Está en la página 1de 44

1E.

Venta conjunta e inseparable con El Mundo, y en librerías especializadas

EL CULTURAL
26 de junio-2 de julio de 2020 elcultural.com

Repensar el mundo,
por J. M. Sánchez Ron

El cine despliega
sus salas
De Isabel Coixet a Jonás Trueba, cineastas
y cinéfilos eligen diez películas que muestran
el poder hipnótico de la gran pantalla
DEL DIRECTOR DE
R A M S ( E L VA L L E D E L O S C A R N E R O S )

EN UN LUGAR DOMINADO POR EL MIEDO,


UNA MUJER DECIDIÓ PONERSE EN PIE.

Selección Oficial

Festival Internacional
de Toronto 2019
SECCIÓN OFICIAL

“ORO BLANCO DEMUESTRA QUE SÓLO HACE FALTA


UNA PERSONA PARA ENCENDER LA CHISPA DEL CAMBIO”.
THE FILM STAGE

“UNA CINTA INSPIRADORA, MUY BIEN CONSTRUIDA “UNA PELÍCULA GUERRERA, REBOSANTE DE ENERGÍA
Y CON UNA SENSIBILIDAD MUY ACTUAL”. E IMAGINARIO FEMENINOS”.
SCREEN INTERNATIONAL VARIETY

ORO BLANCO NETOP FILMS PRESENTA EN COPRODUCCIÓN CON PROFILE PICTURES HAUT ET COURT Y ONETWO FILMS UNA PELÍCULA DE GRÍMUR HÁKONARSON“THE COUNTY” REPARTO ARNDÍS HRÖNN EGILSDÓTTIR SVEINN ÓLAFUR GUNNARSSON
PENDIENTE DE CALIFICACIÓN POR EDADES

Y SIGURÐUR SIGURJÓNSSON VESTUARIO MARGRÉT EINARSDÓTTIR MAQUILLAJE KRISTÍN JÚLLA KRISTJÁNSDÓTTIR DISEÑO DE PRODUCCIÓN BJARNI MASSI SIGURBJÖRNSSON SONIDO BJÖRNVIKTORSSON
SYLVESTER HOLM Y FRANK MØLGAARD KNUDSEN MÚSICA VALGEIR SIGURÐSSON MONTAJE KRISTJÁN LOÐMFJÖRÐ DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA MARTTANIEL LÍNEA DE PRODUCCIÓN SARA NASSIM GUION GRÍMUR HÁKONARSON
COPRODUCTORES DITTE MILSTED JACOB JAREK CAROLINE SCHLÜTER BINGESTAM CAROLE SCOTTA JULIE BILLY JAMILAWENSKE Y SOL BONDY PRODUCIDA POR GRÍMAR JÓNSSON
DIRIGIDA POR GRÍMUR HÁKONARSON

WWW.KARMAFILMS.ES #OroBlanco

HOY 26 DE JUNIO ESTRENO


PRIMERA PALABRA

LUIS MARÍA ANSON


de la Real Academia Española

Félix Revello y los periodistas


F
élix Revello de Toro fue su limitación. En la amada aca- paviento, de la provocación, de siempre indócil, ha permane-
siempre un hombre in- ba la noche, de su ribera mana la presunción... En Málaga ex- cido sordo ante los espasmos
dependiente, que huyó el agua amante y la pasión pone ahora una muestra sin- de algunos críticos y el deses-
de capillas y campanarios, de mordida, mientras la rosa mor- gular titulada: “Revello y los combro de las artes plásticas.
los andrajos de la política y de tal desciende a la humedad sa- periodistas”. A ella ha lleva- De los periodistas retratados,
las inquisiciones ideológicas. grada y sobre la piel del pin- do el retrato psicológico de al- son todos los que están, aun-
Pocos pintores españoles han tor enamorado hierven las gunos de los profesionales del que no estén todos los que
alcanzado en la última centu- lágrimas”. periodismo que destacaron en son, porque el periodismo
ria la maestría de Revello. Detrás de cada cuadro de el último medio siglo. Mi inol- es demasiado vasto para abar-
Dominador a fondo de su ofi- Revello de Toro alienta el vidado amigo Horacio Sáenz carlo completamente. Pero
cio, es un prodigio como ar- pensamiento y el análisis pro- Guerrero, director de La Van- el espectador encontrará en
tista. Ha pintado las telas a la fundo. Para él la pintura es, an- guardia, figura junto a Luis del esta exposición a muchos de
manera de un torrente abs- tes que nada, una cosa mental. Olmo, toda una época del pe- los que vertebraron la profe-
tracto. Y los desnudos, como Durante setenta años ha riodismo radiofónico. Ahí sión, administrando un bien
homenaje a la armonía y la be- sabido sortear los acosos de están también Jaime Camp- ajeno: el derecho a la informa-
lleza, pues el pintor se perdió cierta crítica especializada y las many y Manuel Alcántara, ción que tienen todas las
en el cabello y el llanto de la modas y los modos pasajeros gran poeta además de ciudadanas, los ciudadanos
amada. que han zarandeado las artes periodista sagaz. Francisco todos; periodistas que ejercie-
“La desnudez de sus pe- plásticas. Ha trabajado siem- Giménez-Alemán, que fue ex- ron el contrapoder, elogiando
chos –escribí en alguna oca- pre su pintura desde la per- celente director del ABC ver- al poder cuando el poder acier-
sión– fue ceniza en las manos manente independencia. dadero, y Marino Gómez-San- ta; criticando al poder cuando
del amado. Hay cales vivas en Nunca se dejó poner el bozal o tos no faltan a la cita de el poder se equivoca; denun-
láminas abrasadas, carne tra- la mordaza. Ha sido un artista Revello de Toro. Mario Beut, ciando al poder cuando el po-
bajada por los gemidos, hervor de su tiempo porque el tiem- Jaime Peñafiel y Pedro Luis der abusa.
germinal, saliva con yodo y po- po de los artistas contemporá- Gómez se encuentran tam- En los Upanishads, en fin,
lución de alheña, ebriedad neos no xes solo el que han bién en la muestra del gran se lee esta frase que podría
azul y cansancio de los péta- dictado ciertos sectarismos crí- pintor malagueño. aplicarse a Félix Revello de
los de ella. De ella, que está ticos o políticos. Revello me Revello ha retratado la psi- Toro: “Hazme ir del no ser al
desnuda en el silencio, vacía parece un caso excepcional de cología de todos ellos, en es- ser; hazme ir de la oscuridad
en la oquedad de Dios, cor- vocación, de sencillez y maes- pecial al pintar los ojos y la mi- a la luz; hazme ir de la muer-
poral en los abismos, exacta en tría, siempre al margen del as- rada. Su pincel malherido, te a la inmortalidad”. ●

2 6 - 6 - 2 0 2 0 E L C U LT U R A L 3
LETRAS

Medio siglo
con Borges
MARIO VARGAS LLOSA
Alfaguara. Barcelona, 2020
112 páginas. 17,90 E. Ebook: 8,99 E

¿Qué convierte a un autor en preciso, siempre hay algo que se Vargas Llosa confiesa que su un anarquismo spenceriano. Su
clásico? Según Borges, la vene- escamotea, una frontera que mundo literario no puede estar escepticismo siempre le ha
ración de las generaciones pos- atisbamos, pero que nunca más alejado de Borges. Nunca distanciado del incómodo com-
teriores, que se muestran uná- logramos traspasar. Mario Vargas ha sido capaz de observar el pre- promiso. Vargas Llosa ha creado
nimes en aproximarse a su obra Llosa (Arequipa, 1936) ha sente con la perspectiva del sim- vigorosos y humanísimos perso-
con “previo fervor y una miste- intentado cruzar ese umbral ple testigo. Siempre ha experi- najes, como el Jaguar, Zavalita o
riosa lealtad”. En el caso de Bor- durante medio siglo, leyendo y mentado la urgencia de bajar a la Lituma. Borges no ha engen-
ges, se ha cumplido este requi- releyendo sus libros, entrevis- plaza pública y alzar la voz. drado seres imaginarios de
sito. Cabe preguntar qué explica tando al hombre, tan distinto de Novelista, ensayista e intelec- recuerdo imborrable. Su prin-
esa actitud. ¿Acaso la perfección él, y buscando las claves de un tual beligerante, los problemas cipal mérito ha consistido en
formal? ¿Tal vez un fondo moral universo poblado de tigres, de la metafísica jamás han ocu- alumbrar prodigios verbales y
que postula un ideal capaz de espejos, laberintos, cuchillos, pado la primera línea de sus filigranas intelectuales. Como su
sobrevivir a los estragos del malevos, teólogos, piratas chinos, inquietudes. Por el contrario, admirado Quevedo, ha pasado a
tiempo? Más sutil, Borges se- bibliotecas y pistoleros del Oes- Borges nunca ha sentido aprecio la historia como el creador de
ñala que los clásicos esconden te. No le importa reconocer que por la novela –a su juicio, una “una dilatada y compleja lite-
un secreto: “la inminencia de su empresa solo ha conocido un hipérbole innecesaria– y ha pre- ratura”. Su genio verbal supera
una revelación que no se pro- éxito parcial, lo cual corrobora ferido mantenerse alejado de al de Vargas Llosa, pero su orbe
duce”. En Borges, tan nítido y que Borges es un clásico. la política activa, cobijándose en literario carece de pasiones

16 E L C U LT U R A L 26-6-2020
ENSAYO LETRAS

humanas. Apenas habla de amor todo lo contrario de lo que dad y la sencillez. Vargas Llosa, apreciable incluso en las reseñas
y omite el sexo. admiraba. Frente a Sartre, su dolido por el menosprecio de que escribió en los años 30 para
En 1963, Vargas Llosa entre- modelo, Borges era un exquisito Borges hacia la novela, apunta una revista de amas de casa lla-
vista a Borges en Francia. Invi- recluido en su atalaya de marfil. que ese rechazo procedía del ho- mada El Hogar. Borges conoció
tado a un congreso literario, el Años más tarde, cuando ya no so- rror al “barro humano”. Ese re- el amor con María Kodama. Con
argentino manifiesta su estu- portaba a Sartre y a sus catecú- celo explica sus bandazos en po- ella viajó en globo, navegó por el
por por su fama tardía. A los menos, comprendió que Bor- lítica. Feroz crítico de Hitler, Nilo y escanció con la mano la
sesenta y cinco años, se ha con- ges era lo más extraordinario que Stalin, Castro y Perón, alabó a arena del desierto. No fue un
vertido en una celebridad. le había sucedido en el siglo XX Videla y Pinochet. Rectificó años matrimonio de interés, sino un
Habla con nostalgia de los trein- a la literatura en lengua españo- después, con escaso énfasis. regalo inesperado. Un soplo de
ta y siete compradores de la pri- la. Borges sacó a nuestras letras Agasajado y aclamado, Bor- dicha en una vida marcada por el
mera edición de Historia de la de su provincianismo, redescu- ges era un hombre solitario y con fracaso sentimental.
eternidad, un título capcioso que briendo territorios tan vastos miedo a los afectos. Vargas Llosa Medio siglo con Borges es un
esconde un oxímoron, pues la como los mitos escandinavos, la señala que la obra del argentino festín de la inteligencia con dos
eternidad, en tanto negación del poesía de Milton, las pesa- comensales extraordinarios.
devenir, no puede tener historia. dillas de Poe, la exactitud de Confronta a un escritor “po-
Ahora tiene miles de lectores y Valéry, la pavorosa imagina- MEDIO SIGLO CON BORGES drido de literatura” que soñó
siente que es como no tener nin- ción de Stevenson o los sar- con ser un hombre de acción
guno, pues solo son una masa casmos de Chesterton. Fue ES UN FESTÍN DE LA INTELI- con la “orgía perpetua” de un
impersonal. Borges elogia a un renovador de la talla de novelista con grandes dotes
Léon Bloy, un energúmeno ado- Rubén Darío. No obstante, GENCIA QUE UNE A DOS como crítico literario. Borges
rable que concibió el universo hay algo que separa a Borges COMENSALES EXTRAORDINA- opinaba que “el pensamien-
como un texto con una gramá- de Darío. El nicaragüense to de Schopenhauer” y “la
tica oculta. La segunda entre- creó escuela; Borges, en cam- RIOS Y CASI ANTAGÓNICOS música verbal de Inglaterra”
vista entre Vargas Llosa y Borges bio, es inimitable. El autor superan a la vida en interés.
acontece en un apartamento del que intenta imitarlo desem- Vargas Llosa discrepa: la vida
centro de Buenos Aires. Han boca en la parodia, advierte Var- es “uno de los milagros estéticos real esconde más riqueza y mis-
transcurrido casi veinte años. gas Llosa. Su originalidad es del siglo”, pero “por exceso de terio que cualquier experiencia
Al peruano le sorprende la aus- estrictamente irrepetible. “La razón y de ideas”, hay en ella estética. Sin embargo, este libro
teridad de la vivienda, con pocos revolución de Borges es uniper- “algo inhumano”. Su insolencia cuestiona ese razonamiento. Yo
y maltratados muebles, y con sonal; lo representa a él solo. Bor- vanguardista nunca se apagó, im- he tenido la impresión de leer
manchas de humedad en las ges es una anomalía”. Se mueve peliéndole a hacer comentarios un relato más del escritor argen-
paredes y el techo. Borges con- en el ámbito de lo intelectual y llenos de malicia, como cuando tino. El talento de Vargas Llo-
vive con un gato, Beppo, y le abstracto, cultivando la parque- dijo que Lorca era “un andaluz sa, otro gigante de las letras,
atiende una criada, que hace las dad. Deshidrata al idioma y lo profesional” y habló del “pol- transforma los textos reunidos
funciones de lazarillo. No hay reinventa desde la inteligencia. voriento Machado”. Vargas Llo- en una filigrana narrativa con
muchos libros en la casa y es Su disciplina del adjetivo es des- sa señala la inadvertida influen- tintes oníricos. El encuentro
inútil fatigar las estanterías bus- lumbrante. Con la edad, Borges cia de Borges sobre Onetti entre los dos genios parece en
cando una obra de Borges. “El se hizo menos barroco, siguien- –Santa María es un eco de Tlön, algunos momentos una inspi-
tema no me interesa”, confiesa do el magisterio de Alfonso Uqbar, Orbis Tertius– y destaca su rada escena de Flaubert, al que
el argentino. “¿Y quién soy yo Reyes, que incitaba a la clari- ética de escritor, ambos tributan una admiración
para codearme con Shakespea- simétrica. Borges diría que
re y Schopenhauer?”. Cuando le la realidad está sobrevalora-
preguntan si está dolido porque da y que no se le puede ha-
la Academia Sueca no le haya cer mayor halago que exal-
dado el Nobel, contesta que no: tarla como si fuera ficción. Solo
“Esos caballeros comparten con- la fructífera pluma de Vargas Llo-
migo el juicio que tengo sobre sa, también infectada por la li-
mi obra”. Agnóstico, no le preo- teratura, podía lograr un prodigio
cupa la muerte. La nada le pa- semejante. RAFAEL NARBONA
rece una perspectiva apetecible.
Vargas Llosa explica que en Entrevista con Mario Vargas Llosa
sus inicios el argentino le parecía en elcultural.com

