Está en la página 1de 85

FACTORES PSICOSOCIALES EN EL CONTEXTO CARCELARIO QUE INFLUYEN

EN LAS MUJERES PRIVADAS DE LA LIBERTAD EN EL CENTRO DE RECLUSION

DE MUJERES VILLA CRISTINA, ARMENIA QUINDIO

ALBA LUCIA GOMEZ

MARIA JIMENA FERNANDEZ

JOHN JAIRO VELASCO VINASCO

UNIVERSIDAD DEL QUINDIO

FACULTAD CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

LICENCIATURA EN PEDAGOGÍA SOCIAL PARA LA REHABILITACIÓN

ARMENIA, QUINDIO

2020
2

FACTORES PSICOSOCIALES EN EL CONTEXTO CARCELARIO QUE INFLUYEN

EN LAS MUJERES PRIVADAS DE LA LIBERTAD EN EL CENTRO DE

RECLUSION DE MUJERES VILLA CRISTINA, ARMENIA QUINDIO

ALBA LUCIA GOMEZ

MARIA JIMENA FERNANDEZ

JOHN JAIRO VELASCO VINASCO

UNIVERSIDAD DEL QUINDIO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

LICENCIATURA EN PEDAGOGÍA SOCIAL PARA LA REHABILITACÓN

ARMENIA, QUINDIO

2020
3

En reconocimiento:

A mi familia que me brindó su apoyo incondicional en los momentos más frágiles de todo este

proceso, a mi hijo que me inspira a transformar realidades para brindarle una mejor sociedad

en los días venideros.

Alba Gómez.

A mi madre que me brindó su apoyo incondicional y a mi hija que es mi girasol en días

nublados. .

A veces, cuando mis pasos son inseguros, tú me transmites esa fuerza que me hace confiar hasta

en mis tropiezos.

Jimena Fernández.

A mi ser superior por llenarme de salud, a la familia por brindarme apoyo y sabiduría en

todo los momentos difíciles, a mi esposa que cada día me lleno de sabiduría y por último y no

menos importante a mi hija por llenar mi alma con amor y fuerza para no desistir de la batalla.

John Jairo Velasco V.


4

Dedicatoria:

Las mujeres que día a día batallan por sus familias, que nadan contra la corriente, logran sus

metas y se fortalecen.
5

Tabla de contenido

1. Introducción..........................................................................................................................6

2. Planteamiento del problema................................................................................................8

2.1 Pregunta problema ..........................................................................................................8

3. Justificación..........................................................................................................................9

4. Objetivos.............................................................................................................................12

4.1 Objetivo general............................................................................................................12

4.2 Objetivos específicos ....................................................................................................12

5. Marco Conceptual..............................................................................................................13

5.1 Subtemas de desarrollo .................................................................................................13

6. Diseño Metodologico ........................................................................................................27

6.1 Poblacion......................................................................................................................27

6.2 Muestra..........................................................................................................................27

6.3 Tipo de Investigacion....................................................................................................27

6.4 Metodo...........................................................................................................................28

6.5 Tecnicas de Recoleccion de la Informacion..................................................................30

7 . Estrategia Pedagógica……………………………………………………………...........48

7.1 Cronograma...................................................................................................................50

8. Anexos ................................................................................................................................54

9. Conclusiones ......................................................................................................................71

10. Bibliografía.......................................................................................................................73
6

1. INTRODUCCIÓN

El presente trabajo parte desde el riesgo psicosocial como marco para aproximarnos al

estudio del proceso de adaptación, de las personas encarceladas, a la vida en prisión. El impacto

de esta vivencia, y de las circunstancias que en ella concurren, ha sido abordado desde diferentes

perspectivas, tales como las habilidades emocionales, la psicología social y la sociología. El

objeto del análisis han sido los cambios que tienen lugar en los individuos en una serie de

variables intrapsíquicas, como la personalidad, los síntomas asociados al estado de ánimo general

(depresión, ansiedad, estrés, etc.), o las habilidades interpersonales. Diversos factores pueden

incidir en el deterioro de estas dimensiones psicológicas de la persona. (Ruiz, 2004).

Las afectaciones psicológicas de las personas en la cárcel es un tema en la actualidad de

vital importancia, el cual se ha estudiado poco y el cual trae consigo diversos daños para miles de

seres humanos, no solo los que se encuentran privados de la libertad sino también para el

conjunto de personas que los rodean, por esto, es un fenómeno primordial para los procesos de

rehabilitación y principalmente para la investigación psicosocial. La cantidad de seres humanos

afectados e involucrados por esta situación hace que esto sea un problemática con un interés para

estudiar y poder identificar las afectaciones, los daños y las consecuencias a nivel emocional,

personal, mental, físico y social.


7

Palabras claves: Factores psicosociales, prisión, adaptación, habilidades interpersonales.


8

2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La privación de la libertad es una problemática social que en la actualidad afecta gran

parte de la población, teniendo así consecuencias psicológicas, emocionales, familiares y

sociales.

El encarcelamiento es una problemática que ocasiona un proceso de adaptación, de las

personas encarceladas, a la vida en prisión. El impacto de esta experiencia, y de las circunstancias

que en ella concurren, ha sido abordado desde diferentes perspectivas.

Los análisis han sido acerca de los cambios que tienen lugar en los individuos en una serie

de variables intrapsíquicas, como la personalidad, los síntomas asociados al estado de ánimo

general (depresión, ansiedad, estrés, etc.), o las habilidades interpersonales. Diversos factores

pueden incidir en el deterioro de estas dimensiones psicológicas de la persona. (Ruiz, 2004).

La privación de la libertad perturba así además toda la vida laboral, social y además,

desencadena una problemática familiar, en donde se puede presentar afectaciones psicológicas.

En la actualidad, este fenómeno ha dejado de ser simplemente un aspecto judicial y se ha

convertido en una problemática psicosocial.

2.1 PREGUNTA PROBLEMATIZADORA


9

¿Cómo incide el contexto carcelario en las mujeres que se encuentran privadas de la libertad en el

Centro de Reclusión Mujeres de Villa Cristina desde los factores de riesgo psicosocial?

3. JUSTIFICACIÓN

En la actualidad, son limitados las investigaciones y los estudios acerca de las

afectaciones emocionales de las personas que se encuentran en la cárcel, lo cual debería ser un

fenómeno primordial para investigar puesto que son muchas las personas involucradas en este

tema.

