Está en la página 1de 4

La psicología funcional en Europa

Síntesis sobre James Ward (1843-1925).


James Ward era considerado por muchos, el «padre de la psicología británica
moderna» en el área laboral fue un hombre multifacético, debido a además de dedicarse
a la filosofía y la psicología, también fue ministro de la iglesia, y se involucró en la
fisiología.
rechazó el análisis atomista del continuo de la conciencia, defendiendo una concepción
funcional de la conciencia, del cerebro y de la totalidad del organismo. 
Ward escribió: «Desde un punto de vista funcional, el organismo es un todo continuo
de principio a fin ... Cuando se aborda la complejidad creciente de la vida psíquica
como si se tratase de química mental sólo se está haciendo parodia»

Para Ward, la percepción no era la recepción pasiva de sensaciones, sino la aprehensión


activa del entorno. En un pasaje bastante jamesiano, Ward escribió que «la esencia de la
realidad subjetiva no es la mera receptividad, sino la actividad creativa o selectiva».
Adoptó un tono un tanto darwinista al afirmar: «Así, desde un punto de vista
psicológico, afirmamos que la única función de la percepción e intelección consiste... en
guiar la acción y estar al servicio de la volición; en términos más generales, promover la
conservación y la mejora del organismo».
la conciencia era una entidad activa y selectiva que adapta el organismo al entorno y
sirve así a la lucha por la supervivencia. Ward dedicó sus últimos grandes trabajos a la
refutación del naturalismo y a la defensa del cristianismo.
Gran Bretaña conservó una psicología funcionalista que sirvió de guía para la psicología
cognitiva posterior. Asimismo, pervivió el antiatomismo de Ward, que fue rescatado
más tarde por los antiasociacionistas posteriores.

Síntesis sobre Hermann Ebbinghaus (1850-1909) y su planteamiento sobre


la memoria.

La influencia inmediata en psicología del estudio de Hermann Ebbinghaus sobre la


memoria fue inmensa. Este se quedó admirado de la precisión científica del trabajo de
Fechner sobe la percepción, y se decidió a abordar los «procesos mentales superiores»
que Wundt había excluido de la metodología experimental. En 1879, utilizándose a sí
mismo como el único sujeto de su investigación, Ebbinghaus se dispuso a demostrar que
algunos procesos superiores útiles se podían estudiar de forma experimental, algo que
Wundt admitiría más adelante .

Constituyó un programa de investigación que, por fuerza, sólo podía aplicarse a


pequeña escala, pero que estaba muy bien diseñado. Ebbinghaus decidió investigar la
formación de asociaciones mediante el aprendizaje de series de sílabas sin sentido,
combinaciones sin significado de tres letras que él mismo inventó con este fin.
Ebbinghaus reveló el tinte funcionalista de su pensamiento al elegir la memorización de
sílabas sin sentido precisamente porque carecen de significado, para que la igualdad de
su contenido no influyera diferencialmente en el proceso de aprendizaje. Pretendía aislar
y estudiar la memoria como la función pura del aprendizaje, haciendo abstracción de
cualquier efecto que pudiera producir el contenido del mismo.

Síntesis sobre El conexionismo de Edward Lee Thorndike (1874-1949).


Thorndike menospreciaba toda la psicología animal anterior porque se basaba en el
método anecdótico. Ta intención de Thorndike era comprobar mediante la
experimentación si los animales «utilizan la mente» en condiciones controladas y
repetibles. Thorndike introdujo un gato joven en una «caja problema», de las que diseñó
varios modelos, y el gato debía abrirlas de forma diferente, siendo premiado con un
trozo de salmón cuando lo conseguía. Los resultados de Thorndike le hicieron
abandonar la antigua teoría de que los animales razonan, sostenida por los psicólogos
del método anecdótico.

Los animales, afirmaba Thorndike, aprenden única y exclusivamente por ensayo y


error, recompensa y castigo. En un pasaje que anticipaba el futuro, Thorndike escribió
que los animales carecen de ideas que asociar.
Thorndike propuso dos leyes de la conducta humana y animal. La primera era la ley del
efecto : «De varias respuestas emitidas ante una misma situación, aquellas que vayan
acompañadas o inmediatamente seguidas de satisfacción para el animal serán las que, en
igualdad de todas las demás condiciones, se conectarán más firmemente a esa
situación, de modo que cuando ésta vuelva a darse existirá una mayor probabilidad de
que reaparezcan». Es más, cuanto mayores sean la recompensa o el castigo, más variará
la fuerza de la conexión. Posteriormente Thorndike eliminaría de la ley del efecto todo
lo relativo al castigo, y mantendría únicamente lo relativo a la recompensa.