2 6 - 6 - 2 0 2 0 E L C U LT U R A L 17
LETRAS MEMORIAS

La melancolía rescatada
dos se precipiten sobre uno, “y
te muerdan y se revuelquen so-
bre tus entrañas, que es el lu-
gar de la memoria”.

de María Teresa León


El resultado, esta Memoria
de la melancolía, resulta “bellísi-
ma en su forma e interesantísima
en su fondo”, según Prado, pues
En cuadernos casi escolares y desde su exilio romano, María Teresa León, una de tiene la doble virtud de contar de
primera mano episodios decisi-
las mejores “Sinsombrero” del 27, cribó sus recuerdos. El resultado fue Memoria de vos de nuestra historia, “y que
la melancolía, un libro casi olvidado que acaba de recuperar la editorial Renacimiento. esa mano sea una magnífica na-
rradora cuyo estilo raya a menu-
Cuentista, biógrafa, dramaturga do el territorio de la poesía”. Por
y, sobre todo, revolucionaria y no mencionar, insiste, que “su
mujer de acción, María Teresa capacidad de análisis está a la
León (Logroño, 1903-Madrid, altura de su poder de evocación,
1988) comenzó a redactar Me- con lo que el volumen llama la
moria de la melancolía a finales de atención tanto por lo que cuenta
los años sesenta en su refugio como por lo que sugiere. Es un
del Trastevere que compartía gran libro de una gran mujer”.
con su marido, Rafael Alberti y De manera aparentemente
con su hija Aitana (1941), tras los dispersa, María Teresa León re-
más de veinte años de exilio vi- crea todo lo que vio y sintió, a ve-
vidos en Buenos Aires. ces como si narrara el cuento de
Nostálgica de los años en los la niña “a la que se le iba a desa-
que fue la gran animadora cul- rrollar junto con las trenzas un
tural en los frentes de batalla principio de crítica”, o fuese esa
de la España republicana, res- adolescente rebelde expulsada
ponsable también de la selec- del colegio de monjas por leer
ción, traslado y protección de libros prohibidos. Otras veces,
obras de arte durante la guerra, en cambio, se recuerda junto a
la autora del drama La tragedia Alberti en las trincheras o en las
optimista, y de novelas como calles del Madrid devastado por
Contra viento y marea o Juego lim- la Guerra Civil, exaltada y libre,
pio era, en palabras de Alberti, a veces demasiado.
“una mujer maravillosa, pero
maravillosamente desgraciada” ANTÍDOTO CONTRA LA NOSTALGIA
la que comenzó a escribir su au- No evita, por ejemplo, si lo cree
tobiografía. El problema es que necesario, “llamar pobre a mi
entonces, según el editor del li- España ni desgraciado a mi pue-
bro, el poeta Benjamín Prado, tal blo ni desamparados a los que
vez estaba descubriendo los pri- padecieron persecución”. Es el
meros síntomas del alzhéimer antídoto contra la nostalgia y el
que padeció al final de su vida. olvido de una republicana y co-
Quizá por eso, ella misma con- munista fervorosa que aún con-
fesaba en este libro que sabía fiaba en que “siempre habrá
bien que “vivir no es tan im- quedado el eco, pues el único
portante como recordar. Lo es- camino que no hemos hecho los
pantoso era no tener nada que
“VIVIR NO ES TAN IMPORTANTE COMO RECORDAR. desterrados de España es el de
recordar, dejando tras de sí una LO ESPANTOSO ES NO TENER NADA QUE RECORDAR”, la resignación”. Memoria de la
cinta sin señales”, mientras sen- melancolía es por eso “la auto-
tía el horror de que esos recuer- ESCRIBIÓ EN ESTA OBRA LA AUTORA biografía de una mujer que ama-

18 E L C U LT U R A L 26-6-2020
ENSAYO LETRAS

Encuentros con libros


ba a su país, luchó por él, se lo licidad”, y de Bergamín desta-
quitaron y lo echó de menos ca que no conoció “una inteli-
cada día que pasó en el exilio”, gencia que chisporroteara más”.
subraya Prado. Cansada enton- STEFAN ZWEIG
ces de no saber dónde morirse, LA PRUEBA DEFINITIVA DE CAMUS Traducción de Roberto Bravo de la Varga
ajena a los cementerios “de los En estas páginas se agolpan los Acantilado. Barcelona, 2020. 272 páginas. 22 E
países donde vivimos”, León se amigos, los recuerdos. Por eso
preguntará, angustiada, si son menciona a menudo a Pablo Ne- Convertido en paradigma de toda una sociedad y una for-
conscientes los españoles “que ruda, que siempre les tendió la ma de ver el mundo, tanto por su vida cosmopolita como
quedaron por allá, o nacieron mano. Y a Bertolt Brecht, Juan por su trágica muerte –que la caída del nazismo apenas tres
después, de quiénes somos los Ramón, Picasso, Buñuel, Pas- años después hizo aún más grotesca e inútil–, Stefan Zweig
desterrados. Nosotros somos ternak, Stalin, Hemingway, (1881-1942) es hoy reconocido, tras un periodo de olvido, como
ellos, lo que ellos serán cuando Gide, o Frida Kahlo (“su pre- un intelectual de primer orden, un gran escritor y un profeta
se restablezca la verdad de la li- sencia daba un agudo acento in- visionario que elaboró uno de los más bellos cantos de cisne
bertad. Nosotros, los del paraíso teligente”). Y Camus: “que una de toda una civilización. Pero además de su copiosa obra como
perdido”. tarde nos dijo: Si quiero cono- escritor, el austriaco destacó como un agudo y crítico lector que
Ese paraíso perdido sintió la difusión de la literatura como un compromiso ine-
estaba repleto además de ludible al que dio rienda suelta desde revistas, periódicos, pró-
grandiosos personajes. DE GARCÍA LORCA AFIRMA QUE logos de libros e incluso colecciones editoriales.
Así, de niña la futura Encuentros con libros es una selección de estos textos
ERA “EL HOMBRE QUE SIEMPRE
“Sinsombrero” conoció heterogéneos, eruditos, sagaces e incisivos, que abarca cua-
a Emilia Pardo Bazán, LLEGABA TARDE” Y LO RETRATA tro décadas, desde comienzos de siglo hasta casi el año de
“redonda y riendo, como su muerte. Como señala el experto en su obra y editor del
un gran perro sentado”; NECESITADO “DE ATADURAS, volumen Knut Beck, Zweig era “un lector impaciente y tem-
saludó en un palacio a la peramental inclinado desde muy joven a tomar posición fren-
emperatriz Eugenia de
RESPUESTAS, ESPEJOS” te a los libros que leía”. Algo que le llevó a implicarse ple-
Montijo, y aprendió a ju- namente en el descubrimiento, difusión, traducción y
gar al tenis con Américo Cas- cer a alguno le pregunto: ¿Con publicación de autores y en multitud de proyectos editoria-
tro, guapo y fuerte, “gorjeando quién estaba usted en la guerra les tan enjundiosos como efímeros, como una biblioteca de
un poco de alegría cuando ha- de España? Si me dice con Fran- clásicos de bolsillo o una colección internacional de autores
blaba”. Ya casada con Alberti, co, no vuelvo a saludarlo”. contemporáneos que publicarían bajo demanda.
una tarde fue a visitar a un co- De Madrid a Roma, de Bue- Pero más que un recopilatorio de críticas, de las que hay
nocido de luto y allí se encon- nos Aires a Cuba y París, de los brillantes ejemplos como las dedicadas a la poesía de Goethe,
tró a Antonio Machado, “arre- años de gloria a los del exilio y el la recepción en Alemania de las obras de Balzac, Flaubert,
bujado y triste”, “con los pies llanto, son cientos las aventu- Whitman o Joyce, y el análisis, nunca complaciente, de ami-
sobre el braserillo pobre, con- ras que se deslizan en unas pá- gos como Joseph Roth o Thomas Mann, lo que ofrece este vo-
solando a un amigo”. De Gar- ginas en las que brilla Alberti. lumen es un acceso a la compleja y edificante visión que Zweig
cía Lorca afirma que era “el Así, leemos esta confesión abru- concedía al libro y a la literatura. Punta de lanza de una élite
hombre que siempre llegaba tar- madora: “Ahora yo soy la cola que hizo de una cultura destilada durante generaciones su ma-
de”, que a veces se citaba con del cometa. Él va delante. Ra- nera de posicionarse en el mundo, el escritor se muestra in-
amigos “y no llegaba nunca”, y fael no ha perdido nunca su luz”. capaz de comprender la vida en ausencia de la lectura, idea
lo retrata necesitado “de atadu- Ella tampoco, aunque a menu- que sólo se le ocurre tras conocer a un joven analfabeto.
ras, respuestas, espejos. Su amis- do las páginas de este libro estén “Meterme en la cabeza de quien jamás ha leído un libro es tan
tad, tierna y flexible, era dicha cegadas por la falta de autocrí- imposible como lograr que un sordo comprenda lo maravi-
en voz alta”. Nuestra memoria- tica y el entusiasmo comunista, llosa que es la música”, sentencia, tras constatar que, sin re-
lista también destaca cuánto le que le hace proclamar que los currir a lo aprendido en los libros, “lo que percibía como mi yo,
gustaba hablar a Unamuno y años de la Guerra Civil fueron mi identidad, se disolvió sin remedio”. MIGUEL CANO
que mientras charlaba, “sabio “los mejores de nuestra vida”.
y torrencial”, sus dedos se mo- Lo triste es que cuando al fin re-
vían incansables haciendo figu- gresó a España, con la memo- JUNTO A ESPLÉNDIDAS CRÍTICAS DE AUTORES HOY
ritas de papel; cuando menciona ria casi extraviada, no compren- CANÓNICOS, ESTOS ENSAYOS DE ZWEIG ABORDAN EL
a León Felipe lo describe dió hasta qué punto, en su caso,
“siempre preocupado por la fe- tenía razón. NURIA AZANCOT PAPEL DEL LIBRO Y LA LITERATURA EN LA SOCIEDAD

2 6 - 6 - 2 0 2 0 E L C U LT U R A L 19
LETRAS LIBROS MÁS VENDIDOS

FICCIÓN NO FICCIÓN
(SEMANA ANTERIOR/SEMANAS EN LISTA) (SEMANA ANTERIOR/SEMANAS EN LISTA)

1 EL ENIGMA DE LA HABITACIÓN 622. Joël Dicker (Alfaguara) 1/2 1 A PROPÓSITO DE NADA. Woody Allen (Alianza) 1/4
El escritor publica su novela más personal, una historia de suspense ambientada Descacharrantes y surrealistas, en estas memorias avaladas por la polémica, el
en la banca suiza donde narra sus inicios y recuerda a su editor Bernard de Fallois. director repasa sus orígenes, amores, escándalos, fobias y su mayor pasión, el cine.