El impacto de esta vivencia, y de las circunstancias que esta ocurre, ha sido abordado

desde diferentes perspectivas, tales como el desarrollo de habilidades emocionales, desarrollo de

habilidades social.

El mismo hecho de ser encarcelado reviste el carácter de un evento traumático para la

vida de una persona, especialmente si es el primer contacto con la prisión. (Ruiz, 2004)

Además, es de gran importancia tener en cuenta que en este momento y especialmente en

Colombia, las cárceles son lugares, los cuales no reintegran ni rehabilitan al ser humano, sino que

por el contrario lo alejan de la sociedad y por ende de la realidad. Son lugares donde no hay

recursos adecuados para la alimentación, la educación y la salud de los internos y mucho menos

para la salud mental de estos.


10

La pobreza de estímulos tanto ambiental, como social, la ausencia de actividades

institucionales de ocupación del tiempo libre de los internos puede manifestarse en un deterioro

de las habilidades interpersonales de los sujetos. (Ruiz, 2004, p. 121).

Es importante poder comprender las afectaciones de los presos y sus diversas definiciones

acerca del concepto de cárcel para así identificar y comprender sus vivencias, la cual la definen

como una institución, que reeduca y rehabilita a los internos para que puedan integrarse

nuevamente en la comunidad; pero en el contexto se encuentra que esto no se cumple, puesto

que, la cárcel cumple la función de mantener los comportamientos delictivos; lo anterior se da

porque en estas instituciones existen características o mejor dicho, reglas que todos los internos

deben cumplir ya que hacen parte del proceso de adaptación, por ejemplo el control de actitudes

hacia los otros internos y hacia los guardias para así no generar más problemas, la resistencia y

fortaleza física y mental, la represión de emociones, y una desconfianza hacia el otro.

“Sin embargo, la realidad cotidiana se impone ya que la persona que ha estado recluida en

prisión muchos años, que ha superado todos los estadios que son propios a la adaptación

de cualquier ser humano a una situación especialmente dura y exigente como es la

carcelaria, a medida que ve la posibilidad de reintegrarse a la vida en libertad va,

progresivamente, adaptando su comportamiento a las normas sociales que él mismo

transgredió.” (Echeverri, 2010)

El artículo especifica tres tipos de “delincuentes”: los primarios, los ocasionales y los

habituales. El primer grupo son aquellos quienes cometen un crimen una vez en sus vidas y

generalmente no fueron totalmente conscientes de estos, y para los que el ingreso en prisión

supone un gran impacto. El segundo grupo son quienes generalmente cumplen las reglas
11

socialmente establecidas pero que en cualquier oportunidad para beneficio propio cometen

crímenes. Y el último grupo son quienes no cumplen las reglas establecidas y frecuentemente

cometen actos ilegales. (Echeverri, 2010)

Para identificar y comprender las afectaciones psicológicas de los internos es fundamental

analizar algunos aspectos que influyen en la adaptación en la institución como lo son las

personales, familiares y sociales específicas de cada individuo. Es por esto que las afectaciones

psicológicas que se encontraron en el presente artículo son: la ansiedad, la despersonalización, la

autoestima, la pérdida de intimidad, la ausencia de expectativas, la falta de control sobre la propia

vida y la sexualidad.

Las modificaciones a nivel conductual, emocional, somático, interpersonal y cognitivo del

individuo quien se encuentra recluido en la cárcel son significantes y múltiples para cualquiera.

Al ingresar a la cárcel el individuo además de ser privado de su libertad, evidencia un rechazo

total por la sociedad y esto genera en ellos tensión emocional, pierden características propias

evidentemente desde el inicio desde que se les asigna un número, y en la institución son todos

iguales, sin tener en cuenta aspectos específicos individuales. Además, la pérdida de intimidad al

tener que compartir obligatoriamente con otros individuos quienes no conocen.


12

4. OBJETIVOS

4.1. Objetivo general

 Investigar cómo incide el contexto carcelario en las mujeres que se encuentran

privadas de la libertad en el Centro de Reclusión Mujeres de Villa Cristina en la

ciudad de Armenia desde los factores de riesgo psicosocial?

4.2. Objetivos específicos

 Estudiar las relaciones de determinados factores psicosociales con los niveles de estrés

y malestar psicológico en prisión.

 Describir los daños y las afectaciones psicológicas de las mujeres que se encuentran

en la cárcel.
13

5. MARCO CONCEPTUAL

Generalmente las investigaciones se centran en las consecuencias judiciales, médicas o

sociales de las personas que se encuentran privadas en la libertad, pero son pocos los estudios y

los análisis acerca de las afectaciones, daños, consecuencias y secuelas de estas personas. Por

medio de los prejuicios sociales, al referirnos a un prisionero hablamos de un ser humano

culpable y peligroso; sin embargo, pocas son las personas que caen en cuenta que estamos

hablando de seres humanos, con sentimientos, pensamientos, e interacciones sociales; lo anterior

afectado por la reclusión.

El ingresar a la cárcel y todo lo que esto involucra en la vida de un individuo, requiere de

una adaptación al nuevo entorno al que se está enfrentando. Es por esto, que la adaptación al

nuevo ambiente es más compleja, teniendo en cuenta las características específicas a nivel social,

económico y personal.

Se encuentran en la actualidad diversas definiciones acerca del concepto de cárcel, la cual

la definen como una institución, que reeduca y rehabilita a los internos para que puedan

integrarse nuevamente en la comunidad; pero en el contexto se encuentra que esto no se cumple,

puesto que, la cárcel cumple la función de mantener los comportamientos delictivos; lo anterior

se da porque en estas instituciones existen características o mejor dicho, reglas que todos los

internos deben cumplir ya que hacen parte del proceso de adaptación, por ejemplo el control de
14

actitudes hacia los otros internos y hacia los guardias para así no generar más problemas, la

resistencia y fortaleza física y mental, la represión de emociones, y una desconfianza hacia el

otro.

La cárcel, como institución, como ámbito cerrado en sí mismo, exige de las personas que

la padecen un esfuerzo adaptativo constante al encierro que, sin duda, les crea como

consecuencia una serie de distorsiones afectivas, emocionales, cognitivas y perceptivas que se

vislumbran desde el momento de la detención ya que al penado se le despoja hasta de los

símbolos exteriores de su propia autonomía (vestimenta, objetos personales, entre otros).

