Está en la página 1de 28

En tanto que de rosa y azucena

En tanto que de rosa y azucena


se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;
y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:
coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado

cubra de nieve la hermosa cumbre;


marchitará la rosa el viento helado.
Todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.

¿Aspectos pragmáticos?
Aspectos pragmáticos
• Emisor individual, subjetivo:
– Poeta petrarquista del Renacimiento español s. XVI:
Garcilaso de la Vega.
– Intención estética + persuasiva (tópico collige, virgo,
rosas).
• Receptor: lectores.
– En su época: cortesanos. En toda época: lector
universal (se trata de un clásico).
• Comunicación diferida.
• Código: lengua literaria s. XVI (“la color”, “presto”,
“gesto”).
• Funciones poética, apelativa y referencial.
¿Métrica?
Métrica


Soneto clásico:

– 2 cuartetos + 2 tercetos
– Versos endecasílabos con rima consonante
– Según el esquema ABBAABBACDECDE
¿Musicalidad?
Musicalidad (regularidad en la distribución
acentual + rima)
En tanto que de rosa y azucena 11A
se muestra la color en vuestro gesto, 11B Endecasílabos heroicos
y que vuestro mirar ardiente, honesto, 11B (acentos en 2ª y 6ª)
enciende al corazón y lo refrena; 11A
y en tanto que el cabello, que en la vena 5 11A Endecasílabos sáficos
del oro se escogió, con vuelo presto, 11B (acentos en 4ª y 6ª)
por el hermoso cuello blanco, enhiesto, 11B
el viento mueve, esparce y desordena: 11A Endecasílabo enfático
coged de vuestra alegre primavera 11C (acentos en 1ª y 6ª)
el dulce fruto, antes que el tiempo airado 10 11D
cubra de nieve la hermosa cumbre; 11E Endecasílabo melódico
marchitará la rosa el viento helado. 11C (acentos en 3ª y 6ª)
Todo lo mudará la edad ligera 11D
por no hacer mudanza en su costumbre. 11E

Todos los versos son de ritmo yámbico (acento estrófico en sílaba par). Todos los
acentos son rítmicos salvo tres que son extrarrítmicos (sílaba impar). No hay
ningún acento antirrítmico.
¿Tema?

¿Resumen?
Tema y resumen
• Tema: tópico collige, virgo, rosas: apremio a la amada para
que disfrute mientras sea joven.
• Resumen:
– Cuartetos: presentación del tema (descripción):
mientras la dama es joven, su rostro es lozano, su
mirada casta enamora y su pelo es rubio y sedoso,
– Tercetos: conclusión (tópico): por tanto, debe disfrutar
del amor, antes de que la vejez la cubra de canas y
marchite su tez. La edad la cambiará, siempre ha sido
así.
¿Estructura interna?
Estructura interna: bipartita, equilibrada y armónica
(renacentista)

En tanto que de rosa y azucena


Cuartetos:
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto, Descripción estereotipada,
idealizante y selectiva, de la
enciende al corazón y lo refrena;
belleza femenina, según canon
petrarquista: rostro, mirada,
y en tanto que el cabello, que en la vena cabello, cuello.
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto, Tercetos:
el viento mueve, esparce y desordena: Argumentación, que entronca con
la descripción (continúa la serie de
coged de vuestra alegre primavera metáforas), y sentencia final sobre
el dulce fruto, antes que el tiempo airado el poder indestructible del tiempo.
cubra de nieve la hermosa cumbre; La argumentación es afectiva
(imágenes (basadas en el tópico que
relaciona las edades del hombre y
marchitará la rosa el viento helado. las estaciones del año) + léxico
Todo lo mudará la edad ligera connotativo).
por no hacer mudanza en su costumbre
Gesto = rostro
Análisis lingüístico: nivel fónico

Modalidades enunciativa y exhortativa.


Musicalidad (analizada con la métrica).

Análisis lingüístico: nivel
morfosintáctico
– Paso de la 3ª a la 2ª persona con imperativo “coged”, en el primer verso
del primer terceto, sobre el que pivota el poema. Presente en
descripción (se muestra, desordena), futuro imperfecto en tercetos
(mudará, marchitará).

– Hipérbatonen el segundo cuarteto para reforzar el verbo “desordena” (el


viento desordena el cabello como el verso la sintaxis), evocando
también el pensamiento caótico de la juventud. La sintaxis de los
tercetos respeta un orden lógico, se expresa la tesis con claridad y el
orden evoca el pensamiento ordenado de la madurez.