2 Balada de pájaros cantores y serpientes. Suzanne Collins (RBA) 3/2 2 El infinito en un junco. Irene Vallejo (Siruela) 2/24
La esperada precuela de la exitosa trilogía Los juegos del hambre se centra en el Partiendo de la Biblioteca de Alejandría, Vallejo recorre los orígenes del libro, el mayor
personaje de Coriolanus Snow, aquí un joven de 18 años que busca llegar al poder. legado de la cultura clásica, y narra la historia de su inverosímil supervivencia.

3 La nena. Carmen Mola (Alfaguara) 2/4 3 La gran manipulación. Jano García (La Esfera de los Libros) -/1
Tras el éxito de La novia gitana y La Red Púrpura, la misteriosa Carmen Mola El economista Jano García defiende en este libro cómo el Gobierno y las instituciones
regresa con la tercera entrega de la serie de la ahora ex inspectora Elena Blanco. de España privaron a los ciudadanos de mucha información en lo relativo al COVID-19.

4 ¿Quién eres? Megan Maxwell (Esencia) -/1 4 Sapiens. De animales a dioses. Yuval N. Harari (Debate) 3/154
La escritora superventas de novela romántica, que ya acaricia los 3.000.000 de Yuval Harari revisa los principales hitos de la historia del Homo sapiens,
libros vendidos, regresa con una historia de ciberamor ambientada en los años 90. desde su aparición hace 200.000 años hasta nuestros días.

5 La vida desnuda. Mónica Carrillo (Planeta) -/1 5 El libro de Estopa. Jordi Bianciotto (Espasa) 4/3
La televisiva Mónica Carrillo aborda en su tercera novela, Premio Azorín, la historia Por primera vez desde su histórico debut en 1999, los hermanos Muñoz narran en
de un secreto familiar cuyo descubrimiento cambiará a la protagonista para siempre. estas memorias todo lo vivido en los últimos 20 años en la cima de la música patria.

6 Mil besos prohibidos. Sonsoles Ónega (Planeta) 6/2 6 El poder del ahora. Eckhart Tolle (Gaia) 6/55
Veinte años después de haber renunciado a su amor, Constanza, una abogada de Más de dos millones de ejemplares vendidos en todo el mundo dan cuenta del éxito
prestigio recién separada, y Mauro, ahora sacerdote, cruzan de nuevo sus vidas. de esta “guía de iluminación espiritual” que pretende cambiar la vida del lector.

7 La madre de Frankenstein. Almudena Grandes (Tusquets) 4/20 7 La conjura. Jesús Cintora (Espasa) 7/2
La nueva entrega de los “Episodios de una guerra interminable” se detiene El periodista cuenta en este libro la intrahistoria de las conversaciones, traiciones,
en la España de los años 50 en su denuncia de los horrores de la Dictadura. reuniones y movimientos que condujeron a la formación del actual Gobierno de España.

8 La chica de nieve. Javier Castillo (Suma) 5/15 8 Pandemia. Slavoj Zizek (Anagrama) 5/3
En la cabalgata de Acción de Gracias en Nueva York en 1998, una bebé, Kiara, es Escrito en tiempo real mientras el coronavirus azotaba Europa, el polémico pensador
secuestrada. Ocho años más tarde sus padres reciben una grabación de la niña. esloveno vuelca en este ensayo sus reflexiones y soluciones de cara al futuro.

9 Y Julia retó a los dioses. Santiago Posteguillo (Planeta) 10/17 9 En primera línea. Gabriel Heras (Península) 10/2
Segunda parte del Yo, Julia que conquistó el Premio Planeta, en esta entrega En estas páginas el especialista en Medicina Intensiva narra desde las trincheras de
la protagonista debe combatir a sus enemigos y contra una grave enfermedad. la UCI cómo fue vivir en primera línea el estallido de la epidemia y su pico más agudo.

10 Mujeres que no perdonan. Camilla Läckberg (Planeta) 8/3 10 Gran historia visual de la filosofía. T. Masato (Blackie Books) -/19
Auténtico fenómeno desde su debut en 2003, la escritora sueca narra la historia De Tales a Derrida, pasando por Schopenhauer y Nietzsche, este libro explica
de tres mujeres sometidas a sus maridos que, hartas, planean el crimen perfecto. con imágenes innovadoras más de 200 conceptos clave de la filosofía occidental.

ALBACETE: Herso ALMERÍA: Picasso ÁVILA: Letras BADAJOZ: Universitas BARCELONA: La Central, Casa del Libro, Alibri BILBAO: Cámara CASTELLÓN: Plácido Gómez CÓRDOBA: La república de las letras LA CORUÑA: Arenas CUENCA:
Juan Evangelio GERONA: Geli GRANADA: Babel GUADALAJARA: Emilio Cobos HUELVA: Saltés JAÉN: Metrópolis LEÓN: Pastor LOGROÑO: Santos Ochoa MADRID: FNAC, Antonio Machado, Casa del Libro, El Corte Inglés MÁLAGA: Rayuela
MURCIA: Diego Marín OVIEDO: Cervantes PALENCIA: Librería del Burgo PALMA: Biblioteca de Babel LAS PALMAS: Canaima PAMPLONA: Universitaria SALAMANCA: Letras corsarias SANTA CRUZ DE TENERIFE: La Isla. SANTANDER:
Estudio SAN SEBASTIÁN: Lagun SEGOVIA: Intempestivos SEVILLA: Casa del Libro SORIA: Las Heras TERUEL: Senda VALENCIA: París-Valencia VALLADOLID: Oletvm ZARAGOZA: Cálamo.

COMPRA-VENTA
DE LIBROS Y BIBLIOTECAS www.librosalcana.com
info@librosalcana.com
Compramos Libros y Bibliotecas a Domicilio 91.220.42.63

Envíos Nacionales e Internacionales 629.24.05.23


617.33.59.88
C/ Marqués de Viana, 52 - Madrid 28039 Tetuán

20 E L C U LT U R A L 26-6-2020
MÍNIMA MOLESTIA LETRAS

Mendoza, la historia y Colón


IGNACIO ECHEVARRÍA

L
a prensa cultural dio la noticia, días atrás, de que tor archiconocido. La puerta queda abierta para que el
Eduardo Mendoza ha sido distinguido con el pre- premio recaiga sobre quien convenga, pues raro es el na-
mio Barcino de Novela Histórica que concede el rrador contemporáneo del que no pueda decirse que
Ayuntamiento de Barcelona. ha escrito novelas susceptibles de ser etiquetadas como
Confieso que no tenía ni idea de la existencia de este históricas, al menos en el sentido tan elástico con que
premio, que al parecer se viene concediendo desde el la etiqueta parece ser asumida. Propongo para el año que
año 2013. No he conseguido enterarme de si está dota- viene a Álvaro Pombo, o a Mario Vargas Llosa, o a Em-
do económicamente, supongo que sí, pero nadie dice con manuel Carrère, o a Colm Tóibín, o…
qué cantidad. Será una cantidad elevada, supongo, dado Y que conste que, entre los ocho autores que de mo-
el relieve de los autores galardonados hasta el momento, mento ha distinguido el premio Barcino, el que sin duda
todos ellos de gran tirón comercial. O a lo mejor no. A reúne mejores argumentos para ser premiado es Eduar-
lo mejor se trata de una simple operación publicitaria, do Mendoza. Y no lo digo por las razones que da la “de-
y el galardón es honorífico. senfadada” declaración del jurado, sino porque, más allá
Por lo visto, el Ayuntamiento de Barcelona tiene un de bromas como la de El asombroso viaje de Pomponio Fla-
comisariado de novela histórica, e incluso promueve –con to (2008), Mendoza es de los escasos escritores españo-
motivo de la entrega del premio– un festival de novela les contemporáneos que se ha planteado seriamente la
histórica, no soy capaz de imaginar con qué objeto. ¿Ne- posibilidad –y las dificultades– de narrar el inmediato pa-
cesita promocionarse la novela histórica? ¿Tiene el género sado, es decir la historia recién vivida.
un vínculo particular con la ciudad de Barcelona? Y aun si La mejor novela histórica del siglo XIX no es Ivanhoe
la respuesta a estas dos preguntas fuera afirmativa, cosa ni Los últimos días de Pompeya; es La educación sentimen-
que me permito poner en duda, ¿se
trataba de dar más relumbrón a au-
tores que ya lo tienen, que venden LO MÁS CÓMICO ES QUE LA CIUDAD QUE CONCEDE EL PREMIO BARCINO
decenas de miles de ejemplares de
POLEMIZA SOBRE LA CONVENIENCIA DE RETIRAR SU EMBLEMÁTICA ESTATUA
sus libros y que en algunos casos ni si-
quiera puede decirse que sean ca- DE COLÓN, POR SUS CONNOTACIONES COLONIALISTAS Y ESCLAVISTAS
racterizados cultivadores del género?
¿Para eso se creó el premio? ¿Para
subvencionar y reforzar el mainstream? tal de Flaubert, por encima incluso de Salambó, del
¿Con qué presupuestos se distingue a una autora mismo Flaubert. Mendoza parece haberlo entendido
como Isabel Allende? ¿Qué beneficio cultural entraña desde muy pronto, pese a la común tendencia a pensar
galardonar a Arturo Pérez Reverte? ¿Prestigia de algu- que el mejor lugar para escribir una novela histórica
na manera a Barcelona la creación de un premio inter- son las tiendas de disfraces y los viejos vestuarios de la
nacional que celebra –por si alguna falta hiciera– a au- Metro Golden Mayer, razón por la que el género olería
tores como Lindsay Davis, Santiago Posterguillo, Simon tanto a naftalina.
Scarrow, Christian Jacq o Leonardo Padura? ¿Necesita la Lo más cómico de todo esto es que, entretanto, la ciu-
ciudad este tipo de iniciativas para promocionarse? dad que concede el premio Barcino polemiza sobre la
¿Las necesitan los galardonados? ¿Cuál es el criterio conveniencia o no de retirar su emblemática estatua de
con que se concede el premio y se constituyen los ju- Cristóbal Colón, debido a sus connotaciones colonialistas
rados, entre los que apenas se distinguen nombres que y esclavistas. Al parecer, se piensa seriamente en ado-
acrediten méritos particulares para actuar como tales? sarle una “explicación” que la ampare y la justifique.
En su corta andadura, el premio Barcino ha tenido Se me ocurre que el comisariado de novela histórica
tiempo de evolucionar desde la previsible obviedad de de Barcelona convoque un concurso específico para pre-
sus comienzos hasta el eclecticismo más inocuo. En la miar aquella novela sobre Colón que mejor cumpla
actualidad, lo puede ganar cualquiera, con tal de que esta tarea. Lo que permitirá continuar exhibiendo su es-
se trate –tal parece ser la única condición– de un escri- tatua, convenientemente pasteurizada y esterilizada. ●

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 21
ARTE
Larga vida al surrealismo
OBJETOS DE DESEO. SURREALISMO Y DISEÑO, 1924-2020
CAIXAFORUM. Avda. Francesc Ferrer i Guàrdia, 6-8. BARCELONA. Comisario: Mateo Kries. Hasta el 27 de septiembre

Durante el confinamiento he- el Antiguo Régimen y transfor- rra Mundial, que enfrentó a ale-
mos vivido en la irrealidad y nos mar la realidad. Para ver y hablar manes y franceses (como cabe-
hemos chocado día tras día con sobre el surrealismo, es impres- zas de las dos Alianzas) y cuyo fi-
lo inverosímil. Quizá para algu- cindible recordar que en origen nal coincidió con la pandemia de
nos, los objetos cotidianos se ha- fue un vástago del dadaísmo, 1918. Sin duda, el surrealismo
yan revelado más allá de su fun- surgido en plena Primera Gue- francés, con su predilección por
ción habitual, ofreciendo los objetos, supuso una opo-
experiencias surrealistas. sición frontal al funcionalis-
Llamar a algo o alguien “su- mo racionalista del diseño
rrealista” forma parte de del habitar y de los objetos
nuestro lenguaje coloquial, lo cotidianos de la Bauhaus ale-
que evidencia hasta qué mana. Y ambas corrientes
punto el movimiento artís- fueron las únicas entre tantos
tico ha permeado en nues- ismos que sobrevivieron a la
tra sociedad desde hace un Segunda Guerra Mundial y
siglo. Del surgimiento y la se expandieron en América y
continuidad de esa tradición globalmente, en la vida co-
VITRA DESIGN MUSEUM ARCHIVE.

de objetos surrealistas trata la tidiana, hasta hoy.


muestra Objetos de deseo en Pero ¿por qué no consi-
el CaixaForum de Barcelona derar que la obsesión oníri-
que, inaugurada días antes ca del surrealismo por los ob-
del confinamiento, ahora ha jetos tuvo que ver no solo con
vuelto a abrir sus puertas y es las secuelas de la guerra que adelante en su trabajo. Ojalá
un buen ejemplo de cómo llevarían a tantos creadores vuelvan también los locos años
este interludio también ha a internamientos psiquiátri- veinte, la risa e incluso la ex-
podido alterar nuestra per- cos, sino también con los centricidad sin las que tampo-
cepción y comprensión de al- traumas del aislamiento y del co puede explicarse la irrupción
© AKG-IMAGES © FUNDACIÓ GALA-SALVADOR DALI, VEGAP, 2020.