(Echeverri, 2010)

En las investigaciones revisadas se especifican tres tipos de “delincuentes”: los primarios,

los ocasionales y los habituales. El primer grupo son aquellos quienes cometen un crimen una vez

en sus vidas y generalmente no fueron totalmente conscientes de estos, y para los que el ingreso

en prisión supone un gran impacto. El segundo grupo son quienes generalmente cumplen las

reglas socialmente establecidas pero que en cualquier oportunidad para beneficio propio cometen

crímenes. Y el último grupo son quienes no cumplen las reglas establecidas y frecuentemente

cometen actos ilegales. (Echeverri, 2010)

Al hacer una recopilación detallada de algunas investigaciones se ha encontrado que

grupos vulnerables en los cuales se encuentran dinámicas conflictivas entre la familia o con el

entorno, insatisfacción de las necesidades básicas, exclusión social, antecedentes de violencia y

consumo de SPA; son características de estos grupos que hacen que las conductas delictivas sean

más frecuentes.
15

El interno se encuentra en una situación vulnerable al estar recluido en la cárcel ya que se

halla totalmente frágil hacia cualquier circunstancia puesto que necesita de su familia o de otros

de un apoyo económico y emocional. Además, al estar privado de la libertad el interno debe

enfrentarse a la pérdida de intimidad, a esfuerzos físicos y emocionales, entre otros; lo cual hace

que se afecte el estado mental.

Es por esto que, la familia cumple un papel vital en el proceso de afrontamiento y

adaptación del interno, ya que esta es la base emocional y económica, dónde es fundamental la

organización de esta y su funcionalidad.

“La situación de las familias que tienen un familiar privado de la libertad es crítica, pues

además, de lidiar con su necesidades básicas insatisfechas (NBI), se ven obligadas a

sostenerle económica y emocionalmente, lo que constituye un desgaste doble para una

familia que intenta adaptarse a un medio social, que a menudo se presenta poco acogedor,

hostil y discriminatorio.” (Andrade y Buitriago, 2011 p. 3)

Para identificar y comprender las afectaciones psicológicas de los internos es fundamental

analizar algunos aspectos que influyen en la adaptación en la institución como lo son las

personales, familiares y sociales específicas de cada individuo. Es por esto que las afectaciones

psicológicas que se encontraron en el presente artículo son: la ansiedad, la despersonalización, la

autoestima, la pérdida de intimidad, la ausencia de expectativas, la falta de control sobre la propia

vida y la sexualidad.

Las modificaciones a nivel conductual, emocional, somático, interpersonal y cognitivo del

individuo quien se encuentra recluido en la cárcel son significantes y múltiples para cualquiera.
16

Al ingresar a la cárcel el individuo además de ser privado de su libertad, evidencia un rechazo

total por la sociedad y esto genera en ellos tensión emocional, pierden características propias

evidentemente desde el inicio desde que se les asigna un número, y en la institución son todos

iguales, sin tener en cuenta aspectos específicos individuales. Además, la pérdida de intimidad al

tener que compartir obligatoriamente con otros individuos quienes no conocen

Se encuentran en diversos estudios, que en las primeras semanas de estar en la cárcel se

experimentan mayores niveles de ansiedad y mayor riesgo de suicidios. (Bénezech y Rager, 1987

citados en Ruiz, 2004).

Es por esto que, se encuentran diversas afectaciones psicológicas en los internos,

ocasionadas por la privación de libertad, distanciamiento de la familia y grupo de pares, perdida

de la intimidad y fundamentalmente la violencia entre los mismos internos, provocada por

extorsión económica, roles obligatorios, relaciones sexuales entre sí, compra y venta de SPA,

entre otras.

Además, es de gran importancia identificar la falta de estímulos que integren a los

internos en reglas y roles sociales, se evidencia ausencia de actividades sociales, institucionales,

culturales, deportivas y por lo tanto deterioro en las habilidades interpersonales.

En diversos estudios se encuentra que a pesar de identificar todos los factores y las

afectaciones de los internos, así como las enfermedades y deterioros físicos, las

enfermedades mentales y perturbaciones emocionales, estos no buscan ni encuentran

ayuda médica y menos psicológica; es por esto, que cada vez van a ser más altos los
17

índices de daños personales y la disminución de rehabilitación de los individuos con

conductas delictivas.

Para la conceptualización de esta investigación se requirió de una pertinente indagación y

abordaje de los principales conceptos que permitieron su fundamentación.

En este orden de ideas se encuentra en inicio un artículo titulado Estrés en prisión y

factores psicosociales, por José Ignacio Ruiz, en el cual se encontró que el propósito de dicho

trabajo fue estudiar las relaciones de determinados factores psicosociales con los niveles de estrés

y malestar psicológico en prisión. Una muestra de 60 internos voluntarios de un centro penal

respondió una encuesta sobre apoyo social objetivo, clima emocional, valores grupales, sucesos

en prisión, participación en actividades en prisión, estrés y malestar psicológico. Como resultado

principal se encontró que la percepción de un clima emocional negativo, el conocer más gente en

prisión y la percepción de una dimensión de coacción en la interacción social entre los internos se

asociaban a niveles mayores de estrés y/o malestar psicológico, mientras una mayor

identificación con los objetivos institucionales y el paso del tiempo en prisión mostraban

asociaciones inversas. Los resultados se discuten a la luz de recomendaciones teóricas y

metodológicas acerca del estudio del proceso de adaptación a la prisión.

Por otra parte los autores Lorena Arenas García y Ana Isabel Cerezo Domínguez afirman

El hacinamiento carcelario, presente en la mayor parte de los países latinoamericanos, es

un problema de gran calado social que genera el sufrimiento de miles de personas privadas de

libertad. El lamentable estado de las infraestructuras penitenciarias y las condiciones


18

deshumanizantes en las que transcurre el día a día de los internos comprometen la posición del

Estado como garante de derechos fundamentales. Esta circunstancia ha trascendido a la opinión

pública, de modo que se ha suscitado un debate –ya antiguo– sobre las políticas públicas

desarrolladas en materia penal y penitenciaria. El presente trabajo tiene como objetivo principal

aproximarse a la realidad del sistema penitenciario colombiano, con el fin de analizar, desde una

perspectiva descriptiva y longitudinal, el fenómeno del hacinamiento carcelario para formular

propuestas de mejora. Para tal fin se examinan fuentes de información secundarias provenientes

de distintos ámbitos, como: fuentes estadísticas oficiales, disposiciones legales nacionales e

internacionales, así como estudios de investigación elaborados por académicos e instituciones

públicas. Los principales resultados ponen de relieve los efectos negativos que han ocasionado la

política criminal en el ámbito penitenciario y la necesidad urgente de una nueva orientación.

