Está en la página 1de 4

Carlos Mario Oquendo López Código 1113883

La construcción después de la Pandemia


El mundo cambiante de hoy, impone nuevas tendencias en el campo de los negocios,
ante los retos que surgen a diario, como el caso de la pandemia en este año 2020, hace
reflexionar sobre lo que vendrá después y cómo afrontarlo, por ello, el presente ensayo
tiene como propósito reflexionar sobre las labores que llevará a cabo el sector construcción
en Colombia una vez haya pasado la emergencia impuesta por el covid-19. Por ello, es
necesario conocer la perspectiva de diferentes expertos en este campo, quienes consideran
que desde esta crisis surgirán grandes oportunidades que permitan a las empresas de
construcción salir a flote en esta coyuntura que se presenta desde todos los espacios,
específicamente desde lo económico empresarial.
Se evidencia que las obras en el campo se encuentran paradas en un 80%, debido a las
restricciones que se han generado en la realidad a causa de la pandemia, por ello, en otros
aspectos como en el caso administrativo, se llevan a cabo labores contando con la
virtualidad, para realizar trabajos de planeación que permitan adaptarse a los nuevos retos
que impone la crisis que subyace desde esta situación. En el caso de lo económico, se ha
generado una crisis que no hay duda que se debe atender, por ello, es necesario solicitar al
gobierno nacional, para lograr controlar dicha crisis, por ello, es necesario aprovechar esta
crisis como una oportunidad, con la finalidad de promover los diferentes elementos que se
relacionan con el campo de la construcción mediante la virtualidad, desde las ventas, hasta
la cadena de suministros, entre otras acciones que allí se llevan a cabo.
Es desde allí, donde surge la necesidad de que las empresas de construcción se
conviertan en más efectivas, a pesar de ello, es necesario adentrarse en el abordaje de la
mano de obra, quienes debido sus necesidades económica, es probable que se separen del
sector construcción, porque ese tejido social que labora allí, son quienes sufren las
consecuencias, no obstante, la idea es la reconstrucción de ese tejido en un término no
mayor de 90 días, para que se logre la reactivación del equipo de construcción. Por otro
lado, se encuentra la adquisición de materiales, lo cual, es un reto, aun y cuando se cuenta
con los proveedores quienes están dispuestos a prestar sus servicios para contar con los
insumos necesarios.
Por ello, es necesario que el gobierno, le ofrezca prioridades al sector construcción, para
que se logre generar en los compradores, posibilidades que les permitan acceder a la
compra, con tasas de intereses bajas. Es decir, se está buscando un escenario diferente para
atender los desistimientos y que no afecten los flujos de caja de manera significativa, de
esta manera, es necesario comprender que la relación oferta-demandase se verá muy
afectada, porque los resultados de las obras no serán los más adecuados, dado que la
reactivación paulita niña tendrá una reactivación muy lenta.
A lo anterior, se le suma el escenario impuesto por el crédito constructor, donde la banca
se ha mostrado dispuesta para lograr unas tasas blandas que le permita al campo constructor
desarrollar situaciones que favorezcan a todos los involucrados, con la finalidad de generar
soluciones solventes. Otra de las realidades que se presentan en este caso, son las
densidades de la construcción, donde se deberá cambiar la perspectiva, donde incluso, se
debe tomar en cuenta la construcción de interés social, porque se cambiará la generación de
proyectos, donde entrará en vigencia la construcción por etapas para lograr el desarrollo
adecuado del sector.
Ahora bien, es necesario referir la realidad de los créditos hipotecarios, los cuales, se
encuentran ya muy organizados, por lo que el modelo se mantendrá de igual forma como se
ha aplicado hasta el momento, es decir, ese sector financiero se mantendrá a pesar de la
crisis, no obstante, es necesario comprender que se deben generar nuevas formas de
financiamiento, para lograr darle validez a la relación del sector construcción con la banca,
para poder establecer negocios de una manera efectiva.
Se trata de asumir nuevas realidades, como es el caso de considerar la opción del bis,
donde el gobierno debe promover una dinámica que les permita a los compradores entrar en
proyectos de interés social, donde se atiendan curvas de aprendizaje de menor impacto,
para que así las empresas de construcción se generen aspectos en la parte práctica, donde
los mercados den prioridad a la financiación y a los subsidios. Por ello, se han generado
algunos mecanismos de acción, para generar subsidios desde el gobierno nacional, por ello,
toma vigencia la existencia de proyectos pequeños, donde el capital no corra riesgo, como
una forma de sobrevivir ante esta crisis.
Por ello, es necesario fortalecer patrimonialmente a las constructoras, a pesar de ello, en
el caso de las constructoras pequeñas, se enfrentan a un reto complejo, porque tienen menos
maniobra, por ello, las organizaciones grandes, son las que tienen mayor vigencia, para
lograr salir adelante porque poseen proyectos en diferentes niveles, lo cual, impone un
panorama complicado en la realidad. Ante esta realidad, es necesario referir lo que sucederá
con los centros comerciales y los hoteles que en algún momento cerraran debido a la crisis,
por lo que se contará con esta infraestructura, es decir, se asume la reconversión de dicha
infraestructura, donde se compran edificios para ser remodelados y conducidos a un sector,
donde sea necesario en la realidad. Desde luego, existen ciudades pequeñas donde aún no
se logra esta visión, por ello, es necesario tener en cuenta las oportunidades que se
presentan en este escenario.
Por tanto, se cambiará la visión de la demanda, donde se asumen nuevos estándares de
construcción, donde se desarrollen diseños para familias muy pequeñas o para la
individualidad, donde prime la valoración del teletrabajo, es decir la vivienda bis, debe
contemplar la existencia de dichos espacios, por lo que en el mercadeo entra en juego este
particular, lo cual, es esencial para promover la interacción laboral, además que el campo
de las comunicaciones es necesario, por lo que se debe destinar metros cuadrados para tales
situaciones.
Al respecto, se dará un giro, donde se consideren perfiles de conocimiento, donde se
integre el dominio de competencias digitales, para que se logre un trabajo en línea, como
uno de los elementos comunes en la realidad, por ello, es necesario que se apunte hacia la
complementariedad, empleando plataformas donde se genere un trabajo entre diferentes
profesionales, como una de las formas relevantes. Por tanto, toma importancia las
construcción en ciudades intermedias, donde se tenga empleados de una naturaleza remota,
donde aumente la calidad de vida de las personas y así estabilizarse en una ciudad donde se
logre atender aspectos como incluso los familiares.
En consecuencia, la reinvención del sector de construcción es urgente, por lo que el
modelo debe ir más allá de procesos de compra y venta, por ello, el modelo de crédito
hipotecario debe cambiar, para que las personas logren la adquisición de una vivienda
propia, sobre todo las personas que laboran en sectores de economía informal. En síntesis,
es necesario referir la importancia que posee el sector construcción, y como desde este
sector se atenderá la crisis que subyace desde la pandemia, por lo que es necesaria la
digitalización, como una forma de reinvención de los procesos que están relacionados con
el sector, además de tomar en cuenta los riesgos que se pueden presentar en la realidad, por
ello, es necesario considerar la vigencia de desarrollo de proyectos que se encuentren en
equilibrio y así se reducen los riesgos en todos los sectores.