gunas exposiciones. miedo durante la pandemia del surrealismo en 1924 y su be-


Habitualmente, tende- de 1918?; ¿acaso no sentimos lleza convulsa y maravillosa del
mos a aislar las obras de arte la extrañeza “surrealista” al poeta Lautréamont: “Bella […]
de su contexto histórico, en ver fotografías de los enmas- como el encuentro fortuito de
el que nos adentramos solo carados caminando por las una máquina de coser y un pa-
cuando es imprescindible, calles en 1918, tan semejan- raguas en una mesa de disec-
para dilatarnos en las cuali- tes a nosotros hoy? De ma- ción”.
dades estéticas y su aporta- nera que la subversión de los Desde el inicio, los surrealis-
ción original a la propia objetos surrealistas podría ser tas se explayaron en la produc-
tradición artística. Este aisla- también su fruto maduro, al ción de objetos. Como bien se
miento es tanto más impro- igual que la mayoría de los muestra en esta exposición, con
cedente cuando tratamos creadores de nuestro tiempo decenas de documentos y foto-
DALÍ: TAZA GIGANTE VOLANDO...
movimientos de las vanguar- han declarado su inactividad grafías, desde los años veinte
1944 - 1945. ARRIBA, CARLO
dias históricas, precisamente MOLINO: DISEÑO DE INTERIOR PARA
durante la pandemia, pero hasta finales de los cincuenta
empeñados en devolver el LA CASA RIVETTI, TURÍN, 1949. EN también su convencimiento puntualmente dedicaron expo-
arte a la vida, para acabar con LA OTRA PÁGINA, VISTA DE SALA de que lo vivido saldrá más siciones del grupo a los objetos,

22 EL CULTURAL 26-6-2020
sin contar con la variopinta es- mera regla de producción: el ta- broma visual que detectamos La distopía se ha colado tam-
cenografía característica de todas maño desproporcionado, pero al primer vistazo. Un muestrario bién en esta exposición con los
sus muestras. Como en aquellas, también los materiales extraños de exhibicionismo fetichista Diseños para un planeta superpo-
en esta Objetos de deseo pinturas y su disfuncionalidad son ele- que, como bien se destaca aquí, blado: los Recolectores (2009) de
de Dalí y Magritte y fotografías mentos compartidos con el an- para los surrealistas tuvo dos po- Dunne & Raby, persuadidos de
de Man Ray cuelgan en las pa- tiguo grotesco y con lo kitsch mo- los privilegiados: el sexo y el que “bajo la superficie brillante
redes acompañando al centenar derno y todavía pegajosamente exotismo etnográfico que, por del diseño oficial acecha un
de propuestas disparatadas, tier- contemporáneo. Los mejores cierto, como en aquellos tiem- mundo oscuro y extraño impul-
nas, sexis y proyectiles inspira- objetos surrealistas, sin embar- pos, estallan hoy en las noticias sado por necesidades humanas
dos en ready-mades y ripiados por go, juegan con el azar del auto- de los mass media después del reales. [...] forman parte de una
destacadas diseñadoras como matismo mental y llevan inscri- puritano confinamiento, en sus patología de cultura material que
Ray Eames y Gae Aulenti y las tos Eros y Tánatos: de ahí su formas más perversas y crueles: incluye aberraciones, transgre-
contemporáneas BLESS y Rei potencia subversiva y su poso de violencia sexista, pedofilia, ase- siones y obsesiones”. Mientras,
Kawakubo. seriedad siniestra a pesar de la sinatos racistas… las facilidades proporcionadas
Un recorrido poblado por por la impresión digital 3D uti-
lámparas, tiestos, cerillas y co- lizada por otros diseñadores con
llares gigantes, mobiliario amo- UN RECORRIDO POBLADO POR LÁMPARAS, COLLARES sus objetos que se deshacen, se
roso de sofás en forma de labios fragmentan o se extienden gra-
y sillones fálicos, o bien mater- GIGANTES Y MOBILIARIO AMOROSO DE SOFÁS EN cias al azar de los algoritmos ga-
nos, que impiden que escape- rantizan larga vida al surrealismo
mos. La inadecuación es la pri- FORMA DE LABIOS QUE IMPIDEN QUE ESCAPEMOS en el siglo XXI. ROCÍO DE LA VILLA

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 23
ARTE

Utopías, violencia y ruinas


VIAJE AL FIN DE LA REVOLUCIÓN(ES). GALERÍA CASADO SANTAPAU. Piamonte, 10. MADRID. Comisarios: González y González. De 4.500 a 25.000 E. Hasta el 29 de julio

“Todos los personajes de este li- toria es la misma: no sabemos si bodegón de cartuchos colorados Habana en particular, como prin-
bro son reales [...] –dice Patri- son víctimas o ejecutores, nos sobre fondo negro, los mismos cipal laboratorio. La fuerza de
cio Fernández en el prólogo de dan la espalda del mismo modo que se utilizaron en la matanza, sus trabajos iniciales –uno de
Cuba. Viaje al fin de la revolución que nosotros se la damos a la rea- con los que subraya el fácil ac- ellos se muestra ahora en la ve-
(Debate, 2019)–. Como escri- lidad bélica de nuestro tiempo. ceso a las armas en Estados Uni- cina galería Elba Benítez– con-
bir sobre alguien es, en parte, in- No son el único ejemplo de vio- dos y su módico precio (incluye tinúa en esta serie reciente en
ventarlo, procuré dejar que ha- lencia y muerte, motivos recu- el ticket de compra de la muni- la que transfiere a puzles foto-
blaran por sí mismos”. La galería rrentes en el trabajo de Teresa ción: 5,93 dólares). grafías de espacios en ruinas, su-
Casado Santapau toma prestado Margolles (Cualiacán, 1963), La idea de proyectos fracasa- perponiendo una nueva capa al
el método y el título de este en- atenta siempre a las zonas dos se asoma en los proyectos mensaje: todo se desmorona, sí,
sayo para hablar de futuros que de conflicto de su México na- restantes. De Alexander Apóstol pero se puede reconstruir.
no llegaron, de utopías y de re-
voluciones. Los artistas lo hacen
en primera persona, plasman-
do contextos que conocen bien,
porque la mayoría de ellos, aun-
que viven en Madrid, proceden
de Latinoamérica. Les unen dos
cosas: la mirada que arrojan ha-
cia sus países de origen, una mi-
rada en la que la violencia y los
efectos de la política están muy
presentes, y el empleo del so-
porte fotográfico, al que se acer-
can de una manera generosa, es-
tirándolo hacia superficies de
aspecto pictórico, haciendo, in-
cluso, guiños a lo instalativo.
Desde el principio, las
imágenes de los
veteranos de gue-
rra de Santiago ¿QUÉ ESPACIO tal. Si a la pasa- (Venezuela, 1969) hay cuatro En el polo opuesto Patrick
Sierra (Madrid, da Bienal de Ve- ejemplos de su serie Partidos po- Hamilton profundiza en la “re-
1966) nos ponen DEJAN LAS IDEAS necia se llevó, líticos desaparecidos (2018). Son volución neoliberal” de Chile,
en guardia. A ta- literalmente, un fotografías de pinturas con los co- en las medidas económicas
maño real, en COMPROMETIDAS A trozo de muro de lores de los logos, casi a modo de adoptadas en los años de Pino-
blanco y negro, y un colegio de señales, de formaciones venezo- chet y en cómo afectaron al pai-
apoyados en tres LA FORMALIZACIÓN Ciudad Juárez, lanas que ya no existen. La au- saje urbano. Empapela cuida-
esquinas de la testigo de una de sencia sobrevuela también las dosamente dos altos rascacielos
PLÁSTICA? EN ESTA
sala muestran a tantas escenas obras de Patrick Hamilton (Lo- con vinilo de mármol, creando
militares reales EXPOSICIÓN, MUCHO del crimen orga- vaina, 1974) y Carlos Garaicoa foto-collages manuales. Tanto es-
castigados de cara nizado, aquí re- (La Habana, 1967) que toman la tas como el resto de piezas res-
a la pared. Cau- memora el ata- arquitectura como cuerpo de ponden con firmeza a una pre-
san en este montaje menos in- que racista del verano pasado en muchas de sus denuncias. Ga- gunta recurrente: ¿Qué espacio
quietud que cuando la galería El Paso (Texas). Las obras res- raicoa dialoga continuamente en dejan las ideas comprometidas a
Helga de Alvear mostró a 25 de piran muerte sin retratarla explí- su trabajo con el espacio urbano, la formalización plástica? En
ellos en un gran friso, pero la his- citamente, por ejemplo, con un utilizando a las ciudades, y a La este caso, mucho. LUISA ESPINO

24 EL CULTURAL 26-6-2020
EXPOSICIONES ARTE

Sinfonía visual
En el segundo movi-
miento de esta sinfonía, la
horizontalidad se escapa
en pos de las formas cen-

en do menor trífugas y centrípetas que


salen disparadas en todas
las direcciones. Giran ner-
CUANDO B SE ENCUENTRA ENTRE C Y D. GALERÍA HEINRICH EHRHARDT viosas en los trazos de
San Lorenzo, 11. MADRID. De 2.500 a 62.000 E. Hasta el 25 de julio Otto Ziko, se horadan en
la lámina de aluminio de
Esta es una historia de relacio- formas es total y la pro- Thilo Heinzmann y des-
nes visuales, una melodía cons- pia fragilidad del material, cansan en el Florero de la-
truida sobre un tema y sus va- efímero, acaba craque- tas de conserva de Fer-
riaciones. El punto de partida es lándose. Sobre este tema nando García, inteligente
una pintura de Michael Beutler, se articulan las variaciones siempre en sus ironías.
una pequeña pieza de yeso mar- de esta melodía formal. En el tercer tiempo, las
cada por una bicromía horizon- Los rectángulos negros formas sinuosas que tan-
tal blanca y negra. El discurso es saltan al lienzo crudo de to gustaron a los surrealis-
VISTA DE LA EXPOSICÓN CON OBRAS
sencillo: un diálogo de formas Secundino Hernández, DE ANDRÉ BUTZER, JULIA SPÍNOLA tas impregnan la pintura
creado a partir de los fondos de en el que gravitan a modo Y MAURO CERQUERIA de Helmut Dorner y la
la galería que funciona y deja ver de notas musicales. Muy escultura de madera de
las líneas de fuerza que marcan cerca, André Butzer, continúa mente Mauro Cerqueira una Kiko Pérez, y se depositan en las
su rumbo: la pintura, las formas con la misma paleta e incorpo- pastilla de jabón para hacer a la naranjas, falsas, de Julia Spíno-
orgánicas y un gusto por lo lú- ra los elementos verticales que brasa. Este Diógenes del artista la esparcidas por el suelo. Hay
dico. Esta pequeña pieza angu- encuentran su canon en la fo- portugués tiene que ver con la una coda que continúa en los
lar de Beutler es un elemento tografía de Julia Spínola de unas transformación de su ciudad, dos despachos anejos, pero con
híbrido, su soporte de yeso la manos lavándose, icono de la Oporto, a manos de la especula- este primer, segundo y tercer
hace oscilar entre la escultura y purificación del agua, y en la re- ción, y con las historias que deja tiempo podemos dar la sinfo-
la pintura, la simplificación de jilla en la que coloca irónica- a su paso. nía por completada. L. E.