Arenas, L. & Cerezo, A. (2016). Realidad penitenciaria en Colombia: la necesidad de una nueva

política criminal. Revista Criminalidad, 58 (2): 175-195.

Del texto anterior es correcto afirmar que las autoras comparten un punto valido pues las

degradantes condiciones de muchas cárceles afectan directamente el estilo de vida de los presos y

esto afecta su reintegración a la sociedad.


19

5.1 Contexto carcelario

El vincularse a una institución penitenciaria desde la mirada del recluso implica una

adaptación a unas normas, a una cultura y una política que involucra un cambio de identidad, de

conducta social y emocional no solo para el que ingresa si no para el que se encuentra recluido.

Ordóñez (2006:189) señala que al ingresar en prisión, la persona construye una nueva identidad

caracterizada por tres etapas: separación de la vida social anterior, aislamiento e indeterminación

social y re agregación a una nueva sociedad (la carcelaria) a la que, forzadamente, tendrá que

adaptarse. Por lo tanto los individuos dentro de este contexto empiezan a comprometer sus

factores psicosociales de forma intrínseca y extrínseca.

Es importante que dentro del contexto carcelario el individuo aprenda a potencializar sus

habilidades socioemocionales lo cual le va a permitir una reintegración, entonces si no hay un

buen fortalecimiento de los factores psicosociales, para el individuo será más dispendioso

incorporarse al entorno al que ahora pertenece. Para Añez (2008) “la relación que habitualmente

ha caracterizado a la sociedad y al recluso, viene dada por el vínculo de quien excluye, la

sociedad; y quien es excluido, el detenido; aun ante la latente realidad demostrada científica,

técnica y pedagógicamente, del choque del objetivo de reinserción del detenido contra la

naturaleza misma de esta relación de exclusión, toda vez que es imposible excluir e incluir al

mismo tiempo” Por tanto el éxito o fracaso de la inclusión socio laboral del ex recluso dependerá

tanto del propio individuo como de su entorno social.


20

5.2. Aprendizaje Social

La ambiente del aprendizaje y la conducta del hombre se han visto incidida por la observación

que este determina en su entorno y lo refleja por medio de la imitación, así como el contexto tiene

gran relevancia en la conducta de los individuos y procesos de cognición social como la

motivación y la autorregulación influyen en el aprendizaje de la conducta humana (Bandura

1973)

Según Bandura (1989, p. 485), el aprendizaje puede suceder tanto en una resultado del

reforzamiento como a través del modelamiento u observación. En algún contexto, las personas

aprenden lo que deben y lo que no deben hacer por medio de la observación de las conductas de

quienes parecen saber cómo actuar. No hay duda de que gran parte del aprendizaje de los seres

humanos consiste en igualar la conducta de los demás.

la teoría del aprendizaje social, que como ya se ha señalado se basa en procesos

cognoscitivos, mantiene que algunos pensamientos que se tiene de sí mismo sirven de

protección contra la agresión y la delincuencia, y que, por el contrario, la detención de las

normas sociales, la falta de una autoevaluación y un bajo sentimiento de culpa facilitan la

tarea de los delitos lo cual incide en que los reclusos al llegar a prisión adopten nuevos estilos de

vida por imitación de su contexto. Bandura 1973

Otro punto importante en esta teoría es el concepto de la autoeficacia, a la que Bandura

se refería con la percepción que una persona tiene respecto a su efectividad, los sujetos que
21

presentan una fuerte y equilibrada autoestima y un sentido adecuado de autoeficacia ven las

situaciones difíciles como retos que deberán enfrentar y aquellos que se comportan de manera

inapropiada muestran una pobre opinión de su autoeficacia, manifestando bajas expectativas

y fracasando en las conductas encaminadas a afrontar los problemas comunes entonces si se

retoma al “determinismo reciproco” que sostiene que la conducta es controlada tanto por la

persona como por el ambiente, entonces habrá situaciones que generalizaran y mantendrán

conductas adaptativas, y en la propia opinión del autor estas condiciones son: cuando la nueva

conducta tiene un valor funcional para el individuo; cuando existen apoyos sociales y ambientales

fuertes para la conducta, y cuando la propia autoevaluación del individuo se vuelve un reforzador

importante. Bandura 1973

Por lo tanto el contexto carcelario es un determinador de aprendizajes de conductas por

imitación y el individuo adopta posiciones las cuales son adecuadas e inadecuadas y así mismo

contribuirá a todo el ambiente en el que se desenvuelve aportante a a factores psicosociales que

promueven la organización penitenciaria.

5.3 Modelo de Adaptación


22

Se piensa que las personas en contexto carcelario deben enfrentar desafíos de diferentes

tipos, principalmente en de su propia libertad, así como de las familias, esposos, hijos, amigos,

trabajo y proyecto de vida en general; que de éste tipo de desafíos algunos no son elaborados y

otros se realizan parcialmente; que debido a las circunstancias en los que se suceden, encierran de

manera especial las tendencias al adecuado funcionamiento mental y conductual; que por tanto,

teniendo en cuenta la dimensión de dicha población y el carácter ascendente de la cultura

carcelaria y las obligaciones en aumento de ayuda de intervención psicosocial , se deben

desarrollar estrategias de intervención centradas en el grupo, pero eficaces para asistir el proceso

de ajuste y fortalecimiento de la autoestima donde encontramos un número de personas que se

manifiesta a través de una actitud, donde muestra sus creencias sentimientos y conductas en su

relación con los otros. Es por esto que Roy Castilla incide en el trabajo de salud mental en el

contexto carcelario, esta indica que: “La afectación de la salud mental está ligada a eventos o

circunstancias en entornos familiares, laborales, institucionales, comunitarios y sociales, siendo

uno de esos entornos el medio carcelario y penitenciario, cuyo propósito de resocialización de

los internos, impone que la salud mental adquiera un valor insustituible para el logro de dicho

propósito. En tal sentido, se debe leer a luz de los Derechos Humanos, con el fin de abordar la

Salud Mental como sustratobásico sobre el cual los seres humanos apropien esquemas de

comportamientos sólidos, que soporten prácticas sociales válidas desde losámbitos social,

familiar y comunitario”.

