer y de sus circunstancias

personales.

3.2.2 Parto natural

Este tipo de parto significa riesgos mínimos porque no existe alteración alguna de la madre ni el

feto por medio de medicamentos. El doctor basa su diagnóstico en los latidos del bebé y en la

frecuencia e intensidad de las contracciones. Entre sus beneficios destaca el contacto inmediato

del pequeño con su madre, desarrollando su autoestima, capacidad de entregar amor y

relacionarse con el resto. Si optas por este tipo de parto, deberás prepararte para enfrentar los

malestares propios de la fase final del embarazo por medio de cursos, yoga o hipnosis

3.2.3 Parto en el agua

Se trata de una modalidad del parto natural, cuyo proceso es espontáneo. Una vez que la madre

haya superado las dos etapas previas al nacimiento, dilatación y encajamiento; y se inicien las

molestias, comienza la fase de hidroterapia, donde el agua circula por medio de filtros a 37

grados de temperatura. La higiene de este tipo de parto es lo que más preocupa a las mamás, sin

embargo, está libre de infecciones.

3.2.4 Parto en cuclillas

En este tipo de parto la posición en cuclillas facilita la bajada del bebé, permitiendo un

nacimiento más rápido, precisamente porque la madre recibe la ayuda adicional de la fuerza de

gravedad. Entre sus ventajas cuentan el requerimiento de menos puje y una apertura mayor de la
pelvis. Aunque debes consultar con tu médico, si el lugar dónde nacerá tu pequeño cuenta con

los implementos necesarios para esta técnica.

3.2.5 Cesárea

Este es uno de los tipos de parto que se realiza cuando el bebé viene con los pies o nalgas hacia

abajo o en posición transversal. También al surgir emergencias como una tensión fetal, cavidad

pélvica menor al tamaño del bebé, sangrado vaginal o infecciones virales activas que afecten al

cuello uterino; entre otras. La cirugía consiste básicamente en una incisión en la pared

abdominal y en el útero para extraer al bebé. Existen dos tipos de cisura: una que se realiza de

forma longitudinal del ombligo al pubis; y otra en forma transversal y a nivel supra púbico.
CONCLUSIONES

1. El embarazo comienza cuando el óvulo es fecundado por el espermatozoide y se

implanta en la pared del útero. Como el embarazo altera el sistema hormonal de la

mujer, se pueden ver los primeros síntomas, como el periodo menstrual de la mujer,

otros síntomas como el aumento de sensibilidad de las mamas, cansancio, nauseas,

sensibilidad a los olores, mayor frecuencia en la micción, cambios de humor y aumento

de peso.

2. Los primeros meses del embarazo son los críticos para el ser en desarrollo ya que aquí

se están formando sus órganos vitales.

3. Existen diversos tipos de partos, la mujer embarazada debe consultar con un médico

para saber cuál es la mejor opción y la más adecuada para la salud de ella y de su bebé.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Tipos de embarazo. Recuperado de:

http://www.tiposde.org/salud/212-tipos-de-embarazo/

Kail, R. y Cavanaugh, J. (2008). Desarrollo Humano. (Quinta edición).

PAPALÍA, Diane., FELDMAN, Ruth. Y MARTORELL. Desarrollo humano. 1997. Duodécima

edición.

RICE, Philip. Desarrollo Humano. Segunda Edición.

También podría gustarte