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 25
ARTE EXPOSICIONES

VISTA DE LA EXPOSICIÓN CON


OBRAS LUCÍA C. PINO

aquello que era relativamente


seguro y fiable, desde el traba-
jo hasta el arte, desde las tec-
nologías hasta los significados,
desde los valores hasta las
verdades”. Y aquí lo vemos en la
configuración de las obras, en su
condición material y cultural.
Hablaríamos de un arte de la fra-
gilidad capaz de poner en mar-
cha dispositivos para la reflexión
que pueden hacernos compren-
der una verdad sobre un fenó-
meno del presente.
Sobresale, brillante, la cir-
cularidad de las piezas de Lu-
cía C. Pino, cuyos huecos ex-
panden la inmaterialidad del
vacío. También, los carteles de
Jesús Palomino, en los que ano-

La retórica de lo precario dinos objetos se reúnen en un


atlas: la cartografía de la desme-
moria, un lugar donde no hay
BETWEEN DEBRIS AND THINGS. rio e inseguro, como señala el tos no están por debajo ni al ser- orientaciones posibles, aunque
CENTRO DEL CARMEN. Museo, 2 profesor de estética Juan Mar- vicio de la humanidad, sino que todo nos suene a viejo conoci-
VALENCIA. Comisario: Antonio R. tín Prada en Otro tiempo para el existe una relación simétrica que do por haber sido un fragmen-
Montesinos. Hasta el 30 de agosto arte (Sendema, 2012). sería contraria a la generación de to de nosotros. En ello abun-
En el montaje destacan los residuos. Sin embargo, no es dan también las fotografías de
Si algo ha puesto de manifies- ensamblajes de materiales y ob- esta una exposición donde la li- Albert Gironès que pasan velo-
to el Covid-19 es nuestra vul- jetos vaciados en yeso de Chris- teralidad de ese conflicto se re- ces en una tablet, efímeras e in-
nerabilidad. Sin embargo, el tian Lagata sobre un pedestal de conozca en el deterioro de los estables construcciones de ob-
arte viene refiriéndose a ello azulejos y una inquietante fo- ecosistemas y su efecto en el jetos en el baile del desecho. Un
desde hace mucho. “Dar una tografía junto a los gurruños de paisaje, sino que asoma a través desecho que cuelga a jirones en
forma a lo precario es dar testi- escayola, telas y cemento de de la retórica de lo precario. Así, las telas de Jorund Aase Fal-
monio de la fragilidad de la Elena Aitzkoa. Estos, esparcidos nos podríamos situar ante un kenberg y descansa sobre un
vida”, señala el artista Thomas por el suelo, aprietan en sus en- déjà vu que nos remitiría al objet banco con mantas impresas con
Hirschhorn sobre un asunto que trañas los tropiezos
bien podría prologar la exposi- del desecho. Las
ción Between Debris And Things. entrañas asoman LAS OBRAS DE ESTA MUESTRA ADVIERTEN DE LA POBREZA
Un variado conjunto de obras también en los
Y FRAGILIDAD DE NUESTRO MUNDO. SON RESTOS DEL AHORA
en las que la duda y la provisio- muebles encontra-
nalidad, tanto como lo incon- dos de Anaís An-
cluso, funcionan como el aglu- gulo Delgado, rehabilitados para trouvé, a los ready-made o al arte paisajes, ahora sí, arrasados, en la
tinante de la decena de artistas dejar ver la cirugía de una am- povera, como elementales for- obra de Alberto Feijóo. “¿Qué
que reúne el Centro del Car- putación, una vez falta la razón mas de ecologismo artístico, nuevos significados adquieren
men de Valencia. Trabajan con del uso. pero que aquí no son sino res- todos estos objetos innobles
diversos materiales y técnicas La exposición trata de evi- tos del ahora, de la actual obso- insertados en nuevas y armóni-
y son buenos representantes de denciar el conflicto con la na- lescencia programada. cas producciones?”, se pregun-
las múltiples vías del arte último turaleza que, según la tesis de su Como señala el filósofo Ge- taba Luisa Espino hace un par
en el que advertimos la pobreza comisario, Antonio R. Monte- rard Vilar “la precarización con- de años en estas páginas. Pasen
de nuestro mundo, lo transito- sinos, muestra cómo los obje- siste en convertir en inestable y vean. JOSÉ LUIS CLEMENTE

26 EL CULTURAL 26-6-2020
E L G ENIO, REGRE SA.

Visitando a Picasso [fotograma], Paul Haesaerts. Bélgica, 1950.


ESCENARIOS

Judith Jáuregui
“Schumann es mi lengua materna”
La pianista retrata la fructífera relación entre Robert Consagró su primer álbum a positor germano. En El alma
Schumann, en 2010. En estos romántica (Ars Produktion) in-
y Clara Schumann en su último disco, El alma román- diez años ha confirmado todas terpreta su Concierto op. 54 con la
tica, que ofrece sugerentes contrastes entre lo or- las promesas que apuntaba en- Orquestra Simfònica Camera
tonces: exquisita sensibilidad, Musicae de Tomàs Grau, aparte
questal y lo camerístico, la expansividad emocional claridad interpretativa y actitud de desgranar, en solitario, otras
y el recogimiento íntimo. Este verano podremos es- emprendedora. Virtudes, ahora tres piezas de Robert y Clara
en sazón, que se amalgaman en Schumann. El resultado es un
cucharla en la Schubertíada y en Pamplona Reclassics. su regreso discográfico al com- emotivo retrato de su relación,

28 EL CULTURAL 26-6-2020
que Jáuregui reivindica sible, entender a Robert sin Cla- este periodo el núcleo duro de tos apalabrados? ¿Qué música
como referente del ro- ra ni a Clara sin Robert. Estu- su repertorio como pianista? ensayaba?
manticismo más puro y vieron unidos desde casi el ini- R. Es la etapa en la que el R. Ha habido diferentes eta-
elevado. Tras el encierro cio de sus vidas. Cuando se piano comienza a brillar como pas. En las primeras semanas
en su habitación con vis- enamoraron, les unía el piano. instrumento en todo su esplen- me fui a las Invenciones de Bach.
tas a Chamberí, la pianis- Robert dedicó esa época a es- dor, en la que los compositores Necesitaba comenzar cada día
ta está deseando reen- cribir prácticamente para piano explotan todas las posibilida- con limpieza de espíritu. Des-
contrarse con el público. solo, era su manera de sentir cer- des dinámicas y expresivas. Sí, pués recuperé varios estudios de
Lo hará en la Schubertía- ca a Clara. Una vez casados, la como pianista encuentro un pla- Chopin para mantener la forma.
da de Valdegovía (18 ju- influencia mutua es incalcula- cer muy especial en Schumann, He leído obras nuevas, como la
lio) y, por partida doble, ble. Lo que escribía Robert lo Brahms, el último Beethoven, Sonata nº 2 de Chopin, que es-
en el festival Pamplona tocaba Clara, esta editaba las Schubert, Chopin... toy deseando tener lista para fu-
Reclassics (28 de julio y partituras, los temas se com- P. Fue Beethoven el que le turos recitales.
1 de agosto). partían, ambos componían... La conectó por primera vez con la P. ¿Le ayudó a suavizar el
Pregunta. De niña línea divisoria es muy fina. Orquestra Simfònica Camera trauma?
empezó leer música con Musicae, en 2015. ¿No tuvieron R. He sido una privilegiada
con el Álbum de juventud HORIZONTE ESPERANZADOR la tentación de aprovechar la ola al tener el instrumento al lado.
de Schumann. ¿Cómo P. Cierra el disco con el Arabeske del aniversario para hacer un Los momentos en el estudio
marca empezar así? en do mayor, tras dos piezas en disco beethoveniano? han sido un bálsamo, porque
Respuesta. Schumann modo menor. ¿Es un contraste R. No, nos decantamos sin desde mi habitación en Cham-
es mi lengua materna. Me deliberado? dudarlo por Schumann. Para Be- berí he tenido la posibilidad de
divertía imaginar los es- R. Sí, quise rematarlo así por- ethoven siempre es buen mo- viajar a diario con la música. Ese
cenarios que proponía en que hasta ese instante tiene un
su Soldatenmarsch, cantar fuerte componente dramático
la melodía de la Stückchen, y llama a una introspección in-
montar a caballo con el tensa. El Arabeske es una de mis
“HE SIDO UNA PRIVILEGIADA AL TENER EL PIANO
Wilder Reiter... También obras favoritas por su inocencia y
crecí buscando la emo- su luz tan especial. Es un do ma- AL LADO. DESDE MI HABITACIÓN EN CHAMBERÍ
ción de la Erster Verlust, yor cargado de hondura y belle-
HE VIVIDO EN UNA REALIDAD PARALELA E ILIMITADA”
MICHAL NOVAK

admirando la belleza de za. Se quedó fuera del álbum


la primera Melodie y des- de 2010 y sentí que era ahora el
cubriendo sentimientos momento de incluirlo para cerrar
como la nostalgia en Erin- con esperanza. mento, no necesita de aniver- es su poder, darnos una realidad
nerung y la ternura y la intimi- P. Otro contraste llamativo sarios. Quizá más adelante... paralela e ilimitada a la que es-
dad en Mignon. Todo esto entre es el salto del Schumann or- P. De todas formas, la hue- caparnos, en la que refugiarnos,
los 5 y los 8 años. Me veo níti- questal al camerístico. ¿Son dos lla de Beethoven es muy per- contemplar, sentir, vivir.
damente feliz en mi piano Ple- Schumanns muy diferentes, o ceptible en este Concierto op. 54. P. Volver a tocar ante el pú-
yel vertical y pienso que Schu- no tanto? R. Schumann es consecuen- blico será muy especial después
mann es parte fundamental de R. Obviamente el sinfónico cia de Beethoven, de Schubert, de todo esto, ¿no?
quién soy como persona. es más expansivo pero en el Con- de Mendelssohn, por lo que la R. Desde luego. En estos
P. El Concierto op. 54 nace en cierto también hay pasajes muy huella existe desde la base en meses ha habido iniciativas digi-
parte del deseo de Robert de camerísticos, como el precioso toda su obra y es ahí donde es tales muy interesantes. El recital
complacer a Clara, que quería dúo con el clarinete del primer más perceptible: en la forma, la que di para la Primavera Onli-
que le compusiera un concierto movimiento o todos los juegos estructura. Y aunque el Concier- ne de Música en Segura lo voy
para piano con pasajes de bra- con la flauta. Como siempre, en to fue concebido inicialmente a recordar siempre. Pero nada su-
vura. ¿Hasta qué punto la mú- Schumann encontramos a las como una fantasía, se aprecia la pera la comunión del directo,
sica de ambos está marcada por dos personalidades, Eusebius herencia de la forma sonata que el silencio compartido, la mirada
la su cercanía íntima? y Florestán. Beethoven encumbró. a los ojos y el abrazo que creo
R. Hasta el punto de que es P. El disco es una exaltación P. ¿Durante el encierro pre- que voy a sentir como si fuera
muy difícil, por no decir impo- del romanticismo. ¿Considera paraba programas de concier- la primera vez. ALBERTO OJEDA

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 29
ESCENARIOS TEATRO

La Tristura, la escena está de vuelta


Una rara mezcla entre el pop y el El trabajo de La Tristura par-
La muerte de Franco, la llegada de la democracia, el
cine de autor más radical. Así de- te de experiencias comunes. De
fine Renacimiento Celso Gimé- 15-M, la pandemia. El nuevo montaje de La Tristura, hecho, para preparar Renaci-
nez, el nuevo montaje de La miento han compartido muchas
Tristura, que tenía previsto su es-
Renacimiento, trufa el metateatro con la historia de horas leyendo los mismos libros
treno absoluto el 17 de abril y España para homenajear un esfuerzo colectivo. y viendo las mismas películas (No
que llega, en plena fase de se os puede dejar solos, de los
desconfinamiento, a los hermanos Bartolomé, Nú-
Teatros del Canal a partir RENACIMIENTO, max presenta, de Joaquim
del 1 de julio. “Hablamos LO NUEVO DE Jordà y Dos días, una noche,
LA TRISTURA
de dejarlo para 2022 pero de los Dardenne).
surgió la oportunidad de
hacerlo en julio y esprin- COMPLEJOS Y SOFISTICADOS
tamos de una forma épi- “Iniciativas así generan
ca. Ha sido un cambio de un espacio común de
ritmo muy fuerte en unos pensamiento sobre el que
días realmente intensos y después se asientan las
excepcionales”, explica a ideas escénicas y los tex-
El Cultural el autor de la tos que les van llegando a
obra junto a Violeta Gil e los intérpretes. Todo se
Itsatso Arana. crea a la vez. El espacio,
Tanto el contenido del los textos, el sonido, la ilu-
montaje como su título minación... Ese ‘todo’,
cobran una fuerza espe- ese microcosmos, encaja
cial en medio de la co- las piezas de La Tristura,
yuntura de desafío y es- que las vemos como una
fuerzo colectivo que radiografía de lo que sen-
estamos sufriendo. Para timos”, precisa Celso
Giménez, la obra se ha L.T. Giménez.
puesto en marcha guia- Renacimiento, según
da por una extraña inercia: “En nuestra estética siem- Uno de los aspectos que dife- reconoce la compañía, no pre-
“Todo el mundo siente que lo pre buscamos un equilibrio en- rencia Renacimiento de otros tende dar lecciones, si acaso ins-
que estaba creando hablaba ya tre la ficción y el documental montajes de La Tristura como pirar o sugerir ideas. Sus obras
de esto antes de que ocurrie- –explica el director–. En estas Future Lovers o Cine son sus di- quieren ser una mezcla de ce-
ra”. La obra parte de la idea me- últimas semanas de ensayos con mensiones. Esta producción, lebración de estar vivos y una
tateatral de la creación de un mascarillas y con distancia de que estará en la Sala Verde de propuesta escénica compleja y
nuevo espectáculo mientras re- seguridad nos era muy compli- los Teatros del Canal hasta el 12 sofisticada. “El espectador debe
corre la historia reciente sentir que está viendo
de España (la muerte de algo realmente único,
Franco, la llegada de la LAS PELÍCULAS DE JOAQUIM JORDÀ Y LOS HERMANOS BARTOLOMÉ que ha merecido la pena
democracia, el 15-M...). Y DARDENNE HAN INSPIRADO LA CREACIÓN DE RENACIMIENTO ir a ver el espectáculo,
Los años proyectados su- que está dentro de un
ceden en el presente, no marco político y social
corresponden al tradicional flas- cado no hacer alguna referencia de julio, reúne a 50 personas aunque los personajes no sean
back revisionista y los textos for- a toda esta situación, de modo dentro y fuera del escenario. muy conscientes de ello. Es
man parte de la voz de un na- que la escena más larga de la “Para la compañía ha supuesto difícil conocer al hijo antes de
rrador que guía al espectador a lo obra la hemos situado en este un reto importante, más en es- que nazca pero sentimos que
largo de la historia, poniéndole contexto. Esperamos alcanzar tas circunstancias, con la crea- este montaje conserva nuestra
en bandeja una nueva lectura. también cierta universalidad”. ción detenida durante meses”. esencia”. JAVIER LÓPEZ REJAS