Teniendo en cuenta que el contexto carcelario tiene unas características atípicas y muy

diferentes a cualquier otro sistema u organización social, los factores psicosociales vinculados a

la salud en general y a la mental en particular, se hacen más evidentes en dicho contexto. A esto
23

debe sumarse la estructura de personalidad del recluso, contenido de interés de psiquiatras,

psicólogos y sociólogos quienes han venido en los últimos años describiendo el perfil psicológico

del presidiario. La prevalencia existente de las patologías psiquiátricas en el contexto carcelario

es muy alta tanto por las estructuras de personalidad de base, que conforman el universo de las

penitenciarías, como por las condiciones de vida que deben enfrentar los internos (reclusión,

aislamiento de la familia, hacinamiento y nuevos problemas de convivencia cotidiana entre ellos),

que se convierten en el punto de desplome psicológico en las reclusas y como lo menciona Roy

son los modelos de Adaptación a los que se vincula.

5.4 Factores Psicosociales

Los factores psicosociales usualmente hacen referencia a situaciones que afectan el

bienestar o la salud física, psíquica y social de una organización, es por esto que las penitenciarías

siendo una organización creada para la reeducación de los individuos que cometen delitos según

la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (1999) presente también alteraciones que

conllevan a que los internos adopten comportamientos que provoque daños en la salud física o

mental de propios de las personas que interactúan a diario.


24

Las consecuencias perjudiciales que los factores psicosociales tienen sobre la salud del

individuo hacen referencia a alteraciones fisiológicas y psicosomáticas (dolores de cabeza,

musculares; trastornos del sueño.), psíquicas (falta de atención, estrés, depresión etc.). Esto crea

disfunciones dentro de su entorno dándose un aumento del absentismo, disminución del

rendimiento, problemas de relación, desmotivación; los factores psicosociales hacen referencia a

según Redondo (2008):

 Las características del centro penitenciario

 La imagen que tienen los centros de reclusión.

 Espacio, acondicionamiento y distribución

 Temperatura y ambiente

 Carga mental

 Autonomía y auto concepto

 Supervisión y participación

 Roles

 Intereses

 Relaciones personales

 Dificultad de comunicación

 Fatiga psíquica

 Insomnio

 Neurosis y psicosis

 Depresión
25

 Estrés

 Economía

 Disfunción familiar

 Religión

 Proyecto de vida

5.5 Calidad de Vida

Cada persona en el mundo busca tener una condición de vida que promueva bienestar

integral, la calidad de vida entonces se convierte en una concepto que refleja el indicio de

bienestar desde diferentes factores, ya sea subjetivos como lo son el nivel físico, psicológico y

social o el objetivo que promueve el bienestar material, la salud y una relación armoniosa con el

ambiente físico y la comunidad. Por lo tanto tal como lo comenta Meeberg (1993), muchos otros

términos como satisfacción con la vida, bienestar subjetivo, bienestar, auto reporte en salud,

estado de salud, salud mental, felicidad, ajuste, estado funcional y valores vitales son usados para

designar Calidad de Vida, agregando además que muchos autores no definen lo que para ellos

significa CV, introduciendo confusión acerca de lo que intentan referir.

Sin embargo en la tabla 1 tomada del libro de Terapia Psicológica (2012. P 62), nos

argumentas desde diferentes teorías el concepto de calidad de vida.


26

Entonces Meeberg (1993) sintetiza elementos y atribuye 4 elementos para diferenciar

calidad de vida de otros conceptos:

1. Sentimiento de satisfacción con la vida en general,

2. capacidad mental para evaluar la vida propia como satisfactoria o no,

3. un aceptable estado de salud físico, mental, social y emocional determinado por los

sujetos y

4. una evaluación objetiva realizada por una persona sobre las condiciones de vida.
27
28

6. DISEÑO METODOLOGICO

6.1. POBLACION

Mujeres en privación de libertad del centro de reclusión “Villa Cristina” de Armenia,

Quindío; entre los 18 y 60 años de edad.

6.2. MUESTRA

En el centro de reclusión “Villa Cristina” de Armenia, Quindío hay 250 mujeres en

privación de libertad, sin tener en cuenta las mujeres sindicadas.

De esta población se acogió a 20 mujeres para que hicieran parte del proyecto, vinculando

así al 8% de la población de este centro de reclusión.

6.3. TIPO DE INVESTIGACIÓN

Tiene un enfoque cualitativo pues estaremos investigando que tanto afecta de manera

emocional a las reclusas del centro “Villa Cristina” es también es descriptiva puesto que busca

plantear los hechos más relevantes en los factores psicosociales de las reclusas y darle relevancia
29

a su situación emocional. Y cuantitativa porque por medio de gráficos donde tabularemos

encuestas se darán resultados que nos lleven a unas conclusiones.

6.4. METODO

Trabajo de campo con enfoque cualitativo. Gestalt, Modelo Salutogénico y del Sentido de

Coherencia.

El Arte terapia Gestalt abre una interesante vía para acceder a la subjetividad de la

persona, a sus cuestiones inconclusas que se actualizan aquí y ahora a través de la obra. En

nuestras creaciones materializamos nuestras necesidades más apremiantes y significativas. Así se

establece un diálogo de la persona consigo misma, permitiendo que nuestras imágenes internas

salgan a la luz. Ellas nos cuentan y no se encauzan en un camino de autodescubrimiento,

ampliando nuestra mirada y nuestras posibilidades de vivir una vida más sana y más plena.

Se trata de un diseño exploratorio, descriptivo, correlacionar, que pretende analizar la

relación entre las variables descritas, con énfasis especial en el malestar psicológico y el estrés

como variables dependientes.

Desde esta configuración metodológica se pretende que los actores sociales no expongan

todo lo que son para defenderse, sino que muestren lo que ellos quieren que conozcamos, como el

caso de las reclusas, ellas tienen derecho a decidir si nos cuentan o no sus delitos, son ellas

quienes exponen su postura, en todo caso, y nada más, ya que lo importante es la comunicación.
30

«No se trata de dominar una misma realidad, ni tener los mismos conocimientos, ni comportarse

del mismo modo, ni hacer la misma cosa, sino simplemente saber y poder transmitir lo que soy y

lo que quiero, a la par de saber escuchar y dialogar» (Corona, 2009: 17).

