Está en la página 1de 4

La Apertura De La

Sucesión.
DERECHO DE SUCESIONES

ANDREE JAFET MARTINEZ FLORES


JAFETMARTT@UNITEC.EDU | N.31911540
LA APERTURA DE LA SUCESION
Para ser capaz de suceder es necesario existir naturalmente al tiempo de
abrirse la sucesión salvo que se suceda por derecho de transmisión. Si la
herencia o legado se deja bajo condición suspensiva, será también preciso
existir en el momento de cumplirse la condición.

Con todo, las asignaciones a personas que al tiempo de abrirse la


sucesión no existen, pero se espera que existan, no se invalidarán por
esta causa si existieren dichas personas antes de expirar los 30 años
subsiguientes a la apertura de la sucesión. Valdrán con la misma
limitación las asignaciones ofrecidas en premio a los que presten un
servicio importante, aunque el que lo presta no haya existido al momento
de la muerte del testador.
Son indignos de suceder al difunto como herederos o legatarios:
El autor o cómplice del homicidio cometido en la persona del
difunto
El que cometió atentado grave contra la persona, el honor o los
bienes del difunto de cuya sucesión se trata o de su cónyuge o de
cualquiera de sus ascendientes o descendientes legítimos o
naturales, con tal que dicho atentado se pruebe por sentencia
ejecutoriada.
 El cónyuge o consanguíneo dentro del sexto grado inclusive, que,
en el estado de enajenación mental o indigencia de la persona de
cuya sucesión se trata, no la socorrió pudiendo.
El que por fuerza o dolo obtuvo alguna disposición testamentaria
del difunto, o le impidió testar o variar el testamento.
 El que dolosamente ha retenido u ocultado un testamento del
difunto, presumiéndose dolo por el mero hecho de la retención u
ocultación.

El termino sucesión, se refiere a la trasmisión de un patrimonio inter vivos


o mortis causa. En el presente ensayo, solo se utilizará el termino mortis
causa. No solo la sucesión, era de los bienes que comprendían el
patrimonio del difunto, sino algunas atribuciones como ideales, simpatías
y antipatías, a lo que tenía que hacer el heredero, era continuar con la
personalidad del difunto
López Mario, explica que:
“En la sucesión por causa de muerte, existen tres momentos distintos,
básicos y fundamentales, que se denominan: Apertura, Delación y
Aceptación o Renuncia de la Herencia

Ahora bien, en relación con la apertura de la sucesión se puede decir que


es el momento en el cual un patrimonio queda sin titular. La delación de
la herencia o del legado es el momento en el cual determinada persona
es llamada por el testamento o por la ley para convertirse en nuevo titular
del patrimonio (sucesión universal) o de determinados bienes del mismo
(sucesión particular o legatario).
Y la adquisición es el momento en el cual dicho llamado, pasa
efectivamente a ser titular del patrimonio en cuestión (sucesión universal)
o de determinados bienes de este (sucesión particular).
Me permitiré brindar algunos conceptos, y pronunciamientos de algunos
autores, para brindar un mejor concepto y no dejar dudas sobre el tema
en mención.
La apertura es el momento determinante de la sucesión por causa de
muerte y la constituye la circunstancia de que el patrimonio de una
persona natural queda sin titula

Y para concluir el orden sucesorio según como lo dicta nuestro código


civil:

 Primer orden sucesorio: Los hijos y el cónyuge sobreviviente El


artículo 988 
 Segundo orden sucesorio: El cónyuge y ascendientes del causante
Este orden está regulado en el artículo 989 del Código Civil.
 Tercer orden sucesorio: Los hermanos
 Cuarto orden sucesorio: Los colaterales
 Quinto orden sucesorio: El fisco
 De conformidad al artículo 955 del Código Civil, a falta de todos los
herederos abintestato designados, sucederá el Fisco. Ya el artículo
983 había señalado al Fisco entre los herederos llamados a la
sucesión intestada. Por su parte, el artículo 1250 dispone que las
herencias del Fisco se aceptarán precisamente con beneficio de
inventario.

Bibliografía
Albarenga, C. ( 2012). La sucesion . San Pedro Sula: dudalegal.
Canales, J. M. (2015). Codigo Civil De Honduras . tegucigalpa Hn:
Ediciones Ramses.