30 EL CULTURAL 26-6-2020
DANZA ESCENARIOS

Recta final para Madrid en Danza, Caída del cielo. La bailaora mala-
que encara sus dos últimos es- gueña, Premio Nacional de Danza
pectáculos dentro de una edición 2010 y artista asociada del Chaillot-
reducida a tan solo seis montajes. Théâtre National de la Danse de

SPECTARE
Homérico para las circunstancias París, recurre a la esencia en un es-
en las que se ha desarrollado. Este pectáculo que quiere profundizar
IGOR BACOVICH E IRATXE ANSA EN AL DESNUDO
viernes, 26, llega a los Teatros del con libertad en las raíces del fla-
Canal Al desnudo, un trabajo de menco.
Metamorphosis Danza que pro-
tagonizan Iratxe Ansa e Igor Baco-
vich. Esta pareja, que trabaja con
Madrid en Danza, El espectador contemplará des-
de las butacas de la Sala Roja el via-
je de una mujer que utiliza su in-
método propio desde 2013, ha co-
reografiado ya más de veinte pie- Al desnudo tuición para levantar un arte muy
apegado a la tierra. Rocío Molina
zas y las ha paseado por 30 países, convierte Caída del cielo, además,
entre ellas Dog Talks, un homenaje al cine Wayne McGregor, Nacho Duato, Bruno en una celebración de lo femenino y del
desde la inspiración que proporciona su Listopad y Nanine Linning. En defintiva, sentido trágico de la fiesta. La responsa-
movimiento. danza contemporánea en estado puro que ble de piezas como Entre paredes, El eterno
Al desnudo resume parte del estilo de se muestra al público acompañada por las retorno (un sorprendente homenaje al com-
ambos coreógrafos, marcado por institu- creaciones audiovisuales del fotógrafo Da- plejo pensamiento de Nietzsche), Oro vie-
ciones como el Basel Ballet, la Compañía nilo Moroni. jo, Almario y Grito pelao, entre otros, cierra
Nacional de Danza, el Ballet de la Ópera El último espectáculo del certamen de Madrid en Danza con otra demostración de
de Lyon y el Nederlands Dance Theatre la Comunidad de Madrid será el domin- su capacidad para crear nuevos lenguajes
y por nombres como William Forsythe, go, 28, y lo protagonizará Rocío Molina con sobre el escenario. J .L. R.

DEL 22 DE JULIO
AL 23 DE AGOSTO
TEATRO ROMANO
DE MÉRIDA

Del 22 al 26 de julio Del 29 de julio al 2 de agosto

Antígona Anfitrión
de David Gaitán de Molière
Reparto: Irene Arcos, Fernando Cayo, Reparto: Pepón Nieto, Toni Acosta, Fele
Clara Sanchis, Isabel Moreno, Elías González, Martínez, Paco Tous, Daniel Muriel, María
Jorge Mayor. Dirección: David Gaitán. Ordóñez. Dirección: Juan Carlos Rubio.

Del 5 al 9 de agosto Del 12 al 16 de agosto Del 19 al 23 de agosto

La comedia de la Cayo César Penélope


cestita (Cistellaria) de Agustín Muñoz Sanz de Magüi Mira,
basado en la Odisea
de Plauto Reparto: Juan Carlos Tirado, Rocío Montero,
Miguel Ángel Latorre, Gema Ortiz, Fernando Reparto: Belén Rueda, María Galiana,
Versión libre de Pilar G. Almansa. Ramos, Manuel Menárguez, Javier Herrera, Jesús Noguero, Maxi Iglesias, Pedro
Reparto: Mariola Fuentes, Alex O’Dogherty, Juan Carlos Castillejo, Paca Velardiez, Sergio Almagro, Muriel Sánchez, Antonio
María Esteve, Jimmy Barnatán, Itziar Castro, Barquilla, Beatriz Solís, Abraham Samino. Sansano, Alberto Gómez Taboada,
Falín Galán, Rosa Merás, Juanfra Juárez. Dirección: Jesús Manchón. Alfredo Noval. Dirección: Magüi Mira.
Dirección: Pepe Quero.

2 6 - 6 - 2 0 2 0 E L C U LT U R A L 31
CINE

El cine en marcha:
a las salas, que ya es hora
El deseo en movimiento de Gutiérrez Aragón, las densas pesadillas de Isabel Coixet, el último refugio de Paula Ortiz, los juegos
entre realidad y mentira de Torres-Dulce, la luz sutil de Jonás Trueba, la pérdida de la inocencia de Carlos F. Heredero, el
contenedor de emociones de Belén Funes, los besos robados de Dani de la Torre, la hipnosis de Carla Simón y las palpitaciones
de Josetxo Cerdán son las diez escenas con las que celebramos la reapertura de las salas a partir de este viernes, 26.

Donnie Darko (Richard Kelly, 2001)


Isabel Coixet. Directora de cine

H ay un momento, quizás uno de los más escalofriantes de una


película que contiene muchos, donde Donnie (Jake Glyn-
nehall) y su novia (Jena Malone) van al cine. Él la ha conven-
cido para que vean The Evil Dead. Nada más llegar a la sala de
cine que está casi vacía, se sientan y la novia se duerme en el
hombro de Donnie Darko. Entonces aparece el diabólico conejo
en la sala y tiene lugar un diálogo que recuerdo que, viendo la
película, me heló las venas.
El silencio es oro (René Claire, 1947) Donnie le dice: “¿Por qué llevas ese estúpido traje de
Manuel Gutiérrez Aragón. Director, académico y escritor conejo?”
Y el conejo le dice: “¿ Y tú porqué llevas ese estúpido traje de

E sta película de René Clair es una de las que recuerdo como


lo que podíamos llamar “película en la que te das cuenta
de que lo que estás viendo es una filmación”, en donde no
persona?”.
Sé que hay muchas escenas de películas mitológicas que
pasan en salas de cines, pero esta... ¡se me quedó grabada! Al pa-
solo te dejas llevar por la magia del movimiento, la historia y recer Richard Kelly, el director de la película, creó el conejo a par-
los actores, sino que descubres que hay gente detrás de una tir de un personaje que se le aparecía a menudo en sueños. Toda
cámara. Naturalmente, estoy hablando de mi infancia y de mis la película es como una densa pesadilla. ■
primeras impresiones como espectador.
Gran parte de la acción se desarrolla en una sala de cine, en
París, en los tiempos del cine silente, bajo un techo tan ende-
ble que llueve dentro de la sala. Cosa curiosa, la ilusión de las
imágenes no se rompe, sino que las finas gotitas contribuyen a la
mirada complacida.
Salen hermosas mujeres de época que ven la película bajo un
paraguas que le ofrecen sus acompañantes. Ellas se admiran
de que aquello que ven en la pantalla se mueva, y sus acom-
pañantes –y yo mismo– comprobamos que el deseo suele te-
ner movimiento. ■

32 EL CULTURAL 26-6-2020
El aviador (Martin Scorsese, 2004)
L a película El aviador
comienza con un niño
que repite con extrema
Paula Ortiz. Directora de cine
desde los grandes a los
más nimios, le acechan
hasta ahogarle. Es ahí,
atención cómo su madre le encerrado en la sala de
enseña a deletrear la pa- cine, sin pestañear
labra Q-U-A-R-A-N-T-I- ante la proyección
N-E (CUARENTENA). ininterrumpida de
Ese niño, llamado Howard películas, donde se
Hughes, acabaría convir- deja caer, se permite
tiéndose en una de las ser..., desnudo, casi
grandes personalidades de muerto... para tocar
los años dorados de Holly- fondo y poder así mu-
wood gracias a sus vuelos, tar de nuevo, y volver a
los reales, como ingenie- salir al mundo.
ro y dueño de una gran in- La sala de cine pue-
dustria de aviación, y los de llegar a ser la ma-
metafóricos, sus produc- driguera donde prote-
ciones de cine. Un hom- gernos, el útero al que
bre megalómano y excesi- volver, la caverna que
vo que, justo a mitad de nos devuelve la única
la película, toca fondo. imagen con sentido de
En una cinta de argumento frenético, se deja morir. Es entonces cuando co- un mundo que ya no lo tiene, el lugar don-
como todas las historias de Scorsese, de mienza la espiral de degeneración, don- de abandonarte, donde los sueños te trans-
pronto el relato se detiene. El personaje se de asistimos a la degradación de un hom- forman, el espacio donde mutar... El últi-
encierra en una sala de cine y es ahí donde bre al que el mundo y todos sus peligros, mo refugio. ■

La rosa púrpura de El Cairo (Woody Allen, 1985)


Eduardo Torres-Dulce. Fiscal y crítico de cine

S iempre he sostenido que una obra artística acaba


siendo propiedad exclusiva de quien la disfruta y
la hace suya. Si a esa afirmación le sumo la definición del
cine por José Luis Garci como una vida de repuesto,
puedo concluir que Woody Allen, un conspicuo ciné-
filo, resuelve en La Rosa púrpura de El Cairo la ecuación
de cómo se borran las fronteras de ficción y realidad.
La ida y vuelta de los personajes interpretados por
Mia Farrow y Jeff Daniels, la primera viviendo en el
interior mágico pero rutinario de una realidad de celu-
loide en la que todo es mentira, y Daniels viviendo la
vida real en la que todo es imprevisible, áspero y poblado
por la devastación sentimental, es un brillante ejerci-
cio pirandelliano en el que la película se detiene y sus
personajes hablan más allá del frame mientras que la
aventura de la vida se puebla de arquetipos imposi-
bles. Todo es mentira pero real en el cine; todo es real
pero mentira en la vida. ■

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 33
CINE REABREN LAS SALAS

Mes petites amoureuses


(Jean Eustache, 1974)
E l cine dentro del cine es una tentación inevitable de los cineastas. Si nos
gusta tanto ir al cine en la “vida real”, es normal que queramos seguir yen-
do al cine dentro de nuestras películas. Pero casi siempre se falsea el proyector,
el haz de luz, lo que sucede en el patio de butacas… Por eso me gusta tanto la
Jonás Trueba. Director de cine
secuencia del cine en Mes petites amoureuses, de Jean Eustache. Proyectan Pan-
dora y el holandés errante, una película filmada en la Costa Brava con Ava Gard-
ner; pero el joven protagonista está más pendiente de besar a la chica que tie-
ne sentada delante, imitando la técnica de otros dos jóvenes sentados unas butacas
más allá. Eustache se toma sus minutos en la sala, sentimos el tiempo que pasa
en la película y en el cuerpo de los adolescentes que se acercan, se olisquean y
se besan. Néstor Almendros firmaba la fotografía y en su libro Días de una cá-
mara nos cuenta que fue en ese rodaje donde pudo desmentir a tantas otras
películas que habían recreado este tipo de secuencias de forma engañosa, exa-
gerando el parpadeo y la reflexión de la luz sobre las caras de los espectadores.
Aquí tenemos una luz tenue que apenas varía sutilmente y que lo envuelve todo
de una forma verdadera, casi dolorosa. ■

La última película (Peter Bogdanovich, 1971)


Carlos F. Heredero. Crítico de cine

A narene. Un diminuto pueblo tejano casi fantasmal en el ocaso de su


existencia, a mediados de los años cincuenta. La única sala de cine
se dispone a cerrar. Duane (Jeff Bridges), Sonny (Timothy Bottoms) y Billy
(Sam Bottoms) asisten a la última proyección. En la pantalla, una se-
cuencia de Río Rojo (Hawks, 1948): el vibrante arranque de la caravana
de ganado, exultante de energía.
Emotiva elegía crepuscular de un mundo perdido (el vitalismo del wés-
tern épico y del viejo cine clásico, fantasmas redivivos en un presente
que se desvanece) y premonición trágica del porvenir inmediato (la muer-
te del pequeño Billy, atropellado por un camión de ganado, y la Guerra Roma (Alfonso Cuarón, 2018)
de Corea, hacia la que marcha Duane), la secuencia fusiona –en un estre- Belén Funes. Directora de cine
mecedor acorde lírico – la invocación de la leyenda que reverbera sobre
su propio declive, el final de unas formas de vida ya pretéritas y la intui-
ción de un futuro trágico que acabará por enterrar toda la antigua inocencia.
Esto sucedía a comienzos de los años setenta, en los albores del nuevo Holly-
H e elegido una secuencia de una película que me
encanta: Roma, de Alfonso Cuarón. Es uno de
los momentos más crudos de la película en el que Cleo
wood, cuando el cine americano volvía los ojos hacia sus propias raíces le dice a su novio que está embarazada. La secuen-
para exorcizar su memoria, asumir su legado y diseccionar su presente. ■ cia es igual de delicada y de tierna que el personaje
principal. Así que, como están en un cine, se lo tiene
que decir susurrándole. El chico aprovecha una excusa
para escapar y dejarla allí sola. Es curioso que la pelí-
cula que se proyecta en ese momento sea La Grande
Vadrouille. De este filme dirigido por Gerard Oury se
desprenden imágenes de aviones y bombardeos de
guerra, convirtiéndose ante los ojos de Cleo en una
imagen abstracta de su propio futuro como madre sol-
tera en el México de principios de los 70. El cine tie-
ne un papel fundamental en la película: allí Cleo se
enamorará por primera vez y allí le romperán el co-
razón. ¿No es preciosa esa idea del cine cómo conte-
nedor de emociones? No sólo de las que emanan de
una pantalla, sino de las nuestras propias. ■