Para este estudio abordar la exclusión en la que viven las mujeres de la cárcel, y la

importancia y vinculación que tiene el empoderamiento en ellas fue preponderante. «Una persona

excluida de la sociedad no solo ha sufrido una ruptura económica, sino también social y vital»

(Vidal, 2009: 7). Por ello para re-empoderar a las mujeres de este proyecto fue necesario asumir

su responsabilización, a través de la toma de conciencia para así trabajar en el cambio de las

estructuras sociales que provocaron su exclusión social.

Vidal (2009) define el empoderamiento como un proceso de activación y señala 5 activos

a desarrollar. Estos son: fuerzas, vínculos, relatos, bienes y derechos, y define al sentido como

algunas de las necesidades de ser, estableciendo la importancia del contar y reconocerse, a uno

mismo y a los otros. Repasar cada uno de estos activos a través del arte sin necesidad de

verbalizarlos permitió que las internas poco a poco retomaran la seguridad en sí mismas.

La experiencia artística facilita que la persona se posicione críticamente ante su realidad y

que se proyecte en el futuro de una forma más integrada. Nadie puede salir de una situación de

exclusión social si antes no ha sido capaz de imaginarse de otra manera, de representarse, de

proyectarse hacia el futuro.


31

6.5. TECNICAS DE RECOLECCIÓN DE LA INFORMACIÓN.

 Ficha recolección de información

 Encuestas

6.5.1. ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE ENCUESTAS

ENCUESTA A CORDINADORES, PSICOLOGOS O TRABAJADORES SOCIALES:

FACTORES PSICOSOCIAL

En el contexto carcelario en las mujeres que se encuentran privadas de la libertad en el

Centro de Reclusión Mujeres de Villa Cristina.

Total de coordinadores entrevistados 13


32

Escala emocional

1. Que incidencia tiene con contexto carcelario en las reclusas

a. Aumenta el estrés

ESTRES

SI
NO

100%
33

De 13 funcionarios entrevistados el 100% coincide en que las mujeres privadas de libertad

aumentan el estado de estrés en el contexto carcelario.

b. Aumenta la depresión

DEPRESIÓN

SI
NO

100%
34

De 13 funcionarios entrevistados el 100% coincide en que las mujeres privadas de libertad

aumentan el estado de depresión en el contexto carcelario.


35

c. Aumenta la autoconfianza

AUTOCONFIANZA

31%

si no
69%
36

De 13 funcionarios entrevistados EL 31% afirman que aumenta la autoconfianza y el 69% afirma

que no aumenta la autoconfianza en las mujeres privadas de liberta que viven en contexto

carcelario.
37

d. Disminuye la esperanza

ESPERANZA

15%
SI
NO

85%

De 13 funcionarios entrevistados EL 85% afirman disminuye la esperanza y el 15% afirma que

no disminuye la esperanza en las mujeres privadas de que se encuentran en contexto carcelario.


38

e. Disminuye su auto concepto

AUTCONCEPTO

SI
NO

100%
39

De 13 funcionarios entrevistados el 100% afirman que disminuye el autoconcepto y el 0 % afirma

que no disminuye el autoconcepto en las mujeres privadas de la libertad que se encuentran en

contexto carcelario.
40

2. Pensamientos suicidas

SUICIDIO

15%
A. AVECES
B. SIEMPRE
C. NUNCA

85%

De 13 funcionarios entrevistados el 85% afirman que a veces hay pensamientos suicidas, el 15%

afirma que siempre tienen pensamientos suicidas y el 0% afirma que nunca hay pensamientos

suicidas en las mujeres privadas de libertad que se encuentran en contexto carcelario.


41

3. Conducta

a. Aumenta agresividad

AGRESIVIDAD

8%
8%
SI
NO
NS/NR

85%
42

De 13 funcionarios entrevistados el 84% afirman que aumenta la agresividad, el 8% afirma que

no aumenta la agresividad en las mujeres privadas de libertad que se encuentran en contexto

carcelario y el 8% no sabe/no responde.


43

Escala social

4. Hacen amigas con facilidad

AMISTAD

SI
46% NO
54%

De 13 funcionarios entrevistados el 54% afirma que se les facilita hacer amigas, el 46% afirma

que no se les facilita hacer amigas a las mujeres privadas de libertad que se encuentran en

contexto carcelario.
44

5. Respetan a sus compañeras

RESPETO

15%

SI
NO

85%
45

De 13 funcionarios entrevistados el 85% afirma respetan a sus compañeras, el 15% afirma que no

respetan a sus compañeras las mujeres privadas de libertad que se encuentran en contexto

carcelario.
46

6. Reciben apoyo familiar

FAMILIA

23%
SI
NO

77%
47

De 13 funcionarios entrevistados el 77% afirma que reciben apoyo familiar, el 23% afirma que

no reciben apoyo familiar las mujeres privadas de libertad que se encuentran en contexto

carcelario.
48

7. Tienen un fuerte lazo afectivo con su familia

AFECTIVIDAD FAMILIAR

23%
SI
NO

77%
49

De 13 funcionarios entrevistados el 77% afirma que gozan de un fuerte lazo afectivo por parte de

su familia, el 23% afirma que no reciben afectividad las mujeres privadas de libertad que se

encuentran en contexto carcelario.


50

7. Tienen respeto por la autoridad

AUTORIDAD

23%
SI
NO

77%
51

De 13 funcionarios entrevistados el 77% afirma que las mujeres privadas de libertad que se

encuentran en contexto carcelario respetan la autoridad, y el 23% afirma que no respetan la

autoridad.
52

8. Se sienten integradas por su grupo de compañeras

INTEGRACIÓN

38% SI
NO
62%
53

De 13 funcionarios entrevistados el 62% afirma que las mujeres privadas de libertad que se

encuentran en contexto carcelario se integran a su grupo de compañeras, y el 38% afirma que no

se integran a su grupo de compañeras.


54

10. Aprovechan el tiempo en actividades artísticas o deportivas

TIEMPO LIBRE

SIEMPRE
38%
A VECES
NUNCA
62%

 PREGUNTAS CUALITATIVAS

1. Que ruta de contención toman cuando tienen reclusas con  procesos psicológicos o

problemáticas emocionales, de agresividad, actos suicidas o auto agresión.