La segunda ley de Thorndike es la ley del ejercicio: «Cualquier respuesta ante una
situación estará, en igualdad de todas las demás condiciones, más firmemente conectada
a esa situación en proporción al número de veces que haya estado conectada a ella, así
como en proporción a la intensidad y duración medias de las conexiones».

Thorndike sostenía que estas leyes podían explicar toda conducta, por compleja que
fuera: sería posible reducir «los procesos de abstracción, asociación por semejanza y
pensamiento selectivo a simples consecuencias secundarias de las leyes del ejercicio y
del efecto»

Thorndike aplicó su conexionismo a la conducta humana en Human Learning. Presentó


una elaborada psicología del tipo Estímulo-Respuesta según la cual muchos estímulos
se conectan a muchas respuestas en jerarquías de asociaciones de E-R. Thorndike
afirmó que a cada conexión E-R se le podía asignar una probabilidad de que el estímulo
provocara la respuesta. El aprendizaje consiste en el aumento de las probabilidades de
conexión E-R, y el olvido consiste en su disminución. Al igual que hizo con los
animales, Thorndike redujo el razonamiento humano a automatismo y hábito.

Pese a las importantes afirmaciones que realizó en favor de su conexionismo, Thorndike


reconoció un problema que perseguiría más tarde al conductismo y que sigue teniendo
cualquier psicología naturalista: El problema es explicar la conducta humana sin hacer
referencia al significado.

Síntesis sobre La neurociencia de I. P. Pavlov (1849-1936).


El otro importante enfoque experimental nuevo de la psicología animal surgió de la
psicología objetiva rusa, una concepción inflexiblemente mecanicista y materialista del
cuerpo y la mente. El fundador de la fisiología moderna rusa fue Michailovich
Sechenov , que estudió en algunos de los mejores laboratorios de fisiología de
Europa, incluido el de Helmholtz, cuyos métodos e ideas importó Sechenov a
Rusia. Este autor creía que la psicología sólo podría ser científica si llegaba a ser
controlada por la fisiología y adoptaba los métodos objetivos propios de esta
disciplina. Despreciaba la psicología introspectiva por su afinidad con supersticiones
primitivas.

Ciñéndose estrictamente al principio de inducción, la fisiología comenzará con un


estudio detallado de los aspectos más simples de la vida psíquica y no se precipitará de
golpe hacia el ámbito de los fenómenos psicológicos superiores. Como ciencia
experimental, la fisiología no elevará al rango de verdad incontrovertible nada que no
pueda ser demostrado mediante experimentos exactos, lo que establecerá una clara
frontera entre hipótesis y verdadero conocimiento. Pero a pesar de todo esto la
psicología saldrá ganando sobremanera, puesto que se basará en hechos verificables
científicamente y no en sugerencias engañosas de la voz de nuestra conciencia. Las
generalizaciones y conclusiones de la psicología se limitarán a analogías realmente
existentes, no estarán sujetas a la influencia de las preferencias personales del
investigador, que tantas veces han llevado la psicología a un trascendentalismo absurdo
y que sin embargo han llegado a convertirse en hipótesis científicas verdaderamente
objetivas.

En resumen, la psicología se convertirá en una ciencia positiva. Sólo la fisiología puede


conseguir todo esto, porque sólo la fisiología tiene la clave del análisis científico de los
fenómenos psíquicos .

El objetivismo de Sechenov fue popularizado por Vladimir Michailovitch Sin


embargo, el seguidor de Sechenov más importante, a pesar de no haber sido alumno
suyo, fue Ivan Petrovich Pavlov, un fisiólogo cuyos estudios sobre la digestión le dieron
el Premio Nobel en 1904. A lo largo de su trabajo descubrió que otros estímulos
distintos de la comida podían provocar la salivación, y esto le llevó al estudio de la
psicología, especialmente al concepto de reflejo condicionado, sobre el que investigó de
forma exhaustiva. La actitud general de Pavlov era inflexiblemente objetiva y
materialista. Tenía una fe positivista en el método objetivo como piedra de toque de las
ciencias naturales, y por ello rechazó cualquier referencia a la mente.

La crítica pavloviana de la psicología no atomista fue incesante. Pavlov replicó los


experimentos con simios de Köhler para demostrar que «la asociación es
conocimiento..., pensamiento... insight» , y dedicó muchas de las reuniones semanales
de su tertulia de los miércoles a realizar análisis poco amistosos de los conceptos de la
Gestalt. La contribución técnica de Pavlov a la psicología del aprendizaje fue
considerable. En el curso de la investigación de la salivación canina, que le valdría el
Premio Nobel, Pavlov observó que se podía provocar posteriormente la salivación con
estímulos que estaban presentes al mismo tiempo que se alimentaba al animal.

Originalmente Pavlov llamó secreciones psíquicas a estas reacciones aprendidas, pero


más tarde sustituiría este término por el de respuestas condicionadas.