34 EL CULTURAL 26-6-2020
ESCENAS CINE

Cinema Paradiso
(Giuseppe Tornatore, 1988)
Dani de la Torre. Director de cine

L a sala vacía, Salvatore (Totó ), se hizo ma-


yor pero no para el regalo de Alfredo.
Solo se proyecta una luz, esa luz que du-
rante años obligaron a Alfredo a cortar por no
escandalizar, por no ofender, por censurar.
Besos, besos y más besos inundan la
pantalla y la música de Morricone. Son be-
sos extirpados a las historias, robados al

El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973)


Carla Simón. Directora de cine

E n El espíritu de la Colmena, de Víctor Erice, Ana Torrent mira el Frankenstein de


James Whale. Este visionado es el punto de partida de su viaje iniciático, ya
que la película le cala tan hondo que a Ana le cuesta discernir entre la realidad y la fic-
ción del mundo que le rodea.
Primero llega un camión a un pueblo de la meseta española. Ante la expecta-
ción de muchos niños, descargan la película. La alguacil la anuncia. Una sala a os-
curas. Niños y adultos van llegando, cada uno trae su silla. Se ilumina la pantalla. Em-
público, pero no a Alfredo. Él los guarda- pieza la película.
ba para un momento mejor, para el mo- Lo que más me maravilla de esta secuencia es la verdad con la que los niños, y
mento en que esas imágenes fuesen lo su- en concreto Ana y su hermana Isabel, miran la pantalla. Fascinación, miedo, expec-
ficientemente indiferentes para todos tativa, deseo, dudas, están totalmente hipnotizadas. La realidad y la ficción tam-
menos para Totó. bién se mezclan en esta escena, puesto que las actrices estaban viendo la película
Todo cobra sentido en esa escena. de verdad.
Es amor, es cine. ■ Un homenaje de cine al cine. ■

La vida en sombras (Lorenzo Llobet Gràcia, 1949)


Josetxo Cerdán. Director de la Filmoteca Española

S e tiene que haber nacido en un momento muy concreto para con-


cebir una película en la que su protagonista viene al mundo en
una barraca donde se ve, por primera vez, el Cinematógrafo Lumière.
Esa película existe y es española, se trata de Vida en sombras (1948) de
Lorenzo Llobet Gràcia. Ferrán Alberich, el restaurador que ha dedi-
cado buena parte de su vida profesional a recuperar, restaurar y rei-
vindicar la genialidad de esa pieza única del cine universal, lo dice de
manera rotunda: Llobet Gràcia pertenece a una generación privile-
giada, la de aquellos niños que (…) fueron los primeros que vieron el
cine como críos. Yo nací casi sesenta años después de Llobet Gràcia, y
mi cuerpo palpita cada vez que vuelvo sobre ese arranque. En breve
tengo una clase en un Máster de cine. A sus estudiantes les llevaré unos
treinta años. Si pasase la secuencia, nadie la entendería. ■

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 35
ORO BLANCO

Islandia rural, llega la


que coincidan este viernes en la
cartelera son la nueva película
de Grimur Hákornason, Oro

soledad en blanco... y negro


blanco, y el segundo filme de
Hlynur Palmason, Un blanco,
blanco día, galardonada recien-
temente en el D’A Film Festi-
Vuelven los estrenos con dos películas sobre el mundo rural islandés: Oro Blanco, val con el premio Talents. Cu-
riosamente, son dos filmes que
de Grimur Hákornason, y Un blanco, blanco día, de Hlynur Palmason. Nos encon- guardan no pocas similitudes,
tramos con dos dramas que circulan en torno a sendos accidentes de tráfico. más allá de la pigmentación
explícita del título, ya que nos
El regreso de los estrenos a las fecta plasmación del alma de son, que con Heartstone firma- encontramos ante dos dramas
salas tras la crisis sanitaria ofrece unos personajes solitarios y taci- ba uno de los relatos LGTBI que juguetean con el thriller en
al espectador como principal in- turnos. No en vano, se trata del más interesantes de los últimos el que sendos accidentes de trá-
centivo la oportunidad de aso- territorio con menor densidad tiempos, completan la nómina fico mortales sirven como motor
marse por partida doble al cine de población de Europa. de directores a seguir la pista. narrativo, revelando a los pro-
islandés. A pesar de que su nú- Hoy, una nueva generación Sin olvidar a Baltasar Kormákur, tagonistas la vida oculta del ser
mero de habitantes es similar de cineastas ha sabido impri- que con un cine más comercial querido que acaban de perder.
al de la ciudad de Bilbao, esta mir un impulso de modernidad, ha logrado dar el salto a Holly-
isla remota del Atlántico puede logrando por el camino con- wood, o al fallecido compositor JUGANDO CON EL THRILLER
presumir de una cinematografía quistar importantes galardones Jóhann Jóhannsson, que dejó su Oro Blanco se inserta en la línea
de gran calidad y llena de pro- en algunos de los festivales más personal impronta en el mun- del cine social de Ken Loach o
puestas estimulantes. importantes del mundo. Es el do de las bandas sonoras gracias los Dardenne y pinta una pa-
Muy vinculado a la Escuela caso de Rúnar Rúnarsson, que a su trabajo con Denis Villenue- norámica de la vida rural islan-
de Dinamarca, el cine islandés alzó la Concha de Oro de San ve, y a filmes como La teoría del desa en una comunidad en la
despegó en los 80 –principal- Sebastián en 2015 con Gorriones, todo (James Marsh, 2014) o Mot- que la cooperativa local impo-
mente, a través de la coproduc- o de Grimur Hákonarson, que her! (Darren Aronofsky, 2017). ne su abusiva voluntad con tác-
ción– con directores como Ágúst ese mismo año se impuso con Las propuestas que la dis- ticas mafiosas. La muerte de su
Gudmundsson, Hrafn Gunn- Rams (El valle de los carneros) en tribución española ha querido marido en un extraño acciden-
laugsson o Fridrik Thor Fri- la sección Un certain regard te de tráfico provocará que
driksson, quién logró la prime- del Festival de Cannes y en Inga (inspirada Arndís
ra y única nominación al Óscar la Seminci de Valladolid. ORO BLANCO ES UN FILME Hrönn Egilsdóttir), propie-
para Islandia con Hijos de la na- Dagur Kári, un fijo en la taria de una granja de ganado
turaleza en 1991. Estos directo- sección oficial del festival de EMOCIONANTE, CUYO vacuno, tome conciencia de
res ya establecieron en aquella Gijón; Benedikt Erlingsson, la situación y se rebele aún
época las señas de identidad de que estrenó en nuestro país MENSAJE INCONFORMISTA a riesgo de perderlo todo. Es
un cine visualmente arrebatador el año pasado la fantástica La un filme emocionante y sen-
ES EXTRAPOLABLE A CUAL-
que encuentra en la virginal ma- mujer de la montaña, o Guð- cillo, que se explaya a la hora
jestuosidad del paisaje la per- mundur Arnar Guðmunds- QUIER LUGAR DEL MUNDO de pintar escenas naturalis-

36 EL CULTURAL 26-6-2020
DE ESTRENO CINE

timos al proceso de de- HLYNUR PALMASON MUES- pues ambos filmes revelan el
gradación psicológica machismo intrínseco que to-
de Ingimundur (so- TRA EN UN BLANCO, BLANCO davía reina en el ámbito rural,
berbio y entregado donde los hombres siguen
Ingvar Eggert Sigurðs- DÍA UNA BATERIA DE RE- dominando las posiciones de
son), un jefe de policía FRESCANTES IDEAS NARRA- poder y donde la masculini-
retirado que vive ator- dad puede virar hacia la peor
mentado por la muer- TIVAS Y DE MONTAJE de sus versiones. Incluso, los
te de su esposa y por la dos directores deciden intro-
sospecha de que le ducir una coda final a la his-
UN BLANCO, BLANCO DÍA pudo ser infiel. Ingimun- trañas de un hombre al que solo, toria en la que los protagonistas
dur es un hombre com- sospechamos, le queda estallar. alcanzan la catarsis gracias a una
plejo, capaz de mostrar Tanto Palmason como Há- canción.
tas, en el que hay cabida para un una gran ternura en los momen- konarson logran reflejar la vida Sin embargo, mientras Há-
humor afilado e inesperado y tos que comparte con su nieta y interior de sus personajes a kornason acaba plegándose a un
cuyo mensaje inconformista es también una inquietante frial- través de la fotografía, en la ma- desarrollo algo convencional que
extrapolable a cualquier lugar dad en su relación con el resto de nera en que se deleitan con las lastra el último tercio del filme,
del mundo. personas. Sin embargo, Palma- panorámicas del paisaje o en la Palmason muestra un impecable
Por su parte, Un blanco, blan- son nos transmite a través del forma en la que capturan la va- manejo de la tensión y una ba-
co día podría enmarcarse dentro enervante score y de varias se- riación del clima. Ambos traba- tería de ideas narrativas y de
de los límites del thriller de ven- cuencias –como la de una roca jos son impecables desde un montaje que elevan la calidad de
ganza, más seco y violento que el cayendo por una ladera– cómo el punto de vista estético. Pero las su propuesta por encima de la de
filme de Hákornason. Aquí asis- dolor y la culpa corroen las en- coincidencias no acaban ahí, su compatriota. JAVIER YUSTE

ARTE
CONTEMPORÁNEO
COMUNIDAD DE MADRID

SALA ALCALÁ 31
C/ ALCALÁ, 31. 28014. MADRID
www.comunidad.madrid/cultura

SALA CANAL DE ISABEL II


C/ SANTA ENGRACIA, 125. 28003. MADRID
www.comunidad.madrid/cultura

SALA ARTE JOVEN


AVDA. DE AMÉRICA 13. 28002. MADRID
www.comunidad.madrid/cultura

CA2M CENTRO DE ARTE


DOS DE MAYO
AVDA. DE LA CONSTITUCIÓN, 23
28931. MÓSTOLES, MADRID
www.ca2m.org

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 37
CIENCIA
ENTRE
DOS
AGUAS

JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ RON

‘Nueva normalidad’, la oportunidad


para repensar el mundo
HEMOS VIVIDOS unos meses terribles y, aunque Si no se sabe, malo, y si no se ha querido, peor, porque
la situación ha mejorado, continuamos bajo la amena- es razonable pensar que el Gobierno ha pretendido ofre-
za de la pandemia provocada por el coronavirus SARS- cer una imagen internacional de la situación española
CoV-2, de la que no estamos seguros si nos golpeará mejor que la real. Y en una democracia no debería haber
de nuevo, ni, si lo hace, cuál será su intensidad. Tam- peor pecado que no decir la verdad o falsear los datos.
poco sabemos cuándo se dispondrá de un tratamiento Pero como decía, lo que me interesa ahora es mi-
eficaz o de una vacuna, aunque afortunadamente exis- rar hacia el futuro.
ten noticias esperanzadoras al respecto. Sin embargo, Hace pocas semanas, cuando la epidemia se sentía
a pesar de estar instalados en semejante precariedad, con mayor dureza, miraba a veces por la ventana de
deberíamos mirar más allá del incierto presente y plan- mi casa a la calle, entonces prácticamente vacía, y pen-
tearnos si es posible extraer algunas lecciones de lo que saba: “Dentro de cincuenta o sesenta años, no dema-
ya hemos experimentado, tanto a nivel mundial como siados más, acaso menos, puede que el panorama sea
al más limitado de nuestro propio terruño, España. muy diferente: cientos de miles de personas, a las que
Me apresuro a decir que, al contrario de lo que han la subida de los mares puede haber despojado de ho-
manifestado algunos en nuestro país, no creo que sal- gares y hábitats, llegarán a ciudades como en la que vivo
gamos de esta situación más fuertes. Todo lo contra- buscando refugio y trabajo”. Aunque posiblemente
rio, se ha hecho más evidente que nunca la fragilidad de las consecuencias del cambio climático no afectarán de-
una economía muy dependiente de “los servicios”. Que masiado a las generaciones a las que pertenecen los, di-
los turistas extranjeros continúen viniendo a España es gamos, mayores de treinta años, la elevación de la
ahora uno de los grandes problemas nacionales. ¿De ver- temperatura y del nivel de los mares, así como la alte-
dad estamos seguros de que España es un destino va- ración de los patrones clásicos del clima, afectarán a todo
cacional seguro y, recíprocamente, que la llegada de tu- el mundo, pero aún más a países que basan una parte
ristas, con pocas medidas de control sanitario, no importante de la economía en el turismo. Surgirá una
afectarán a la difusión del virus? Se trata, claro, de pri- nueva migración, la de los “migrantes climáticos na-
mar la economía sobre la salud pública. cionales”. Un estudio publicado en 2017 en Nature Cli-
Es cierto que nadie podía estar bien preparado para mate Change identificaba 10 probables destinos den-
una crisis como la que nos asola. De acuerdo, pero sin tro de Estados Unidos –ciudades como Austin, Orlando
entrar en suposiciones sobre lo que habría hecho otro o Atlanta– a las que podrían trasladarse los alrededor de
Gobierno, hay detalles claros, como el de que o no se 13 millones de personas del país que se cree se verán
sabe, o no se han querido ofrecer los datos de falleci- obligadas a abandonar sus casas por el aumento del
mientos producidos, que no se limitan a los oficiales. nivel del mar en 2100.