55

R: El inpec está integrado por diferentes áreas, entre ellas está una llamada atención y

tratamiento. En ésta área laboran funcionarios profesionales en psicología, trabajo social. Cuando

las personas privadas de la libertad ingresan al establecimiento se les realizan una serie de

entrevistas para conocer sus problemáticas. Cuando manifiestan problemas psicológicos se les

brinda acompañamiento de la mano del profesional competente. También tienen consultas

médicas y siquiatras cuando son casos extremos, como intentos de suicido.

2. Que Factores sicosociales afecta el contexto carcelario.

R: Los principales factores son el uso de sustancias alucinógenas, pobreza, falta de

oportunidades laborales. Y se observa mucho que las mujeres que ingresan, vienen de familias

con problemas de violencia o abandono y de muy bajos recursos y que sus padres o hermanos

también han estado detenidos por diferentes factores.

3. Aprovechan el tiempo en actividades artísticas o deportivas.

R: En el área de atención y tratamiento se coordinan actividades para la redención de

pena, que además de ayudarles en su parte jurídica para disminuir tiempo de condena, les

permite ocupar su tiempo, se realizan actividades manuales, pintura, tejido, bordado,

elaboración de accesorios para dama. También hay empresas que se unen a esta labor, y

llevan trabajos para que las personas privadas de la libertad laboren, (empresas de fabricación

de jeans, las mujeres privadas de la libertad manejan máquinas de coser para esta actividad).
56

Otras privadas de la libertad, teniendo en cuenta su perfil profesional, dan clases a otras ppl,

otras laboran en la cocina donde se preparan los alimentos para ellas mismas, otras realizan

aseos en áreas comunes...

4. Tienen un fuerte lazo con la familia. Vistas constantes o pocas.

R: El inpec dentro de su Reglamento de régimen interno, estable que las personas

privadas de la libertad deben tener visitas con sus familiares cada siete días. Esto se lleva a cabo

en todos los establecimientos de reclusión, las visitas son los fines de semana, sábados y

domingos. Los sábados ingresan personal masculino, los domingos personal femenino. Los

menores de 18 años ingresan una vez al mes, el día que corresponda según su género para

mayores de 12 y menores de 18. Los menores de 12 años ingresan sólo los domingos, pero una

vez al mes.

5. Diariamente tiene conductas negativas o positivas o esporádicamente.

R: Las conductas negativas se presentan de forma esporádica, y cuando son repetitivas se

brinda acompañamiento psicológico o médico, depende la situación.

6. Respetan la figura de autoridad.


57

R: La mayoría de las PPL, respetan el reglamento interno y las normas carcelarias.

Cuando no es así, se van inmersas en investigaciones disciplinarias internas que afectan su

conducta y a la vez se les dificulta acceder a beneficios administrativos o judiciales, como

redención de pena por parte del juez de ejecución de penas.

7. Que incidencia tiene, el contexto carcelario en las reclusas.

R: La incidencia es baja, podríamos hablar de un porcentaje del 20 a 25 %

aproximadamente. La mayoría de mujeres que inciden es por delitos de hurto y tráfico de

estupefacientes.

6.5.2 RESULTADOS

El contexto carcelario tiene una influencia en las mujeres del centro de reclusión Villa

Cristina, las entrevistas a los funcionarios denotan una perspectiva de los factores psicosociales

que son determinantes para su vida, en la escala emocional se puede observar como los factores

de estrés y depresión aumentan y como su autoconcepto queda disminuido en un 100% y lo cual


58

conlleva a que a veces los pensamientos suicidad formen parte de su cotidianidad, en la escala

social prevalece la ayuda familiar sin embargo el contexto hace que su conducta se modifique y

aumente su agresividad por supervivencia y que los lazos de amistad se vean comprometidos.

Lo anterior da una perspectiva más amplia dela influencia del contexto carcelario en la

vida de las mujeres privadas de la libertad, lo cual determina la importancia de una intervención

donde las reclusas aprovechen su tiempo libre con más eficiencia y dispersar esos factores

psicosociales que influyen de forma concluyente en sus vidas.

7. ESTRATEGIA PEDAGÓGICA

En primera instancia se realiza un diligenciamiento de formatos establecidos para la

recolección de la información para conocer la población y previamente la identificación de

conocimientos y habilidades previas y se realiza sensibilización y apropiamiento de la estrategia

por parte de las personas beneficiadas.

En el desarrollo de las actividades de aprendizaje, el docente y las alumnas destinan

momentos de la clase para reflexionar acerca de los avances, logros y dificultades del proyecto y

de los aprendizajes, para que se realice el ajuste y la regulación del proceso.

 Taller de Reconocimiento de emociones


59

 Talleres de introspección

 Talleres de habilidades para la vida

 Taller de familia y relaciones

 Fortalecimiento de autoestima y auto concepto

La evaluación cualitativa constante del nivel de apropiamiento por parte de las personas

beneficiadas, y del proceso de crecimiento personal es tan significativa para entender este

proceso.

El taller de introspección de hace de manera personalizada abarcando un tiempo para

diligenciar la encuesta la cual nos dará un panorama holístico de los factores psicosociales de

cada una de las reclusas.

Categorí No. Actividad Objetivo Objetivo logros Inter Poblaci Medios e

a Sesi educativo como apoyo venci ón instrumentos

ón al proceso ón a

investigativ carg

o o de:
Emocion 3 Taller del Reflejar Permitir Satisfac Alb reclus Sonido,

al reconocimien en el que las er a as videobeam, lápiz,

to de las interior, reclusas necesid Gó lapicero, hojas,

emociones porque identifiquen ades y mez ficha de

en algún y conozcan deseos recolección de


60

momento y manejen y información

de la vida sus maneja

nos emociones r la

sentimos de forma conduct

positivos adecuada a

negativos

. Y como

manejar

la

situación.
Emocion 3 Taller de Reflexion Ayudar al Tran Jime reclusa Sonido,

al introspección ar sobre sujeto en el quilid na s videobeam, lápiz,

los reconocimie ad Fern lapicero, hojas,

comporta nto de sus ment ánde encuestas

mientos emociones al, z

que no lo cual le empa

permiten permitirá tía

continua un mayor

r con un manejo de

mejor las

estado situaciones.

mental
61

Emocion 5 Talleres Consegui Proponer Estru Jime reclusa Sonido,

al y habilidades r herramienta ctura na s videobeam, lápiz,

social para la vida herramie s que le r las Fern lapicero, hojas,

ntas que permitan al habili ánde material para

permitan sujeto dades z realización de

enfrentar mejorar su y mándalas.

se a las competencia comp

exigencia s para los etenci

s diarias desafíos del as de

diario vivir. cada

sujeto
Emocion 3 Taller de Potencial Facilitar el Unión John Reclus Sonido,

al y familia y izar el balance famili Jairo as videobeam, lápiz,

social relaciones manejo entre lo ar y Velas lapicero, hojas

de las emocional y social co

habilidad lo social

es para un

blandas. bienestar

individual y

colectivo
Emocion 3 Taller Reconoce Brindar Forta Alba Reclus Sonido,

al fortalecimien r su herramienta lecimi Góm as videobeam, lápiz,

to de potencial s que le ento ez lapicero, hojas


62

autoestima y el cual se permitan emoci

auto puede reconocerse onal.

concepto transfor como un ser

mar para útil e

el importante

mejoram para la

iento de sociedad.

mi

calidad

de vida.