– Subordinación adverbial temporal y causal / final

– Sustantivos complementados por epítetos: ardiente, honesto, hermoso,


blanco, enhiesto, alegre, hermosa, helado, ligera, rasgo de estilo del
autor. También se complementan por subordinación adjetiva (que en
la vena del oro se escogió).
Hipérbaton:

el cabello, que en la vena


del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena

el viento, con vuelo presto,


mueve, esparce y desordena el cabello,
que se escogió en la vena del oro
En tanto que [=mientras que] de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto, subordinada temporal 1
enciende al corazón y lo refrena;

y ------------------------------------------------------------------------ nexo copulativo

en tanto que [=mientras que] el cabello, que en la vena


del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto, subordinada temporal 2
el viento mueve, esparce y desordena

antes que el tiempo airado subordinada temporal 3


Todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre --------- subordinada causal / final

derivación o políptoton: mudará - mudanza


Análisis lingüístico: nivel semántico
- Léxico connotativo: rosa, azucena, blanco, viento…
-
- Símbolos: primavera = juventud
-
- Campos semánticos antitéticos:
-
Calor Frío
primavera, rosa, nieve, cumbre,
azucena, ardiente viento helado
Metáforas correlativas y antitéticas:

rosa y azucena [=lozanía] / marchitará la rosa el viento helado [=vejez]

oro [=color rubio] / cubra de nieve [canas] la hermosa cumbre [cabeza]

Otras expresiones metafóricas:

enciende el corazón = enamora


dulce fruto = gozo amoroso
Análisis lingüístico: nivel textual

La altísima cohesión del soneto se da, en primer lugar, porque


solo contiene dos oraciones, enlazadas por sustitución anafórica
(“todo lo”).
La correlación de metáforas hacen del soneto prácticamente una
alegoría, dado que la significación de cada verso solo se da si se
relaciona con los anteriores.
Otros poemas sobre el mismo
tópico
El desarrollo más antiguo que se conoce del
tópico collige, virgo, rosas es del poeta romano
Ausonio.

El carpe diem se encuentra ya en Horacio.


Bernardo Tasso (s. XVI), poeta
renacentista italiano
Mientras vuestro áureo pelo ondea en torno
de la amplia frente con gentil descuido;
mientras que de color bello, encarnado,
la primavera adorna vuestro rostro.
Mientras que el cielo os abre puro el día,
coged, oh jovencitas, la flor vaga
de vuestros dulces años y, amorosas,
tened siempre un alegre y buen semblante.
Vendrá el invierno, que, de blanca nieve,
suele vestir alturas, cubrir rosas
y a las lluvias tornar arduas y tristes.
Coged, tontas, la flor, ¡ay, estad prestas!:
fugaces son las horas, breve el tiempo
y a su fin corren rápidas las cosas.
Juan del Encina (s. XV): “Hoy comamos y
bebamos”, Edad Media
Oy comamos y bebamos
y cantemos y folguemos
que mañana ayunaremos.
Por onrra de san Antruexo
paremonos oy bien anchos,
enbutamos estos panchos,
rrecalquemos el pellexo,
que costumbre es de concejo
que todos oy nos jartemos,
que mañana ayunaremos.
Ronsard (s. XVI), poeta
renacentista francés
Cuando seas muy vieja, a la luz de una vela / y al amor de la lumbre,
devanando e hilando, / cantarás estos versos y dirás deslumbrada: / “Me los
hizo Ronsard cuando yo era más bella”. // No habrá entonces sirvienta que al
oír tus palabras, / aunque ya doblegada por el peso del sueño, / cuando suene
mi nombre la cabeza no yerga / y bendiga mi nombre, inmortal por la gloria. //
Yo seré bajo tierra descarnado fantasma / y a la sombra de mirtos tendré ya mi
reposo; / para entonces serás una vieja encorvada, // añorando mi amor, tus
desdenes llorando. / Vive ahora; no aguardes a que llegue el mañana: / coge
hoy mismo las rosas que te ofrece la vida.
Góngora (s. XVII), Barroco
Mientras por competir con tu cabello,
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;
Mientras a cada labio, por cogello,
siguen más ojos que al clavel temprano;
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello:
goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,
no sólo en plata o viola troncada
se vuelva, mas tu y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.
Luis Alberto de Cuenca (s. XX)
Niña, arranca las rosas, no esperes a mañana.
Córtalas a destajo, desaforadamente,
sin pararte a pensar si son malas o buenas.
Que no quede ni una. Púlete los rosales
que encuentres a tu paso y deja las espinas
para tus compañeras de colegio. Disfruta
de la luz y del oro mientras puedas y rinde
tu belleza a ese dios rechoncho y melancólico
que va por los jardines instilando veneno.
Goza labios y lengua, machácate de gusto
con quien se deje y no permitas que el otoño
te pille con la piel reseca y sin un hombre
(por lo menos) comiéndote las hechuras del alma.
Y que la negra muerte te quite lo bailado.