38 EL CULTURAL 26-6-2020
IMAGEN QUE
REFLEJA EL OZONO
SUPERFICIAL
DE LA TIERRA

NASA

Tenemos el deber moral de pensar en las genera- reducido a mínimos. Y todo esto ha sido beneficioso para
ciones que nos siguen y tomar medidas para evitar que el medio ambiente: la contaminación se redujo drásti-
vivan en un mundo peor que el actual. Y esto no lo camente en las grandes ciudades. No olvido, por su-
permite el turismo con sus millones de desplazamien- puesto, que todo esto ha ido acompañado de la pérdida
tos por tierra, mar y aire. Ni tampoco masiva de empleos, de los cuales no
un modo de vivir, una cultura, que es- todos se recuperarán, muchos de es-
timula el disfrute de bares y terrazas, tos pertenecientes al ámbito de los
y, un mal aún más universal, el hábi- EL CAMBIO CLIMÁTICO AFECTARÁ servicios ligados al turismo. Pero de-
to de consumir: el mito del creci- beríamos esforzarnos en encaminar-
miento continuo. “Sostenible” se A TODO EL MUNDO, PERO AÚN MÁS A nos hacia una “nueva normalidad”
dice, como si crecimiento y sosteni- que instale en nuestra sociedad las
bilidad fuesen compatibles a largo pla- PAÍSES QUE BASAN UNA PARTE IMPOR- pocas pero importantes consecuen-
zo en un sistema, la Tierra, con fron- cias beneficiosas de esta pandemia: la
teras claramente limitadas. TANTE DE SU ECONOMÍA EN EL TURISMO lucha contra el cambio climático y la
conservación de la biodiversidad.
ENTRE LAS MUCHAS LECCIONES Desgraciadamente, ahora que los
que la actual pandemia ofrece se halla el que, por ne- confinamientos se han relajado, muchos, los que pue-
cesidad, hemos consumido menos y teletrabajado más den permitírselo (y entre ellos numerosos jóvenes; al-
que antes. La circulación de vehículos privados se ha gunos de los cuales probablemente asisten a manifes-

Entra en taponazul.com
...y descubre todo lo que el AdBlue®
de Fertiberia puede hacer por
tu vehículo y el medio ambiente.

reducción de gases contaminantes

2 6 - 6 - 2 0 2 0 EL CULTURAL 39
ENTRE
C I E N C I A DOS
AGUAS

taciones que urgen a que se tomen medidas para com- eso sí, utilizando ejemplos con demasiadas décadas
batir el cambio climático) muestran un ansia desen- de antigüedad, como que la www se inventó en un la-
frenada de volver a la “vieja normalidad”, la de fre- boratorio de física de altas energías). Lo lógico sería
cuentar bares, playas, viajar… establecer una comisión de expertos para decidir qué
El teletrabajo, al que ahora nos hemos visto obli- campos deberían ser prioritarios, sin que esto signifique
gados a recurrir, debería extenderse y si lo sabemos abandonar a los demás. Una comisión, insisto, de ex-
manejar y se dispone de las facilidades necesarias pue- pertos (que incluya también economistas), no como
de tener consecuencias favorables, tanto medioam- la (penosa) que el Congreso de Diputados ha creado re-
bientales como laborales y sociales. Es imperativo cientemente para la “reconstrucción social y econó-
implementar lo antes posible la tec- mica”, de la que no forman parte pro-
nología 5G, que aumentará la velo- fesionales de valía contrastada de la
cidad de conexión multiplicando ex- economía, el derecho o la sanidad.
ponencialmente el número de
EL CONOCIMIENTO HARÁ A ESPAÑA MÁS La investigación médica debe ser
dispositivos conectados. Y aprove- apoyada, sí, pero más necesario aún es
char las posibilidades de la Inteli-
INDEPENDIENTE. NECESITAMOS MÁS Y que se dote a la sanidad pública, y a
gencia Artificial. quienes la sostienen, de los recursos,
No estoy diciendo nada nuevo si MEJOR CIENCIA, ALIADA CON MÁS Y MEJOR que, como hemos comprobado, no
señalo que la creación de conoci- disponen. Por encima de cualquier
miento constituye una buena receta TECNOLOGÍA PROPIA, NO COMPRADA otra consideración, nunca deberíamos
para que España se sitúe en una si- olvidar, ni perdonar, la muerte de mi-
tuación mejor, más independiente. les de personas mayores a las que, por
Que necesitamos más y mejor ciencia, decisión u omisión (dolosa) no se aten-
aliada con más y mejor tecnología pro- dió como se debía.
pia, no comprada, es algo que se ha di-
cho demasiadas veces, pero sin lle- HE LEÍDO HACE UNOS DÍAS que dos
varse apenas a la práctica. El Premio prestigiosos científicos defienden que
Nobel de Economía Joseph Stiglitz lo se cree una vicepresidencia científica
ha expuesto con claridad en su último en el Gobierno. Entiendo la idea,
libro, Capitalismo progresista (Taurus, pero no la comparto. Formar parte de
2020): “La verdadera fuente de la ‘ri- un gobierno implica ligaduras. La
queza de las naciones’ descansa […] idea de que el Ejecutivo obedezca las
en los avances científicos, que nos en- recomendaciones de un ministro ex-
señan a desentrañar las verdades ocul- perto, es, desgraciadamente, naif.
tas de la naturaleza y a emplearlas para ¿Qué debería hacer ese/a vicepresi-
lograr avances tecnológicos”. Señala, dente/a ante declaraciones como las
asimismo –de forma diferente tam- que ha apoyado toda una ministra del
LOS NIVELES DE
bién lo hace Thomas Piketty en Ca- SALINIDAD MARINOS Gobierno de España, Irene Monte-
pital e ideología (Ediciones Deusto, 2019– uno de los SEGÚN UN ESTUDIO ro, en el sentido de que “el machismo mata más que el
grandes males del mundo actual: la creciente desi- DE VISUALIZACIÓN coronavirus”? Ni es cierto, ni tiene que ver lo uno
gualdad económica: “Parece que evolucionamos de ma- DE LA NASA con lo otro. Lo razonable –y aquí sí que existen pre-
nera resuelta hacia una economía y una democracia cedentes– es crear un consejo asesor de ciencia, en-
del 1 por ciento, por el 1 por ciento [de la población] y cabezado por un científico prestigioso, que formase par-
para el 1 por ciento”. Y sus recetas no significan aban- te del Gabinete del Presidente, con funciones en el
donar ni una democracia liberal, ni el capitalismo (pero Congreso de los Diputados. Se aseguraría así una ma-
sí el actual capitalismo deshumanizado). yor independencia. La cercanía al Ejecutivo no es
Ahora, debido a las circunstancias, parece que somos siempre conveniente, como muestran las dudas que
en España más conscientes de la importancia de la cien- surgen ante muchas de las (benevolentes) manifesta-
cia. Es de esperar que en un futuro inmediato la ten- ciones realizadas estos meses por el director del Cen-
gamos más en cuenta. Y en este punto surgen algunas tro de Coordinación de Alertas y Emergencias, la “cara
cuestiones importantes. No es aventurado imaginar que pública” del Gobierno en la toma de medidas ante la
la biomedicina se verá especialmente favorecida, pero presente pandemia.
científicos de otros campos ya están manifestando Ojalá tanto sufrimiento nos haga reflexionar en
que sus disciplinas son también importantes (a veces, esta mal llamada “nueva normalidad”. ●

40 EL CULTURAL 26-6-2020
ESTO ES LO ÚLTIMO

dominado por una dictadura, pero le cupo la suerte de de-


dicarse al cine, un oficio lleno de heterodoxos entre los que
lograron sobrellevar la tiranía. Y cuando llegó la demo-
cracia, ya era demasiado tarde para andar protestando.
Al final de su vida, murió”.
¿Cuál de sus películas le ha dado más satisfacciones?
Probablemente El vuelo de la Paloma. Reunió a un montón
de amigos del alma.
¿Cree que el cine español tiene buen pulso?
El cine español está cerca de la parálisis, pero los cineas-
tas españoles están muy bien.
¿Han mejorado el cine las plataformas digitales?
Creo que es prematuro juzgar algo que está en pleno
desarrollo. Mi impresión no es demasiado buena, pero
ya se sabe: soy un viejo cascarrabias.
¿Se ha “enchufado” a alguna serie?
Ahora estoy viendo algunas para analizar el lenguaje. Hay
una muy curiosa que se titula Servir y proteger.
¿Qué tipo de música escucha y en qué soporte?
Estoy casado con Rosa León. Eso quiere decir que ten-
ULISES go un dj en casa: James Taylor, María Dolores Pradera, Bi-
llie Eilish, Aznavour, más todos sus incontables amigos de
la música… Y por todos los soportes inventados. Incluso
a veces hay alguna canción en directo.
José Luis García Sánchez ¿Le importa la crítica, le sirve para algo?
Alguien dijo que era imprescindible la autocrítica de los
El director de El vuelo de la paloma quiere adaptar al cine O’Donnell, demás. Sí, la crítica es el mejor síntoma de que tu obra está
viva. Para bien o para mal.
de Galdós. José Luis García Sánchez (Salamanca, 1941) tira del hilo y ¿Entiende, le emociona, el arte contemporáneo?
de memoria en Twitter con Sin ton ni son. Batiburrillo (El mono libre). Naturalmente.
¿Cuál ha sido la última exposición que ha visitado?
La magnífica de los hermanos Machado. No puedo ejer-
¿Qué libro tiene entre manos? cer de crítico porque ese es uno de los más difíciles oficios
Estoy terminando la lectura –¡completa!– de los Episodios de la cultura.
Nacionales a la espera de lanzarme a lo nuevo de Vicent. ¿De qué artista le gustaría tener una obra en casa?
¿Qué le hace abandonar la lectura de un libro? De Goya. En su defecto, de Joaquín Sabina.
Descubrirle la trampa. ¿Qué película le recomendaría al presidente del Gobier-
¿Con qué personaje histórico le gustaría tomar un café? no en estos momentos?
Sin duda, con don Ramón del Valle-Inclán. Para que se relaje un poco en estos tiempos convulsos Una
¿Recuerda el primer libro que leyó? noche en la ópera, de los hermanos Marx.
No fue una lectura, sino la fascinación con un libro, que ¿Le gusta España? Denos sus razones.
era de mirar, no de leer: un atlas de Justus Perthes. Lue- Mucho. Pero tendríamos que hacer un cuestionario más
go ya, los tebeos, Cervantes, Salgari, Quevedo… largo. Otra cosa es si me gustan los españoles. Y ahí… unos
¿Cómo le gusta leer, cuáles son sus hábitos de lectura? más que otros.
Hace poco mi mujer se ha apiadado de mis dificultades ¿Qué primera medida tomaría tras la pandemia para me-
con la vista y me ha regalado un artefacto que no pesa nada jorar e impulsar la situación cultural?
y que permite agrandar la letra en función de la hora del Incluir las actividades artísticas entre las asignaturas no
día: un Kindle. dogmáticas de la educación. Tendrían los chicos la ocasión
¿Qué acontecimiento cultural le hizo cambiar su mane- de elegir entre el teatro, el cine, la música, las artes plás-
ra de ver el mundo? ticas… Sin que eso fuera ventaja ni impedimento para los
Cada día hay uno. estudios obligatorios. Junto a la fórmula del permanga-
¿Cabe una vida como la suya en un tuit? nato sódico, recitar a Calderón. Y podría suponer un tra-
A ver, por ejemplo: “Tuvo la desgracia de nacer en un país bajo remunerado… que estamos tiesos. ●

42 EL CULTURAL 26-6-2020
Creemos en un futuro mejor
para todos, en la fortaleza de
la gente y en sus ganas de
progresar.

Seguimos apoyando el progreso de todos:

• Préstamos y ayudas para Pymes y empresas


• Aportación de 100 M€ para material sanitario, educación e investigación
• Ayuda a las familias aplazando la hipoteca y préstamos de consumo hasta 12 meses
• Servicios de ayuda para nuestros mayores
• Compromiso con el empleo de nuestros profesionales

santander.com
LA BIBLIOTECA
GASTRONÓMICA
DE REFERENCIA
para leer y aprender,
con especialistas de bandera
© New Africa / Shutterstock