7.1 CRONOGRAMA
63
64

8. ANEXOS

8.1. Recolección de información de las reclusas Y Carta compromiso taller de

introspección tejido con sentido.


65
66
67
68
69
70
71
72
73
74
75
76
77
78
79
80

8.2 EVIDENCIA FOTOGRAFICA


81

9. CONCLUSIÓN

Los resultados indican que el espacio carcelario aumenta la vulnerabilidad emocional de

las reclusas, al tiempo que se convierte en un “factor protector” para aquellas personas que

cuentan con un apoyo familiar continuo, sin embargo, para aquellas que son solteras, divorciadas

o en etapa de nido vacío y/o muerte, la privación de la libertad es la continuidad de una más de

sus vulnerabilidades y victimizaciones.

Una de las principales consecuencias emocionales que sufren esta población es la

decepción personal que sienten frente a los demás por considerarse parte de una población

criminal, así como también el tiempo y las oportunidades que perdieron estando presas. Por otra

parte, se evidencia un claro aumento de la ansiedad de las personas, ellas están siempre en la

constante expectativa de que suceda algo que las ayude. Además gran parte de la afectación

psicológica que sufren se debe a que dentro de prisión ellas se ven forzadas a reprimir muchos

sentimientos para no sufrir en la cárcel. Sin embargo esto provoca desequilibrios emocionales

muy fuertes y actitudes negativas cuando estén nuevamente en libertad.

Se ha podido confirmar la capacidad intelectual productiva que tienen las mujeres

privadas de la libertad, condiciones que las llevan al respeto y garantía de los derechos humanos

de las mujeres dentro del centro penitenciario; Fundamentales para el logro de una equidad,

como es el caso del derecho a una vida digna, salud, alimentos y educación las diversas
82

definiciones que se tienen acerca del concepto de CARCEL, es definido como una Institución,

con el fin de reeducar y/o rehabilitar a las reclusas para alcanzar una integración positiva y

productiva para la sociedad.

Dentro del reglamento interno se establecen normas para que estas mujeres puedan

acceder a tener algunas visitas de familiares, estudios, arte, deporte y sobre todo guía religiosa

para que este tipo de espacios les contribuyan a disminuir la sanción judicial tener un crecimiento

personal y satisfactorio al cambio emocional y así mismo reducir los factores de riesgo

psicosocial que les ofrece el contexto carcelario.


83

10. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

-BAUMAN, ZYGMUNT. (2003) “educación en la modernidad liquida” recuperado el 26 de

agosto de 2019 en:

https://www.researchgate.net/publication/304015450_Educacion_en_la_modernidad_liquida

-Echeverri-Vera, J. A. (2010). La prisionalización, sus efectos psicológicos y su evaluación.

Pensando Psicología, 6(11), 157-166. Recuperado a partir de

https://revistas.ucc.edu.co/index.php/pe/article/view/375

-FREIRE, PAULO. REGLUS. (1999) “el fundamento de la educación liberadora” recuperado el

26 de agosto de 2019 en: http://www.ldiogenes.buap.mx/revistas/24/141.pdf

-BAUMAN, ZYGMUNT. (2000) “educación en la modernidad liquida” recuperado el 26 de

agosto de 2019 en:

https://www.researchgate.net/publication/304015450_Educacion_en_la_modernidad_liquida

-ATWOOD, R.; GOLD M.; TAYLOR R. "Two Types of Delinquents and their Institutional

Adjustment". Journal of Consulting and Clinical Psychology, 1989; 57 (1): 68-75

-BELEÑA, M.A.; BAGUENA, M. J. Habilidades interpersonales: efectos de un programa de

entrenamiento en mujeres delincuentes internas. Análisis y Modificación de Conducta. 1992; 18,

(61): 751-772.
84

-BÉNEZECH, M.; RAGER, P. Suicide et Tentative de Suicide en Milieu Carcéral:

Considerations Genérales. Psychologie Medicale. 1987,19(5):613-615.

-BUUNK, B.P.; PEETERS, M. C. Stress at Work, Social Support and Companionship: Towards

an Event-contingent Recording Approach. Work & Stress. 1994; 8 (2), 177-190.

-CABALLERO, J.J. El mundo de los presos. En: F.Jiménez y M. Clemente (comps.): Psicología

social y sistema penal. Madrid. Alianza 1986; 269-302.

-CLEMENTE, M. La organización social informal en la prisión. En M.Clemente, J. Núñez:

Psicología jurídica penitenciaria. 1997; 2:321-356

-Caballero, J. J. (1981), “La conflictividad en las prisiones: una perspectiva histórica y

sociológica”, en Revista de Estudios Penitenciarios, año 12, vol. 168, pp. 232-235.

-Goffman, E. (2007), Internados, Buenos Aires, Amorrortu.

-Hood, R. y Sparks, R. (2006), Problemas clave en criminología, Madrid, Guadarrama.

-López, J. y Vela, A. (2009), “Evaluación psicológica en el medio penitenciario”, en Jiménez

Gómez, F. (ed.), Evaluación psicológica forense (ámbitos delictivos, laboral y elaboración de

informes), Salamanca, Amarú, pp. 65-115.

-Scharg, C. (2004), “Leadership among prison inmates”, en American Sociological Review, vol.

19, p. 37.
85

-Tejedor, A. (2009), “Evaluación psicológica de la delincuencia infantil”, en Jiménez Gómez, F.

(ed.), Evaluación psicológica forense (ámbitos delictivos, laboral y elaboración de informes),

Salamanca, Amarú, pp. 11-62.

-Wheeler, S. (2007), “Socialization in correctional conmunities”, en British Psycholog